No me rendiré. (JungKook/TaeHyung y tú)

Donde dos chicos se enamoran de una chica.

2Me gustan
0Comentarios
325Vistas

10. 10

Wow, nunca había venido aquí. Es muy cool— asiente observando las rampas.

¿Quieres intentar andar?— señalé el skate.

Si, ¿p-pero y si me caigo?— dice nerviosa.

Yo te levanto— dije, haciéndola sonreír. Dejé el skate en el suelo, y ella subió a él, sujeta de mi —Tienes que tener cuidado porque puedes caerte, ¿si?

Ahora estoy más nerviosa que antes, gracias— dice sarcástica, y yo río.

Oye, si veo que te caes intentaré evitarlo. Sujétate fuerte de mi— ella asiente con la cabeza, y se sujeta de mi mano.

Deja que el skate avance, y mantente siempre con equilibrio— digo tomándola de la cintura.

El skateboard avanzó, pero _____ perdió el equilibrio.

¡Me caigo, V!— gritó.

Cálmate, cálmate— reí, y ella bajó de la patineta para evitar caerse —Sube otra vez, vamos— la alenté, y ella me hizo caso.

La patineta volvió a avanzar, pero avanzo mucho más rápido que la vez anterior. No pude tomarla, y cayó arriba de mi.

L-lo, lo si-siento, V— dijo nerviosa, pero no se quitaba.

Solo nos mirábamos, sin decir nada.

Yo acerqué más nuestro rostro, y nuestros labios se rozaron. Esta vez sí sucedería.

Me gustas mucho, _____...— la miro a los ojos, y ella igual.

¡Una araña!— saltó ella, separándose.

Otra vez no, ¡otra vez no!

Yo me levanté, un poco nervioso, por dos cosas; por la "supuesta" araña, y porque casi nos besamos.

Ehh...¿qué tal si mejor vamos a caminar?— propongo, para salir de esa incómoda situación. Porque si seguíamos intentando que no se cayera, volveríamos a lo mismo, y ya había pasado bastante vergüenza como para que suceda de nuevo.

S-si, vamos— Comenzamos a caminar por la plaza. No habían muchas personas, ya que era de noche, y solo dos locos como nosotros estarían caminando por allí —Tae.

¿Qué?—

Lo siento— me abraza por detrás, y esconde su cabeza en mi cuello.

¿Por qué?— digo confundido.

Porque siempre te pongo en situaciones incómodas y te rechazo. Soy una tonta, y lo siento— me abrazó con fuerza.

La tomé en mis brazos.

No es tu culpa...— suspiro —No es tu culpa que yo no te guste.

Me gustas, pero no de esa forma— se separa un poco, y me mira a los ojos —Aunque...puede haber una excepción— susurró, pero estábamos lo bastante cerca como para que yo la escuchara.

¿Cuál?

N-no, nada, olvídalo— sacude su cabeza.

_____...¿al menos te parezco guapo?— pregunto esperanzado.

TaeHyung, eres guapísimo.

¿Entonces por qué no quieres besarme?— pregunto preocupado —Ya sé que a ti te gusta JungKook, y no quiero presionarte, pero...me gustas— digo casi en un susurro.

Lo sé, y lo siento.

Ya, no te disculpes más, no tienes por qué— froto su espalda —Vamos, te llevo a tu casa, ya es tarde.

De acuerdo— sonríe a medias. Volvimos a casa, y bajamos del coche—Mi madre ya está dormida— dice mirando por la ventana.

Bueno, yo...buenas noches— me inclino y me doy la vuelta. Esta vez no le daría un beso, estaba demasiado avergonzado como para hacerlo.

¡Espera!— ella me toma del brazo, me da la vuelta y...junta sus labios con los míos.

Cuando abro los ojos, solo logro ver a _____ cerrar la puerta.

Me había besado..._____ __________ me había besado.

Salté y di golpes en el aire con mis puños de la alegría. Fui corriendo hacia casa, y abrí la puerta.

¿Qué es esa cara de enamorado?— pregunta Jin, sentado en el sofá junto con los chicos.

Nada, solo que...¿adivinen quién me besó?— sonreí a más no poder.

¿¡_____?!— grita Jimin, y yo asiento energéticamente.

¡No lo puedo creer!— gritan todos a la vez —¡Así se hace, campeón!— decían.

Pero, el único que no vi ni siquiera acercarse a mi, fue...JungKook.

Oye, JungKook— él se da la vuelta —Cuando alguien por fin te bese algún día, no te felicitaré— dije.

¿Por qué?— finge reírse.

Porque tú eres el único que no me ha felicitado, qué mal educado te has vuelto— bromeo.

Lo siento. Bien por ti, amigo. Sabía que la conquistarías— hace una sonrisa forzada, y se va a su cuarto.

¿Qué es lo que le sucede?— dije casi en un susurro.

No lo sé. Eso fue raro— habla Suga —Seguramente está estresado por el colegio, o tal vez...no lo sé— se encoje de hombros.

Iré a hablar con él— se adelantó RapMon.

Tengo sueño, así que buenas noches, me voy a dormir— se despide Suga, al igual que Jin, J-Hope, y Jimin.

En cambio yo, me quedé ahí, pensando. ¿Qué le pasará a JungKook? ¿Le habrá molestado lo que dije? Mmm...tal vez no sea tan malo ir a escuchar la conversación de RapMon y JungKook detrás de la puerta, ¿no? Nah, no es tan malo. 

Subí las escaleras, y al llegar a mi puerta, la abrí y cerré, como si hubiera entrado. Luego, sigilosamente caminé hacia la puerta del cuarto de JungKook, y coloqué mi oído en la puerta para escuchar mejor.

...pusiste mal cuando V dijo eso? Y no me mientas, porque te conozco, Jeon JungKook— habló RapMonster.

Se escuchó un suspiro.

Es que yo...yo...a mi...— suspiró pesado —A mi me gusta _____.

¿¡Qué?! ¿Escuché bien o...a Jeon JungKook le gusta mi linda _____?

Me mordí el labio inferior, tratando de contenerme y no romper la puerta de una patada. Silenciosamente abrí la puerta de mi habitación, procurando de que ésta no chirriara, y entré.

Ese traidor...¿cómo no me di cuenta? Soy un tonto por no haberme dado cuenta antes...no, él es el tonto! Agh.

De repente, la puerta de al lado (la de Jeon) se abre y se cierra. Posiblemente RapMon ya se fue. Genial.

Salí de mi cuarto, y entré en el de Jeon, quien dio un pequeño salto de sorpresa al darse cuenta de que entré tan de repente.

Tú— lo señalé —Te diré una cosa muy importante, que quiero que escuches con mucha atención— dije casi en un susurro, y me acerqué a él.

¿S-si?— preguntó nervioso y confundido a la vez.

No te acerques a ____, ella es mía, ¿entendiste?

Su rostro cambió repentinamente, a uno furioso.


 


 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...