Nuestro destino

Este amor que siento por ti es verdadero y especial.

Con cada paso que dimos descubrimos que nada en este mundo nos podría separar.

Eres mi vida y no habrá un amor igual en mi.

Cuando te conocí jamás creí que te volverías tan importante para mí.

Por ti hago cosas que jamás imagine que haría.

Siempre volverás a mi y yo volveré a ti... porque ese es nuestro destino...

5Me gustan
3Comentarios
13509Vistas
AA

5. Capítulo 5 (3/3)

A la mañana siguiente me levante demasiado tarde, aún sentía un ligero dolor de cabeza, mi cara se veía demasiado pálida y tenia unas enormes ojeras como si no hubiera dormido en un mes, intente disimularlo con maquillaje pero no ayudo mucho,prepare huevos y jugo de naranja, desayune lo más rápido que pude y me vestí.

Salí corriendo no quería llegar tarde, estuve esperando un taxi, comenzaba a desesperarme, ya habían pasado más de 10 minutos y aún no llegaba el taxi.

-hola Caroline ¿estas bien?- era la voz del chico que me salvo, Liam.

-Me levante muy tarde y ahora no aparece el taxi, llegare tarde- trate de sonar calmada pero no funciono.

-tranquila, no creo que sea buena.idea que te estreses después del golpe de ayer, te llevare-

-no, creo que ya le he dado demasiadas molestias, muchas gracias-

-para nada, me gusta ayudar a chicas bonitas y por suerte hoy no voy a trabajar-

Reí -usted es demasiado amable-

-vamos- me abrió la puerta del copiloto de su auto -no quieres llegar tarde-

Durante el camino hablamos un poco acerca de nuestros gustos, el en verdad era un chico muy tierno y demasiado agradable, cuando llegamos al hospital me despedí de él y le agradecí.

Corrí a firmar mi asistencia, por suerte llegue a tiempo, no quería descuentos en mi sueldo.

De repente sentí un fuerte dolor en la cabeza, todo se me movió y por poco y caigo, pero me detuve en el escritorio.

-Hey Caroline ¿que sucede?- llego rápidamente Zayn a mi lado, Georgiana lo acompañaba.

-nada, un pequeño mareo-

-¿mareo?- pregunto Georgiana preocupada -te vez muy mal ¿que te paso?-

-ayer por la noche tuve un accidente, me golpee muy fuerte la cabeza-

-¿y que haces aquí? deberías estar descansando- dijo Zayn.

-No puedo darme el lujo de faltar y que después me descuenten el día-

-de ninguna manera te vas a quedar aquí, ahora mismo vamos a dirección para que te extiendan un permiso y te puedas ir a casa-

-pero chicos, estoy bien-

-vamos-

Georgiana me tomo del brazo y caminamos hacía la dirección, pasamos inmediatamente a la oficina del director, para mi sorpresa ahí estaba el Dr. Styles junto con otro chico castaño.

-Dra. Hills ¿se encuentra bien?- me pregunto el director en cuanto me vio entrar, él era un hombre muy agradable, desde que llegue se ha portado muy amable conmigo, por supuesto eso era algo que debía agradecerle a mi profesora. Iba a contestar pero fui interrumpida por Harry.

-Te ves muy mal Caroline, debes irte a casa-

-Justo a eso hemos venido.... director- le explico  la situación-¿podría darle el día libre?- hablo Georgiana

-nos encargaremos de sus pacientes- dijo Zayn

-Por supuesto que puede irse ¿verdad tío?- dijo Harry

-claro que si Caroline, tomate los días que sean necesarios para recuperarte, no quiero perderte tan rápido- rió

-gracias señor, prometo regresar lo más pronto posible-

-solo cuídate mucho-

Zayn me abrió la puerta para salir, pero Harry me detuvo

-por favor déjame llevarte a tu casa-

-Se lo agradezco Dr. Styles pero no quiero causarle molestias-

-no es ninguna molestia, estaremos encantados de llevarte ¿verdad Lou?- se dirigió al castaño

-Claro que si- dijo él con una sonrisa.

-sera mejor que acepte dra. Hills, mi sobrino no se va a rendir hasta que acepte-

-Gracias es muy amable-

-bien... vamos entonces, yo la llevare pueden regresar tranquilos a su trabajo- se dirijio a mis amigos, ellos asintieron, Georgiana me miro antes de retirarse, eso quería decir que debía darle una explicación más tarde.

Bajamos hasta el estacionamiento, no me explicaba cual era la razón por la que su amigo también debía venir, en cuanto vi su auto me quede con la boca abierta,la verdad no sabía de autos, pero estaba completamente segura que ese debía costar una fortuna, una verdadera fortuna.

-sube por favor- me dijo el chico castaño abriendo la puerta trasera, Harry subió a mi lado -¿así que tu eres la famosa Caroline Hills? No sabes cuantas ganas de conocerte tenia-

-¿Enserio?- pregunte

-si, Harry no ha dejado de hablar de ti desde la semana de auditorias-

-te aseguro que solo cosas buenas- dijo Harry

-por supuesto, dijo que eres herm...-

-cállate Louis por favor, Caroline no se siente con ánimos para escucharte-él asintió riendo.

-¿como es que no te fijaste que venia el auto?-

-estaba muy distraída, ni siquiera recuerdo el momento-

-por lo menos tuviste la suerte de ser salvada ¿no crees?-

asentí-es en ese edificio- lo señale, se estaciono y Harry me ayudo a bajar -muchas gracias por traerme, siento haberles causado esta molestia-

-ninguna molestia- dijo Louis -ahora Harry, acompáñala a su apartamento te esperare aquí afuera-

-eso ya no es necesario, puedo llegar sola-

-¿y si te vuelves a sentir mal cuando vayas subiendo las escaleras o estés en el elevador?-

-entonces estaré yo para salvarla nuevamente- hablo alguien detrás de nosotros, voltee para encontrarme con Liam, traía consigo algunas bolsas del supermercado -¿escuche que te sentiste mal?-

-¡Liam! Un pequeño mareo nada importante... él es mi salvador- me dirigí a Harry y Louis.

-ah... pues usted si que estuvo en el lugar y el momento correcto- hablo Louis -vamos Harry llévala a su apartamento-

-Yo puedo acompañarla, vivo justo en el apartamento de enfrente-

-¿enserio?- pregunto Harry -que coincidencia que justo su salvador viva enfrente, cualquiera diría que fue a propósito-

-por favor Dr. Styles no diga eso, como dijo su amigo, Liam estaba en el lugar correcto además de que ni siquiera nos conocíamos-

-Es cierto.... bueno... entonces nos retiramos, espero que te sientas mejor Caroline y cualquier cosa no dudes en llamarme por favor-

-gracias, adiós-

Entre junto con Liam al edificio, los elevadores no funcionaban así que tuvimos que subir por las escaleras.

-deberías llamar al médico- dijo Liam

-no es necesario, solo dormiré un poco- llegamos a nuestro piso -gracias por acompañarme-

-no tienes que agradecer,adiós-

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...