DESTINADOS Sueños Que Son Realidades

¿ alguna vez soñaste algo que te pareció tan real?, como si ya lo hubieras vivido, no en esta si no en otra vida?.
Alissa desde muy niña empezó a tener sueños extraños que la perturbaban, hasta que una Unidad de investigación de Estados Unidos da con el caso de Alissa y la ayuda a descifrar los mensajes que conllevan y de ahí empieza a pasar una serie de acontecimientos en la vida de ella.

1Me gustan
0Comentarios
48Vistas

1. Capítulo 1 : El comienzo

Nací y crecí en la ciudad de San Diego, Estados unidos. Desde pequeña siempre me gustó dibujar y escribir historias, todas las personas que habían visto alguna vez mis pinturas me preguntaban de dónde me inspiraba para crearlas, les contestaba:

- solo persigo mis sueños.

- Qué bueno niña!, sigue!, ve por tus metas!

Solo me quedaba en silencio y no respondía más. Nadie entendía lo que en verdad estaba tratando de decir...

3 de octubre del 2000,

justo el día de mi cumpleaños número 6, recuerdo muy bien el sueño que tuve. 

Estaba en un jardín y un chico desconocido se me acercó, lo miré sus  profundos ojos  color miel y sentía que ya lo conocía de antes.

- Alissa, espere muchos años, solo que te ves algo diferente- sonriendo, con una suave voz y caminando hasta acercarse a mí, me dice un chico de mi misma edad.

- A mí?!, Porque?, - muy sorprendida, tratando de recordar quien era sin ningún éxito.

- Ya nos conocíamos desde hace mucho tiempo - respondió el joven con una sonrisa.

- Cómo te llamas?

- Acompáñame y te diré quién soy y como nos conocimos- me extendió la mano para irme junto a el

Y cuando yo le iba a dar mi mano para irnos juntos...

- Ali!, Ali! levántate es tu primer día de colegio!- me despertaba mi mamá con una suave voz

Me desperté y sentía que tenía todavía los ojos adormecidos, me frote los ojos con mis dedos, los abrí bien y vi a Lucas mi hermano mayor de 10 años de edad y mi papá entrando a mi habitación a cantarme el cumpleaños.

- "Feliz cumpleaños a ti
Feliz cumpleaños a ti
Feliz cumpleaños querida Ali
Feliz cumpleaños a ti."-

Cantaron todos mientras aplaudían con entusiasmo.

- Toma Ali, es tu regalo- mientras me pasaba una caja blanca con listones rosados- estuve ahorrando con el dinero que me dio mamá

Tan pronto como Lucas me dio el regalo, lo abrí con mucha emoción, quité los listones y el papel  que lo cubría y cuando lo abrí me sentí tan feliz porque era lo que quería:

una caja llena de 100 colores y un cuaderno con hojas en blanco para que yo pudiera dibujar.

-Gracias Luqui!- lo abracé con una sonrisa que por poco y no me cabía en mi cara.

- bueno es hora de alistarnos porque haya o no un cumpleaños es deber asistir al colegio-  nos recordó mi mamá señalando el reloj

- No mamá! Enserio?-  Lucas con mucha pereza mientras se ponía las cobijas de mi cama encima de su cara.

- mami tengo que ir yo también?

- vas a faltar en tu primer día de colegio, debes estar emocionada!

- niños a levantarse!, se está haciendo tarde- ordenó mi papá- Además se me está haciendo tarde para ir a la oficina.- miró su reloj

Mi padre fue el primero que desayunó, no tenía mucho tiempo así que se fue al bufete de abogados lo más pronto posible, el casi no tenía tiempo para nosotros entre semana, siempre se despertaba a las 4 am, leía el periódico mientras tomaba un café, se arreglaba y a las 5:30 am salía para la oficina y llegaba en las noches.

por el contrario, mi madre si sacaba el tiempo para nosotros, estaba mucho más pendiente ya que ella podía manejar su propio tiempo, tenía una tienda de ropa para mujer llamada "Iconic Fashion Store" en la cuarta avenida.

 Esa mañana nos preparó a mi hermano y a mí unos waffles de frutos rojos (yum mis favoritos) y luego nos llevó al colegio.

Llegué al colegio, estaba muy intimidada con los niños nuevos, entré a mi salón y me senté en los puestos de atrás, todos los niños eran muy inquietos y se hacían amigos unos con otros muy fácilmente, a mi si me costó relacionarme con los demás. 

-RIIING- sonó la campana del recreo

 Salí al parque a jugar y no tenía con quién así que me acerque un grupo de niñas y cuando iba caminando se me regaron todos los colores que llevaba en mi pequeña maleta y cuando los recogí las niñas se rieron de mí y se alejaron.

