Replay

¿Qué tal si tu vida se resumiera en una lista de canciones? -Comienza con un mundo rosa, eres invencible -Algo te logra hundir, te hace caer. -Conoces a alguien que te ayuda a levantarte, tu salvavidas. -Ahora esa persona cae -Caes con ese alguien. -Lo superas y sales a flote ¿Ahora qué? Pues pulsas "Replay"

2Me gustan
0Comentarios
92Vistas
AA

4. Sucker for Pain.- Lil Wayne, Wiz Khalifa & Imagine Dragons

La adrenalina fluía a mil por segundo. Mi agarre se debilitaba y se fortalecía. Las imágenes eran borrosas.  Mi cuerpo estaba presionado contra el asiento. Mi respiración era rápida. Estaba cumpliendo el primer reto. Mientras veía al frente no pude evitar pensar en mi hermano y lo sucedido hace unos pocos segundos. 

 

- ¡¿Qué demonios estás haciendo aquí, Callie?! -gruño mi Tiago separando a Xerox de mí, yo me quede quieta en mi lugar.

- ¿Por qué te alteras tanto, hermano? -el castaño se cruzó de brazos y pude ver una media sonrisa divertida en sus labios.- ¿Acaso la conoces? -era obvio que quería molestar a mi hermano.

- Saca tus manos de ella, Aoki. -se enfrentó mi hermano y la sonrisa del chico se hizo más grande.

- Eso va a ser un poco difícil. -se encogió de hombros como si le doliera no poder cumplir la orden de Tiago.- Tiene que cumplir la pesadilla. -la sonrisa volvió y esta vez quise golpearlo. 

- Ella no hará nada. -afirmo.- Ella no debería estar aquí. -ahora miro en mi dirección y me moleste. Él no tenía ningún derecho para decirme que hacer. 

- Ella lo hará. -refute yo cruzándome de brazo. Podía no ser la mejor idea pero algo que yo era y de lo que estaba muy orgullosa era que yo era sumamente terca. 

- Vaya. -sonrió Xerox que no se había movido.- Creo que tu chica se está rebelando. -rio.- Primero viene sin chaqueta, segundo me provoca y ahora te desobedece. -chaqueo la lengua.- Pensé que tenías mejor entrenadas a tus perras.

- ¿Que? -mi boca se abrió hasta casi tocar el suelo. ¿Me había llamado perra?

- Ella no es una de mis perras. -gruño mi hermano y no supe si sonreír porque haya desmentido eso o golpearlo por decir a otras chicas perras.

- ¡Ya veo! -soltó una carcajada el idiota chico frente a nosotros.- Ella es "diferente". -le guiño un ojo.- Lo entiendo.

- Soy su hermana, imbécil. -me harte de sus estúpidas insinuaciones. 

- ¡Callie! -rugió mi hermano y no supe porque. El chico ahora si rio.

- Así que es tu hermana. -sonrió y sentí a mi hermano tensarse mucho mas.- Esto es dulce. ¿No lo crees, Tiago? -su tono ya no era amable ahora ocultaba algo que yo no podía distinguir.

- No te acerques a ella. -mi hermano estaba alerta y la verdad es que no entendía porque. Las hipótesis en mi cabeza no eran las mejores por lo que espere que no fuera algo de lo que estaba pensando.

- Nos vemos en la línea de salida, Eris. -el apodo comenzó a alterarme. Al comienzo creí que era solo algo comentario porque no sabía mi nombre pero al parecer no le importaba mi nombre porque él ya me tenía uno.

- ¿Eris? -pregunte al aire molesta. Mi hermano se rasco la nuca.

- Es la diosa de la discordia. -suspiro.- Él sabe que tú traerás discordia a La Curva. 

- ¿Por qué? -me removí el cabello con mi mano derecha. 

- Le eres de interés, Callie. -me miro directamente a los ojos.- Al no saber lo que tú eras para mí se alejaba. Al descubrir que no eres más que mi hermana sabe que tiene vía libre contigo. 

- ¿A qué viene todo lo de las chaquetas? -volví a preguntar mirando a Xerox de reojo.

- Hay mucho que debemos explicarte. -suspiro.

 

- ¡Maldición! -escuche el gruñido del chico que me había metido en esto rápidamente regrese al presente.

- ¿Qué pasa? -pregunte como pude mientras desviaba mi mirada hacia él.

- Tu hermano no es de los que se rinde fácil. -giro el volante de manera brusca y tuve que sostenerme fuerte. Vi el auto de mi Tiago al lado. Xerox acelero y en segundos habíamos cruzado la improvisada meta.- Así es como se hace. -me guiño un ojo antes de bajar del auto avivando los gritos. 

Yo suspire, tome aire, intente tranquilizar mi cuerpo antes de bajar. Todas las personas nos rodeaban festejando la victoria del ganador, mi hermano salió molesto junto con Margaret que tenía una sonrisa en el rostro. Ella no quería ganar, a ella no le importaba esto.

- ¡Y nuestro ganador es Xerox! -exclamo el chico, Crash, según había logrado escuchar.

- ¿Terminaste? -me pregunto Tiago llegando a mí, yo mire a Xerox y negué. Nunca pensé decir esto pero...

- Me voy a quedar con él. -mi vista se cruzó con la suya y me guiño un ojo.

- Él no es bueno, Cal. -mi hermano miro en la misma dirección que yo. 

- Tal vez... -me encogí de hombros.- Estoy buscando un poco de dolor. 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...