Inhale

Katherine Hill es la típica chica adolescente que parece tener la vida bajo control, hasta que algo se interpone en su camino cambiando su vida por completo. Lo que antes era una vida tranquila, se convierte en una montaña rusa. Y lo único que ella puede hacer al respecto es respirar profundamente, subir la cabeza y seguir como si nada sucediera. ¿O quizás sí que hay algo que ella pueda hacer?

0Me gustan
0Comentarios
42Vistas
AA

1. Capítulo 01 "Piérdete imbécil"

"¿Que te parece?" dije saliendo del baño y dando una vuelta sobre mi misma.

"¡Wow! Kath estas preciosa" dijo a lo que yo agache la cabeza para que no viera que me sonrojaba. Odiaba ser tan vergonzosa y que a la mínima que me dijeran un cumplido me sonrojara. "Hoy seguro que alguno cae ya verás" añadió mientras entraba al baño para cambiarse, yo me senté en la cama con las piernas cruzadas y cogí el ordenador.

"Sabes Lil" empecé a decir mientras entraba en spotify y ponía el álbum Don't Panic de All Time Low. "Necesitaba salir de fiesta, salir contigo una última vez antes de que empecemos la universidad..." le dije suspirando. Este iba a ser nuestro primer año como universitarias y aunque fuéramos a la misma universidad, hacíamos carreras diferentes. Y las dos sabíamos que posiblemente este año nos íbamos a distanciar un poco.

"Yo también necesitaba salir de fiesta contigo una última vez antes de que empecemos la universidad. Así que esta noche saldremos, arrasaremos y nada de pensar en otras cosas, ni en mañana, ni la uni, ni nada. Esta noche solo vamos a pensar en pasarlo en grande y que sea una noche para recordar, ¿te parece?" dijo sacando la cabeza por la puerta del baño. Yo asentí y ella volvió a entrar al baño. Escuché el pitido que anunciaba que el rizador de pelo ya estaba listo. Si tenía que rizarse el pelo, necesitaba como mínimo unos 5 minutos más, por lo que yo aproveche para conectarme a twitter.

"Y ahora señorita Katherine Hill, cierre los ojos" dijo Lily desde el baño sacándome de mis pensamientos.

"¿Enserio me harás cerrar los ojos? ¿No puedes salir así sin más?" le pregunté suplicando y deseando que me dijera que no era necesario que los cerrara. Pero conocía demasiado bien a Lily, éramos mejores amigas desde que me mude a Londres hacia aproximadamente 5 años, y sabía que mi suplica era inútil y que su respuesta seria que no y que no fuera aguafiestas.

"Venga Kath, no seas aguafiestas" y aquí lo teníamos como había predicho yo. Ya eran demasiados años a su lado y la conocía demasiado bien. "Vaaa... Por favor Kath, hazlo por mí y cierra los ojos" me suplico aún desde dentro del baño.

"Está bien..." dije resignada mientras cerraba twitter y me cubría los ojos con las manos. "Ya está, ya puedes salir" le anuncié y oí como la puerta le baño se abría.

"¡Ya puedes abrirlos!" exclamó emocionada, esa era una de las cosas que más me gustaban de ella, en algunas situaciones era como una niña pequeña y otras veces era una de las personas más maduras que pudieras conocer. "¡Taran!" dijo a la vez que yo me destapaba los ojos. Luego dio una vuelta sobre sí misma como había hecho yo antes y me preguntó "¿Qué te parece?"

"Estas increíble, como siempre Lil" le dije sonriente.

"Gracias Kath, tu también estas impresionante" dijo mientras se sentaba a mi lado en la cama. "Espero que esta noche si se te acerca un chico, porque se te va a acercar alguno solo hace falta verte, no te apartes como haces siempre" añadió amenazante.

"Lil ya sabes que me entra la vergüenza y no puedo evitarlo..."

"Bueno, pues al menos prométeme que lo vas a intentar" me miro suplicante.

"Lo voy a intentar pero no sé si voy a ser capaz..."

"Esto me sirve. Pero inténtalo de verdad, ¿vale?"

"Prometido" añadí al mismo tiempo que empezaba a sonar Somewhere In Neverland, una de las muchas canciones preferidas de Lily del álbum.

"Say goodbye to the halls and the classes. Say hello to a job and the taxes. The weekends with old friends spilling into 9 to 5 routine. Tell me how you feel over and done with like your life is a map with no compass to guide, at the bar drinkin' way too much we sing along to Forever Young" empezó a cantar Lily. "Venga Kath" dijo mientras me cogía de mi mano y tiraba de mí para que me pusiera de pie. Yo me levante y me uní a cantar con ella. Finalmente como siempre acabamos las dos cantando usando el peine como micrófono mientras saltábamos y bailábamos por toda la habitación. Cuando termino la canción las dos nos miramos y estallamos a reír.

"Bueno, ¿nos vamos?" me preguntó cuándo dejamos de reír.

