Mala Jane - 2TEMPORADA

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 4 ene 2015
  • Actualizado: 6 ene 2015
  • Estado: Complete

2Me gustan
1Comentarios
1013Vistas
AA

47. Mala Jane - 2TEMPORADA: Capítulo 47

Mierda. Sí que está enojado, pero no puede estar hablando enserio, eso significaría que no estudiaría en todo el año. Los ojos de Harry irradiaban furia y decepción. Mi sicópata interna se encogía de hombros con indiferencia. Cerré mi boca que estaba levemente abierta y me levanté, él alzó su mirada conforme me movía.
-Bromea- aseguré, Harry entrecerró sus ojos.
-Pasa con Sasha para que te dé el alta de la universidad. Que tengas buen viaje con tu madre- caminó hacia mí, mi sangre elevó su temperatura pero se volvió a enfríar al pasar a la par mía y abrir la puerta. Me indicó con la mano que saliera.

Está bastante molesto ¿Será que ya no me quiere? Acaba de aceptar alejarse de mí para siempre, seguro ya llamó a todas sus amantes para retomarlas. Tragué con dificultad y me aproximé a la puerta, pero me detuve antes de cruzarla y lo miré. Él evitaba mi mirada, yo la buscaba con desesperación.
-¿No va a despedirse de mí?- mi voz se quebró.
-Adios- dijo secamente bajando su mirada hasta mis ojos. Sentí una punzada en lo más profundo de mí. <Lárgate con la frente en alto, idiota> me hincaba mi sicópta interna.
-¿Nos veremos en la casa?- desobedecí a mi sicópata, no era usual que yo hiciera eso. Él sólo asintió. <Cállate y vete> Tenia razón, si decía algo para ofenderlo pensaría que estaba ardida y si decía algo para quedar bien pensaría que estaba triste. Me largo. Alcé mi cabeza y di un paso hacia el frente, sentí que Harry tomó mi brazo ¡Aleluya! Lo miré esperanzada.
-Felicidades por haber ganado la apuesta. Cada día me sorprendes más. Nunca pierdes- me soltó y cerró la puerta casi en mi cara. Di media vuelta ¿Qué sentía en ese momento? Rabia, impotencia...La maldita Caryol le contó lo de la apuesta, y obviamente eso no ayudó en su estado de ánimo hacia mí. Al menos conseguí que ella renunciara <No le cuesta nada verla en otro lado> ¡Buen punto! Debo deshacerme de ella completamente. Me acerqué al escritorio de Sasha, miré que el padre de Kean era un papasito y lo estaba amenazando con rasparle los huesos si se atrevía a volver a hacer algo así. Tambien se quejaba de haber dejado una reunión importantísima por venir. Mientras que la mamá de Leon se limaba las uñas con indiferencia, él permanecía tecleando en su teléfono.
-Te voy a extrañar- Sasha presionó mi mano <Volveré más pronto de lo que te imaginas>
-Dame la maldita alta, ya me quiero largar- murmuré de mala gana. Sasha extendió el papel, se lo arrebaté y lo leí.

University of Mánchester - UK

Fecha Jueves 21 de Febrero de 2013

De acuerdo con la ley ORS 339.250, OAR 581-21-070, y al manual del estudiante, la Universidad de Manchester informa que la estudiante Jane Claire Styles ha sido expulsada permanentemente de esta institución educativa por los motivos de:

-Falta de respeto a la autoridad.
-Mala conducta en las zonas interiores.
-Mal uso de las zonas interiores y de su mobiliario.

Esto le quita todo derecho a convalidar clases recibidas en el año entrante y extracción de derecho a regresar a esta universidad. Se añade que no es recomendable su incripción en cualquier otra universidad presidida.

Harry Zachary Lí-Sellers.
Director Educativo
Universidad de Mánchester
Princess House, 105-107 Princess St, Manchester, Lancashire M1 6DD, Reino Unido.

