Mala Jane - 2TEMPORADA

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 4 ene 2015
  • Actualizado: 6 ene 2015
  • Estado: Complete

2Me gustan
1Comentarios
1063Vistas
AA

29. Mala Jane - 2TEMPORADA: Capítulo 29

-Jane- tosió- Digo, señorita Jane. Eso no es para hablarlo en este momento- Harry me miró incómodo.
-Harry...dile que- exclamó Berlin. Harry levantó su mano para indicar que se callara. Ella obedeció, sobrinita mimada de mierda.
-¿Y cuándo?- me crucé de brazos. Harry se volteó hacia la multitud.
-Estudiantes, tienen libre el resto del día, aprovéchenlo, nos vemos mañana- Todos se levantaron.
-Jane ¿Vienes?- preguntó Leon. Yo miré a Harry, él negó con la cabeza.
-No se vayan, luego los busco para el asunto que tenemos- susurré. Leon, Adam y Kean salieron. Liam me miró de largo, yo le hice señas que se fuera.
-Edward, Danielle, acérquense- dijo Harry serio. Aqui iba a haber una discusión entretenida. Las perríficas de Kelly y Ginny se quedaron esperando a Berlin.
-¿Los conoces?- dijo Berlin sorprendida.
-Señoritas, retírense- les ordenó Harry.
-Te esperamos fuera- dijo Ginny y salieron. Harry presionó sus puños sobre el escritorio y nos miró a los cuatro y resopló. Al mismo tiempo Berlin y yo comenzamos a hablar acusándonos la una a la otra.
-¡¡Basta!!- gritó Harry y sacudió su cabello- Berlín...-la miró, ella tebía ojos de pánico- Jane, Danielle y Edward viven conmigo en casa de Liz.
-¡¿Qué?!- dijo espantada- ¡¿Cuidas a esta perra?!
-Berlin ¡Respeta!- ordenó.
-Como quieres que la respete si esta maldita me metió un preservativo en la boca- me señaló.
-Jane ¿Porque. Hiciste. Eso?- dijo pausadamente.
-Porque esta perra se reía de mí, y eso yo nunca lo permito- dije amenazándola.
-Como no me iba a reír si la muy ridícula botaba los condones al piso- rió burlona.
-¿Por qué carajos trajiste esas cosas?- Harry golpeó el escritorio con fuerza haciendo saltar a todos del susto. Yo me acerqué a su rostro.
-Y tambien añado de donde los saqué- alcé una ceja y sonreí triunfante. Harry presionó sus dientes <¿Asi te gusta jugar, director?>
-Danielle y Berlin, retírense porfavor- dijo con su vista prendida en la mía a solo centímetros.
-Pero...
-¡Que salgas, Berlín!- se enderezó.
-Con permiso- salió Danielle. Seguro afuera estaba Liam <Van a chacovear> Berlin salió golpeando los pies contra el piso. Harry dirigió la mirada hacia nosotras.
-Jane...suspiró-...Edward.
-¡Yo no hice nada!- se escondió detrás de mí.
-Ese es el problema.
-A quien le pagan de niñero es a usted no a mí- dijo Ed sobre mi hombro.
-Sólo les pido que no se metan con Berlin, ella es muy problemática.
-¿Problemática?- di una carcajada.
-Tiene un nivel de personalidad exorbitante, no es una sicópata perdida como tú, Jane. No llega a esos extremos.
-Una pregunta ¿Usted nos dejará salir?- preguntó Edward.
-¿A qué te refieres?- frunció el ceño.
-Si nos dejará salir a fiestas- Es sobre lo de Syd.
-Sólo pueden salir los fines de semana y hasta la media noche, cenicientos.
-¿Hoy no?- preguntó.
-No.
-Pero..
-¡Que no! Ya escuchaste, Edward- demandé. Harry no nos iba a dejar salir, y no podíamos darle pistas de que nos íbamos a escapar.
-Retírense- se volteó.
-¿A dónde vamos?
-Tienen libre lo que resta del día. Les daré un mínimo voto de confianza. Yo tengo mucho trabajo, hoy es el primer día. Los espero a la hora de almuerzo en la casa- salió.
-Tenemos que llegar puntuales- dije.
