Mala Jane - 2TEMPORADA

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 4 ene 2015
  • Actualizado: 6 ene 2015
  • Estado: Complete

2Me gustan
1Comentarios
1013Vistas
AA

32. Mala Jane - 2TEMPORADA: Capítulo 32

-¿Nos detenemos?-se detuvo.
-¡No traes puesta la sábana!- dije alarmada. Él sonrió.
-Jane, yo no uso los condones para no embarazar mujeres...
-¿Uh?- no entendia nada.
-Inhibición reversible del esperma- afirmó. Cada palabra me confundía más. Maldita inexperimentada. Sonrió tierno al ver mi cara de confusión- ¿Sabes lo que es un vasectomía?- ¿Vasectomía? ¡Se operó para no tener hijos! Asentí con cara de pánico- Eso, pero reversible...Algún día querré tener retoños.
-¿Y por que tiene tantos condones? ¿Los colecciona?
-No- salió de mí y se arrecostó a la par mía- ¿Quieres saber las razones por qué los tengo?- Asentí inmediatamente- No confío en las mujeres con las que me acuesto, no tengo tiempo para hacerle chequeos semanales porque sé que no son exclusivas para mí, además es por cuidarlas a ellas también. No sé con que tipo de gente se enredan.
-¿Entonces por qué se hizo la vasectomía reversible si usa eso?- No era capaz de mirarlo a los ojos.
-Soy hombre, Jane. Es más placentero sentir la piel en vez de un plástico. Con una sola no los usos; Caryol- Respira, Jane, Respira, mátala mañana pero por ahora respira- Sé que ella es exclusiva para mí y confío en ella.
-¿Hablando de tus amantes mientras tenemos faje?- dije fulminándolo con la mirada.
-Sólo quería que entendieras mi punto- presionó mis mejillas con delicadeza- Ninguna antes me ofreció lo que tú; su virginidad.
-¿Qué me ofrece usted?- Su boca se abrió inmediatamente al igual que sus ojos. Palmaditas en la espalda metafóricas para mí.
-¿Qué quieres de mí?- suavizó su expresión. ¡Que mande a Caryol a comer vomito de ballena!
-Enséñeme- suspiré-...Enséñeme todos los secretos del...
-...Sexo...-terminó mi oración, yo asentí- Creo que necesitaremos más de una noche para eso- me abrazó. Estaba comenzando a sentir frío por la falta de protección sobre nosotros.
-Pero...debería terminar lo que inició- alcé una ceja, él soltó una sonrisa traviesa.
-Cierra los ojos- ordenó, yo los cerré. Sentí como se levantó y no lo sentí más, me preguntaba que estaba haciendo. Sentí sus manos frías acariciando mis muslos cuando de repente los separó con suavidad, mi vientre se contrajo- No los abras- me advirtió- Esto no te dolerá nada- susurró. Sentí su respiración en 'Venus' ¿Es lo que estaba pensando? <A mi no me mires, yo sólo sé de malditencias no faje> Escuché el sonido de su boca y sentí su mojada lengua recorrer toda la zona lentamente.
-Ahh- jadeé y me espalda se encorvó. Se sentía tan...bien, demasiado bien. Era lo más placentero que jamás había sentido. Era como una cosquilla justo en el punto más frágil. Como tener el control de todo mi cuerpo en un sólo punto. Harry movía su lengua rítmicamente cada vez más rápido, lo que me hizo empezar a sentir algo que jamás había sentido. Justo antes de alcanzar el límite Harry me soltó ¡Que! ¿Por qué para?
-No seas egoísta...Mejor disfrutemos los dos...-plantó un beso en mi abdomen, luego uno en mi pecho, luego en mi cuello y en la punta de mi mentón- ¿Quieres jugar o ya estás cansada?- susurró merodeando mis labios.
-Aguanta cinco fiestas seguidas, baile, alcohol, drogas y todo lo demás...Juguemos- sonreí. Harry tomó el control y cerró el techo.
-¿Tienes frío?- encendió la calefacción. Trataba de mirar su cuerpo desnudo entre la luz ténue pero estaba bastante oscuro. Abrió una gaveta y sacó una caja roja. Me la acercó y se sentó en la cama frente a mí La caja era roja brillante y traía un agujero mediano tapado con tela negra- Mete la mano y saca una tarjeta- me miró divertido.
-¿Hay escorpiones, condones o qué?- dije justo antes de meter la mano.
