Mala Jane - 2TEMPORADA

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 4 ene 2015
  • Actualizado: 6 ene 2015
  • Estado: Complete

2Me gustan
1Comentarios
1040Vistas
AA

46. Mala Jane - 2TEMPORADA: Capítulo 46

-Y según la los japoneses el 'Amae' es un amor pasional y deseo fundamental...Jane...¡¡Jane!!- dijo Louis.
-¿Qué?- dijo Jane saliendo de su trance.
-¿Estás aquí? No estoy volteado para que estés distraída- todos miraron hacia Jane.
-Tampoco eres Eleanor para estar con cara de tonta viendo a Louis- susurró Edward detrás de mí.
-Si estoy aquí pero no estoy poniendo atención- admitió. Ella jamás temía de decir lo que pensaba.
-¿Estás bien? ¿Te puedo ayudar en algo?
-No estoy bien y no me puede ayudar ¡Y qué me ven todos! Ginny se prostituye mientras Kean babea por ella y a ellos nadie los ve- todos jadearon, Ginny moría por meter la cabeza en la tierra como avestruz, igual que Kean.
-Bueno, bueno...sigamos con la clase- se desvió Louis y la clase continuó.
______________________
-Señor, mañana tiene la reunión con los directivos de la universidad de la Universidad Victoria- Sasha le dejó unos archivos sobre el escritorio-...¿Está bien?
-Sí- salió de su trance agitando su cabeza- Gracias Sasha.
-¿Necesita algo?
-Sí...estemm...llame a la señorita Danielle Javaad de primer año de Sociología Antropológica, seguramente ahorita está en clases de Filosofía con el Profesor Louis Tomlinson.
-Claro, ya se la traigo- se retiró. Harry tomó en sus manos la carta de renuncia de Caryol. Escuchó unos toques en la puerta y esta se asomó.
-¿Puedo pasar?- preguntó Caryol.
-Adelante- Harry soltó la carta de renuncia. Ella pasó y se sentó- Estoy sorprendido ¿Te vas porque no podemos seguir siendo amantes?- ella rió.
-No, señor Lí-Sellers. Específicamente eso vengo a explicarle, pero es algo que no podía poner en mi carta de renuncia- bufó.
-¿Qué es?- él se inclinó hacia ella.
-¿No lo sabe? ¿No se lo dijo su mocosa?- ella se inclinó aún más. Harry no podía estar más confundido- Su bebesita y yo hicimos una apuesta. Si usted me dejaba el antes del martes yo iba a renunciar y si ella no lo lograba ella se iría al internaod de su abuelo en Irlanda- Harry sintió una punzada de de decepción. Todo lo que ella había intentado era sólo por una apuesta y él no le interesaba, todo había sido una mentira, según él.
-¿Es todo lo que has venido a decirme?- dijo entre dientes. Caryol se levantó y se sentó sobre las piernas de Harry.
-Tambien vengo a despedirme- se inclinó y lo beso. Antes de que Harry se apartara la puerta se abrió.
-Disculpe, Sasha me dijo que me ne...-Danielle quedó en shock. Harry tiro a Caryol fuera de él.
-Con permiso- ella salió rápidamente, Dani la miro con cara de asco, a Harry le causó algo de gracia el gesto. Ella entró.
-Siéntate- ofreció mientras Danielle se acercaba.
-¡¿Qué me siente?!- dio un golpe en el escritorio- No no no, aquí usted me va a escuchar primero director de la mierda ¡Usted no le puede estar haciendo esto a mi amiga! ¡Muy papi será pero con Jane no puede jugar así! ¿Me entiende? ¿Capta o se lo explico a los golpes?- lo amenazó con el puño. Danielle estaba inclinada sobre el escritorio amenazándolo.
-Danielle- parpadeó divertido- ¿Puedes sentarte y hablamos?
-¿Le parece gracioso, eh? Verá que más gracioso será ver como bailar sus dientes el suelo- presionó sus dientes.
-Ya estuvo buen, Danielle. Siéntate- le ordenó.
-¡Que no me siento!- dio otro golpe en el escritorio sacudiendo su cabello.
-Que te sientes, ahora- dijo con autoridad. Danielle obedeció molesta. Cruzó sus brazos y sus piernas- Para comenzar...Jane y yo ya no tenemos nada, terminamos anoche, ambos estuvimos deacuerdo así que no le estaba haciendo nada.
-¡Aun así...- protestó. Harry alzó sus cejas y su dedo indicándole que se callara. Ella guardó silencio.
-No tengo porque darte explicaciones, pero lo haré de todos modos porque no quiero que te crees una imagen de mí que no es. Ella lo hizo todo, sé que le dirás a Jane porque no me crees a mí, pero eso ya es problema tuyo. No te llame para esto- dijo serio. Su postura de director responsable era increíble.
-¿Entonces para qué?- rodó sus ojos.
-Hoy vendrá ____TN Styles. Tu padre vendrá con ella porque mañana te harán un chequeo general de salud en Londres, te dí permiso para faltar a clases dos días, toma- le acercó un documento- Te está esperando afuera- Ella tomó el papel emocionada y salió bailando de la oficina. Harry rodó sus ojos riendo.

