Unique

Un romance inesperado y repentino, que terminara de igual manera. Claro...a menos que el amor mismo, logre unirlos de nuevo.

31Me gustan
53Comentarios
2797Vistas
AA

3. Capitulo Dos

Capitulo Dos

 

 

Cierro mis ojos por un momento, el brillo de la computadora lastima mi mirada; hoy desperté con un poco de resaca después de la fiesta de anoche, eh estado pegado toda la mañana a esta computadora y siento que mi cabeza va a explotar.

 

Me pongo de pie, tomo mi termo de café y camino hacia el ventanal de mi oficina; parece que hoy será un lindo día. Estaría bien salir con mis amigos un rato, tal vez ir a jugar golf por la tarde; suena a un plan perfecto, pero no creo que sea posible. Tengo algo de trabajo y quien sabe a qué hora terminare.

 

Le doy un trago a mi café, el simple sabor me provoca nauseas; pero me controlo, el café caliente es lo único que me ayudara con esta terrible resaca.

 

Escucho a mis espaldas el ruido de la puerta, doy la media vuelta.

 

-Nos quiere ver el jefe en su oficina –dice mi rubio amigo asomando medio cuerpo por la puerta

-¿Sabes por qué? –pregunto levantando una ceja

-No, realmente no lo sé –contesta levantando los hombros- Nos cito a los cinco, me parece extraño –agrego

-Ahorita voy –respondo

-Nos vemos allá, iré a avisarle a los demás –comenta

 

Respondo asintiendo con la cabeza, doy un par de pasos; dejo mi termo sobre el escritorio. Salgo de mi oficina, camino con cierta flojera hacia la oficina, bostezo antes de entrar; caramba…me siento pesimamente cansado. Tomo la manija de la puerta, entro a la oficina.

 

Dentro ya se encuentras los demás de pie frente al escritorio de Steve, solo faltaba yo; parece que me tarde más de lo normal al caminar acá.

 

-Buenos días –digo educadamente a todos, cierro la puerta detrás de mi

-Buenos días –responden todos al uniso

-Te estábamos esperando solo a ti –comenta el señor Moore

-Disculpen mi tardanza –respondo sin dar explicación de mi demora, me pongo de pie junto a mi compañero Liam

-Bueno empezare eh iré directo al grano –comenta Steve bastante serio- Mi hija Grace va a casarse, se comprometió oficialmente ayer y planean que la boda sea en dos semanas –agrega, no entiendo porque tiene que ver con nosotros- Como adivinaran será un caos esa planeación, así que mi esposa y yo nos iremos de viaje este tiempo y no podre enfocarme al cien en mis negocios; por eso les mande llamar –comenta- Ustedes cinco son de mi total confianza, llevan poco tiempo aquí pero han demostrado sus capacidades –sonríe

-Gracias señor por la confianza –comenta mi moreno amigo, Zayn- Díganos ¿En qué podemos ayudarle? –agrega

-Liam, Zayn, Niall y Louis; los dejare a cargo de todo en esta empresa, como si fueran yo, cualquier decisión que se deba tomar por el bien de la empresa la tomaran ustedes –contesta- ¿Pueden con ese encargo? –pregunta levantando una ceja, yo no entiendo que hago aquí

-Por supuesto –contesta Niall

-Confié en nosotros –responde Louis sonriente

-Puede irse tranquilo de viaje, su negocio estará bien cuidado señor –agrega Liam

-Yo se que harán un buen trabajo –sonríe Steve-Ahora Harry…-me mira fijamente, es mi turno- Mi hija a contratado una organizadora para su boda, así que tu trabajo será hacer mi papel en todo eso –comenta- Cualquier decisión de la boda la tomaras tu como si fuera yo, sin importar cual sea; tu estas a cargo de eso ¿Estamos? –concluye

-Claro señor –respondo asintiendo con la cabeza

-Es tu responsabilidad que mi hija no se gaste todo mi dinero en su fiesta –comenta con cierto humor y seriedad al mismo tiempo

-Yo protegeré sus bienes señor –contesto

-Yo se que lo harás –comenta- Bueno chicos, el vuelo a las islas Fiji sale a las ocho de la noche; pero me retirare en un par de horas –dice mirando el reloj en su muñeca- Así que por ultimo les digo que me estaré comunicando diariamente con ustedes para saber que todo está bien –comenta- Bueno chicos, pueden…-guarda silencio puesto que algo llama su atención detrás de nosotros

-Dile a mi mamá que no importa el color de mi cabello porque yo no soy la que se va a casar –la voz llama por completo mi atención, la reconocería a kilómetros después de que me susurro a mi oído

 

Doy la media vuelta y al veo, es la chica de anoche. Su cabellera morada peinada en ondas algo alborotada, su rostro sin un rastro de maquillaje; viste unos skinny jeans color verde musgo, una blusa de manga larga color blanco y un chaleco tono mostaza, sus converse blancos mas bien parecen negros de mugre.

 

Da un par de pasos más, parece no notar nuestra presencia; puedo apreciar mejor su rostro. Su nariz es casi perfecta, sus pómulos bien marcados, sus ojos de un color almendra precioso que resaltan con lo negro de sus largas pestañas.

 

-Dile por favor papá –insiste, cruza los brazos

 

Sus labios llaman mi atención, son pequeños pero carnosos. De repente la curiosidad por besarla me viene a la cabeza.