Al regresar a la casa, me celebraron mi cumpleaños, estaban mis primos, mis tíos, mis papas y mi hermano, hicieron una fiesta en el jardín, donde había muchos dulces.

Me iban a cantar el cumpleaños, pero esta vez junto al pastel, estaban 6 velitas y tan pronto mi mama las prendió y vi el fuego mis ojos se abrieron, quedé asustada, como si algo malo me fuera a pasar y me ahogue en llanto, fue la sensación más fea que había tenido en mis cortos años. 

Mis padres tuvieron que suspender la fiesta y me llevaron a mi habitación.

-Ali, cariño que te sucede estás bien?- con un tono de voz de mucha preocupación

- las velas mami, las velas! Respondí mientras lloraba.

- no te gustan? Son de colores!, las quieres blancas como siempre?- sin entender preguntaba mi mamá

No le respondí más, caí dormida de lo cansada que estaba de tanto llorar.

Todo era borroso, habían carrosas, trajes muy raros a los que usamos actualmente, las mujeres llevaban peinados altos con el cabello recogido o sombreros grandes, largos vestidos donde no se le podían ver los zapatos que llevaban.

-Adeline, tengo que irme y cuando regrese estarás orgullosa de mi.- me dijó un joven  muy lindo de 23 años, de ojos color miel, cabello castaño y muy alto.

Estaba vestido de color azul grisáceo claro, un casco metálico y llevaba una ametralladora " Chauchat M15".

-Ethan no!, es muy peligroso, quédate te lo ruego, no tienes que hacer esto, quédate por favor!- suplicándole de rodillas la hermosa  Adeline de piel blanca, ojos azules y cabello  rubio 

- tengo que irme, todos van a salir en el tren.- con un beso se despide Ethan y se va con su maleta rápidamente

- No! No! Vuelve Ethan no me dejes sola por favor- le gritó llorando .

- Ali, despierta, es una pesadilla aquí estoy, soy tu mamá!- tratando de tranquilizarme

- No!, no!, no!- llorando me desperté y sentía un nudo en la garganta.

Ya era otro día, mi mamá me preparó Waffles de frutos rojos al desayuno y luego me llevó al colegio.

 Seguía sin tener amigos y mientras todos jugaban en el parque, yo me quedaba dibujando bajo un árbol grande y hermoso, luego sonó la campana de regreso a clases y en la clase de la señorita Collins empecé a dibujar el salón, los niños, el tablero donde decía "hora del recreo 9: am", dibuje aquellas flores junto a una manzana mordida en el escritorio de la profesora. Cuando llegó la hora de la salida, mi mamá me recogió y me dijó.

- Ali cariño, cómo estás?- dándome un beso en la mejilla

- Bien mami, hoy dibuje en el recreo- con una sonrisa mirando mi cuaderno de dibujos

- Que bien hija!, cuéntame qué soñabas esta mañana?- con mucha curiosidad me cuestionó

- No se mami...- despistada respondí mientras organizaba mis colores en mi maleta

Después de unos cuantos días, tuve el mismo episodio, el mismo sueño. Mi mamá estaba muy preocupada al escucharme en las en las madrugadas, gritar " No!, no te vayas!". 

 23 de Octubre del 2001,

Llevaba un año entero despertándome en las madrugadas, hay veces mi mamá se daba cuenta por mis gritos y otras veces solo me despertaba sin hacer ningún ruido.

- Ya lleva un año Mary! ,un año!, no te resistas más!. Es hora de buscarle un psiquiatra- un poco alterado y caminando de un lado a otro dijo mi papá

Mi mamá de cierta forma no quería llevarme a ningún psicólogo y mucho menos un psiquiatra, pensaba que era lo peor que me podían hacer a mis 7 años de edad. Ella no tenía buenos recuerdos de esos lugares, ya que mi abuela sufría de esquizofrenia y se rehusaba a creer que yo podría estar sufriendo lo mismo.

- No lo voy a permitir, de seguro yo también era así a su edad, déjala tranquila pronto se le va a pasar.- tratando de convencerlo

- No estoy de acuerdo, también es mi hija y sé que es lo mejor para ella, necesitamos ayuda profesional- con un tono de voz más fuerte

- Que no, te dije!, es muy joven para eso-  le alzó la voz poniéndola en un tono más  grueso y desafiante.

A decir verdad, siempre que yo tenía mis "pesadillas" terminaba con una pelea entre mis padres, me sentía un poco culpable y Lucas siempre fue mi apoyo, me tranquilizaba cuando me sentía triste por las constantes peleas. 