Narra Jane:

¡Al fin! ¡Hora del almuerzo! Estoy harta de escuchar a Louis todo el día hablando sobre el amor en las diferentes culturas y el idiota del profesor de Matemáticas ¡Sé más que él en todo!
-Hola, hermosa- Leon se sentó tras de mí encajandose con una pierna en cada lado de mí.
-Hoy no traje condones- dejé caer una papa de mi plato.
-Es que no quiero que me los des, quiero usar los que tengo contigo- chupó el lóbulo de mi oreja.
-¡No seas imbécil!- dije riendo por la cosquilla que había provocado su boca.
-Sólo bromeo, mira- me mostró un par de boletos para un concierto de ColdPlay esta noche.
-¿Son falsos, o qué?- metí un trozo de zanahoria en mi boca.
-¡No, tonta! ¿Quieres ir conmigo? Dí que sí y te muestro mi purro.
-Voy si no me lo muestras- reí, volteé mi cara hacia la suya que estaba sobre mi hombro, me miró con sus ojos celestes sonriente.
-¿Quieres que te bese o que te deje con las ganas?- bromeó a centímetros de mi boca.
-¡Eres un tonto!- reí volteándome, Liam me vigilaba como halcón en la mesa de enfrente. Mi cara se torno seria, descansé mis codos en la mesa mientras le mostraba mis dos dedos del medio directamente, él bajó la mirada.
-¿Ya no son amigos?
-¿Dónde está Edward y Danielle?- pregunté, justo Edward se sentaba en la mesa.
-Zayn ya vino con mi mamá, ella está en casa de Liz y Zayn se regresó con Dani a Londres para hacerle chequeos regulares- miró su plato- ¿Qué mierdas?- sacó un condón usado de entre su ensalada.
-¿Te gustó?- se sentó Kean.
-¡Eres un maldito bastardo!- le lanzó el condón en la cara. Yo agonizaba de la risa.
-'¡Chicos, chicos! ¡No los desperdicien! Ustedes son las personas más malagradecidas que conozco. A ver...-tomé el condón de la mesa lleno de salsa y lo limpié con una servilleta- ¿Dónde está Adam?- pregunté soplando el animal.
-Ni idea- Miré que Anto saludaba a Liam y se sentaba con él y Syd.
-¿Desde cuándo Liam es amigo de Godzilla y su novio la versión mal hecha de Fred?- pregunté.
-Desde que Anto se dio cuenta que no lo soportas- dijo Edward mirando indiscretamente.
-¿Quieren hacer algo divertido?- mi cabeza maquinaba un plan. Todos se apuntaron emocionados, Edward no tanto, pero no tenía de otra- Kean distrae a Syd, que no se dé cuenta de nada. Edward fastidia a Liam, déjenme el resto. Ya regreso- corrí hacia la cafetería- ¿Me presta un vaso?- la mujer me miró con mala cara- ¡Un vaso, coño que quiero echar mi puto jugo!- la mujer me dio el vaso de mala gana. Regresé a la mesa.
-¿Dónde fuiste?- preguntó Kean.
-¿Quien anda ganas de ir al baño?- sonreí- Leon, amor ¿Me llenas este vasito con tus riquísimos líquidos?
-¿Quieres que orine en el vaso?- dijo alarmado.
-Y de paso, le echas un chorrito de agua de retrete, y si alguien no bajó la perilla mucho mejor- Me acerqué, tomé su rostro y lo besé. Cuando nos despegamos él tomó el vaso y se fue.
-Jane, no hagas mierdas- me advirtió Ed tecleando en su teléfono. A los minutos llegó Leon con el vaso a casi lleno de orina, todos se levantaron.
-¡Que asco!- dijo Kean haciendo un gesto.
-Yo mejor permanezco un poco alejado- Edward se apartó, yo lo detuve.
-Grábalo- él rodó sus ojos, asintió y se sentó en otra mesa.
Yo tomé los orines en la mesa sonriendo.
-Escupan- ordené, ambos negaron- ¡Que escupan, maldita sea!- Leon empuño sus ojos y escupió en el vaso, Kean tapó su nariz y escupió- Y ahora el toque final- sonreí. Tomé una bolsita de colorante de comida que me había robado en la cafetería, era verde, lo vertí en el vaso y con una cuchara descartable lo batí todo, Kean y Leon eran unos maricas haciendo gestos de asco. Miré a Edward y le hice una seña para que grabara- Ve- le dije a Kean, él se levantó y comenzó a hablar con Syd. Leon fue a distraer a Liam, yo me levanté unos instantes despues para hacer que Anto se volteara y lanzarle mi mezcla en la cara. Caminaba directo hacia ella, estiré mi mano para tocar su hombro justo antes de que mi dedo tuviera contacto con su hombro un dedo tuvo contacto con el mío. DI un salto del susto y me volteé exaltada lanzando el líquido sobre la persona detrás de mí....¡Mierda! ¡¡¡Harry!!! La cara de todos era de asombro, todos jadearon y quedaron pasmados, incluso yo. Del cabello y la cara de Harry corría el líquido verde apestoso. Mi boca caía al suelo, Harry dio media vuelta y rápidamente salió de la cafetería.
