War of Hearts. // stony stogers

El adinerado hombre dotado con inteligencia: Anthony Edward Stark, decidió formar una bella familia con el adorado Steve Rogers. Una vez casados, decidieron adoptar un pequeño niño, al que decidieron ponerle el nombre de Peter. La familia Stark Rogers vivía en paz, con amor. Todo eso se verá afectado con la aparición del soldado Bucky Barnes nuevamente en la vida del amado Capitán América.

0Me gustan
0Comentarios
915Vistas

3. III

Una vez que JARVIS haya vuelto a ser un programa libre por decirlo así, se encargó de rescatar todo lo que Tony resguardo de información en la casa de Manhattan. Que realmente no era mucho. Pero un archivo en específico le llamó la atención a Steve.

— ¿Qué es el EXTREMIS?

— ¿Él qué, Steve?

— Aquí dice "EXTREMIS, FASE 1"

— JARVIS, examina el programa EXTREMIS.

— Sí coronel. Aquí dice que el programa o iniciativa EXTREMIS es para ir a una corteza muy en el fondo del cerebro que indica que nuestro ADN es modificable. Han hecho muchas pruebas con él, y el enlace del EXTREMIS con el ADN humano han sido exitosos.

— Pero, estamos de acuerdo que si hubieran sido exitosos, ¿Tony no a hubiese puesto a buscar sobre eso, o sí?

— Aquí dice que ante ayer, alguien llamado Aldrich Killian visitó Stark Industries a presentar un proyecto relacionado con modificación genética.

— Tony, Tony ayúdame a descifrar todo esto.

— Capitán, relájese.

— Rhodey, mejor que nadie sabes lo desesperado que estoy por encontrar a Tony.

— Capitán, un tal Bucky Barnes le está llamando por teléfono.

— Gracias JARVIS, iré a contestar.

— Capitán, contesté aquí. Sus intenciones se ven hostiles.

Steve, más confundido que nunca aceptó lo que JARVIS sugirió y contestó la llamada ahí.

— Qué tal Bucky, ¿cómo vas?

— ¿Tú como vas?

— Ahh, normal, cuidando a Peter. 

— ¿Quién es Peter? 

Ahí Steve y Rhodey comprendieron todo, era una trampa que Bucky haya "vuelto".

— No eres Bucky, ¿qué has hecho? 

— Ow... el Capitán América. El hombre que quiere vivir fingiendo que se puede estar sin una guerra. 

— ¡Quién quiera que seas, dime qué le has hecho a Anthony!

— No sea impaciente capitán, pronto recibirá lo que merece. Y esto no es personal. Y por cierto coronel, debería estar cuidando a su presidente. Y créame, nada ni nadie, ni su Dios podrá cuidarlo. La patria estadounidense tiene que pagar todo lo que ha hecho.

Y la llamada se finalizó ahí, alterando aún más la situación en la que se encontraba Steve.

— JARVIS, llama a la agente Romanoff.

— Ya lo había hecho Capitán.

— FRIDAY, si me escuchas, en cuanto llegue la agente Romanoff, muestrale todo esto. Ella sabrá que hacer con Peter.

— Si, señor. ¿Y que pasará con la señorita Potts?

— Ella está a salvo en Stark Industries con Happy.

— Me temo que no es así, señor.

— ¿A que te refieres JARVIS?

JARVIS desplegó una pantalla gigante dejando a la vista dónde hubo una explosión, al parecer el Teatro Chino de Manhattan. Horas después de lo sucedido, dijeron que uno de los gravemente heridos había sido Happy, ex guardaespaldas del multimillonario Tony Stark, ahora al servicio de la nueva directora de Stark Industries; Pepper Potts.

— Ahora si estoy más perdido que nada, solamente a Tony se le ocurre amenazar a un terrorista.

— Capitán... Tony siempre habló de usted y Peter. Quiso mantenerlos a salvo... de todo lo que pudiese.

— Coronel, Anthony no supo medir el peligro. Como dijo Thor una vez, jugó con fuerzas que no comprende. ¿Todo éste tiempo estuvo en la casa de Manhattan?

— Sí... precisamente, para protegerlos a usted y a Peter. Stark lo ama más que a su propia vida, capitán.

Steve no pudo contener más las lágrimas de coraje y tristeza. Anthony le había ocultado la verdad detrás de ese ataque de celos que tuvo a principios del año. Y es que no eran celos, era su miedo a perderlo.

— JARVIS, examina la escena del teatro y dinos que encuentras.

— Hay un registro de una temperatura que supera los 3 mil grados Celsius.

— Eso es imposible.

— Hay siluetas marcadas en las paredes que estaban expuestas a menos de 100 metros que pulverizó al instante.

— Retira todo lugar dónde el mandarín haya atacado.

— El último fue en Tennesse, Capitán.

— JARVIS, quiero saberlo todo. 

— Capitán... 

— ¿Sí Coronel? 

— Se está comportando igual que Tony... 

 
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...