Yes or No ☘ ◜Jennie x Lisa◞

Jennie es una universitaria que no podía soportar tener una compañera de habitación lesbiana, así que decide cambiarse a un nuevo dormitorio. Escandalizada, descubre que su nueva compañera Lisa parece ser homosexual. Aunque Lisa niega serlo, Jennie se niega a ser amigable con ella al principio pero finalmente se convierten en muy buenas amigas.

Conforme va pasando el timpo Lisa empieza a sentir que realmente está cambiando, convirtiéndose en homosexual y a gustarle Jennie más que como una amiga. Las cosas no serán fáciles para Lisa. Aparte de una egocéntrica lesbiana llamada Jisoo que intenta ligar con ella, Lisa aprenderá que mucha gente aún es racista con los lesbianas, especialmente la madre de Jennie y el amigo de la infancia de Jennie llamado Yoongi que intenta conseguir el corazón de ésta. Pero Jennie también contará con el apoyo de su padre y de su tía Taeyeon.

➢NOVELA ADAPTADA DE LA PELÍCULA "YES OR NO".
➢HAY ALGUNOS CAMBIOS.

2Me gustan
0Comentarios
36Vistas

1. 1

El sonido del celular la hizo detenerse. Quitó su bolso de su hombro y buscó su teléfono hasta encontrarlo y atender a la llamada. —Hola, mamá —Respondió sonriente—. Sí, he conocido al profesor Tai —Volvió a colocarse el bolso al hombro—. A demás tengo una nueva habitación, en el mismo dormitorio —Siguió hablando mientras caminaba en dirección a la Universidad—... Porque Jisoo tiene probemas. Sí, muchos problemas. Pero es una buena amiga, mamá —Aseguró, a la vez que entraba al edificio—. ¿Yo? ¿Esconderte un secreto? —Rió— Eres muy lista. No podría engañarte —Hizo una pausa y siguió— Pero quiero que sepas que estoy muy contenta de haber cambiado de habitación. Cuando ya estuvo a unos pasos de llegar a su nueva habitación, justo en frente del cuarto de Jisoo, una mochila salió de la nada por la puerta. Jennie abrió los ojos y quitó el celular de su oreja para ver qué sucedía. Fue ahí cuando vió salir a una chica pelirroja y colocarse a un lado de la puerta, para luego ver a Jisoo, quien se encontraba llorando con su celular en la mano mientras lanzaba un retrato y se arrodillaba ante él. —No, por favor, no... Jennie seguía observando todo sin entender, hasta que Jisoo la vió y corrió a ella para abrazarla. (...) —Puedo apañármelas yo solita sin problemas —Habló Jennie, ya dentro de su habitación mientras se quitaba los zapatos—. No tienes que preocuparte —Dejpo sus cosas sobre la mesa—. Te quiero, mamá. Jub, Jub, Jub [Nota: Jub sería algo como besitos] 1.000 veces Jub Jub. Del otro lado del teléfono, su madre contestó con una sonrisa— Yo también te quiero, cariño. 1.000 veces Jub Jub a ti también. —Sí —Contestó Jennie sonriendo y cortó la llamada. Dejó su celular en la mesa y comenzó a retirar sus cosas de la maleta y acomodarlas en la habitación. Se dirigió al baño con su labial y, en el espejo, escribió "Encantada de conocerte, compañera". Luego de hacerlo, abrió el grifo de la regadera y empezó a bañarse, mientras tarareaba una canción. Ya lista, tomó una toalla y se la colocó alrededor del cuerpo. Salió del baño y se detuvo al ver una persona de espaldas mirando por la ventana. Esperó a que se diera la vuelta, y cuando lo hizo, sintió su corazón detenerse. De pronto, así como de la nada, una cucaracha se posó en los pies desnudos del desconocido, y éste comenzó a gritar y a saltar mientras se aferraba a Jennie, quien inmediatamente reaccionó y le dio una patada en el estómago, provocando que cayera. —¡No te acerques! ¡No! —Gritó Jennie, viéndo al chico en el piso. —¡Eres tú la que debería desistir! —Chilló— Espera, estoy herida —Dijo mientras se sobaba en el lugar del golpe. Jennie, notablemente incómoda, la observó sin saber muy bien qué hacer. —¿Eres una