Un  día mi padre me estaba subiendo al carro para ir a una psicóloga infantil cuando llegó mi mamá en su carro y se bajó rápidamente, olvidando cerrar la puerta de su carro

- Que estás haciendo?! porque Ali no lleva puesto el uniforme del colegio?

- Porque le pedí una cita con la Dra Smith.-  muy serio respondió mi papá 

- Te dije que esperaras, porque lo haces a mis espaldas! Ali entra a la casa ya!- ordenó.

Mis papas estuvieron hablando en el garaje de la casa como por 15 minutos mientras yo observaba por la ventana.

Al rato entraron y mi mamá le decía:

- solo tenemos que darle más distracciones con lo que más le gusta, pintar.

- Ya quedó claro, al parecer mi opinión no vale nada en esta casa, lo mejor es que me vaya

- Ay No exageres!- con un tono de voz más alto exclamo

- Ya lo dije, no puedo más con esto!- exaltado y quedando en silencio por unos segundos.- mañana tengo un viaje de negocios que dura dos semana y al regresar iré a mi apartamento que tengo al centro de la ciudad- retomó

Lucas y yo nos quedamos escuchándolos por las escaleras, aunque ya era de costumbre presenciar peleas entre ellos, no creíamos que todo iba a terminar así.

Mi papá subió al segundo piso empezó a empacar todas sus pertenecías, mientras mi mamá se hacía la fuerte, para no mostrar debilidad delante de nosotros.

- Niños quiero que entiendan que me estoy alejando de su madre pero no de ustedes, cuando regrese a la ciudad los vengo a visitar- bajando por las escalera y dirigiéndose a la puerta decía mi papá

- Cobarde, eres un cobarde, no te quiero ver nunca!- bajó rápidamente Lucas por las escaleras muy ofendido

- Mami es mi culpa?- con tono de voz aguda fui corriendo hacia donde mi mamá

- No cariño nada de lo que está pasando es tu culpa, esto es entre nosotros los adultos.- dándome un abrazo.

Mi padre entró en su carro y arrancó, esa fue la última vez que lo vi, pues nunca llegó de su viaje de trabajo en nueva york ya que le hicieron una oferta de trabajo muy tentadora en esa ciudad.

 A la semana de que mi papá nos había dejado, mi mamá me inscribió en una academia para perfeccionar mi técnica de dibujo, me iba muy bien dibujando aunque casi no tenía amigos, como era de costumbre.

Un día la profesora nos dijo:

- Quiero que dibujen algo creado por ustedes, algo que esté en su imaginación, sueños, sean creativos.

Tan pronto dijo la palabra sueños, me acorde del mismo sueño que me hacía despertar cada madrugada. Casi no lo recordaba aunque era raro porque llevaba un año soñando lo mismo, cuando me levantaba y lo quería recordar se hacía cada vez más borroso como si algo me bloqueara mi mente para poder recordarlo.

Se me ocurrió una idea, tan pronto me despertara al día siguiente me pondría a escribir palabras y a ilustrar el sueño en mis dibujos.

 Así fue, por suerte ese día no tuve un gran ataque de pánico al despertar, fue como un susto pequeño y ya, creo que eso me permitió recordar con mayor claridad.

Anote en mi cuaderno las palabras.

"Chauchat M15"

"Traje azul"

"Arma"

Fui al colegio, y de ahí salí a las clases de pintura. Hicimos otros ejercicios y dibujamos unos lindos paisajes que la profesora nos había dado de un cuento. Al otro día, cuando desperté vi todo más claro y pude dibujar tal cual en mi sueño.

El dibujo tenía unas casas en el fondo, el piso era de pequeñas piedritas con tierra, dibuje a Ethan con su traje azul, arma y casco subiéndose a un carro muy antiguo y dibuje a Adeline resaltando su  cabello rubio y ojos claros, llevaba un sombrero y un vestido largo de flores, el cual se partía a la mitad y dejaba ver su pequeña cintura. Atrás del dibujo había anotado las tres palabras claves que había recordado del sueño.

Pasaron tres meses y llegó el día de presentar el proyecto. Así es, tuve tres meses para perfeccionar el dibujo y tener más información gracias a los nuevos recuerdos del sueño que tenía en algunas noches. 

Al dibujo le agregué un reloj en la calle que marcaba el 2, en realidad eran otra clase de números, solo que sabía que era el número 2.

- Bueno niños, es hora de enseñar sus dibujos y le cuenten a todo el salón porque lo escogieron. Vas tu primero Caroline.- Le dijo la señorita Simmons a una compañera.