¿Qué putas? ¿Mal uso de las zonas interiores? Yo juraba que las cafeterías eran para lanzar orines. Aparte toda la mierda que he estudiado en este mes no sirvió de naday ¡¡No puedo entrar a ninguna otra universidad pública!! Me hicieron mierda el año por un maldito accidente. Y su apellido. Mierda. Su maldito apellido legalmente autorizando ser propiedad de Puttet Sellers. Arrugué la carta y la lancé al cesto. Di un portazo y salí de la maldita universidad. Tome un autobus hasta el centro de Mánchester. Entré una tienda buscando comprarle algo a mi mamá, con su tarjeta claro.
Entré a Harvey Nichols y recorrí todo el centro comercial, era como...mis vacaciones exclusivas. Entré a una tienda de joyería.
-¿La puedo ayudar?- dijo la rubia con puntas rosas sonriente.
-Si...es que estaba en el baño y no me limpie bien- reí-...Es broma, me acaban de expulsar de la universidad y vengo a buscarle algo a mi mamá para que no me regañe tan fuerte- la mujer soltó una sonrisa tonta.
-¿Qué edad tiene su madre?
-34- susurré merodeando la vitrina con anillos.
-¿Qué signo es?- dijo hojeando una revista.
-Libra.
-Mira- me mostro esto http://1.bp.blogspot.com/-2foBHBNAIh8/ULjaPs2lB7I/AAAAAAAAAa8/qP3tDL5PiPo/s1600/LAPIDADOR+ANILLO+CORNALINA.JPG- La cornalina es la piedra de las libras- Tomé el anillo en mis manos. Rojo, como el cabello de Marisol.
-Mejor otro- lo devolví.
-¿Tiene algo de malo?
-Es rojo.
-¿No le gusta el...
-¡Otro dije!- la mujer guardó el anillo.
-¿Qué color lo quiere?
-¿Cuál es el color contrario al rojo?- pregunté. <Seguro está fajando con ella justo ahora. Sácalo de tu mente>
-El...-miró un panel de colores-...azúl.
-Sí, lapislázuli- me sacó esto http://imagenes.solostocks.com/z14259322/anillo-lapizlazuli-bh37703.jpg- Lo que sea, sólo démelo ya- dije impaciente.

