Tell Me...

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 15 mar 2017
  • Actualizado: 22 mar 2017
  • Estado: In Progress
Bueno
Antes que todo, esta historia es algo asi como un objetivo de año nuevo(2017), para salir de mi zona de confort y lograr un poco mas de confianza jaja
si es bien aceptada entonces la seguire subiendo y eso
luego de años sin subir aca, tratare de subir esta
realmente es corta
asi q espero q les guste y eso

En resumen
Trata de una chica llamada megan, tiene que ir a consultas semanales por su bienestar psicologico o emocional, le entregan un diario y en el transcurso de la historia se cuenta parte de su pasado, pero al mismo tiempo como se desarrolla en la actualidad.

Si hay algun error ortografico les agradeceria que me lo hicieran saber, a veces estoy escribiendo y ni me fijo

Y pues espero que guste y mas nada
Si llegaste hasta aca leyendo, gracias

Por favor no copies o robes la historia, realmente me cuesta crearlo u.u
Mejor compartan
vale

1Me gustan
0Comentarios
112Vistas
AA

5. Recuerdo #2

Recuerdo cuando el tonto que me gustaba pensó que me gustaba alguien más...

 

Tenía como 15 años y estaba en la escuela aun, me gustaba un chico llamado Charlie, me llamaba la atención su sonrisa, su bonito color de ojos y su cabello, a parte que era bastante agradable y gracioso, compartíamos clase de algebra, resulto ser que la suerte me puso bastante cerca de su asiento, siempre escuchaba aunque no quisiera mas de algún chiste de su parte, y realmente luchaba enormemente para no reír como loca y meterme en una conversación en la cual obviamente no pertenecía, un día me descuide y sin querer una media risa que no pude contener salió de mi boca ,Charlie y los miembros de la conversación se voltearon en mi dirección, justamente no espere ningún momento para sentirme un tanto incomoda, dirigí mi vista hacia la dirección contraria e hice como si no hubiera pasado absolutamente nada, fue ese el momento que dio el surgimiento de mi primer contacto con él, me hablo al día siguiente, nerviosa y un tanto incomoda le respondía con monosílabos en su mayoría, era algo muy extraño lo que me estaba sucediendo, el tipo empezó a hablarme y realmente no caía en cuenta que fuera realidad, los nervios no provenían del hecho que me gustara si no de mi bajo nivel de interacción con los demás, mis palabras en ocasiones salían torpemente de mi boca, cosa que no ayudaba en absoluto más aun cuando alguno de sus típicos acompañantes, amigos u espectadores se acercaban junto con él, la gente y mis precarios niveles de manejo de ellos me estaban haciendo pasar unos increíbles momentos de incomodidad.

 

Luego de algún tiempo ya era normal para mí hablar con Charlie y participar en su grupo, algunas otras chicas se sumaron al grupo, Alison y Merry si mi memoria no me fallaba aunque fueran chicas con ellas casi no hablaba, siempre era con Charlie y un chico llamado Dereck. Había tomado por alguna razón desconocida más confianza con Dereck que con Charlie, supongo q la tensión de que me gustara estaba afectando eso.

 

Pasamos al siguiente semestre del curso y algo extraño había sucedido con esos dos, Charlie tenía un cambio extraño, a parte del corte de cabello, el cambio de estilo en la ropa y sus actitudes no eran nada comparadas con el que había conocido; Dereck por otro lado solo había obtenido más color gracias al sol q había recibido cuando parte de sus vacaciones las paso en la playa, los casi imperceptibles reflejos que su cabello había adoptado le asentaban.

 

Uno de tantos días en clase de deportes alguien hizo la tontería de meterme el pie mientras corríamos, yo era bastante torpe en algunos sentidos, mis reflejos eran muy malos e iba bastante distraída debía de aceptarlo, realmente no se en que mi cabeza iba envuelta, estaba tan distraída que no supe cuando ocurrió, cuando me di cuenta ya estaba en el suelo y con un dolor intenso en el tobillo, los chicos y chicas que estaban corriendo  anteriormente como lo hacía yo se detuvieron, Dereck corrió justo a mi lado, estaba algo asustada debía decirlo, en un momento estaba perdida en mis pensamientos y en otro estaba de cara al suelo , las personas se acercaban y hacían un justo circulo a mi alrededor, el profesor pregunto si me sentía bien, respondí que si lo estaba, cuando me dijo que me levantara esa fue la parte difícil, tontamente intente apoyarme en el tobillo que tenia lastimado, caí sentada, Dereck me levanto, realmente era una escena bastante vergonzosa, aunque prefería que él me levantara a otra persona, tape mi cara suspirando de frustración, era una situación bastante mala para mi, Dereck solo rio un poco para luego llevarme para que revisaran mi tobillo, resulto que solo estaba algo inflamado que el dolor se iría en unos días, no me di cuenta que Charlie nos observaba de lejos, pase con una tobillera como por una semana y unos cuantos días más, en ocasiones me dolía cuando hacia un mal movimiento así que ahora temía seriamente por fracturarme el tobillo.