- Bueno, este es mi dibujo- enseñando un caballo rodeado de montañas- lo escogí porque me gustan los caballos y quiero tener uno cuando sea grande y este es diferente porque tiene alas y el color de sus alas cambian dependiendo su humor, si están azules está triste y si las alas están amarillas está muy feliz. Además me podría llevar donde quisiera, si existiera me gustaría que me llevara a Disney.

- Muy bien Caroline, que lindo te quedó, muy buen dibujo-  mientras todos aplaudían.

- Vas tú Alissa, quieres enseñarnos lo que dibujaste?

- Si profesora- me paré al frente de la clase y mientras colgaba mi dibujo en el tablero.

Cuando termine de colgar el dibujo, la profesora hizo un gesto como si mi dibujo le hubiera impresionado bastante y los demás niños murmuraban entre ellos.

- Cuéntanos tu historia, parece ser interesante- con bastante intriga me dijo la profesora.

- Bueno, se trata de dos personas que se amaban mucho, Ethan tenía 23 años y Adeline tenía 20 años. El ejército obligaba a los hombres mayores de 18 años a luchar por su país y eso hizo que Ethan se distanciara de Adeline, esos hombres le dieron a Ethan un uniforme azul, botas, una maleta, y un arma "Chauchat M15", y un casco " Adrian M15". El día que Ethan se fue se despidió de un beso con Adeline y se subió a una carro a las 2 pm y dejó a la joven llorando porque sabía que no iba a regresar de la guerra"

Mientras yo contaba la historia, se me iban saliendo lágrimas y por primera vez sentí como si fuera un recuerdo de algo que viví, más no un sueño.

La profesora guardó mi dibujo y me dijo que esperara al final de la clase. Cuando llegó el final de la clase, y fui a sentarme afuera de la oficina de la profesora cuando  inesperadamente llegó mi mamá, fui corriendo a saludarla y luego la profesora nos hizo pasar.

- Como esa Sra Stone?- extendiendo su mano para darle un saludo.

- Muy bien gracias, cuénteme que sucede con Alissa?- con mucha intriga por saber

- Estoy muy sorprendida por la presentación de su hija, esta tarde.- dijó la profesora enseñando mi dibujo.

Mi mamá tomó el dibujo y lo miró como por 2 minutos detallándolo

- Que es esto Ali?, desde cuando te sabes los numero romanos?- con el ceño fruncido

- Los números que mami?- con un gesto de confusión  le respondí

- Los romanos!, son estos que dibujaste en ese reloj marcando las 2:00- mientras señalaba el dibujo

- Ah sí mami, la profesora dijo que dibujáramos algo creativo, algo que viéramos en nuestros sueños.- inocentemente le respondí

- Nunca le hemos hablado sobre épocas antiguas, números romanos y mucho menos de armas, esto es muy raro para una niña de su edad que apenas hace un año empezó el colegio- le dijó mi madre muy angustiada a la profesora.

Al otro día mi madre fue a la academia de dibujo y le dijó a la profesora que tuviera discreción con el tema y que si yo volvía a dibujar algo extraño le avisara rápidamente

- Señora, yo me tomé la libertad de investigar de qué época Alissa estaba hablando y los atuendos y el uniforme que el joven tiene puesto coincide con la época de 1916- 1918, ese uniforme es el mismo que el del ejército francés en esa época, M15 era una ametralladora poderosa que el ejército de ese país usaba para la primera guerra mundial.

- No entiendo, como Ali puede saber esas cosas?- con una risa nerviosa y de incredibilidad

- Lo que le voy a decir no es muy convencional pero no se puede descartar...

- De que está hablando?- sorprendida preguntó mi mamá

- Puede que su hija este viendo alguna vida pasada.- muy seria respondió

- Tiene que ser un juego verdad?- tomándolo como una broma

Al momento, mi madre me llevó a la casa y me dijó:

- Hija debes explicarme que te pasa, yo soy tu mama así que puedes confiar en mi

- Mami yo solo dibuje lo que vi en mis sueños, creo yo antes me llamaba Adeline y mi novio era Ethan, el de mi dibujo mami. Ethan nunca regresó y yo me quedé esperándolo hasta que mi madre me hizo casar con otro hombre que no amaba.

Mi madre asustada me dijó – sabes qué? Creo que tienes algún desorden en tus horarios de sueño.

Mi mamá era muy escéptica con ese tipo de cosas, hasta queuna noche prendimos el televisor y había un documental de vidas pasadas

- Ali ve ya a dormir, es muy tarde y dile a tu hermano que apague el computador y también se acueste- me ordenó

Esa misma madrugada me desperté para ir por un vaso de agua cuando vi que mi mamá seguía despierta, estaba en el computador y en la mesa tenía algunos libros.

