Mala Jane - 2TEMPORADA

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 4 ene 2015
  • Actualizado: 6 ene 2015
  • Estado: Complete

2Me gustan
1Comentarios
1011Vistas
AA

48. Mala Jane - 2TEMPORADA: Capítulo 48

Entrecerré mis ojos y sonreí cínica ¿Se conocieron por coincidencia? Este tipo quiere llevarse a la cama a mi madre, y por alguna extraña razón no me molesta; ¡Ah si! Es que quiero que deje de pensar en Styles y lo entierre junto con sus cenizas.
-Hola, profesor Horan- me acerqué y estiré mi mano hacia él.
-Hola, Jane- tomó mi mano.
-¿Ya se conocían?- preguntó mi madre. Ambos asentimos.
-Niall era mi profesor de Sociología en Mánchester- Solté su mano a regañadientes. Este hombres esta muuy bueno.
-¡Ahh! ¡No sabía!- dijo conmocionada. <Tampoco imaginas cuantas veces se masturbo con tu foto, mami>
-Bueno, yo me voy. Quiero ir a ver a mi abuelo al internado. Con permiso- mordí mi labio inferior.
-Si vienes tarde avisas- gritó mi mamá mientras salía de la casa.
Caminé las pocas millas hacia el internado, pude ver que estaban encendidas las luces de la casa de Perrie, tal vez luego iría a ver a Danielle. Estaba haciendo bastante frío, se notaba en mi respiración. Al fin llegué al internado.
-Buenas noches, señorita Styles- me saludó el portero.
-Hola, Ken- saludé.
-Me llamo Esteban- rodó sus ojos.
-Como sea, déjeme entrar- agité mi mano. El tipo abrió la reja y entré al gran jardín de la entrada, este internado lo conocía como la palma de mano.
Una vez dentro noté que era la hora de la cena, fui directamente a la oficina de mi abuelo; el recuerdo de Liam manoseándome cuando Harry nos encontró surgió en mi mente <Deja de pensar en él> Mi abuelo no estaba. Me senté en su escritorio y abrí su computadora. Vino otro recuerdo a mi mente, una história que me contó mi mamá sobre un videochat fajón en esta oficina- Ay mami, necesitas un exorcismo- Revisé y encontré los archivos del internado de Irlanda, y simplemente lo eliminé. Comencé a revisar las gavetas y encontré esto:

´´Registro Civil

Acta de Defunción

Año: 2013.

Nombre: Harry Edward Styles.
Nacionalidad: Inglés.
Domicilio: Butterfly Ln, Elstree, Hertfordshire WD6 3AF, Reino Unido
Edad: 36 años.
Estado Civil: Casado.
Oficialia 1 Libro Nº 04 Acta Nº 069
Ciudad: Londres.
Declarante: Des Styles.
Causa(s) de muerte: Accidente Automovilístico.
Fecha y Hora de Fallecimiento: Veinte de Enero de Dos mil trece, 10:42 a.m.
Lugar de Fallecimiento: Km 25 Norte a Great Clowes Street, Salford, England, Reino Unido.
Sepultura en: Cremación Familiar.
Se cierra el acta´´

