Wherever you are | Luke Hemmings.

TN, quedo huérfana a los dos años y paso de casa hogar a casa hogar.
Las personas la volvían a internar a la casa hogar excusandose de que la niña sufría de depresión.
Pero ella, ¿para qué quería vivir si no tenia a nadie que la quisiera de verdad? Y eso cambia cuando conoce al dulce Luke Hemmings que la hace volver a sonreír. Pero ella misma sabe que la felicidad no dura para siempre.

9Me gustan
2Comentarios
299Vistas

1. 1: "El comienzo"

•TN POV•

Bueno, otro día más. No puede ser más malo de lo que ya lo es, tengo que empezar desde cero de nuevo, como si no estuviera acostumbrada a hacerlo. Dos hogares, me han echado de dos hogares.

Y siempre seguía volviendo al la misma desgarbada casa hogar, viendo los mismos rostros con expresiones de pena en sus caras.

"Oh, volvió de nuevo. Escuche que esta es la segunda vez que la devuelven. Pobrecilla"

Murmuraban a mis espaldas y después de eso, trataban de ser mis amigos, ¿Qué demonios pensaban? No por ser por así decirlo una abandonada, me iba a rebajar a esperar a que me tuvieran lástima.

—¿Cómo te sientes?—me pregunto, Maggie. Una viejita amable, que llevaba trabajando ahí desde que tenia memoria. Ella mejor que nadie sabia todo lo que había pasado, desde el primero hasta el último de mis días en esa horrible casa hogar.

—Como siempre—murmure, con la voz apagada y bajando la mirada.

Ahora, mis supuestos "padres" estaban hablando con Marie. La que se podría decir dueña de la casa hogar. Ya no era una niña, tenia 16 años y estaba al tanto de lo que iba a pasar después, ya había pasado por esto dos veces.

Ya nada podría salvarme, me quedaban dos años en esta casa hogar, después me transferirían a la casa de adolescentes y tendría la libertad de irme cuando quisiera.

Solo había durado una semana en la casa de los señores que me habían adoptado, y al final se habían dado por vencidos y habían decidido regresarme.

Marie asomo su negra cabellera por la puerta de su oficina, me dedico una sonrisa de disculpa y me hizo una señal para que entrara.

Suspire mientras me levantaba.

Ya estaba acostumbrada a eso. No me iba a afectar más de lo que ya estaba

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...