-¡Que! ¿Hablas enserio? ¡Tienes fiebre!- me tocó la frente.
-No, imbécil- tiré su mano- Hoy Harry estará sobre nosotros si nos portamos mal, debemos ganarnos esa confianza para huír esta noche- Salimos del salón.
Vaya, vaya. Hermoso espectáculo. Keane jugando a las luchas con Adam. Leon viendo una revista porno sentado en el suelo a la par de Danielle quien tenía su cabeza sobre las piernas de Liam y este le acariciaba el cabello <Matalos a todos>
-Danielle- dijo Ed, su voz se quebró, ella se levantó inmediatamente con cara de pánico. Liam me miró analizando mi expresión abrasiva. <Verás lo que es esto> Me senté a la par de Leon y me acomodé en su hombro. Él me miró sonriente y me dio un beso en el cabello. Miré a Liam que se hacía arco iris de tantos colores que se ponía su rostro de los celos <Y esto no es nada, cretino>
-¿Qué miras?- le pregunté a Leon.
-Esta bobada. Mira- comenzamos a mirarla muy juntitos. Kean y Adam seguían jugando. Miré a lo lejos que Edward camiba a toda prisa mientras Danielle lo perseguía llamándolo. Leon me miró a los ojos y nuestras miradas chocaron, se fue acercando poco a poco hasta que estuvimos a punto de besarnos.
-¡¡¡Woooow!!!- nos interrumpió Adam- Primer día y ya están incendiando Mánchester.
-Jane ¿Puedo hablar contigo?- me susurró Liam, tenía expresión de cobrador.
-Dímelo aquí- sonreí.
-En privado- ordenó. Yo me levanté y él me siguió hasta que llegamos a unos metros donde no podían escucharnos.
-¿Qué quieres?- crucé mis brazos.
-¿Qué estás haciendo?
-¿A qué te refieres?
-¡Eres mi novia y estás coqueteando enfrente de mí!
-¿Quieres que lo haga detrás?- bromeé.
-¡No quiero que lo hagas!
-Entonces terminemos y se acaba el problema- di media vuelta, él me tomó del brazo- ¡Que!
-No quiero terminar contigo...no puedo.
-Yo ya lo hice. Quédate en el suelo acariciando a Danielle, a mi no vas a volver a tocarme- me solté de su mano- Ahora estaré con Leon.
-¡Acabas de conocerlo!
-Ese no es problema tuyo- salí de la universidad, ahí estaba Edward sentado a orillas de la pared con su celular. Por su expresión me di cuenta que estaba molesto. Me acerqué a él- ¿Estás bien?- El negó con la cabeza. Yo me senté a la par suya.
-Odio a Liam.
-Tambien yo- lo abracé.
-¿Por qué estás con él?- me miró.
-A ti no te engaño, Ed. Liam es la única persona que me aguantaría, y me siento segura al saber que tengo el control.
-Eso puedo comprenderlo- me sonrió. Amaba ver la sonrisa de Ed, era como el antídoto ante mi enojo, siempre me trataba con tanta tranquilidad, ya estaba acostumbrado a mis loca cabeza.
-¿Te peleaste con Dani?
-Terminé con ella- tragó.
-Eres muy celoso- mordí su mejilla.
-¡Jane!- rió- Tú tambien lo eres. Sobre todo conmigo- dijo orgulloso.
-Tú eres sólo mío, Ed. Quiero ser la única causante de esa sonrisa- Automáticamente sonrió.
-¿Cómo yo te comparto con la ametralladora?- bromeó.
-No comiences con eso- me aparté.
-Cuéntame que pasó anoche- me hincó las costillas.
-El muy hijo de su putita madre me durmió para que no lo seduciera. Y adivina que...los preservativos, todos estaban en una mesa de noche a la par de su cama. Eso es como el paraíso del faje.
-Ustedes dos son una escena. Lástima que no hubo tiroteo anoche. Saliste invicta- mordió su labio inferior.
-Edward si no fueras mi hermano te besaría en este momento- susurré a centímetros de su rostro, él sonrió- Pero como lo eres voy a hacerte esto- Halé la parte trasera de su cabello con fuera.
-¡Auch! ¡Te odio!- me levanté.
-Tambien te odio- me estiré. Extendí mi mano hacia él- Vamos.