Justo antes de terminar de leer mis ojos están llenos de lágrimas, justo mi abuelo entra.
-¡Jane! ¿Qué estás haciendo aquí?- dice asustado.
-Hola abuelo- limpio mis lágrimas- Vine a visitarte.
-¿No debes estar en Mánchester? ¿Qué tienes ahí?- se acerca rápidamente.
-El acta de defunción de Styles y, fui expulsada de la Universidad- guardo el acta de vuelta y me levanto para abrazar a mi abuelo.
-Nana, no llores- me abraza.
-¿Dónde estabas?- Me hago la fuerte y me aparto.
-En el internado de hombres ¿Tienes hambre? Aún hay comida- me ofrecé, me limito a negar con la cabeza.
-Subiré a la habitación de Styles, creo que dejé algo el último día que vine- salí de la oficina y entré a la habitación <Vienes a recordar a Mánchester cuando durmió aquí, vete ya, masoquista> Recibo una llamada ¿Harry? Pienso esperanzada- ¿Hola?
-¡Jane! ¿Estás en Londres ya?- es Leon.
-¿Leon? ¿Qué putas? Si, aquí estoy ¿Qué pasa?- limpio mi nariz.
-Estoy en Londres tambien ¿Vienes al concierto?- ¡Mierda, el concierto!
-¿Dónde estás?
-Arena O2.
-Península Square, sé donde es. Ya voy- cuelgo el teléfono y salgo corriendo hacia la puerta cuando una niña me detiene.
-¿Regresaste?
-No, soy un fantasma, a un lado, niña fea- la empujo.
-Mi mamá no estará felíz de lo que hiciste, ella está muy enojada contigo- Me detuve y la miré.
-A tu mamá me la paso por entre las piernas y me limpio con ella- le pellizqué la frente y salí del internado olvidando a esa tonta ¿Quién será su mamá?
Llego a casa y abro rápidamente ¡Whoa! Mi mamá besuqueando a Horan en el sofá, él tiene sus manos rodeando sus cinturas bajo su camisa.
-Aquí nadie pierde el tiempo- digo en un tono elevado. Horan se aparta- Eres una zorra mamá, mi padre no tiene ni dos meses de muerto- Corrí hacia mi habitación.
-¡Jane!- me siguió mi madre, pero cerré la puerta antes que ella llegara- Jane, ábreme.
-¡No tengo nada que hablar contigo!- abrí mi clóset.
-¡Claro que sí! No tengo que darte ninguna explicación, soy una mujer mayor.
-Una prostituta mayor, no tienes respeto por nada, se nota cuanto amabas a Styles- saqué toda mi ropa.
-¡Amé a tu padre! Jane, aún lo amo pero él está muerto, no volverá, no viviré perdida en un fantasma.
-¡Unos seis meses de luto siquiera para empatizar! Las bragas se te resbalan muy rápido- Abrí mi maleta y meti mi ropa rápidamente.
-¿Qué estás haciendo?- golpeó.
-¡Me largo! Te dejaré sola con tu amante para que fajen hasta que pierdan el conocimiento. Si quiere te traigo las cenizas de Styles para que hagan trío fantasmal- cerré la maleta.
-Eres una infantil.
-Y tú una desconsiderada, pensé que eras diferente, pero igual que todas eres una zorra más- abrí la puerta.
-¡Eres menor de edad, no puedes irte!
-Mírame- la aparté y bajé por las escaleras.
-Jane, pensé que querías que estuviera con tu madre.
-¡Usted cállese profesor aprovechado! Se está aprovechando del disque dolor de mi madre para meterla a la cama, ya tiene dos hijos no necesita otro, menos de usted. Con permiso- abrí la puerta y entré a la cochera y salí en mi auto hacia el concierto.

