Wonderwall [m.c]

"Remember: I'll always love you, bye."

0Me gustan
0Comentarios
121Vistas

1. un.

-Sky. Sky. ¡SKYLER!- Una voz diciendo mi nombre me sacó de mis pensamientos, logrando sobresaltarme y entrar en un estado de alerta, lo cual aceleró mi pulso durante algunos pocos segundos.

-¡Demonios! Casi me infartas, Scar. ¿Qué quieres?- respondí en un no tan bajo tono, incorporándome como un ser humano en la silla, mientras dirigía mi mirada y mi atención a Scarlet.

-Estoy aburrida.

-¿Crees que eres la única? Mira a tu alrededor. ¿Quién puede estar disfrutando esto?- Señalé con mi vista a toda la masa de jóvenes que se encontraban en la misma situación tortuosa que nosotras, para volver a colocar mi mirada en mi mejor amiga, esperando alguna respuesta graciosa y sin sentido que pudiera aliviar un poco este calvario.

-Odio a esta mujer. Ni siquiera sé de qué y cuánto hace que esta hablando.- Se quejó enérgicamente. -¡Todos los años dice exactamente lo mismo! Es como si lo hubiera memorizado y te das cuenta de que disfruta tenernos encerrados aquí, durante una hora y media completa, monologando pura mierda. Cuando no tenga que volver a pisar este maldito lugar otra vez, voy a quemar su auto.

-Tranquila, Scar.- Intenté no reírme o por lo menos no mucho, porque de lo contrario Scar tambíen se reiría y ambas estaríamos en problemas. -Cuando esto termine y salgamos, estaremos en vacaciones y no tendremos que pisar este lugar otra vez el año siguiente. Es nuestro último día, relájate un poco. Vas a poder quemar el auto de la señora Rybner.

-¿Nuestro último día?- Preguntó exaltada. -¡Todavía falta el estúpido baile de Fin de Cursada! ¡Tengo que volver a ver a la estúpida señora Rybner otra estú- La corté. Era gracioso, pero estaba enojada de verdad. Tapé su boca con mis manos antes de que la cosa se pusiera peor. Scar es genial, de verdad, pero cuando está enojada no mide sus palabras. Y mucho menos su tono de voz.

-¡Scarlet, para!- Susurré. Aunque hubiera preferido gritar. -¿Estás buscando un-

-¡Señorita Bellerino, qué falta de respeto! La espero en la sala de detención después de la Ceremonia de Cierre de Ciclo Lectivo. Dos horas. Más le vale mantener la boca cerrada, a no ser que quiera aumentar su castigo.- Dicho esto, la profesora Heikkinen se retiró, sin dejar de observar a Scarlet despectivamente, claro. Como lo había hecho durante todos estos años.

Pude observar cómo Hemmings se descostillaba en el fondo del salón, debido a la cara de Scarlet, que a decir verdad no lucía nada bien y luego de ver la reacción del rubio se puso todavía peor. Seguro lo golpearía después del castigo. De todos modos lo tenía bien merecido.

***

-Bien. Ahora sólo tenemos que esperar a que alguien venga y nos diga que no podemos estar aquí. Entonces entramos en acción.- Expliqué a las otras tres personas que estaban conmigo y que me ayudarían a sacar a Scarlet de la sala de castigos. -Serenna, ¿tienes sedantes de esos que usaste para dormir al profesor West?- Ella sólo asintió. Era una chica bastante tímida y tranquila; honestamente tengo que decir que me sorprendió que colaborara en esto. Era bastante opuesta a Scar, pero se llevaban bien.

-Genial, vas a tener que ponerlos en el café de Heikkinen.- Dicho esto, Serenna se dirigió a la cafetería a toda prisa para retirar dicho café, poner los sedantes y entregarlo.

-Summer, llegó el momento más importante de tu vida.- Summer abrió sus ojos, concentrando toda su atención en lo que estaba por indicarle. Estaba algo nerviosa, se notaba.

-Vas a estar vigilando todo y si alguien se acerca necesito que lo avises, ¿entendido? - Un casi inaudible pero seguro ¨sí¨ escapó de sus labios. Está demás decir que Summer también es algo tímida. Pero es genial de todas formas.

-Y tú.- señalé al alto idiota que en verdad apreciaba y era como un hermano para mí. -Vas a estar en el patio que da hacia la calle, esperándonos. Tu exagerada altura nos va a sacar de aquí, trepando las rejas.

-Me van a partir la columna, idiotas.- Fue todo lo que comentó al respecto, y sin más, caminó hacia el lugar que le había sido asignado.

No tardó en llegar una profesora para comunicarnos que devíamos retirarnos y ahí pusimos todo en marcha.

-Verá, la señora Paulinne nos pidió que la ayudáramos a ordenar la biblioteca y nos dió permiso para quedarnos en la tarde.- Esperaba que se tragara esa basura o estaríamos en problemas.

Afortunadamente, aquella profesora que yo desconocía creyó la excusa y nosotras dos nos dirigimos a la ¨Biblioteca¨.

Cuando llegamos, Serenna ya había hecho su parte y la profesora estaba entrando en sueño. No tardaría mucho en caer totalmente dormida sobre el escritorio. Aproveché está situación para escabullirme en el aula y camuflarme entre todos los castigados.

Scarlet, que se encontraba no prestando atención como solía ser normalmente, no notó mi presencia hasta que toqué su hombro. Su grado de distracción era tal, que podría haber pasado su castigo completo sin notarme.