-¿Dónde?- se levantó.
-A olvidarnos de Danielle y Liam. Solos tú y yo- lo abracé.
-Jane..
-No no no, nada de lamentarse ¿Qué dices?- me lanzó una sonrisa, enseguida supe que había aceptado.
Edward y yo pasamos todo el día en las tiendas comprando ropa interior.
-¿Cómo me miro?- salí del probador con un doble pieza rojo que dejaba ver mis pezones. Ed estaba sentado en uns sofá.
-Como una puta cara. Le doy un ocho punto cinco- hizo un gesto.
-¡Ok, voy con otro!- volví a entrar al prbador. Salí con un babydoll plateado- ¿Y así?
-Así te ves menos puta y más cara que con el anterior.
-¡Edward! ¡Me pruebo de todo y con toda mierda me dices que parezco zorra!
-Puta- me corrigió.
-¡Puta! ¡Lo que sea!
-Es que creo que no es la ropa, es tu cara- bromeó. Yo le mostré mi dedo del medio.
Luego fuimos a una tienda de ropa interior para hombres, todos los clientes estaban asustados de verme ahí pues no había ni una sola mujer. Miré hombres en boxer por docena. Ahora era el turno de Edward de modelar.
-¿Este que tal? Y no me digas prostituto, sé original- salió con un boxer naranja que decía 'Kronk, tira de la palanca' Yo solté una carcajada.
-Te van a quebrar la palanca. Pruébate otro- volvió a entrar. A los minutos salió con un boxer plomo con un elefantito de peluche en la parte delantera.
-¿Qué tal?
-¡Por Dios!- di una carcajada- No no no, espera. Eso está mal, ese elfante no absorve, más bien expulsa líquidos.
-¡Eres una tonta!- dijo sonrrojado.
-No no ¡Ya sé! ¡Ya sé!- respiraba entre risas- Con ese estás perfecto para una versión infantil de 'Sexy and I know it' Tomé mi teléfono y puse la canción. https://www.youtube.com/watch?v=bUMRMjJxN_w
-Aqui va, aqui va- comenzó a bailar como los del video.
-¡Eso! ¡Eso! ¡Vamos, Edward!- me levanté y comencé a bailar con él.
-Así, Jane, eso- bailaba.
-Vamos, ahora....-bailabamos-...¡I'm Sexy and I know it!- cantamos al mismo tiempo.
Edward comenzó a hacer el pasito, lanzándo al elefante hacia adelante. Yo moría de la risa.
-¡Eso Edward! ¡Mueve ese elefante!- aplaudía.
-¡Ye ye ye! ¡Esto va para Danielle!- le hacía con más fuerza.
-¡Así Edward hasta que...-miré al encargado de la tienda quien nos miraba molesto.
Luego de que nos sacaron de la tienda los de seguridad, Edward recordó que había dejado su boxer dentro del vestidor. Al final no compramos nada en ninguna tienda, solo fuimos a ensuciar la ropa de fluidos. Llegamos a la casa de Harry a las una de la tarde. Ahi estaba Sasha en la cocina.
-¿Sasha? ¿Qué haces aquí?- pregunté.
-El señor Harry me pagó extra por venir a cocinar aqui todos los días...Lo hacía su hermana pero cree que la pone en peligro dejándola sola contigo.
-Y el director Mánchester tiene razón- me senté. Edward me abrazó por la espalda mientras me daba mil besitos en el oído.
-¿Él es Liam?- preguntó Sasha.
-No. Es mi hermano, Edward ¿Cómo sabes de Liam?
-El señor me dijo que podía venir un chico llamado Liam, que lo corriera de la casa de inmediato. Segun él es tu novio y como lo veo tan cariñoso pensé que era él.
-Somos hermanos gemelos- tomé una amnzana del cesto.
-Así me contó Danielle- sonrió.
-¿Danielle? ¿Ya vino?- preguntó Edward deteniendo sus cariños.
-Si, está arriba, se miraba mal- Edward me soltó, yo lo tomé del brazo.
-¿Dónde vas? ¿Me dejas por la infiel?- lo miré fulminante.
-Voy al baño, celosa- me dio un beso en la mejilla- Gracias por subirme el ánimo hoy- se fue.
-Ahora que lo veo mejor, creo que leí algo sobre ustedes en el periódico.
