ABAJO LOS HOMBRES

Victoria Harris, es una soñadora y una romántica empedernida, ha buscado el amor desde que comenzó a gustarle el género opuesto, pero lo que la vida le ha dado es todo lo contrario. Desde su primera confesión todo fue de mal en peor, conociendo pasteles y recibiendo plantones, por esto termina desechando el amor y odiando a morir a los hombres…o al menos eso pretende.
Jared Merill-Brown no tiene nada de romántico y mucho menos de soñador, de hecho con lo que nunca ha soñado—ni piensa hacerlo en un futuro— es verse babeando por una mujer para que lo dome y lo tenga como un perro tras sus faldas. Un hombre exitoso, siempre consigue lo que quiere, con cuerpazo de dios griego y sonrisa perfecta dan el resultado de un mujeriego en potencia. Hasta que literalmente se cae y con él su mundo.
La vida da muchas vueltas y encontramos el amor en el momento y de la manera más inesperada, pero ¿podrán dos tercos que no dan su brazo a torcer aceptar el amor que los golpea?

5Me gustan
6Comentarios
759Vistas
AA

6. Capitulo 6

Después de haber ayudado a Jared con su resfrió- que le duro como tres semanas-  la convivencia entre nosotros se hizo más… amena, por decirlo de alguna manera, hubieron menos estropicios- aunque aun me debe la del baño, el infeliz aún se sonríe de vez en cuando-, mas acercamientos (no del plano sexual, puedo estar hirviendo, pero jamás pasara nada con él, además aun no encuentro algo que lo haga diferente de los otros), sin embargo él seguía con su idea de “nena se que te encanto” y “déjate llevar y pasemos un buen rato” pfff como si eso resultara, lo que él busca son revolcones, yo en cambio quiero una relación, supongo que esto de los “affairs” no es lo mío busco—o buscaba— estabilidad y pareciera que eso mismo ahuyenta a todos los hombres.

Aunque para que estamos con cosas ¿hoy en día quién quiere comprometerse? Quizá sí debería cambiar mi switch  y “disfrutar más la vida”…quizá sí debería lanzarme con Jared.

¿Qué cagadas digo? El celibato me está afectando el cerebro.

Ya que estuve tres semanas cuidando al “fortachón”, Ivette se quedó atendiendo la tienda, a veces la iba ayudar, pero Jared me consumía toda…el tiempo quiero decir… sí ¡eso!

¡Hombres! Son unos bebes.

Como sea, después de esas tres semanas fue momento de volver al trabajo. Jared ya podía cuidarse solo, y estaba atendiendo su empresa desde la casa.

Dos semanas habían pasado ya desde que lo deje solo, a veces nos encontrábamos y a pesar de que lo encuentre un troglodita, igual me sacaba sonrisas, es que es el hombre más menso que he conocido… ¿qué hago?... ¿estoy sonriendo?...

 

¡No victoria, controla esas hormonas!

Sacudo mi cabeza para ahuyentar esa endiablada sonrisa. Termino de peinarme y hacerme una cola de caballo. Me pinto algo mis labios y me echo un poco de rímel en las pestañas. Hoy no ando en mi modo “femme fatale”, sino más bien “me importa un coco lo que piensen los demás”, miro mi conjunto en el espejo, una polera con la frase “bitch, please”, calzas y mis converse regalonas. Nada combina, pero…ya saben.

Son las nueve y media de la mañana e Ivette aún está dormida. Es un ogro cuando se trata de levantarse temprano para ir a trabajar, prefiere miles veces salir tarde. Voy a su cuarto y entre abro la puerta. Ahí estaba, con media colcha tirada en el suelo, pelo enmarañado y roncando…Steve de amarla mucho.

—Ivette me voy—susurro

Me responde con un gruñido y me alejo lo antes posible.

Cuando voy saliendo me encuentro con que Jared también lo hace.

—Victoria ¡hola!—dice regalándome una brillante sonrisa.

—Hola Jared. Veo que ya estas repuesto—y bien repuesto, creo que hasta tiene más músculos… ¡pero si estuvo enfermo!... y aun así esta como para comérselo.

 

¡Arg! Victoria no pienses en esas cosas, no le des el gusto de caer.

 

—Síp, es que alguien cuido bien de mi—dice muy picaron y guiñándome un ojo ¿Saben lo matador que es eso?

Ufff ¿hace calor o son ideas mías?....quizá es mi periodo de ovulación o estoy en mi día pick de fertilidad y por eso ando libidinosa.

