Revenge: Secuestrada y Torturada

Andrea es una espía que siempre consigue lo que quiere, pero en su ultima misión ni su belleza ni tampoco su astucia le serán suficientes cuando caiga en manos enemigas, la venganza esta servida...

0Me gustan
0Comentarios
187Vistas
AA

2. Viejo Toyota rojo

 

 

-Srta. Palm va a tener que acompañarnos.

Andrea se lo tomo con calma.

-¿Acaso pasa algo chicos?

Puso su mejor sonrisa mientras guardaba despacio una memoria USB en su cartera, se acomodaba el cabello esperando que ambos estuvieran lo más cerca posible de ella.

-Por favor disculpen, pero es que hace mucha calor aquí afuera.

Y mientras lo decía se quitaba un botón más de la pequeña blusa blanca que llevaba encima, ahora su escote mostraba más de lo que hubiera querido.

Sonrío cuando vio que ambos tipos perdían la concentración por unos segundos y mientras ellos bajaban la mirada, ella arranco el coche a toda prisa, piso el acelerador y se alejó rápidamente de todo aquello, al menos así terminaba el plan en su mente, pero en el mundo real, su viejo Toyota Corolla no aceleraba al mismo ritmo que sus pensamientos, apenas quiso encender el coche noto que uno de los tipos ya tenía un arma apuntándole a la cabeza.

(mierda, mierda me descubrieron)

Muchas cosas pasaron por su cabeza en ese instante, las palabras de su novio, el gas pimienta que llevaba en la cartera, las cosas terribles que había escuchado del maldito Sr. Cob.

-Vamos preciosa, baja del coche y no intentes nada extraño.

Ella bajo despacio mientras el otro tipo registraba el interior de su coche, nunca antes la habían apuntado con un arma y la verdad era que estaba aterrada.

-Contra el auto! y no voltees.

Ella obedeció a regañadientes y se pegó contra su viejo toyota rojo, frunció el ceño mientras veía reflejado en los cristales la sonrisa del tipo a sus espaldas, luego sintió que la empujaban con fuerza y le sujetaban ambas muñecas a la espalda con algo metálico.

(¡maldición me esposaron! ¡me quieren llevar con ellos!)

Al darse cuenta de sus intenciones, ella empezó a forcejear tratando de escapar de la presión del tipo y de las esposas que le sujetaban las muñecas.

El tipo se apresuró a sujetarla por detrás tomándole de ambos brazos, mientras el otro se paró frente a ella con el arma.

-Haber, haber será mejor que cooperes, a nadie le gustaría que se me escape un tiro justo aquí y justo ahora...

El la amenazaba poniéndole el arma sobre su pecho izquierdo, empujando el cañón y hundiéndolo con fuerza, ella gimió y abrió los ojos con temor.

-Está bien, está bien, pero díganme que es lo que quieren.

-En serio no sabes lo que queremos putita, no te metiste aquí para trabajar sino para robar información y espiarnos, ahora preguntas que queremos, te diré que queremos, queremos llevarte justo ahora con el Sr. Cob para que vea quien es la persona que le ha estado robando información todo este tiempo, queremos que te interrogue personalmente, lo siento putita, pero creo que de esta no te salvas.

La metieron esposada a su propio coche y arrancaron a toda prisa, ella estaba en shock y ni siquiera prestaba atención hacia donde se dirigía su coche, mientras las calles pasaban fugazmente frente a sus ojos, ella solo pensaba en su novio y en todo lo que le esperaba, mientras una voz en su cabeza repetía.

(no confieses o lo mataran a él)

(no confieses o lo mataran a él)

 

 

つづく

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...