Akatsuki Life's

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 5 dic 2014
  • Actualizado: 11 dic 2014
  • Estado: In Progress
Los personajes son la mayoría de Masashi Kisimoto y TV Tokio Esta historia la comencé hace mucho, y la encontré abandonada y casi sin escribir en un rincón de mi IPhone, así que me decidí a publicarla Una gran escritora y amiga a la que sigo, que os recomiendo que sigáis, me dio la idea de escribir aquí enseñándome sus fantásticas historias Básicamente esta trata de una especie de "culebrón" ninja y a la vez un poco comedia (dentro de lo que se puede) El resto ya lo veréis leyendo Espero que os guste :D

1Me gustan
0Comentarios
344Vistas
AA

5. Intermedio

Antes de nada, GRACIAS a todas las personas que estáis leyendo mi historia.

Esto no es un capítulo normal, es un intermedio, lo que quiere decir es que aquí SÓLO va a intervenir la protagonista y lo va a hacer en sus pensamientos.

Por supuesto, en esta historia no tengo ánimo de ofender a nadie ni nada parecido ni de ningunear o insultar ningún pensamiento o creencia.

Muchas gracias por todo y... ¡A leer! 😄

INTERMEDIO 1

Antes de seguir avanzando con mi historia, creo que debería contarles un poco mi pasado. Yo sí he hecho los exámenes Chunin, pero nunca los he logrado pasar. La parte teórica la aprobaba y no había problema, pero a la hora de la práctica (las peleas, vamos) el no tener chakra me hacía simplemente INÚTIL y acababa perdiendo cualquier batalla. El no tener chakra es algo extremadamente extraño en los ninjas, ya que todos tenemos algún tipo de chakra. Bueno, todos menos yo. De pequeños nos ponen dentro de un círculo y alrededor flotan los distintos tipos de chakra. Todos los niños se lanzan a por uno u otro dependiendo de la naturaleza de su poder, pero según me han contado a mí, yo me quedé quieta justo en el centro del círculo y no me moví ni gesticulé para nada en ningún momento. Dicen que simplemente me quedé mirando a un punto del horizonte, con mucha concentración. Y también me contaron que, al poco tiempo, ocurrió una cosa extrañísima. A la salida del sol, mi piel comenzó como a quemarse y de ella salían pequeñas llamas negras. El color de mis ojos cambio de marrón a casi completamente blanco, mientras que la zona blanca del ojo se volvió negra completamente. Entonces dirigí la vista hacia las zonas donde habían aparecido las llamas negras y las extinguí con la mirada. Sólo en ese momento, mis ojos volvieron a la normalidad, las quemaduras de mi piel desaparecieron y salí del círculo tan tranquila.

Nunca hemos ido a la iglesia. No es que mis padres no sean religiosos (porque lo son) si no que yo nunca fui capaz de entrar en una. Me contaron que la primera vez que me llevaron a la iglesia, siendo yo muy pequeña, me puse echa una furia y no paraba de patalear y de morder a mis padres. A pesar de no haber ido nunca a un sitio sagrado, ni haber escuchado misa ni nada, creo en sus ideales porque mis padres me los inculcaron. ¿Y por qué os cuento esto? Pues porque hay una teoría. Una teoría religiosa que dice que el diablo se iba a reencarnar en persona el mismo día que nací yo, que el diablo sería incapaz de entrar a cualquier recinto sagrado y que sería imposible que tuviera chakra. Y justo todas esas casualidades se dan en mí. Es por eso que todo el mundo me aborrece, que no me siento bien con mi familia y la sociedad en general y que a veces me apetecería quedarme a vivir con Akatsuki para siempre. Ellos son los únicos que me entienden y los únicos marginados por la sociedad que conozco y que además no saben mi pasado.

Claro está, me extrañó que Hinata no me reconociera en el balneario y me resultó raro toparme con ese chico, que casualmente estaba con ella. ¿Eran novios? Posiblemente. Aunque eso no me importa. ¿Y mi hermana? Mi hermana tiene un novio al que yo sólo conozco porque eran amigos desde pequeños y una vez vino a casa, cuando yo tenía siete años y mi hermana cuatro. Vino para jugar con ella y lo conocí porque confundió mi habitación con la de mi hermana. Creo recordar que se llama Sabuke o Sasuke, aunque no estoy segura. Sé que es Uchiha. Y que también es una de las pocas personas que no me tienen miedo y que me habla y respeta. Creo que podría acudir a él para pedirle que proteja a mi hermana de Zetsu... Sí, es una buena idea. Bien, lo buscaré. Pero... ¿Dónde vive? Le puedo preguntar a Itachi. Es del mismo clan, igual sabe algo...

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...