-Pensé que no vendrías- Leon cruzó un brazo sobre mis hombros. Entramos al concierto...luego de dos horas y media terminó- ¿Quieres ir a tomar algo?
-Si, vamos- Llegamos a una discoteca, una de las pocas a las que no había incendiado.
-¿Identificación?- pidió el tipo de la entrada.
-Soy Jane Styles- alcé una ceja, el hombre se apartó y nso dejó pasar.
-Wow ¿Tu nombre es la contraseña?- rió.
-Sólo cuidan su edificio- me senté en la barra.
-¿Quieres bailar?- Negué con la cabeza. Comencé a tomar como loca, como de costumbre. Vodka, mucho vodka.
Luego de tres horas yo ya estaba hasta los quesos, fuera de conciencia y todo sentido.
Mi madre seguro estaba acostándose con un tipo que acaba de conocer, mi padre está muerto, el hombre que quiero ha de estar revolcándose en una orgía y mi hermano ha de estar pensando en su estúpida novia. Aparte que Liam me odia. Perdida en el vodka y un poco de marihuana tomé el teléfono. De seguro se la está chupando a Caryol, siquiera águale el faje. Repicó cuatro veces y contestó casi dormido.
-¿Hola?- ¡Su voz! Mi piel se erizó y mis manos se convertían en pedazos de hielo.
-Hola- susurré.
-¿Quién habla?...¿Jane...?- seguro vio la pantalla.
-Si- <Tonta, díle algo mejor>
-¿Qué quieres?- dijo en un tono más fuerte. ¡Estaba durmiendo!
-A usted, ya mismo.
-¿Estás tomada?- jadeó.
-¿Qué esperaba que hiciera? ¿Que me pusiera a jugar muñecas?
-Jane ¿Con quién estás? Ve a casa ahora, necesitas descansar- su voz se aclaraba.
-¡No! ¡Quiero irme al infierno, pero ahí me encontraré a Harry Styles!- me empiné la botella de Vodka.
-¿Bebiste vodka, cierto?
-¿Sabe qué? Ojalá se le pudra el purro, le agarre pus amarilla, se le ponga el purro negro como carbón y se le caiga- comencé a gritar.
-Jane. Estás ebria. Vete a casa.
-¡¡Ahhh!! ¿Sabe qué? Ya vi el cielo, no hay estrellas ni luna ni sol ni, ¡ni mierda!- escuché una sonrisa leve.
-Nana ¿Estás con Danielle?
-¿Danielle? Esa perra, me quitó a mi hermano ¡Dónde está mi hermano!
-Está dormido...vete a casa.
-¡No! Huí de casa, mi madre está canalizando energías con Horan.
-¿Horan? Jane, estás demasiado ebria ¿Con quién andas?
-Con Leon- lo miré, estaba bailando con una chica.
-¿Leon? ¿Está ebrio tambien? ¡Por Dios, Jane!- sonaba frustrado.
-¿Con cuántas se acostó hoy? Está disfrutando su libertad de nuevo.
-Jane, llamaré a tu madre- colgó.
-¡¡¡Nooo!!! ¡Harry!- comencé a hablarle al celular. Segui bebiendo e inhalé más drogas hasta que ya no sentí más.
Sentí que me penetraban en un lugar maloliente, lo hacían con fuerza. Apenas podia abrir los ojos, estaba en un baño público. Reconocí el cabello del chico, negro, era Leon.
-¿Qué me estás haciendo?- decía mareada.
-Oh Jane- gemía. Me desvanecí.
________________________
-Oye, despierta- escucho a lo lejos la voz de un hombre, tambien siento que me golpean levemente en la pierna.
Me duele la cabeza como el demonio, que calor hace aquí ¿Dónde carajos estoy? ¡Que mal huele!
Abro mis ojos y apenas puedo ver pañoso la luz del día, un policía. Me siento, estoy en el suelo, en el basurero de un callejón.
-No puedes estar aquí, tú y tu amigo deben irse- señala detrás de mí. Yo estoy con el vestido hasta la cintura mostrando mis bragas, mi cabello ha de estar hecho un asco, miro hacia atrás y está Leon tirado en el suelo, sucio con el cierre abajo y sin camisa.
-Ya nos vamos- le levato con dificultad. Le doy unas patadas a Leon pero este no se mueve ¡Mierda, murió de sobre dosis! Me duelen las piernas ¡Mierda, me lo fajé! El policía seguía ahí- ¡Leon, purro miniatura! ¡¡Despierta!!- seguí pateándolo, no se movía. Hice un gesto y lo volteé boca abajo, le bajé los pantalones y comencé a nalguearlo con fuerza. Leon comenzó a moverse- ¡Ya era hora!- me levanté.
-¿Estoy en el cielo?- se sentó en el piso, traía sus pantalones abajo.
-No, idiota, ni en sueños tienes lugar ahí- me puse mis tacones de nuevo.
-Deben irse a sus casas- dijo el policía inquieto. Leon se levantó y salimos del callejón.
-¿Dónde vamos?- pregunté.
-A tu auto.
-¿Dónde lo dejé?- pregunté, él se encogió de hombros. Con suerte traía mi teléfono aún. Lo revisé, veintitrés llamadas perdidas. Diez de mamá, ocho de Harry y cinco de Danielle- Creo que se lo llevó una grúa. Leon, fajamos anoche.
-No me acuerdo de nada- dijo sosteniendo su cabeza.
-Hazte el imbécil- le di un golpe en la cabeza, se quejó de dolor.