—Me alegro que estés mejor—medio sonrió—bueno nos vemos—me apresuro a irme cuando…

— ¡Victoria espera!—me agarra. Veo sus dedos alrededor de mi brazo. Aquella mano áspera y cálida hace lucir mi brazo frágil.

Me mira un poco sorprendido—ahhh…tengo mi auto abajo, yo…hmmm, yo podría llevarte al trabajo—dice finalmente.

¿Este hombre duda? ¿Huelo nerviosismo?

—Ehhh…mi trabajo está más o menos cerca, no te mole…

—No es molestia—sonríe radiante— ¡vamos!

Y me conduce hasta donde se encuentra su auto. No era lo que esperaba para el grandote. Sí, se adapta a él a pesar del tamaño y sí, esta reluciente, sin embargo esperaba un auto más deportivo o algo más lujoso a simple vista se ve que es de gustos caros y apariencias…quizá lo mal interprete. Lo que hay ante mí es un Volkswagen golf, azul oscuro para nada ostentoso y no es que sepa de autos, pero Steve es una amante de ellos y cuando habla pues Ivette no lo pesca y quedo yo, no entiendo ni jota de lo que dice, así que solo asiento y pronuncio un ¡aja!…pero algo se me queda.

Ya metidos en el auto me pongo nerviosa, tenerlo tan próximo a mi es perturbante. Recuerdo un día mientras lo cuidaba que me tomo de la cintura, sentí su brazo fuerte aferrarse a mí, yo me puse de todos los colores, herví por dentro y el calor emanaba en el ambiente. Todo fue breve, iba a decirle unos cuantos improperios cuando me fijo en su cara y estaba medio pálido, se había mareado.

Desde que lo conocí ha sido así. Siempre sintiendo esa tensión en el ambiente, esa sensación caliente que te pica y quema por dentro. No te creas especial Victoria, seguro le calienta la sangre a todas… u otras cosas—alerta mi subconsciente.

Pone la llave y observo que su mano tiene mejor aspecto, más sana y puede moverla sin ningún problema.

—Tu mano—indico—no me había dado cuenta que está mucho mejor

—Sí, la verdad duele un poco cuando aprieto, pero al menos no me sacaste la mano—bromea.

Salimos del estacionamiento y enciende la radio, veo de reojo que tiene y…parece que es un fanático de Maroon 5. No sé si lo hace a postas o qué, pero presiona  en la pantalla táctil la canción Misery de la banda.

 

So scare of breaking it

That you won’t let it bend

 

Comienza a tararear.

 

I am in misery

There ain’t nobody

Who can confort me

Why won’t you answer me?

The silence is slowly killing me

Girl you really got me bad

You really got me bad

I’m gonna get you back

Gonna get you back…

 

¿Estará intentado decirme algo?

Mejor lo distraigo con algún tema. Porque le está poniendo mucho énfasis a la letra.

—Nunca imagine que este fuese tu auto. La verdad pensé que sería extravagante y costoso.

—Tengo otro auto y es más deportivo, pero solo lo uso en ocasiones. Realmente no me gusta ostentar mucho. Aunque no lo creas soy más feliz con las cosas simples.

Así que el playboy es feliz con las simplezas…increíble.

Ahora empezó a tocar Moves like Jagger

—Si lo sé ¡Increíble!, hay mucho de mí que no conoces. Seguro una vez las sepas y me conozcas caerás.

Me remuevo un poco en el asiento, aún faltan como 30 minutos para llegar a la tienda.

—no sé de qué hablas— me hago la loca.

—Claro…—me mira de  soslayo sonriendo

Los próximos veinte minutos hablamos de trabajo y algún panorama para el fin de semana. Ya casi llegando a la tienda, le digo que me deje en una esquina para que pueda doblar y tome curso a su trabajo, sin embargo antes de salir completamente del auto me para.

—Victoria quería decirte algo—sus ojos ven directamente los míos. Oscuros, serios y cautivantes.

Lo miro expectante, que cagada dirá ahora

—Ya que cuidaste de mí, me gustaría invitarte a salir o cenar si quieres. Sin ninguna doble intención—dice rápidamente al verme abrir los ojos—…lo prometo, solo agradecimiento.

Hmmm…lo sopeso un instante. No he salido en un buen tiempo. Necesito divertirme.  Además con Jared no pasara nada, tengo mucha voluntad.

Por dentro mi subconsciente me mira como el perro chihuahua enojado

—Sí, acepto— sentencio

—Bien, prepárate para tu mejor noche—su voz se torna melosa— porque no la olvidaras.

¿¡Que!?

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...