For Something More Than Love.

Aquella chica de duro carácter, es débil realmente. Aquella otra chica de linda y risueña risa, está destrozada en el interior. Aquella otra chica, que gusta de usar buzos grandes, esconde su dolor. Tres diferentes chicas, tres diferentes historias que se unirán y formaran una sola.

0Me gustan
0Comentarios
36Vistas

1. Solo es otro mal día.

D

R

E

W

 

Capítulo Uno

Drew caminaba por el pasillo entre sus cuatro mejores amigas, Sky, Sam, Amber y Harmony. Reían sin parar, mientras la pelirroja pensaba otras cosas, cosas tristes. Aquella fingida sonrisa era muy convincente, incluso para que sus amigas ni si quiera supieran su estado de ánimo. Sam tocó el hombro de su amiga y la miró preocupada, pues hace un rato que no hablaba.

-¿Te pasa algo?-

-¿Ah?, no, nada- sonrió mientras se separaba de su pequeño grupo- Las veo más tarde-

-Pero si las clases aún no acaban-

-Me siento mal, cúbranme-

-Pero… ¡Drew!-

Sin decir más corrió hasta su motocicleta y condujo hasta su casa.

Una calle antes de llegar, el semáforo se puso en rojo. Paró junto a un Ferrari convertible negro, un chico rubio y uno con el pelo teñido estaban dentro. El rubio volteo y vio a Drew a los ojos, bueno no exactamente, ya que llevaba gafas y no se veía la dirección de su mirada.  Pero Drew quería convencerse que la miraba a ella.

El otro chico le dio un codazo y el reaccionó, tomó la palanca de cambios y aceleró, no se había dado cuenta de que la luz había cambiado a verde, ni ella tampoco.

Las calles estaban bastantes llenas de tráfico, así que Drew decidió tomar un atajo. Los verdes parques que se mostraban a lo largo del camino, le recordaban a Drew su infancia, cuando para ella no existían las preocupaciones y personas malas. Algunos de sus momentos felices pasaron por su mente unos segundos. ¿Yo viví eso? se preguntaba por cada recuerdo. Ella nunca recordaba cosas tan lindas.

Cuando abrió la puerta de  su casa dejo su maleta en el sofá y fue hasta la sala de entretenimiento, su madre y su papá se encontraban ahí, abrazados viendo otra vez “The Notebook” y como siempre su padre le agarraba con una mano los pañuelos a su madre mientras con la otra la abrazaba. Drew no soportaba aquella escena, no podía soportar a su madre.

Hace cuatro años se había enterado que su madre engañaba a su padre con el mejor amigo de este, lo mejor fue que ella quedó embarazada y lo hizo pasar como hija de su padre. ¿Qué como lo sabía?, muy fácil encontró a su madre con aquel tipo y otra cosa, cada mes era uno diferente.

-Drew, cariño ¿Qué haces aquí?- le preguntó su padre tiernamente mientras se levantaba

-Me he sentido mal y he regresado antes-alzó los hombros y lo abrazó, por el hombro podía ver a su madre.

Drew le lanzaba miradas asesinas mientras ella solo sonreía alegremente y le hacía señas de “tenemos que hablar”. Deshizo el abrazo y subió a su habitación. Unos minutos después su padre tocó su puerta y se despidió de ella, pues tenía que volver a trabajo, le dio un beso en la mejilla y minutos después se escucho el sonido de la puerta principal cerrándose.

-Cariño, tenemos que hablar- dijo su madre caminando hasta ella, en su mente el único pensamiento que había era: “Tiene la actitud de una conejita playboy” rió para sus adentros y se sentó en el sillón.

-¿Sobre qué quieres hablar?- preguntó haciendo énfasis en qué

-Sobre tu graduación, cariño-contestó ella-Deberías estar preocupándote por eso, el vestido, tus citas… ya sabes, cosas de chicas normales.

-Normales, no como yo-puntualizó mientras inclinaba la cabeza

-Drew, se normal, ve a fiestas, amigos, sexo…-

-Espera mamá, para ahí- puso una mano frente al rostro de su madre- No quiero saber sobre eso-

-Vamos, tenemos que hablar sobre eso-

-Ni loca- rió a carcajadas, no hablaría con ella sobre eso-Nunca.