 

Luego de haberme recuperado y andar con cautela en cualquier lado donde pisase, Dereck siempre se reía y me decía que nada iba a sucederle a mi tobillo que caminara con normalidad, recuerdo que una vez intento levantarme para que dejara de caminar de esa manera, pero me rehúse enormemente.

 

Un viernes de tantos estábamos en el salón hablando y de pronto surgió hablar de las personas que les gustaban, típico tema para adolescentes como nosotros en esos momentos, un tema bastante incomoda a mi parecer y más cuando el que te gusta esta en frente tuyo y un gran grupito de personas están ahí alrededor también, esperaba que el timbre sonara para salvar mi turno, Charlie no había dicho nada sobre la persona que le gustaba, había dicho que era algo bastante privado y el solo hablaría nada mas si el así lo deseaba, todos le hicieron burla ya que no quería compartir esa información, Dereck que estaba justo a mi lado solo se reía a lo bajo y me miraba cuando Charlie estaba hablando, realmente este chico no podía ser mas disimulado, cuando miraba que mi turno estaba muy cerca me quedaba viendo expectante queriendo saber que iba a hacer, realmente no sabía qué hacer, compartíamos miradas de vez en cuando, Charlie solo se daba cuenta de las miradas que iban y venían entre Dereck y yo .

Cuando llego mi turno me quede callada, Charlie empezó a hablar por mí, eso nadie se lo esperaba, Dereck me quedaba viendo de manera algo preocupada, yo no sabía que decir, comenzó a decir cosas que me molestaron, finalmente dijo que Dereck era la persona que me gustaba, lo cual yo no negué por lo sorprendida que pude llegar a estar ,de todo lo que había estado diciendo, empezó a decir cosas que no me agradaron sobre Dereck y quiso decir algunas mas sobre mí, me enoje bastante, todos en el grupo se reían y Dereck solo miraba hacia el suelo u otra parte, por mi parte estaba bastante molesta, el enojo hacia que me hirviese la sangre, no supe en qué momento mi mano impacto con su mejilla, dejándole una gran marca roja en ella, le había golpeado tan fuerte que la mancha rosácea no se quito hasta luego de un buen rato eso me sorprendió incluso a mí, Charlie me quedaba viendo con confusión y algo de molestia. Varios del grupo se asustaron, otros se limitaron a reír, Dereck estaba viéndome algo impactado y yo solo me sentía bastante dolida.

 

Cuando la maestra se dio cuenta de nuestro pequeño alboroto, y vio el rostro de Charlie con la mejilla muy roja me mando a la oficina de la directora, agarre mi bolso y no le discutí absolutamente nada, camine por el pasillo cabizbaja arrastrando mi bolso, cuando llegue a la oficina de la directora, esta me quedaba viendo seria, empezó con su interrogatorio del por qué había golpeado a uno de sus alumnos, no quería pasar por mas molestias y vergüenzas así que decidí no decir absolutamente nada, su molestia por mi silencio la llevo a alzar algo la voz, solo miraba al suelo, estaba tan frustrada, empecé a llorar como si el mundo se fuera a acabar, la directora se disculpo varias veces por haberme levantado la voz, llamo a mi madre y me dijo que esperara hasta que ella me recogiera, fue una tarde bastante incómoda, seguía llorando, tenía la cara roja de tanto llorar, los ojos, las cejas, los parpados y un poco las mejillas.

 

Cuando mi mama llego había dejado de llorar, pero me sentía muy mal, los parpados me pesaban y no podía respirar muy bien luego de haber llorado tanto, mi madre me abrazo y beso la frente dándome fuerzas, cuando salíamos por el pasillo Dereck se acerco a mi madre, le dijo algo que nunca supe que fue, se despidió de mi  y seguimos en el camino, antes de llegar al auto mi madre me abrazo muy fuerte, y limpio mi cara con una toallita desechable, dejo un beso maternal en mi frente y me dijo que todo estaría buen, llegamos a casa e hizo mi comida favorita con todo y postre incluido, hasta que llego la noche y dormí de manera pesada hasta el día siguiente, recuerdo haber agradecido grandemente por haber sido el último día de la semana para ir a la escuela, aunque no hubiera sido viernes, no me hubiera aparecido al día siguiente tenía que esperar a sentirme un poco mejor para poder entrar a ese salón con Charlie cerca de mi asiento.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...