War of Hearts. // stony stogers

El adinerado hombre dotado con inteligencia: Anthony Edward Stark, decidió formar una bella familia con el adorado Steve Rogers. Una vez casados, decidieron adoptar un pequeño niño, al que decidieron ponerle el nombre de Peter. La familia Stark Rogers vivía en paz, con amor. Todo eso se verá afectado con la aparición del soldado Bucky Barnes nuevamente en la vida del amado Capitán América.

0Me gustan
0Comentarios
859Vistas

4. IV

Norte de Tennessee.

Tony estaba divagando solo, se sentía más solo que nunca antes en su vida. Ahora el nuevo programa que manejaba su armadura era Jessica, la cual lo había abandonado por ir a tomar una siesta. ¡Un programa tomando una siesta! Así que tuvo que arrastrar la armadura por la blanca nieve, hasta llegar a un teléfono público, y robarle el poncho a un indio de madera.

— Servidor privado de Stark Industries.

— Steve soy yo, no tengo mucho tiempo así que primero que nada quiero decirte que lo siento, sé que te lastimé y te puse en peligro y eso no volverá a suceder. Segundo, éste mensaje obviamente está codificado por mi voz, y pedirá el uso de retina tuyo y de Peter... hijo, si llegas a escuchar esto; quiero que sepas que papi Tony no puede volver aún... está defendiéndose de los malos para que no te hagan daño a ti ni a papá Steve, ¿sí? Te amo pequeño. Y a ti Steve... también te amo, cuídate y cuida a Peter. Está haciendo demasiado frio y acabo de robarle el poncho a un indio de madera. Los amo.

Tony siguió caminado como nunca en su vida, y en ese momento comenzó a valorar todo lo que tenía. Sus autos, la armadura funcionando, a Steve, a Peter... todo. Finalmente llegó a un garaje que pensó que estaría abandonado, cosa que no fue así. Entró un niño rubio aproximadamente siete años mayor que Peter apuntándole con un lanza papas, Tony quería reírse, pero después recordó el primer invento que Peter hizo, y mejor decidió quedarse callado.

— Sal de aquí o te disparo.

— ¿Con un lanza papas? Debería tener un excelente calibre para poder hacer eso.

Efectivamente, el niño le lanzó una papa que pasó a centímetros de su cabello. La idea de seguir queriéndose reír persistía.

— Y ahora te quedaste sin papás.

— ¡Sal de aquí!

— Okay... me atrapaste.

— ¿Qué estás haciendo?

— Acomodando mis magnetos.

— ¿Y qué atraen?

— Ah...

Tony tuvo que levantarse, a menos de que quisiera salir en el periódico, diciendo que un niño lo había asesinado con un balazo de papa. Y mostrarle su armadura.

— Wow... ese, ¿ese es Iron Man?

— Técnicamente soy yo.

— Técnicamente tú, estás muerto.

— ¡Me lleva!

Lanzó el periódico tan lejos como pudo, y el niño lo miró extrañado. Se quedaron peleando por tonterías como por cinco minutos.

Hey niño, te propongo algo. Tú me ayudas a mi y yo te ayudo a ti.

— ¿Cómo podrías ayudarme tú?

— Ehh, ¿ofreciéndote salvación?

— ¿Disculpa?

— ¿Cómo se llama?

— ¿Qué? ¿Quién?

— ¿Cómo se llama? ¿El niño que te molesta en la escuela?

— Emmm...

— Tengo la solución.

Tony se dirigió hasta su traje, y sacó un artefacto extraño... ya que no se le había visto a ninguna de las armaduras anteriores. El niño aceptó ayudarlo feliz, sintió que al fin tenía un amigo de verdad.

— ¿Cómo te llamas?

— Soy el Mecánico.

El niño alzó una ceja con cara de "¿es enserio dude?"

— Me llamo Tony.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...