chica? —¿Qué? Claro que soy una chica —Contestó a la vez que se levantaba— ¿No te vas a disculpar? —Preguntó, aún dolida por el fuerte golpe de Jennie. —¿Por qué? —Habló Jennie avergonzada, simulando estar enojada— Es todo tu culpa por andar con esas pintas y por aparecer de repente, me he asustado —Dijo. [Nota: Lisa está vestida algo así como "tomboy" y trae el cabello corto] —¿No has visto esa cucaracha? —Se excusó— Y esta es mi habitación —Agregó. —¿Tu habitación? —Preguntó Jennie sorprendida. La chica le asintió— Oh, he huído de una lesbiana para enocontrarme con otra —Se quejó, con la vista clavada en la pared y con las manos en la cabeza. —Eh, ¡no, no, no! No soy lesbiana —Negó la chica. —¿Que no eres lesbiana con esas pintas que traes? —Señaló. —No soy lesbiana —Volvió a decir. —Mmm... ¿no lo eres? Oh, porque eres tan femenina... Mira tu cara, tu cabello, tu personalidad, tu cuerpo... Realmente pareces un chico, así que dime, ¿qué parte tuya es la de una chica? ¿Eh, di... La chica subió su remera, provocando un leve rubor en las mejillas de Jennie. Bajó su mirada a su pecho y luego a su costado, avergonzada. Realmente era una chica, pero... eso no descartaba que fuera lesbiana. (...) —Moonbyul —Habló a la recepcionista—. Con esto no puedo tener paciencia. Cámbiame de habitación. —¿Por qué? Si acabas de cambiarte. —No puedo soportarlo, es una chica muy varonil —Explicó, mientras tomaba la carpeta para escribir—. Ey, no quiero decir que sea desagradable o así, pero ya sabes que es muy difícil convivir con ella —Colocó un mechón de cabello detrás de su oreja—. Ahora, parece que estoy con un chico. No estoy cómoda con un marimacho. —¿Cómo de incómoda? —Una voz al otro lado de la sala la hizo parar de escribir. Subió su mirada, y la vio. Era una de las profesoras. Y si, era una tomboy. —Es muy machito, profe. Simplemente, no puedo mantener la compostura. —Ya te acostumbrarás —Respondió la mayor, notablemente molesta—. Marimacho o no, si no le das importancia, no es gran cosa. —¿O sea que no tengo el derecho de cambiarme? —Sí, lo tienes. Pero ya lo hiciste. No voy a aprobar que vuelvas a hacerlo. (...) La cinta roja separaba el lado de la chica con el de Jennie, dejándo así espacio entre las dos camas y la puerta de salida. Excepto por algo; el baño. La chica, seguía mirándola poner aquella cinta con el ceño fruncido, como si Jennie estuviera chiflada. Jennie tomó las pertenencias de la otra chica y se las entregó. —Como yo estaba antes que tú, me gustaría tener el derecho... —Le dijo— Ahora escúchame —Se cruzó de brazos—. Yo estaré de este lado y tú en el otro. Esta es la líea divisora —Señaló la cinta roja—..., no la cruces —Alzó la voz e hizo una pausa—. Me gusta el silencio porque mi pez se asusta con facilidad. No lo entenderías. Es difícil de tratar. Ah, y es mejor que estes calladita, si puedes. —¿Qué pasa con cantar? —Preguntpo, refiriéndose a cuando entró y la oyo cantar en el baño. —Si crees que eres una buena cantante, adelante. La chica se quedó quieta en su lugar, pensativa y, segundos después, comenzó a cantar sin ganas. —El silencio es mejor que cantar así —Espetó Jennie de golpe meintras se daba la vuelta. —¿Puedo cocinar? —Dehecho, está en contra de las normas —Conestó Jennie, mirándola por el rabillo del ojo—. Si se enteraran las vigilantes, tendrías que largarte —Sonrió—. Bueno, simplemente házlo. La chica asintió. —¿Puedo usar el baño con esta línea separándonos? —Pasa por encima —Contestó sin mirarla. —Bueno. La chica caminó por la cinta roja y saltó para entrar al baño, seguida de la mirada de Jennie. "Encantada de conocerte, compañera". Leyó. Tomó el labial y debajo de la frase escribió; "Bueno".
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...