-No- rió- nada mortal- Metí mi mano y saqué una especie de tarjeta, por un lado estaba un diseño rosado con una 'K' Cuando le di la vuelta me llevé una sorpresota. Era un dibujo gráfico de una posición llamada ¿'La i-i-indra'?- Déjame ver que te salió- dijo serio, como si se tratase de un juego de bingo. Frunció el ceño y sonrió al ver la imagen.
-La indra- me miró. Yo me encogí de hombros- No es muy acrobática, y es bastante profunda ¿Quieres sacar otra o probamos?- me miró divertido, como si se burlase de mí.
-Intentemos- me lancé de espalda a la cama. Harry puso la caja a un lado. Yo estaba recostada en la cama, flexioné mis rodillas en el aire. Harry se puso de rodillas, puso una mano en mis tobillos y otra en mis rodillas presionando mi flexión. Me miró a los ojos, yo aparté mi mirada, no era algo que deseara ahacer ante su vista. Me penetró suavemente, dentro-fuera-dentro-fuera. El dolor desapareció y la presión creaba cosquillas y placer. Harry fue aumentando la velocidad y yo sentía que todo el cuerpo me vibraba y la sangre ebullía. Soltaba gemidos sin control, salían solos, la mirada de Harry era penetrante, su boca permanecía semi abierta dejando salir en aire de su boca. Luego de segundos, minutos, no lo sé, salió de mí.
-Una más...mañana amanecerás adolorida- Tomó la caja. ¿Adolorida? Pero si me siento bien, no me duele nada. Metí la mano en la caja y saqué otra tarjeta. Lo que leí bajo la imagen fue algo que no pude creer 'La luna' ¿Acaso esto estaba arreglado? Él tomó la tarjeta y soltó una risita burlona.
-Irónico- volvió a meter la tarjeta y se levantó hacia mí. Me empujó con suavidad dejándome caer en el colchón, separó mis piernas y se sentó justo frente a mi pelvis, entrelazó mis piernas a cada lado de su cintura sobre las suyas- Agárrate de mi espalda- Metí mis manos bajo sus brazos y me sujeté de su espalda, él sujeto la mía y comenzó a entrar en mí rápidamente. Llegaba a un punto nuevo en mí, y su pelvis golpeaba con la mía emitiendo un sonido de golpe, yo moría en el placer, sus ojos permanecía cerrados y mi espalda se arqueaba, ebozaba gemidos y jadeos descontrolados. Sentí una corriente dentro de mí que recorría por mis brazos y mi espalda, llegué a la cima del placer mientras sentí que la temperatura aumentaba dentro de mí. Harry ´bajó la velocidad pero aumentó la fuerza hasta que pasó toda la sensación. Salió de mí, se levantó de la cama y sacudió su cabello, me miró, yo estaba exhausta, como si hubiese levantado pesas todo el día- ¿Cansada?- susurró en mi oído, yo asentí y el sonrió- Ven, estarás más cómoda si te lavas- me tomó en sus brazos ¿Cómo es que tenía fuerza? Me llevó hasta el baño y me bajó bajo la regadera, apenas podía mantenerme de pie. El agua tibia recorría mi espalda. Harry tomó el gel de baño y lavó mis piernas y entre ellas. Me enjuagó y se lavó rápidamente. Me enrrolló en una toalla y me sentó sobre la tapa del inodoro. Se puso una toalla alrededor de la cintura. Tomó su cepillo de dientes y sacó uno nuevo de una caja. Rellenó de dentrífico los dos y dejó sobre el lavabo el suyo. Se agachó frente a mí y me miró sobre sus pestañas con una sonrisa y alzando sus cejas, yo lo miraba con cara de bulldog.
-Abre la boca- me ordenó, yo la abrí. Metió el cepillo en mi boca y comenzó a cepillar mis dientes mientras presionaba mis mejillas con la otra mano. Esto era bizarro; primero me faja con sus trajetitas sexuales y luego me cepilla los dientes como una niña de tres años- Sonríe- me cepillo los dientes delanteros- Escupe- escupí y me enjuage. Harry cepillo sus dientes rápidamente y me volvió a tomar en sus brazos, me dejó caer sobre su cama y frotó las puntas mojadas de mi cabello con una toalla.
-¿No está cansado?- apenas abrí mis ojos.