-¿SKYLER, POR DIOS QUÉ HACES AQUÍ? ESTO ES DETENCIÓN Y NO TE MANDARON A DETENCIÓN. ¿DE DÓNDE SALISTE? ¿CUÁNDO LLEGASTE? ¿QUÉ DEMONIOS ESTÁ PASANDO?- Me bombardeó a preguntas, literalmente. Esperé a que terminara con su cuestionario.

-Serenna durmió a la vieja zorra. Vinimos a sacarte. Luke nos espera afuera y Summer está haciendo guardia. ¿Vienes?

- Sky, la rectora está viniendo. - Sigo sin saber cómo comprendí aquello porque dados los nervios de Summer, la pobre no podía articular palabras.

Está demás decir que nunca habíamos corrido tan rápido antes.

***

-Luke, vamos, ¡salta! Vamos, tonto.- Estaba comenzando a impacientarme porque Hemmings no era lo suficientemente alto como para alcanzar a saltar las rejas.

Rápidamente Scar trepó mis hombros, seguida por Serenna, para aumentar nuestra altura y poder ayudar Luke a escapar de aquel edificio de tortura, también conocido como ¨escuela¨. Si creen que caímos todos al suelo y Summer rió disfrutando el momento, están en lo cierto. Pero lo importante es que todos estábamos fuera del establecimiento. Éramos libres.

Serenna y Summer siguieron el camino que habían estado transitando juntas estos últimos años luego de despedirse de nosotros.

Usualmente Scarlet, Luke y yo solíamos volver juntos porque mi casa quedaba a tres calles de distancia de la de Luke, que estaba a dos de la escuela de natación y buceo que pertenecía a sus padres, donde yo había comenzado a entrenar mucho antes de tener uso de razón y donde pasaba gran parte de mi tiempo. También invadía la casa de Hemmings, claro, pero ya todos estaban acostumbrados.

Scar era, sin duda alguna, de las mejores nadadoras con las que contaba el club y por supuesto mi mejor amiga. Así que en resúmen, los tres pasábamos demasiado tiempo juntos.

-Duende, ¿te veo hoy para cenar en casa?- Sí, Luke, la jirafa humana, me apodaba así, dado que en comparación a él yo era demasiado baja, pero ¡vamos! ¿quién no?

-No, no me esperes, ser humano más alto del mundo. Papá tiene la tarde libre y vamos a pasarlo con él. - Sonreí ante la idea ya que esto no solía ocurrir.

-Bien, ¿las veo mañana?

-Idiota.- Murmuró Scar, para luego darle un puñetazo a Hemmings, que al parecer fue doloroso.

-Nos vemos mañana, torpe.- Comentamos ambas al unísono, lo que provocó que nos sorprendiéramos. Esto normalmente pasaba a menudo y nos asustaba tanto a nosotras como a los demás.

***

Habíamos estado caminando unas cuantas calles con Scar en silencio, pero para nada uno incómodo. Luke tenía cosas que hacer, así que no estaba con nosotras.

De pronto, Scarlet rompió aquel silencio. -Es viernes, ¿Tienes algo planeado para esta noche?

-En realidad sí. Iba a pasar la noche con Luz, y las demás, pero... Kayden, ya sabes, hoy me encango yo, porque papá trabaja en la noche.- Kayden era mi hermano menor, tenía 10 años y era un niño de verdad adorable, era muy agradable y de mis personas favoritas. Eramos realmente unidos. Scar sólo respondió con una mueca y acarició mi hombro en señal de apoyo.

-Es un niño fuerte, va a estar bien, Sky.- Jamás sonreí tan falsamente. Agradecía el apoyo de Scarlet y yo intentaba mirar el vaso medio lleno, pero no había muchas probabilidades.

-Eso espero. Va a ser una noche larga.

-¿Quieres que los acompañe?- Sugirió mi castaña amiga. De verdad, no sabría qué hacer sin ella.

-¿Qué? ¡¿Acaso estás loca mujer?! No lo voy a permitir. De ninguna manera. Hace tres semanas que estás planificando esta cita con...- Hice una pausa, tratando de recordar su nombre. ¡Ashton! Era dos años mayor que Scar y no estudiaba con nosotras. Lo había visto en dos oportunidades, pero parecía un gran tipo. Era simpático. -Con Ashton y no voy a dejar que la canceles por esto.

-Pero, Sky, ¡vamos!

-Sin peros. Cuando estés libre y si quieres puedes llamarme para contarme todo y saludar a Kayden.

-Bien.- respondió seca.

-Bien.- respondí yo riéndome de sus gestos.

>

N\a: Holaaaa, bueno, este es mi primer fic en muuuucho tiempo y es el primero que hago de Mike. No estaba muy segura de hacer esto y de publicarlo, pero quiero agradecerle a dos personas que me apoyaron a hacerlo: Nanis y Fufu. En especial Fufu, que esto ni está para leer y ella ya es re gordafan JJAAJJAAJAAJ.

No me parece un muy buen capítulo, la verdad, pero creo que la historia en sí está buena y a medida que la vaya escribiendo, va a tomar mejor color(?

Esto es más que nada para ubicar un poco cómo son las cosas. Bueno espero que si alguien (Fufu no contás. Nanis tampoco.) lee esto le guste y si no es mucho pedir lo recomiende con sus amigos y bueno, nada. Nos vimos en el corzo.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...