In The House.

Ella vive en la mansión, y espera ser liberada algún día. Por alguien, o aunque sea... algo.

3Me gustan
2Comentarios
914Vistas
AA

1. 1 Parte -Capítulo 1.

Esa noche llovía como nunca antes había llovido aquí en Inglaterra, la tierra de los hombres felices... Yo estaba de paso a una fiesta, en una discoteca amplia y según todas las redes, la mejor del país y del continente. Eso explicaba el costo de la entrada. Sentado en el asiento izquierdo del auto, veía las luces pasar a través de mis ojos tan celestes y claros.

-Oye, ''princesito irlandés'', ¿en qué piensas? ¿En tragos, o chicas? 

Lo miré mal, y me dio un golpe en el hombro.

-Tú decidiste venir, no es mi problema. -dijo sobándome el pelo, lo cual me molestó

-Ya cállate, ¿quieres? Sabes perfectamente que jamás dije que si. -le respondí girando de nuevo mi mirada hacia la ventana

-Si has venido a Londres, has venido a juerguear, no me vengas con tus estupideces.

-No son estupideces, es lógica.

-Ya, dejen de pelear, que parecen unos completos idiotas. -exclamó Andrew mientras tomaba su celular en la mano

-¿Chateando con la noviesita?

-¿Podrías dejar de jodernos a todos? -grité más molesto de lo que ya estaba

-Ay pero... que cabrones están ustedes dos. Niall añiñadito, y Andrew gileando con su novia. Dime Frank, ¿tú también?

-Estoy conduciendo pendejo, ¿Qué no ves?

-Puta mad*e, mejor me bajo.

-Te estoy jodiendo, bro. Ya llegamos.

Frank estacionó el auto, tomé mi chaqueta y me la puse. Bajaron todos de la mini van, nos empezamos a mojar rápidamente, corrimos hacia el local.

-La noche esta jodida, va a ser la mejor. -dijo Andrew guardando el celular en su bolsillo

Entramos y luces, millones de luces alumbraban el lugar. Casi quedo ciego, prefería ir a un campeonato de ajedrez a que estar aquí. Caminamos a una mesa.

-Oigan, muchachos, esta no es cualquier fiesta. -dijo Frank mirando alrededor

-¿Por qué lo dices? -preguntó Jack, el chico que me estaba molestando en el auto

-Esta es una fiesta Playboy...

-¡¿Qué?! -gritó Andrew ya que alzaron el volumen de la música

-Miren las paredes, los afiches pegados... ¡Por eso nos costó un huevo las entradas!

-No puede ser... ¡Keila me va a matar! La página Playboy sube fotos de todos sus invitados a la red, Keila llega a verme en una de esas fotos y seré el idiota más idiota de los idiotas.

-¿'Serás'? Ya lo eres amigo, no te sientas mal. -dijo Frank jodiéndolo

-¿Por qué se angustian? Fiesta Playboy, chicas preciosas. -dijo Jack alzando las manos hacia arriba

-No lo sé, yo no... No quiero hacer esto. -dije avergonzado

Andrew volteó y vio a una chica que no era una de las conejitas Playboy y le preguntó...

-Disculpa, ¿Esta es la fiesta de la mansión del Sr. Hugh Hefner?  

-¡Obvio si! ¿No está alocada la fiesta? No se preocupen, pronto salen las chicas... Aquí hay perras hermosas.

Inferimos inmediatamente de que era lesbiana.

-¿Y quién es Hugh Hefner? -le pregunté curioso

-¿Que quién es? Él es el dueño de la casa Playboy, el dueño de ... ¡de todo Playboy!

-Ya verán, yo de viejo seré igual que ese tipo, follando todo el día, toda la hora... -dijo Jack bailando al compás de la música, la cual era electro

-Lo siento, yo me voy. -Andrew se fue alejando, tomé su muñeca

-Yo voy contigo.

-¡Niall! .. Niall, Niall, Niall.... Deja que ese maricón se vaya. Tú disfruta como nunca carajo.

-No lo entiendes, odio esto... Frank, ¿Frank? ¿Ya estás tomado?

-SE TOMÓ TODA ESTA MAMADA. -exclamó Jack con una botella de vodka en la mano vacía

-Olvídalo, Horan, yo me voy a juerguear como si no hubiera mañana.

Me quedó en medio de todo, solo, estaba intentando salir, pero de pronto... Todas me empezaron a tocar, y cuando digo todas me refiero a las conejitas... Me sentí tan asqueado.

Me dieron de beber algo, no recuerdo que fue, el punto es que me mareó y después no supe más... Esa noche fue horrible, no estaba consiente de mis actos... No sabía lo que hacia, hasta creí que había muerto. Pero todas esas idea se fueron cuando abrí mi ojo derecho.

Estaba.... en la calle, cosa que me sorprendió demasiado, ¿hasta donde llegué? Traté de pararme, pero mi pierna estaba adormecida, me dolía demasiado. No había nadie alrededor. Tardé en pararme, peor al final lo logré. Sacudí mi cabeza, mi pelo estaba lleno de basura, papelitos, y muchas cosas más. No sabía en donde estaba.

Escuché unos sollozos cerca. Soy un chico muy curioso, así que decidí ver de donde venía o qué era. En un pequeño callejón encontré un bulto gris. Me acerqué un poco más y pude notar que era una persona, aquella persona giró su cuerpo, pude notar que era una chica. Tenía... pelo largo, y ya saben, pechos. Llevaba un tipo de bikini fosforescente rosado.

-¿Q-Quién eres?... Aléjate, aléjate, no me toques... -empezó a arrastrar su trasero en el suelo retrocediendo

-No te voy a hacer daño, ¿por qué llorabas? ... ¿Estás bien?

Se quedó callada, y limpió sus lágrimas.

-Soy.... Niall.

-No sé quien eres, no confío en ti. 

De pronto el callejón se quedó un poco oscuro. Vi hacia atrás y habían dos tipos fornidos y muy altos parados en frente nuestro, la chica se paró.

-Está irrumpiendo en la casa del Sr. Hefner, significa que debe ser expulsado. -gritó

-¿Me hablas a mí? -pregunté colocando mi dedo índice en mi pecho

-A quien más podría ser, estúpido. -me tomó del brazo y me jaló bruscamente

Me botaron del lugar, sus palabras me confundieron... Esta era ... ¿una casa? Traté de recordar algo de anoche, pero nada salía. Absolutamente nada, lo único que recordaba era ...mi nombre.

-Seguramente, he tenido un golpe fuerte en la cabeza, no lo sé. -me dije a mí mismo

Mis pensamientos fueron interrumpidos por un grito atroz. Era la chica que rogaba por ayuda. Los dos hombres la llevaban cargada, ya que era de día, pude ver que su cuerpo estaba golpeado, y su labio sangraba. Me llamó la atención sus ojos, eran... de un color especial. Y la forma de su cuerpo, me quedé mirándola como un idiota.

No sabía donde me encontraba. Primero que nada, revisé mis bolsillos. Encontré algo... duro, y ... amontonado. Lo saqué de mi bolsillo, y ¡era un forro de billetes!... Los conté toditos, ¡3000 dólares! Mis ojos querían llorar, nunca había tenido tanto dinero. Después me puse a pensar, ¿cómo? ... ¿Cómo rayos conseguí tanto dinero? La música, y las luces llegaron a mi cabeza.

¿Qué paso 'en la casa' (''In The House'')?

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...