Matar, Morir, Amar //Louis.

En un mundo donde todo es incierto se encuentra nuestro personaje principal, llamada Camille Hastings. Una muchacha especial, llena de problemas de personalidad, abusada cuando apenas tenía 13 años y además huérfana. Su historia es bastante trágica y más aún cuando descubre que su talento para ganarse la vida es matar.

2Me gustan
0Comentarios
15Vistas

1. La Llegada.

Era una tarde de verano, Camille terminaba su equipaje, asegurándose de que sus armas estuvieran bien guardadas y su cuchillo asegurado en una funda bajo su pantalón. Sus pensamientos divagaban en la familia Tomlinson , a quienes debía destruir con una suma de trecientos mil euros como recompensa, algo bastante excitante, a decir verdad, si hay algo en este mundo que le caracteriza es su ambición, ella es muy ambiciosa y sin escrúpulos, cree en el fondo de su corazón, si es que le sirve para algo, que no le costará más de dos semanas en acabar con todos ellos.

No sabe lo que le espera.

Frente al pequeño espejo de esa habitación vieja que llama hogar, decora sus labios de un tono rojo fuego y desordena su cabello para darle apariencia rebelde, lo que sería su personaje en la misión. Una muchacha de veinte años rebelde, fiestera, divertida y coqueta. Se pone una chaqueta de mezclilla y un par de collares a modo de adorno, pone su mochila al hombro, toma el mango de la valija a ruedas y sale de su habitación sin antes depositar cianuro en su labial, dejarlo casualmente tirado en el suelo, cerrando la puerta, esperando que Mindy, la chica de al lado lo robara y terminara su vida. Que chica más desagradable. A Camille no le importa mucho la discreción, ha escapado un par de veces de la policía, pero al tener una deslumbrante belleza y una inteligencia bastante grande, propia de persona con problemas mentales, jamás la han declarado culpable de un crimen. Tan solo es "Una alma pérdida."

En fin, la chica sube a un bus con una ligera sonrisa en el rostro, ansiosa por proceder ya a sus aclamadas torturas, recibir el dinero y desaparecer del mapa por siempre. Tal vez cambiarse el nombre, su apariencia. Empezar de cero, conseguir un trabajo real y vivir feliz para siempre. O algo por el estilo. Observa el paisaje irlandés que tanto adora con sus tonos verdes y se niega a dormir, nunca duerme, las personas que lo hacen frente a ella terminan muertos y siente una desconfianza a esa acción vital. Claro que a veces no le queda más remedio que hacerlo.

Aparca el transporte en un paradero y sale sin agradecer, una sonrisa ladina se asoma en la comisura de sus labios al ver un camino de piedras, un bello sendero, adornado de varios árboles, y al final un gran cartel.

CAMPAMENTO TOMLINSON.

-Que empiece el show- murmura, y emprende su camino.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...