Subió a su habitación y vio el reloj de pared junto a su escritorio, ya había pasado casi media hora. Repentinamente se acordó que tenía un examen. Insultó al aire y corriendo, tomó sus cosas. Bajó las escaleras, esquivando las preguntas de su madre, pero antes de salir, abrió de nuevo la puerta y gritó:

-¡Regreso luego, mamá!-.

***

-¿Tu madre te trato de dar  una charla sobre sexo?-

-Yep- contesto la pelirroja mientras levantaba su cabeza de las piernas de su amiga, Harmony.

Todas explotaron en risas, lo cual hizo reír levemente a Drew.

-POR DIOS, SE RIÓ- Amber grito lo cual todas imitaron menos Sky

-¡SE RIÓ! VA HA HABER UN APOCALÍPSIS ZOMBIE- Grito Sam riéndose

-Ya, déjenla-Sky dijo y miró a Drew

-Por favor, yo si rio- dijo ella fingidamente y después puso la peor cara de “las odio” que encontró.

-Bien, bien te dejamos- Harmony dijo alzando los brazos- A veces quisiera entrar en tu mente y ver lo que piensas y sientes-

-No encontrarías cosas bonitas te digo-dijo Drew- Tumblr me ha traumatizado con eso del dolor, y bueno, tu sabes-                                                                                                                                             

 El último timbre del día sonó, todas se levantaron y con euforia, se despidieron. Drew fue hasta su motocicleta y condujo hasta la escuela de su hermana. No era muy lejos, pero el tráfico siempre era horrible en Green Lakes. Aunque amaba a su pequeña hermana, odiaba tener que ir a recogerla todos los días. Siempre gastaba el doble en combustible. Luego de unos minutos llegó.

Aquel lugar estaba plagado de niños hasta los 11 años, era horrible. Caminó hasta kindergarden y tocó la puerta. Su pequeña hermana corrió hasta ella y la abrazó. Era la única persona de la que Drew aceptaría un abrazo, de ella y de su padre.  Gabrielle tomó la mano de Drew y la guió hasta el patio trasero, donde un niño lo esperaba en los columpios.

-Mira, el es mi amigo, se llama Trevor-

-¿Qué hay pequeño?- le alboroto el cabello

-Hey, déjale el cabello, tarde una hora en peinarlo- dijo un chico rubio

-Eh, tú, ¡te he visto antes!-

-Oh, claro tú eres la chica guapa de la motocicleta-

-¿Eh?... bueno-ella dijo incómoda- Adiós pequeño- le volvió a revolver el cabello

-Te he dicho que no le hagas eso- bufó el chico -Luke, vamos- dijo el tomando su mano- Adiós chica-se acercó a Drew, y tendió su otra mano.

Simplemente lo rechazo. El puso los ojos en blanco y empezó a caminar a su auto.

-¡Adiós, Trevor!- gritó Gabrielle mientras Luke y Trevor su subían al auto descapotado.

-Vamos, nos esperan en casa-

***

-¡Cómo pudiste!-justo al poner su mano en el picaporte, se escuchó un grito. Era el padre de Drew.

-Espera no entres- detuvo a Gabrielle- Entra al auto de nuestros padres y ponle seguro a las puertas- la niña la miró con un deje de confusión-Solo ve, luego te explico- sin chistar, se fue.

Drew entró a su casa y vio a su madre sentada en el sofá, llorando cubierta con una sábana y James poniéndose su camisa. Tocó el hombro de su padre y este le dio una bofetada pensando que era aquel tipo que se había acostado con la mujer que ama.

-Lo siento, Drew-dijo su padre secando sus lágrimas- No he querido golpearte.

-No importa, tranquilo- Drew trató de calmar el dolor de su padre.

-¿Y Gabrielle?- pregunto el preocupado, olvidando la escena presenciada hace unos minutos.

-En tu auto- sonrió acariciando su mejilla.

-Drew…-susurró su madre lloriqueando. 

-¡Cállate madre!-gritó Drew cansada- Has engañado a mi padre y no te mereces un buen trato, eres una zorra- dijo con repugnancia

-Vístete, y coge tus cosas, quiero el divorcio-su padre dijo fríamente, fingiendo ser fuerte

-Me... iré mañana, no tengo a donde ir- rogó ella

- Esta casa está a nombre de Drew, a si que cariño ¿Qué dices?-

-Lárgate, madre-sonrió mientras abrazaba por los hombros a su padre -Vete con él- apuntó al hombre semidesnudo-Tal vez a él no lo engañes-.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...