 Ella quería acabar de una vez con todas esas dudas de las vidas pasadas hasta que empezó a investigar y vió que la profesora tenía la razón, mis datos si encajaban con las características de la época francesa en la primera guerra mundial. A la vez ella estaba contenta porque sabía que yo no tenía ninguna enfermedad mental como lo pensaba mi papá, pero no se podía alegrar por completo ya que recordar una vida pasada aún le parecía una idea impactante.

Al otro día en la mañana mi mamá nos preparó el desayuno y nos llevó al colegio, luego fui en la tarde a la academia, ella se quedó esperándome mientras yo estaba en las clases de dibujo y desde una ventana veía cómo mis compañeros me trataban de "niña rara" dañándome mis dibujos.

Cuando acabe con mis clases del día, mi mamá estaba esperándome en la entrada, nos saludamos y me subió al carro

- No quiero que estés más en la academia y te sientas incomoda con alguna pregunta de la profesora o tus compañeros acerca de tu proyecto y dibujos.- muy decidida sus palabras.

- Tranquila mami ella no me molesta... son...

- Son qué Ali?

 - Son  mis compañeros  los que me dicen cosas, pero no les pongo cuidado mami- mirando hacia la ventana o mas bien esquivando la mirada de mi mamá respondí

- Cómo es que la profesora no me dice nada!- enfadada respondió- es mejor que te distraigas con otro tipo de cosas, leí en un artículo que haciendo diferentes actividades estimula tu desarrollo y ayuda a superar miedos, pesadillas, trastornos con el sueño, ya sabes Ali, tienes que dormir mejor.

Aunque mi mamá en el fondo sabía que no eran simples trastornos de sueño, ella no quería admitir que era algo más porque le daba miedo que a mi corta edad no pudiera entender la magnitud de lo que estaba pasando, se había vuelto un poco sobreprotectora, así que me decía que no le contara a nadie sobre ese hecho.

Noviembre 3 del 2009,

Hace un mes ya había cumplido 15 años y desde que estaba en otras actividades diferentes a la pintura, como tenis, fútbol y patinaje en el colegio, ya no era tan tímida como en la niñez y tenía varios amigos y siempre llegaba tan cansada a la casa en las noches después de practicar deportes, que mis sueños eran muy profundos y dormía perfectamente, eso hizo que de alguna manera dejará de tener esas "pesadillas" que tenía cuando era más niña. Aunque nunca deje atrás la pintura, esa era mi actividad los fines de semana en mi casa. Algunas pinturas me gustaban tanto que las vendía por internet y muchas personas me hacían pedidos.

- Que haces hermanita?- entrando Lucas a mi habitación.

- Nada estoy tomándole fotos a mis pinturas para ponerlas en venta

- Y ese dibujo, nunca lo había visto, de que libro lo sacaste?- señalando una foto del viejo dibujo que hice a los 7 años.

- Si, ese dibujo me recuerda un sueño que tuve cuando era pequeña.

- Que sueño?

Lucas era el único de la familia que no sabía acerca de el, así que le conté todo lo que sucedió.

- Has vuelto a soñar con eso?

- Desde ese época no lo hago- respondí mientras organizaba las demás fotos

- quizá esa fue tu vida pasada o algo así- entre bromas dijo Lucas

- No sé muy bien, yo sentía como si de verdad fuera Adeline pero no estoy segura.

- Y que vas a hacer con ese dibujo?

- De hecho, ya lo vendí, me lo compraron el mismo día que lo publiqué en mi página, que raro no? Creo que hare más dibujos inspirados en épocas pasadas.

En el cumpleaños número 19 de mi hermano, hicimos una celebración en mi casa con los amigos de él y algunos familiares, yo me había aburrido porque mi hermano con sus amigos hablaban de cosas de chicos y mis familiares estaban en el comedor hablando cosas de adultos.  

fui al jardín y vi mi bicicleta- debería salir a montar un rato- pensé. Así que la cogí y salí por la puerta de atrás de la casa.

Fui a dar un paseo con mi bicicleta, cuando me acerque a un parque y vi un señor levantándose de una silla dejando un libro sobre ella, fui rápidamente a levantar el libro para devolvérselo al Sr, pero cuando cogí el libro y voltee a mirar y el Sr ya no estaba.

me dio curiosidad  y abrí el libro, en la primera página decía: -" entre más recuerdes tus sueños, de la verdad más cerca estarás". - Me pareció algo raro.

y desde ese momento fue que empezó a comenzar todo...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...