La puerta se abrió, estaba anciosa por ver a mi madre, pero me recibió la persona que menos quería ver.
-Hola ¿Qué haces aquí a esta hora?- preguntó Liz.
-Eso no te importa- entré empujándola- ¿Dónde está mi madre?- exploré la sala con mi vista.
-Está en la cocina con Lily...-no dejé que terminara la oración y entré directamente. Mis ojos se llenaron de lágrimas al ver a mi mamá de espaldas. Traía una camisa rosa, jeans y el cabello trenzado a un lado. Corrí hacia ella y la abracé.
-¡Mamá!- le presioné contra mí.
-¿Quién es? ¿La más fajona de Londres?- bromeó. La solté, ella se volteó hacia mí.
-¿Cómo estás mami?- acaricié su cabello.
-Bien. Dentro de lo que cabe, bien. Pensé que salías hasta las tres treinta.
-Sobre eso...-miré hacia la puerta que dirigía a la cocina, Liz se recostaba en la pared-...Pero debe ser a solas.
-Ven, Lily- llamó Liz. Lily me dio un abrazo y se fue con ella.
-¿Qué pasa?- dijo mamá preocupada- ¡Estás embarazada!
-¡Mamá, no!- reí.
-¡Sida!
-¡¡Noo!! Nada mortal- rodé mis ojos.
-¿Y entonces? Habla, escuincla- me haló un mechón de cabello.
-Primero quiero saber como estás- traté de desviar la conversación, pero era imposible, era de mi madre de quien hablamos. Ella dejó caer sus hombros y me miró- Me expulsaron de la universidad- empuñé mis ojos mientras abría la caja con el anillo.
-¿Y vienes a proponerme matrimonio para que no te castigue?- tomó el anillo y se lo puso.
-¿No estás enojada?- abrí un ojo.
-Jane. Yo nunca fui a la universidad, vivo de la herencia de Harry y el sudor de la adultez de mis padres.
-¿Entonces no tengo que ir a la universidad?- dije emocionada. Ella soltó una carcajada.
-No estamos en Estados Unidos, hija. Aquí los sueños no se cumplen- dijo sarcástica- Te buscarás un empleo para pagar la mitad de la mensualidad universitaria en una universidad privada en Londres- dijo tranquila.
-¡¡Qué!!- me levanté.
-Como lo oyes, ahora dime ¿qué hiciste?
-Le lancé orines en la cara al director- murmuré resignada.
-¿A Harry?- sus ojos se ampliaron, yo asentí- Eres una perra.
-Mamá ¿Cómo va tu tratamiento?- la abracé.
-Zayn me mantiene bien. Si continúo el tratamiento estaré cuidado pronto estaré curada...O mejor dicho como antes, porque loca no creo dejar de ser.
-¿Y...cómo has tomado lo de...Styles?
-¿Styles? Jane...era tu padre.
-Era...pero él habá muerto para mucho antes de que pasara el accidente.
-Jane, amar no significa cambiar tu personalidad. Fui felíz con Harry dieciocho años siendo lo que soy hasta ahora.
-Mamá, no empieces con eso- me situé detrás de ella.
-¿Qué pasó con Liam?
-Nada. Liam nunca será para mí.
-Jane, odio decirlo, pero eres una pequeña zorra- se levantó.
-No soy una zorra- di media vuelta.
-Dame el cordón de tus zapatos- ordenó.
-¡¿Qué?!- mis ojos se abrieron.
-Que me des un puto cordón- señaló mis pies.
-¿Para qué?
-Ahora, soy tu madre. Haz lo que te digo sin protestar- ordenó. Quité uno de mis cordones y se lo dí- Acércate- tomó el cordón. Me miró curiosa ¿Qué tramaba? Dobló el cordón en dos y lo envolvió en mi cuello ¿Qué mierdas era esto?- Muerde- ordenó. Yo mordí donde me indicó, osea justo donde se cerraba el cordón al doblarlo por mi cuello.
-¿Qué es esto?- dije con el cordón en la boca. Ella me sonrió maléfica. Abrió el agujero que formaba el cordón, lo pasó por mi cabeza hacia la parte de atrás.
-Eres una pequeña zorra- sonreía cínica negando con la cabeza. Me arrebató el cordón.
-¿Qué? ¿Qué fue eso?- dije alarmada. Mierda ¿Qué pasaba?
-Cuando el cordón pasa por la cabeza es que perdiste la virginidad. Cuando no, es que aún lo eres- meneó el cordón.
-¿Qué? ¿Quién dice eso?- me crucé de brazos.
-Es un pequeño secreto antiguo.
-¡Eso no es cierto!- me negué.
-Tómalo, enrróllalo en mi cuello doble desde la punta hasta donde cierre- Lo tomé y lo hice- Pon en mi boca el extremo- Coloqué el cordón en su boca, ella lo mordió y lo pasó por su cabeza con facilidad ¡Mierda! ¿Podía ser cierto?- He estado con dos hombres en mi vida. Y tú ahora mismo me dirás quien fue- me amenazó con el dedo.
-¡Eso no es cierto! ¡¡Te vieron la cara!!
-¡Lily!- gritó, a los segundos Lily llegó- No te muevas- Le hizo todo el proceso, pero esta vez el cordón no pasó por su cabeza- Ya te puedes ir- acarició su mentón. Luego me miró y alzó una ceja.
-¡Eso no prueba nada!- dije nerviosa.
-Ya dime ¿Cón quien fue?...o te castigo...- Dudé un segundo, pero me miraba ridícula <Me fajó una ametralladora bien gruesa de Vietnam. Dilo, Jane, nadie lo manda a meterse contigo, ahora que pague las consecuencias>
-Harry, fue con Harry- la boca de mi mamá cayó al suelo.
-¡Lo sabía!- rió. Mi mamá no es normal. Liz se asomó.
-Disculpen. Edward y Harry estan en la casa. Tambien hay que ir a recoger las maletas de Jane, las llevaré en mi auto.

