Nuestro destino

Este amor que siento por ti es verdadero y especial.

Con cada paso que dimos descubrimos que nada en este mundo nos podría separar.

Eres mi vida y no habrá un amor igual en mi.

Cuando te conocí jamás creí que te volverías tan importante para mí.

Por ti hago cosas que jamás imagine que haría.

Siempre volverás a mi y yo volveré a ti... porque ese es nuestro destino...

5Me gustan
3Comentarios
13599Vistas
AA

48. capítulo 48 (2/3)

***Caroline***

-¡por fin llegamos!- dije al bajar del avión -bueno... para llegar a mi casa faltan por lo menos dos horas.

-Nosotros te seguimos amiga- dijo Tay

Salimos y pare un taxi, le indique que nos llevará al puerto.

-¿puerto?- pregunto Josh -dime donde vives, por favor-

-Te va a encantar Josh, es genial- solo asintió.

-¿Les avisaste a tu papás que vendríamos?- pregunto Tay

-No es necesario, tranquila mi papás estarán felices de saber que traje amigos-

-llegamos- dije -¡Hola tío!- me dirigí a la persona encargada de los botes.

-¿Caroline?- pregunto sorprendido -¡que gusto verte nuevamente, ya estábamos extrañándote!-

-igual yo tío, te presento a dos de mis mejores amigos, Taylor y Josh... chicos él es mi tío Zac-

-Es un placer conocerlo, ya ansiábamos conocer a la familia de esta chica- dijo Josh

-mucho gusto chicos espero que disfruten su estancia en nuestro pequeño pueblo-

-Estoy muerta de cansancio ¿puedes llevarnos a casa?- dije

-No voy a poder llevarte yo, tengo que arreglar algunos papeles-

-¿todo bien?- pregunte

-maravilloso como siempre, pero que tal que los lleve Steve, justo llego a tiempo- señalo al rubio que había sido mi novio justo antes de irme de aquí, por supuesto terminamos en buenos términos, le explique todo, él entendió y quedamos como amigos.

-¡hey, me da gusto verte!- dije animadamente -estás más guapo que cuando me fui- Tay y Josh solo me miraron, como sea Harry es su amigo también

-¿Viniste por mí? Porque lamento decirte que ya te han ganado el lugar-

-mi querido Steve... fui a Londres y conocí chicos super guapos- reí -te presento a mi amigos, Taylor y Josh, él es mi ex novio Steve-

-es un placer- dijeron juntos.

-ahora Steve llévanos a casa que estoy muriendo del cansancio-

-como usted ordene jefa-

-¡agh! No me llames así- dije molesta después ayude a los chicos a subir sus maletas al pequeño bote.

ellos se sentaron atrás y yo fui adelante con Steve.

-¿y quien es tu nueva novia?- pregunte

-No creo que te agrade así que no te lo diré-

-dime... es más, te lo ordeno-

Soltó una carcajada -no porque no te gusta que te llamen jefa-

-dijiste que no me iba a gustar- pensé ¿quien podría ser? -no me digas que es la tonta de Ericka, ¿te enredaste con mi peor enemiga?-

-no exageres, nunca fueron enemigas, ella solo te rompió el vestido de graduación-

-Pero eso fue grave... me alegro que se haya ido de aquí ¿entonces vives con ella?-

-no, solo nos vemos los fines de semana, no duraremos mucho, y menos ahora que llegaste tú, ahora solo tengo que quitarte ese anillo de compromiso, supongo que no me costará mucho puesto que no viene contigo el afortunado-

-No quiero hablar de eso- me puse seria

-uhh... y estas molesta con él, esto será fácil, si adivino porque te enojaste tendrás que concederme una cita-

-tienes novia, no haré eso-

-¿somos amigos o no? ¿o es que tienes miedo? Sabes que te conozco demasiado bien-

Reí -quiero escucharte-

-Lo que más odias... que no te crean-

-hiciste trampa...- suspire, habíamos sido amigos de toda la vida, como podría no saberlo -¿cuando y donde nos vemos?-

-Lo sabía, el jueves, el lugar será sorpresa, yo vendré por ti- Lo mire y sonreí asintiendo, de una u otra manera tenia que pasar el tiempo sin pensar en Harry -muy bien... llegamos, disfruten sus vacaciones-

Bajamos del bote y el regreso.