-Ah si, esa estupidez, no hagas caso. ¿Dónde está Harry?
-Viene en camino, queod con la señorita Caryol ordenando unos archivos.
-¿Caryol? ¿Trabaja en la universidad?- Dije vomitando la manzana de mi boca.
-Sí, ella es la subdirectora.
-¡Pero que putas!- lancé la manzana contra la venta, esta se quebró.
-¡Jane!
-¡¡Estoy harta!!- tomé mi teléfono- ¡Liam! ¡Necesito que vengas a casa de Harry ya mismo! ¡No me importa lo que estés haciendo!
-Llama a Leon, seguro él estaría feliz de estar contigo- colgó.
-¿Con que sí? Veremos quien llama a quien- aventé el celular. Harry justo abría la puerta- ¿Cómo estuvo, director? ¿Le gustó? ¿Lo disfrutó? ¿O la subdirectora lo dejo con ganas para ir a la habitación a terminar de saciarlo yo?- Harry dejó el maletín a la orilla de la puerta y fruncía el ceño divertido.
-¿Qué te pasa?- se burló.
-¡Vayase a la mierda!- salí corriendo hacia arriba. Justo Edward salía de la habitación, al menos no la mía y Danielle.
-¿Qué te pasó?
-Ven- lo tomé de la camisa y entramos de nuevo- Harry y la subdirectora son amantes.
-¿Por qué lo dices?
-Sólo lo sé y ya ¿Tienes el número de Leon?
-Danielle lo guardó.
-Bien- salí de la habitación y choqué con Harry.
-Tranquila, celosilla. No es lo que piensas- me tomó dle acintura con fuerza.
-¡Suélteme!- forzajeé pero no me soltó.
-Tú necesitas quien te dome- me cargó en sus brazos y me metió en su habitación, me lanzó a la cama y se quitó el cinturón- ¿Qué está haciendo?
-¡Te calmas ya!- dio un golpe con el cinturón en la cama.
-¡No me calmo! ¡Y no quiero estar aquí!- me levanté.
-Siéntate- me dio un golpe con el cinturon en las pantorrillas.
-¡Animal!- me senté.
-Quieta- sonrió.
-¡No soy un tigre ni tú un domesticador!- lo encaré.
-¿Por qué te enojas? Tú y yo no somos nada porque acabaste con nuestro trato esta mañana y aun si siguiera en pie.
-Pero ¿Por qué yo no puedo traer a Liam?
-Porque esta es mi casa y yo decido quien entra y quien no.
-¡No lo soporto! ¡Ojala se le quiebre el purro por tanto usarlo!- intenté salir.
-Sé que estás enojado por algo, dímelo.
-Déjeme en paz, solo verlo me provoca agrura- di un portazo y bajé.
Devoré la comida que dejo Sasha en un santiamen y subi a mi habitación.
-Hola ¿Leon?
-Jane ¿Que pasa, preciosa?
-Necesito que nos esperes a Dani, Ed y a mi a cien metros de la casa.
-Vas a fugarte ¿Cierto?
-Si, nos vemos en la noche- colgué.
-¿Y bien?- dijo Dani peinándose.
-Ya está todo listo, ya sabes el plan- ella asintió.
-Jane ¿Cómo hago para reconciliarme con Edward?- dijo preocupada. <Tengo la solución>
-Dale celos...con Liam, yo ya no ando con él y al parecer él es muy celoso con Liam, creéme, lo conozco.
-¡Pero Liam es tu ex!
-Eso ya está olvidado, planeo ir en otra dirección- sonreí malévola. La puerta se abrió, eran las seis de la tarde.
-Jane ¿Puedo hablar contigo? Hola, Danielle- Era Harry. Yo me levanté y lo seguí. Salimos de la casa y caminamos unos cuantos cientos de metros en la oscuridad.
-¿Dónde vamos?
-Ya verás.
http://weheartit.com/entry/41075590/via/MissVaninna
-Quiero que pases esta noche conmigo- me abrazó por la espalda.
¡Por Dios! ¡La fiesta de Syd! <Si vas con Syd, eres una cobarde por no querer fajarte a Harry. Si te quedas con Harry, eres una cobarde por no irte de parranda por hacer lo que él quiere>

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...