Al entrar a la casa de Harry lo primero que hice fue buscarlo con la mirada.
-Sasha me contó lo que pasó- murmuró Edward- Está arriba en su habitación- Respondió a mi pregunta interna.
-No lo buscaba a él- rodé mis ojos.
-¿Mamá ya lo sabe, cierto?- alzó una ceja. Yo asentí- ¿Por qué te expulso si eres el coño de su vida?
-Ya no- suspiré- Terminamos anoche.
-¿Qué pasó?- dijo preocupado- Con razón anadabas tan anonada hoy.
-¡No andaba anonada! Y luego te contaré.
-¿Ya no más ametralladora?
-No- reí- Ya no más...Te voy a extrañar- lo abracé.
-Nos veremos los fines de semana- dio un mordisco en mi mejilla.
-Buenas tardes, señora Styles- ¡Uff!! ¡Esa voz! <Bitch, actúa indferente>
-Buenas tardes, ametralla-digo...Harry- bromeó ¡Maldito Edward! Fulminé a Edward con la mirada quien se encogió de hombros con una sonrisa culpable.
-Bueno, creo que ya sabe lo que pasó con su hija. Con Edward no tengo problema, puedo seguir con él aquí- lo miró. Yo era invisible para él.
-Gracias por lo que estás haciendo, Harry.
-De nada, lo hago con gusto- Supuse el pensamiento de mi mamá, seguro pensaba ''¿Cómo no estarás a gusto si pasabas las noches rellenando a mi hija?''
-Ve a hacer las maletas- ordenó mi madre.

-¿Así que fuiste su pañuelo de lágrimas?- dijo Edward doblando mi ropa.
-¡Eres un imbécil! ¡Claor que no! ¡Yo terminé con él!- arrebaté el pantalón de su mano y lo metí en la maleta.
-Eos dijiste con Liam y mira- se sentó en la cama- Estas enamorada, Jane...A tu rara y demente manera pero lo estás.
-No hables estupideces- saqué la maleta. Bajé las escaleras y subí la maleta al auto.
-Adios, Edward, nos vemos el fin de semana- mi mamá lo abrazó con unas lagrimas- Hasta luego, Harry- entró al auto. Yo abracé a Edward.
-Me notificas todo lo que haga- le susurré en el oído. Me aparté y miré a Harry. Él se volteó y entró a la casa. Yo entré al auto.