Luego de encontrar mi auto aun en el estacionamiento fuimos a un hotel y nos bañamos.
-¿Otra ronda?- dijo Leon desnudo en la cama mientras yo salía del baño.
-Vete al carajo- me quité la toalla y busqué en mi bolsa la ropa.
-No te desnudes frente a mí si no vamos a fajar.
-Pues voltéate, al fin y al cabo por delante y atrás tienes igual de plano- me puse las bragas.
Las puertas se abrieron inmediatamente de par en par y entró una multitud de gente. ¡Oh Dios! ¡Mi madre!
-¡¡Jane!! ¿Qué es esto?
-Faje intenso- dijimos Leon y yo al mismo tiempo.

Una vez en mi casa de regreso, con una bolsa de hielo en mi cabeza y castigada de por vida, mi vida mejoraba cada vez más.
-¡No puedo creer que te fajaras a Leon!- me reprendía Danielle.
-No puedo creer que el infelíz que Lí-Sellers los llamara para esta mierda- me senté en la cama.
-Por cierto, alguien está abajo esperándote- Me levanté inmediatamente <No es él> me rodaba los ojos mi sicópata interna pellizcando mi médula. Cuando bajé suspiré.
-Hola- era Liam.
-¿Qué haces aquí? ¿Qué quieres?- di dos pasos hacia atrás.
-Me contaron lo que pasó en la universidad y Syd esta mañana me contó lo de anoche y quise asegurarme que estuvieras bien.
-Estoy bien, ahora adiós- le abrí la puerta.
-Jane- se acercó a mí-...Te extraño.
-¡No me vengas con esa estupidez! ¡¡Vete!!- dije sin paciencia.
-Me duele alejarme de ti ¿Cuando lo vas a entender? Siempre me propongo a mi mismo superarte y olvidarte pero en las noches te extraño tanto, me trato de hacer el fuerte pero no puedo, yo te amo- acarició mi mejilla. <Harry no es celoso, así que no me sirves de nada>
-No me importa ¡Vete!- dije sin paciencia.
-Puedo hacer que regreses a Mánchester- ¿Qué?
-¿Cómo?
-Jane, yo haría todo por tí, hasta lo incorrecto.
-¡Habla, dime!- él rodó sus ojos.
-Si acusas a Lí-Sellers de acoso sexual ante la comunidad educativa de Inglaterra pueden considerar que lo que hiciste fue en defensa propia. Y si consigues algo que lo pruebe lo despedirán y tú regresarás a Mánchester, conmigo- tomó mi mano. ¡Whoa! El video. Liam si tiene mente para esto ¿Cómo no lo pensé? Harry me las pagará por haberme dejado y regresar con sus amantes, le costará su propio trabajo y yo regresaré a Mánchester...Puede ir a la cárcel, se verás sexy en traje de rayas. Sonreí y abracé a Liam.
-Está bien, lo haré- me dio un beso en la mejilla y se fue.
Busqué en el internet el número de la comunidad educativa de Inglaterra y expuse 'mi caso'
Tuve una cita para el lunes con Harry y los educadores para hablar de ello. Soy menor de edad, me creerán, sólo me queda conseguir ese video.
Cayó la noche y tenía planeado volverme a emborrachar. Recibí una llamada.
-¿Hola?- contesté.
-Hola, Jane- era una mujer con número desconocido.
-¿Quién habla?- pregunté.
-¿No adivinas?- rió.
-¿Quién putas es?
-Si quieres saberlo ven al bosque de Londres en media hora, te interesara, es sobre tu hermano gemelo- colgó.
-¿Qué? ¡¡Hola!!- ¿Qué era esto? ¡Edward! Llamé a su número y estaba apagado. Me fui en el auto escabulléndome de mi mamá.
Miré aquel bosque, tenía mucho de no ir ahí. Iba con mis padres de pequeña, recordé que aquí había nacido Harry. Me adentré hasta que miré una fogata y una personas frente a ella. Me bajé del auto y traté de acercarme curiosa.
-Hola- susurré, era una tipa. Cabello rubio desteñido, había una niña en sus piernas ¡¡¡Por el fajón más sifiloso de Londres!!! ¡Era la niña del internado! ¡La que me amenazó anoche con su madre!
-Hola, Jane- sacó un arma de su chaqueta y me apuntó.
-Mierda ¿Quién eres?- alcé mis manos.
-¿No me recuerdas? Eres mi hija...Leah.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...