Edward, Kean y Leon estabam a la par mía en un segundo.
-Considéranos hechos mierda- me susurró Edward aun viendo hacia la salida. Los murmuros comenzaron al igual que las risas. El timbre sonó y regresamos a clases.
-Pásenme los informes que dejé ayer- dijo Niall pasando por los asientos. Cuando pasó por el mío presioné mi trabajo para que le costara tomarlo- ¿Qué pasa?
-¿Nos visitará hoy? Viene mi madre- le guiné el ojo, Una media sonrisa que discimuló inmediatemente cruzó por sus labios.
-Probablemente- siguió su camino. Sasha se asomó por la puerta...Mierda, aquí viene.
-Buenos días, profesor Niall. Lamento interumpir, el director quiere ver a cuatro estudiantes- me miró ¡Uy! ¡A la oficina del director! Que malota me siento.
-Sí, dígame- la miró.
-Kean Jenkins, Leon Hayes Edward y Jane...Styles- tragó. ¡Por Dios! Sasha está nerviosa, seguro tuvo que aguantar a Harry reventando por su baño especial ¿Qué nos esperaría a nosotros? Kean se levantó con las piernas temblando, Leon lo siguió cabizbajo. Edward me miró mordiendo su labio para no dejar escapara una carcajada que seguro guardaba. Se levantó al igual que yo, salimos del salón y seguimos a Sasha.
-Hoy nos hacen mierda- dijo Kean mordiendo sus uñas.
-¿Mierda? Nos hará polvo y luego nos inhalará como cocaína- comentó Leon.
-O nos pone de culo a todos y nos mete una varilla hasta batirnos los intestinos y asa nuestros purros como salchichas y nos los hace tragar- reió Edward, se notaba que no le preocupaba en absoluto nuestra travesura y que más bien le causaba gracia, ya estaba acostumbrado.
-Nos pondrá a lamerle el purro hasta que le quede en carne viva- entramos a la oficina. Sasha nos indicó los asientos para que nos sentaramos a esperar, ella entró a la oficina de Harry. Ginger nos miró con condolencia.
-La pelirroja nos mira- me susurró Kean.
-Tengo una idea- sonreí- Entretengámosla mientras esperamos, se ve aburrida- susurré.
-¿Más problemas?- Kean me miró temeroso.
-¡No seas marica! ¿Va o no? De todos modos ya estamos hasta las bolas de problemas, uno más no cambia nada- los miré a todos.
-Va- dijo Kean, miré a Leon.
-Por tí hasta me hago gay pasivo- me lanzó un beso, miré a Edward.
-¿Tengo alternativa?- me alzó una ceja.
-Ok- sonreí, miré a Ginger, esta estaba tecleando en su computador- Bajen sus cierres sin hacer ruido- susurré- Dudaron un poco pero lo hicieron- Ahora...la mirarán serios, no se rían, actúen como petrificados viendo hacia la nada, vamos a darle un sustote...Purros afuera, cabrones- Edward empuñó sus ojos, suspiró y metió sus manos en sus pantalones, los tres sacaron sus purros a la vista. Saqué de mi bolso un frasquito de crema de manos y lo salpirqué por los purros y pantalones de los chicos con la mayor rapidez y silencio posible, simulando cierto fluído- Poses, ahora- susurré. Todos se paralizaron y mantuvieron su mirada vacía. La puerta de Caryol se abrió y ella salió, di un paso atrás del susto al vernos- ¡Ginger!- dijo espantada, Ginger nos miró y dio un grito del susto. Escuchamos que alguien corría. Los chicos guardaron sus criaturas adorables rápidamente, la puerta de la oficina de Harry se abrió.
-¿Qué pasa?- dijo él asustado. Yo casi me orino de la risa ¡Harry traía la cara verde! Los cuatro nos atacamos de risa.
-¡¡Estos chicos son unos desequilibrados!!- gritó Caryol espantada.