-No. No dejé de ser virgen esta noche- se levantó. Abrió una gaveta y sacó un frasco. Se sentó a los pies de la cama y tomó uno de mis pies, los frotó agregando crema...de durazno...sentía el olor. Masajeaba mis pies relájantemente. Este hombre sabía como tratar a una mujer- ¿Tienes sed?- negué con la cabeza. Entré los toques de sus masajes me quedé dormida...
______Dani y Ed____________
-Ayyy mis niños ¡Los extrañe!- abrazaba Perrie a Edward y Danielle- ¿Cómo estás mi niña?- tomó las mejillas de Danielle.
-Bien, mamá- dijo con una sonrisa fingida- ¿Dónde está papá?
-Es viernes, esta en el salón tomando con unos amigos ¿Cómo estás taponcito?- acarició el cabello de Ed.
-Bien ¿Cómo está mi mamá?- preguntó Edward.
-Pues..igual, tiene cambios de humos muy seguido, es como la chica de Las Vegas de 16 años y luego es como una depresiva...La muerte de Harry la tiene muy mal.
-No es la única- dijo cabizbajo.
-Ayyy mi niño- lo abrazó estrangulándolo.
-Me voy a casa, estoy cansado por el viaje...-miró a Danielle, esta no tenía ni fuerzas para sostenerla la mirada.
-Mamá...¿Puedo ir unos minutos a casa de ____TN? Quieor ver como está- la miró con los ojitos del gato con botas.
-Sí, yo me iré a dormir ya, tu padre estará despierto así que puedes tomarte tu tiempo- le dio un beso en la frente.
Danielle y Edward se fueron a ver a ____TN, esta ya estaba dormida. Edward le dio un beos en la frente y se sentó en el sofá. Danielle se acercó a él.
-¿Podemos hablar?- dijo temerosa.
-Tal vez mañana. Ahora solo quiero descansar y pensar- suspiró.
-Edward...No puedes pensarlo si no conoces lo que pasó- se sentó a la par de él- Déjame explicarte- intentó tocar su mejilla pero él se apartó- Déjame hablar- dijo a punto de llorar.
-Bien- exhaló.
****FLASHBACK******
-Ok, no tardes, te espero amor- Jane colgó el teléfono, una llamado volvió a entrar- ¿Hola?
-¡Jane! ¡No sabes! ¡Layla hizo una fiesta a escondidas de sus padres!- dijo Paula por el teléfono.
-¿Tienes el número de su madre?
-Sí.
-Voy para allá- colgó. Se alistó y salió por la ventana. Danielle entra.
-¡Jane! ¡Jane! Tu madre me dejó dormir aquí esta noche, y tu padre está semidesnudo en la sala- miró todos lados. Vio una nota en la cama 'Cúbreme y esta noche llegará una visita a mi cuarto, para que no te asustes' - ¡Por Dios! ¡Edward!- dijo emocionada. Se puso la lencería sexy de Jane, apagó las luces de la recámara y se recostó. Luego de unos minutos la ventana se abrió, Danielle empuñó sus ojos. Sintió como la persona se tiró en la cama- ¡Shhh!
-Shhh- le respondió Liam, ambos rieron. Liam se acercó a ella y comenzó a besarla apasionadamente. Le quitó la ropa y fajaron toda la noche intensamente en la oscuridad hastaque se quedaron dormidos. A la mañana siguiente la puerta sonó.
-¡Danielle! ¡Ábreme!- Jane golpeaba la puerta con fuerza.
-¡Si tiras la puerta te la quiebro en la cabeza!- gritaba ____TN.
-¡Por Dios! ¡Jane!- se levantó Danielle y miró a la par suya aquel chico acobijado de pies a cabeza- ¡Edward! ¡Edward despierta, ya vino tu hermana! Tus padres la encontra...-el chico se quitó la cobija y no, no era Edward- ¡¡¡¡Liam!!!!
-¿Liam?- dijo Jane atravéz de la puerta. Danielle sufrió un mini ataque cardíaco al igual que Liam, se miraban con la boca rodando por los suelos- ¡Ábreme maldita!- golpeaba. Liam se levantó en shock y se vistió, salió por la ventana y Danielle abrió- ¿Por qué no abrías? ¿Por qué dijiste Liam? ¿Por qué maldita sea no me cubriste anoche?- dijo Jane sucia y de cruda.
-Tengo que irme- corrió fuera de la casa.
_______________________
-Jane no puede enterarse de esto- decía Danielle nerviosa.
-¡¡No!! ¡No puede! ¡Me dejaría si se da cuenta!- Liam se tomaba de la cabeza.