"Vámonos" le dije y acto seguido cogimos los bolsos y salimos de mi casa.

Fuimos a pie hasta la estación y luego cogimos el metro hasta el centro de Londres. Salimos de la parada de metro y se podía ver que era viernes por la noche, porque el siempre desierto centro de Londres por las noches hoy estaba lleno de gente. Tardamos solo unos minutos en ir de la parada hasta la discoteca.

Aprovechamos que no había demasiada gente para ponernos en la cola, y al cabo de cinco minutos ya estábamos enfrente del segurata. Le enseñamos los free pases que teníamos y le mostramos nuestro carnet de identidad. El segurata nos miró y acto seguido miró los carnets luego nos los devolvió y nos permitió la entrada. Entramos en el local y lo primero que hicimos fue ir al guardarropa a dejar los bolsos y los abrigos. Llegamos allí y le dimos nuestras cosas a la chica que estaba allí y luego nos dirigimos a la barra. Nos pedimos un par de cubatas y nos sentamos en la barra esperando que el camarero nos los trajera.

"Hola preciosidades" nos dijo un chico que casi no podía aguantarse de pie de lo borracho que iba. "¿No querréis acostaros conmigo por casualidad?" preguntó, a lo que yo me quede mirándolo alucinada. ¿Acababa de decir lo que creía que acababa de decir?

"Piérdete imbécil" le respondió Lily de mala manera a lo que el chico se fue decepcionado al no haber conseguido su objetivo. "Joder espero que todos los chicos de aquí no sean así" dijo ella girándose para mirarme, yo solo levante los hombros.

"Aquí tenéis señoritas" dijo el camarero poniendo los dos vasos enfrente nuestro.

"Gracias" le dijimos cogiendo nuestros vasos después de pagar y dirigiéndonos a la pista para bailar. Estuvimos mucho tiempo, no puedo recordar cuanto, las dos bailando juntas entre risas y gritos cuando ponían alguna de nuestras canciones preferidas. Se nos habían acercado algún que otro chico, bueno se le habían acercado a Lily, pero ella solo bailaba unos minutos con ellos antes de rechazarlos y volver conmigo.

"Lil voy a buscar algo a la barra, ¿vale?" le dije poniendo el vaso boca abajo para mostrarle que esta vacío. Ella asintió y yo me dirigí a la barra.

"¿Que te pongo?" me preguntó el camarero.

"Un vodka con fanta de limón, por favor" el asintió, cogió mi vaso y se fue para prepararme el combinado.

"Aquí tienes, serán cuatro euros" me dijo cuando volvió poniéndome el vaso en frente. Yo cogí el vaso y deje los cuatro euros encima de la barra y volví a la pista.

Llegué al centro de la pista donde antes estaba con Lily, pero no la veía por ninguna parte. Me puse de puntillas para poder buscarla mejor por todo el local. Y la encontré a unos metros de distancia bailando muy pegada a un chico rubio. No podía ver demasiado bien como era ya que estaba de espaldas a mí, pero debía medir casi un metro noventa. Decidí quedarme sola antes que ir a molestar a mi mejor amiga, ya que por la manera como estaba bailando con ese chico se veía que le interesaba y que no le importara que pasara algo esta noche. Alguien me dio un codazo provocando que medio cubata se cayera al suelo. Yo me gire para ver quién era el culpable.

"Perdona" dijo un chico con el pelo rojo que estaba enfrente mío mirando si tenía alguna mancha en mi blusa.

"No, no pasa nada" le sonreí y empecé a girarme pero él me cogió por el brazo.

"Espera, tu eres la chica que iba con ella, ¿no?" dijo señalando a Lily.

"Sí, ¿y tú eres...?" le pregunté.

"El amigo con el que se está liando tu amiga."

"Lil no se está..." empecé a decir mientras me giraba para mirar a mi amiga. Pero tuve que callarme a media frase ya que al girarme vi a Lily besando a aquel chico.

"¿Qué decías?" dijo mientras se reía.

"Nada" dije girándome para volver a mirarlo.

"Bueno, a vista de que tu amiga parece estar ocupada... ¿Quieres venir con nosotros?" dijo señalando una esquina de la discoteca donde estaban dos chicos hablando.

"¿Y cómo sé que no van a violarme?" le pregunté desconfiada.

"No lo sabes. Pero tienes dos opciones, o confiar en mí y venirte con nosotros o quedarte sola toda la noche, ya que eso parece ir para largo" me dijo mientras yo me giraba para mirar a Lily otra vez. Y como bien decía ese chico, que por cierto aun no sabía su nombre, parecía que eso iba para largo.

"Está bien" le contesté girándome.

"¡Perfecto!" exclamó. "Por cierto me llamo Michael, pero llámame Mike por favor."

"Yo me llamo Katherine, pero puedes llamarme Kath."

"Ven Kath, te voy a presentar a los otros" me dijo Mike sonriendo mientras me cogía de la mano y me arrastraba hasta donde estaban los otros chicos.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...