-¿Pero qué pasó?- preguntó Sasha. Caryol hizo un gesto de asco y entró a su oficina, Ginger se levantó y la siguió- ¿Qué pasó?- nos preguntó. Nosotros nos encogimos de hombros rojos de la risa. Parecía navidad, Harry con la cara verde y nosotros roja. Harry traía su cabello mojado.
-Jenkins y Hayes, pasen primero- ordenó. Ellos se levantaron y entraron. Sasha se sentó en su escritorio. Inmediatamente Edward y yo nos sentamos frente a ella para atacarla a preguntas.
-¿Está enojado?- dijo Edward.
-¿Nos hará polvillo de hadas?- pregunté.
-¿Comerá nuestros sesos?
-¿Nos pondrá a limpiarle el trasero cada vez que vaya al baño por el resto de nuestras vidas?
-¿Me explotará sexualmente y venderá mi semen?
-¡¡Basta!!- gritó Sasha- Si, está muy enojado. Kean y Leon están expulsados por dos meses, Edward tù...sólo estás castigado en trabajo social por tres semanas y Jane...-me miró con miedo-...Que Dios tenga misericordia de tí- se levantó y salió.
-No está tan mal, pensé que me prostituiría- Edward rio y se sentó en mis piernas.
-¡Edward, pesas mucho!- me quejé.
-Es que me creció tres centímetros- comenzó a retorcerse en mis piernas.
-¡No hagas eso!- reí.
-¡Oh si! ¡Siéntelo, Jane! ¡Siénte mis pompas!- se meneaba, Ginger salió, nos miró repulsión y salió corriendo hacia afuera.
-¿Ves lo que haces?- reí.
-¡Eres una mala! Si fuera el culo de Louis si quisieras que se te meneara.
-¡Claro! Y no te has dado cuenta que te acabo de penetrar con mi purro imaginario- él se levantó inmediatamente.
-Desvirgaste mi único hoyito inocente.
-Eso no es lo que me cuenta el retrete de tu cuarto- reí.
A la media hora salió Kean casi llorando y Leon tan pálido que parecía fantasma.
-Quédense sentados en lo que vienen sus padres- dijo Harry molesto, luego dirigió su mirada hacia mí- Edward, espera a Sasha, ella te indicará que hacer, luego puedes irte a clases...Jane, pasa- dio media vuelta y entró, me levanté suspiré y entré.
-Hola- dije bromista, él me miró fulminante. No está feliz ¿Cómo va a estarlo? Ni que se bañara en orines a diario, me reprendía mi sicópata interna...Pero ¡Bien hecho! me felicitó.
-Siéntate- dijo de espaldas.
-Quiero estar de pie...
-¡¡Que te sientes!!- me miró furioso.
-¡¡Que quiero estar de pie!! ¡Hacerse el bolas en llamas no funciona conmigo!- empujé la silla brúscamente y me senté.
-No quiero saber porqué...sólo quiero saber...-me miró inclinandose sobre el escritorio-...¿Estás orgullosa de lo que hiciste?
-¡Usted tuvo la culpa! ¡La pipí no era para usted!
-¡¡Para quien fuera!! ¡No debías hacerlo!- dio un golpe en el escritorio.
-Pero si le hubiesen caído a ella no estaría tan furioso, usted tuvo la culpa de voltearme cuando no debía.
-¡¿Entonces yo tengo la culpa de haber sido bañado en orina, saliva y...?! ¿Por qué estoy verde?- dijo. Podría jurar que lo que más deseaba en ese momento era estrangularme. A la mierda el sol, la luna, y la leyenda del eclipse, quiere hacerme mierda.
-Colorante de cocina. No se lavó bien- reí. Él dio otro golpe que me exaltó.
-¡¡¿Por qué?!!- dijo con la respiración agitada.
-Dijo que no iba a preguntar porqué- dije inocentemente. Él dio otro golpe- Va a quebrar el escritorio, luego saca uno nuevo del impuesto que paga mi mamá- Su cara de 'quiero hacerte mierda' se intensificó. Yo no tomaba en serio nada de lo que me decía.
-Estoy verde, Jane. Mírame- dijo entre dientes.
-Si le sirve de consuelo, me parece muy sexy...tipo Hulk o el Grinch...hasta parece los de la bandra gangrena de Las Chicas Superpoderosas- Sus ojos se ampliaban cada vez más, su cabeza estaba por estallar- Mire el lado bueno, bellota se enamoró de uno ¡Ah ella tambien es verde!- dije emocionada.
-¡¡Jane Styles!!...¡¡Estás expulsada permanentemente de la Universidad de Mánchester!!

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...