-¡Eres un imbécil! ¿Por qué no me dijiste que eras tú?
-¡Pensé que era Jane, quedamos en que íbamos a...bueno....A eso...y...!
-¡Ni lo digas! ¡Esto nunca! ¡Nunca pasó!
-¿De qué hablan?- llegó Jane a la mesa.
-De nada- dijeron al mimso tiempo.
***FIN FLASHBACK****
-Dime algo....
-Te fajaste...a Liam pensando que era yo- decía perplejo.
-Confía en mí. Si decíamos algo...Jane iba a matarnos.
-Yo no iba a matarte- la miró.
-¿Ah no?- lo miro sorprendida, él negó con la cabeza.
-¿Qué parte de 'te amo' no entendiste?- la miró con los ojos aguados.
-Me siento muy mal.
-Lo sé, y confío en tí...Danielle, no es tu virginidad física la que quería...Sino lo que implicaba hacer el amor por primera vez conmigo...Según tú lo hacías conmigo y eso, es lo que me importa- tomó sus mejillas.
-Estoy muy avergonzada- dijo cabizbaja. Edward tomó su mentón y alzó su mirada.
-Te quiero...ahora- sonrió.
-Y to a tí- cerró sus ojos.
Edward acercó sus labios y la besó, subieron a su habitación y pasaron la noche juntos.
_______Mánchester__________
¿Por qué hay luz? ¿No estoy en el infierno? Abrí mis ojos, me estiré y mire a mi par, vacío. Me senté en la cama, exploré la habitación co la vista y recordé todo lo que había pasado anoche. Di una sonrisa tonta.
-Harry- me levanté. Woooow ¡Mis piernas! me volví a sentar, no podía moverme. La puerta se abrió, Harry entró con una bandeja.
-Pensé que dormirías más tiempo- me lanzó una sonrisa y dejó la bandeja en la mesa de noche.
-Me duelen las piernas- dije haciendo un gesto de dolor.
-Es porque trabajaste mucho anoche- me dio un beso en los labios- Que bueno que te cepille los dientes anoche- rio- ¿Tienes hambre?- asentí. Harry tomó la granola y la puso en mi boca.
-Estoy adolorida no inválida- se la arrebaté y la comí- ¿Qué me enseñarás hoy?- dije con la boca llena.
-Sólo han pasado ocho horas- acarició mi mejilla mientras yo bebía jugo.
-¿Y? ¿Si o no?- sonrió.
-Claro...¿Qué quieres hacer?- se sentó a la par mía.
-¿Quién es el director?- puse el vaso en la mesa.
-Lo primero que debes saber...es que nunca debes dejar a un hombre excitado...Duele cuando el amigo no es atendido.
-¿Duele?- pregunté.
-Físicamente- doblos sus piernas bajo él sobre la cama, yo hice lo mismo frente a él- Antes de besar las zonas sensibles respirar en ellas provoca más deseo...como una mini tortura, tambien soplar la zona donde se tuvo relación oral es muy placentero- Sólo me faltaba lápiz y papel.
-¿Soplar?
-Sí, con suavidad. Entre más presiones la pelvis más vas a detener el orgasmo, por eso cuando llegas a ese punto tu cuerpo se relaja. Lo mejor es relajarlo todo el tiempo y cuando sientes que vas a punto debes presionar la pelvis. Para hacer que un hombre llegue a su orgasmo al mism tiempo que tú, debes presionar dentro de tí lo más que puedas y soltar y así- decía muy serio- ¿Quieres probar?- soltó una sonrisa. Yo me lancé sobre él y lo besé. Directamente acaricié su pantalón.
-Me gustaron las tarjetitas- sonreí.
-¿Quieres verlas todas?- sonrió, yo asentí. Harry se levantó y sacó la caja, la vació sobre la cama. Yo tomé una y la miré 'La estrella'
-Se ve complicada- se la aproximé.
-Esta no es nada- comenzó a buscar entre las tarjetas- Mira- me aproximó otra 'El puente de madera' Un hombre haciendo un puente con su cuerpo encorvándose hacia atrás mientras la mujer se sentaba sobre él, parecía pirueta acrobática.
-¿Cuál es la que más le gusta?- pregunté. Él comenzó a buscar en las tarjetas y me dio 'La montaña mágica'- Montaña mágica.
-Es realmente mágica- rió. La puerta se abrió.
-Harry...¿Dónde vas a....-Liz nos miró en shock al ver las tarjetas que teníamos en las manos.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...