-Mamá ¿Segura que puedes conducir?- dije nerviosa por la velocidad que llevaba.
-Claro, además ya quiero llegar. Tengo una cita- sonrió ¿Una cita?
-¿Con quién?
-Bueno. No es una cita. Lo conocí aquí en Mánchester hace unas horas. Tiene libre hasta el domingo y como no tuvimos mucho tiempo de conocernos dijo que me alcnazaría en Londres.
-¿Pero qué?- dije curiosa- ¿Cómo fue? ¡Cuéntame todo!
-Es un amigo, tampoco es una cita así que digamos cita. Me agradó el tipo y él a mí y quedamos para esta noche- sonrió. Enserio estaba emocionada ¿Ya olvidó a Styles?
-Wow, ya quiero conocerlo- dije entusiasmada.
Luego de tres horas de camino llegamos a Londres, mi madre cantaba como si la estuvieran degollando. Llegar a aquella casa donde crecí fue un poco raro, más la ausencia de Styles y de Edward, sólo éramos mi mamá y yo.
-¿Dónde está Danielle?- dije abriendo el refrigerador.
-Seguro está en casa de Perrie, ella vendrá más tarde.
-Extraño a mi tía Perrie, en la noche iré a visitar al abuelo al internado- empiné mi botella de agua en mi boca.
-A ver...-se sentó en el desayunador- ¿Qué pasó? Nisiquiera te despediste de Harry.
-¿No te molesta que tenga siete años más que yo?
-Jane, en una semana cumples 18, no eres una niña y no voy a andarte cuidado las espaldas cuando yo no quería que me las cuidaran a tu edad. Te tuve a tu edad, si metes la pata tú sabrás.
-Mamá, él tiene un pasado...y ese pasado se llama Paulette Sellers- suspiré.
-¿La mejor amiga de Jadesy?- jadeó.
-¿La quién?- dije sorprendida.
-¡Sí! Es amiga de la hija de Jade, su mejor amiga. Esa niña es un amor- ¿¿¿Un amor???
-¿Cómo?- dije sin entender. Ella quedó en shock- ¡Háblame!
-Jane, siéntate.
-¿Qué pasa?- me senté.
-Conozco la história de Paulette, Jade me la contó.
-¡¡Y hasta ahora me lo dices!!- me levanté exaltada.
-¡No soy adivina! ¡Siéntate!- ordenó molesta. Aunque sé que enrealidad no lo estaba- Paulette fue enviada al internaod de Irlanda por andar con un profesor de Mánchester, jamás imaginé que fuera Harry. Ese bastardo sólo se fija en niñas- bufó-...Su padre tuvo que sacarla cuando se dio cuenta que estaba embarazada y luego la volvió a meter en el internado cuando le provocó un aborto, ella quedó muy mal....-Mi mamá seguía hablando, pero el resto no lo escuché...Paulette estaba embarazada...De Harry...de mi Harry, mi vida se desmoronaba desde la base. Tal vez Harry ni lo sabía, o simplemente no me lo contó...Él y yo éramos más parecidos de lo que pensaba, somos un par de mentirosos.
-¿Sabes si ella sigue en el internado?- dije con dificultad.
-¿Tienes ganas de matarla, cierto?- Asentí. Mi madre tomó el teléfono e hizo una llamada- Hola, Brad. Habla ____TN Styles...Sí, necesito un favor...Si, estoy mucho mejro, gracias...Necesito saber todos los datos de registro de Paulette Sellers...¿Puedes enviármelo a mi correo ahora?...Ok, lo espero, gracias- colgó, se levantó y trajo su laptop.
-¿Por qué me ayudas?
-Porque sé que te importa. Ella es muy buena chica, es un ángel, pero tú, tú eres mi hija. Y si puedo ayudarte, lo haré, sé que no la matarás, no eres una asesina- tecleó un poco, noté que leyó y volteó la laptop hacia mí. Lo primero que noté fue la foto, esta foto http://fotolaski.ru/img/2012/8/2719_emily_rudd_8.jpg
Su nombre era Paulette Nicole Sellers y el 15 de Marzo cumpliría 18 años. Entró el 22 de agosto de 2009 al internado, aún seguía ahí la muy puta.

Luego de darme una ducha relajante me alisté para visitar a mi abuelo, de paso me escaparía a beber por desamor. Bajé y mi madre estaba taaan arreglada.
-¿Era Leonardo Di Caprio o qué?- tomé una manzana del cesto.
-Mejor- sonrió. Se notaba que el tipo le había gustado- ¿Dónde vas?
-Iré a ver al abuelo- le di un beso, el timbre sonó.
-¡Es él!- se levantó emocionada. Le di una mordida a la manzana y entré a la cocina a dejarla en el cesto de nuevo, escuché que la puerta se abrió. Regresé a la sala para salir. Mi mamá platicaba con un tipo muy a gusto- Jane ¡Espera!- me detuvo- Saluda- me volteé...¡No.puede.ser!- Él es Niall Horan, mi cita de esta noche.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...