 

-Hija, espérame un momento y hablamos del color de tu cabello –la voz de mi jefe me hace reaccionar- Estoy en una junta importante –agrega

-Oh...lo siento –contesta ella- No los vi chicos, una…-guarda silencio, me mira fijamente- Disculpa –agrega, sonríe mirandome fijamente- Espero afuera papá, mientras terminas tu junta –comenta

-Perfecto hija, no tardo –contesta Steve

-Adiós Harry –dice sonriente

 

No puedo responder, me quedo congelado. La veo salir de la oficina, siento la mirada acusadora de msi amigos y de Steve. Me limito a aparentar que nada sucedió, respiro hondo.

 

-Bueno, se pueden retirar; eso era todo –dice Steve mirandome fijamente

-Nos vemos señor Moore –comenta Liam

-que tenga buen viaje –comentan todos al uniso

-Con permiso Steve –contesto

-Espera un momento Harry, quisiera platicar contigo de algo mas –dice mirandome fijamente, respondo asintiendo con la cabeza

 

Veo a mis compañeros salir de la oficina, trago saliva; espero no estar en problemas

 

-Toma asiento Harry –dice Steve, toma asiento en su gran silla detrás de su escritorio

-Gracias –respondo, obedezco

-¿Así que conoces a mi hija? –dice serio

-No, realmente no –respondo sincero

-Bueno, a mi me parece que ella a ti si –comenta

-Es algo complicado –respondo- Ayer por la noche me la encontré en una tienda, cruzamos un par de palabras y fue todo –agrego- No sabía que era su hija, de hecho no sabía que tenía otra hija además de Grace –comento sinceramente

-Entiendo, fue un encuentro casual –dice tranquilo- Bueno, pocos conocen a mi hija Alessia –agrega- A ella no le gustaba nuestro estilo de vida, siempre fue mas…rara –comenta- Prefiere pasar las horas encerrada con música, viendo películas; nunca le gustaba salir a cosas sociales con nosotros –agrega- Hace tres años decidió irse de casa para viajar por el mundo, desde entonces no la veíamos hasta ayer por la tarde que llego de Italia; viene exclusivamente a la boda de su hermana para después irse –comenta- Aunque te confesare algo hijo, espero y cambie de opinión y se quede en Londres; ella es mi pequeña y la extraño –dice sincero

-Sí, ella parece especial; diferente a Grace –comento

-Bastante, ojala y la conozcas bien antes de que se vaya –contesta- Bueno hijo, no te quito mas tiempo; dejo que regreses a tus labores –agrega

-Si señor –me pongo de pie

-¿Puedo pedirte un favor? –pregunta

-Lo que sea señor –respondo

-Cuida a Alessia –contesta- Estoy seguro que necesitara de un amigo, me gustaría que ese fueses tu –agrega

 

Respondo asintiendo con la cabeza y con una sonrisa tenue en mi rostro. Me doy al media vuelta y salgo de la oficina, volteo a mi alrededor y parece que Unique no está cerca, tal vez andará paseando por ahí. Camino a mi oficina, abro la puerta.

 

-Hola ricitos –dice Unique sonriente sentada en mi silla detrás del escritorio

-Hola Alessia –respondo amable

-Así que mi padre te dijo mi nombre –contesta pensativa- Caray…yo quería que lo adivinaras –agrega

-Dijiste que tenias un nombre ordinario y común –comento- Alessia no lo es, jamás lo habría adivinado –contesto, camino hacia el escritorio- ¿Cómo encontraste mi oficina? -pregunto

-Adivine –ríe- Le pregunte a uno de los otros chicos –agrega levantando los hombros- ¿Por qué ayer no me dijiste que trabajabas para mi papá? –dice curiosa

-No sabía que eras hija de mi jefe –respondo

-Oh…-contesta- Aun así, debí de haber adivinado que eras un invitado de su fiesta de compromiso por como estabas vestido –agrega

-¿Por qué no estabas en la fiesta de tu hermana? –pregunto

-Te lo dije ayer, me perdí –contesta

 

Estoy por preguntarle algo mas, pero el ruido de mi puerta me interrumpe; doy la media vuelta

 

-Señorita Alessia, su padre la espera en su oficina –comenta Amanda desde la puerta

-Ya  voy, gracias –responde amablemente

 

Amanda cierra la puerta, Alessia se pone de pie

 

-Me voy Harry, te dejo trabajar –comenta-Tienes una linda oficina –agrega

-Gracias –respondo

-Wow...- camina hacia mí, se detiene a escasos centímetros de mi- Que bonitos ojos tienes –casi puedo sentir su respiración chocar con la mía

-Gracias...-balbuceo, los nervios me atacan

-Más bien habrá que agradecerle a la genética que tu rostro sea casi perfecto –comenta, sonríe provocadoramente; acerca su rostro aun mas al mío, me siento hipnotizado- Adiós –susurra

 

Deposita un beso en mi mejilla, me provoca escalofríos de pies a cabeza. Se separa de mi y sonríe, guiña un ojo; la veo salir de la oficina. Me quedo momificado en mi lugar. Mi respiración es agitada, mis latidos se aceleran.

 

Vaya que mujer, provocadora de pies a cabeza; ni mencionar que es realmente atractiva.

 

Honestamente, después de ayer pensé que no volvería verla; vaya sorpresas que da la vida. ¿No?

 

Sacudo levemente la cabeza, tengo que enfocarme en mi trabajo y olvidarme un poco de ella. Tomo asiento en mi lugar, miro la pantalla de la computadora; un pequeño post- it color verde llama mi atención. Lo tomo, leo lo escrito en él:

 

“Fue bueno conocerte ricitos, mejor aun saber que podemos volver a vernos”

 

Una sonrisa involuntaria se marca en mi rostro, vaya que esta chica es especial.

 

 

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...