-¿por que nos mentiste Caroline?- dijo Taylor

-¿en que?- pregunte extrañada

-esto- siguió Josh -lo que nos hiciste creer, tú de pobre no tienes nada, tu tío no fue modesto al decir "disfruten su estancia en nuestro pequeño pueblo" realmente es de ustedes ¿verdad? En todas las tiendas esta tu apellido-

-y esta enorme casa es tuya ¿por que no nos lo dijiste?- esta vez hablo Tay -siempre dijiste que eras una chica pobre que hizo mucho esfuerzo para llegar a Londres-

-de verdad llegue con esfuerzos a Londres, casi tuve que fugarme de casa... chicos estoy muerta de cansancio, les explicare todo mañana-

Camine hacia la casa y ellos me siguieron.

-muy buenas tardes señorita Caroline, es un gusto verla nuevamente-

-Andrew, el gusto es mio, por favor lleva las maletas adentro-

-con gusto-

-¡familia estoy en casa!- dije entrando, todo estaba muy silencioso, hasta que salio mi abuela.

-¿Caroline?- dijo saliendo de la cocina -¡en verdad eres tu! ¡¡Caroline esta en casa!!- grito haciendo que toda la familia saliera de la cocina, mi padres, mi hermano, tíos, tías y primos, los domingos se reunía toda la familia para cenar.

Todos me saludaron animadamente, expresando lo felices que estaban de verme, por supuesto recibí algunos reclamos por parte de mi hermano y mis padres pero tal y como lo dije, se les paso en un segundo, presente a Taylor y Josh y los recibieron muy bien.

-deben estar hambrientos llegaron justo a tiempo, apenas comenzábamos a cenar- dijo mi abuela

-ordenare que pongan tres lugares más- dijo mi mamá, no sin antes abrazarme nuevamente -que bueno que estas en casa mi amor-

Antes de sentarme a la mesa me quite el anillo de Harry, si lo veían comenzarían a cuestionarme y no me encontraba en condiciones para responder.

Como era habitual en una cena de la familia Hills, las risas no pararon, por lo menos mis amigos se la pasarían bien, mi familia es experta en hacer sentir cómoda a las personas.

Cuando terminamos les prepararon una habitación a ellos y la mía seguía como siempre, aproximadamente a las once Tay y Josh se despidieron y se fueron a dormir, yo me metí a bañar no sin antes volverme a poner el anillo, en todo el día no pare de extrañarlo, lo necesitaba conmigo, sus besos, sus abrazos, sus sonrisas... todo.

Después de bañarme me puse la pijama y salí al balcón, aún estaba mi sofá con mi oso favorito, de verdad que no había cambiado nada.

Lo que más me gustaba de este lugar era que podía ver las estrellas sin ninguna interferencia por partes de la contaminación o luces de la ciudad.

Me senté y todas las lágrimas que estuve conteniendo durante todo el día salieron en ese momento. Justo ahora me estaba arrepintiendo por haber dejado a Harry ¿que estaría haciendo? ¿pensaría en mi al igual que yo lo hago? ¿me extrañaría?

Entraron mi mamá y mi hermano.

-sabía que algo escondías monstruo-se sentó a mi lado -¿que pasa?-

-que pasa querida. Cuando tu hermano me dijo que algo te pasaba no le creí, te veías tan feliz y animada como siempre, supongo que el te conoce mejor que yo-

-¿Por que lloras?- pregunto Jay -supongo que es porque quien te dio ese anillo no esta aquí-

-¿anillo?- pregunto mi mamá sorprendida -debo estar muy ciega como para no haberlo visto- tomo mi mano.

-lo vi en cuanto llegaste y planeaba preguntarte en la cena pero después de ver que te lo quitaste y tu actitud supe que no era un buen momento-

-Se llama Harry, Harry Styles, es medico y es hijo del presidente de la asociación medica de Londres además de ser dueño de varios hospitales en Londres y Francia, es dos años mayor que yo y es el chico más guapo que puede existir en este mundo- reí ante eso y me seque un poco las lágrimas

-parece ser perfecto, ¿cual es el problema?-

-¿Si les cuento prometen no decirle a papá? Estoy segura de que si se entera querrá ir a matarlo- ellos asintieron.

Me acomode y comencé a contarles todos y cada uno de los detalles, desde la primera vez que lo vi, la cena, lo de las rosas y su proposición diaria, como fue cambiando su actitud desde nuestra primera pelea, la fiesta del doctor Smith, todas sus palabras, la apuesta, cuando se arrepintió y dijo que realmente me amaba, ir tras de él a Francia, Charlotte, y termine con Ibiza.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...