My Secret Love

Un amor secreto perfecto...¿Sera igual de maravilloso al revelarse?

22Me gustan
69Comentarios
2254Vistas
AA

17. Epilogo

Epilogo

 

 

 

-¡Vamos a mirar aquí mamá! –dice James señalando una tienda deportiva

-Estoy exhausta –contesto, resoplo

-¡Andale mamá! –dice en tono de berrinche

-Vale...vamos –suspiro

-Genial –dice sonriente

 

El entra a la tienda sin esperarme siquiera, me quedo de pie cerca de la caja de cobranza; lo veo caminar de un lado al otro mirando todo y a la vez nada, todo le llama la atención y nada le gusta. Así es de indeciso mi hijo, aunque cuando quiere comprarse algo; antes de decidir por sí solo, siempre pide mi opinión.

 

A su lado veo a unos chicos de unos 17 años, tal vez uno ó dos más ó menos; entre ellos platican, salen de la tienda sin comprar nada.

 

Solo espero que mi pequeño me pida mi opinión cuando tenga esa edad, es tan triste pensar que tiene que crecer; que poco a poco se le quitara lo dulce que es con todo el mundo. Lo veo hablar por su móvil, bostezo; me siento algo cansada, pero no podía negarle a mi hijo salir un rato, estar en el hotel lo aburre mucho.

 

-No me gusta nada, vámonos ma –dice James caminando hacia mí, guarda el móvil en su bolsillo

-¿Tanto tiempo para nada? –digo levantando una ceja

-Pensé en comprarme un balón, pero luego recordé que tengo muchos en casa y que me traje algunos; entonces no lo necesito –responde, caminamos hacia la salida

-Okey cariño –respondo

 

Paul espera en la puerta junto con el cochecito, tomo el manubrio y lo empujo a nuestro paso; llevamos toda la mañana recorriendo esta enorme plaza, James entra y sale de las tiendas pero con al manos vacías. Yo al contrario eh aprovechado para comprarle un lindo abrigo a Alice, le quedara grande por el momento; pero en unos meses le vendrá bien, crecen muy rápido.

 

En nuestra caminata hacia el estacionamiento, algunas chicas nos detienen; quieren fotos. Yo siempre me niego, a pesar de los años no me acostumbro a la atención; pero James es todo lo contrario. Le encanta tomarse fotos con chicas lindas, que le digan guapo; etc.

 

Llegamos al hotel, bajo con cuidado de la camioneta sosteniendo a Alice en brazos; se ah quedado dormida en el camino. A diferencia de cuando James era pequeño y le costaba dormir, Alice duerme siempre que le sea posible; incluso en los conciertos está dormida, creo que eso lo heredo de su padre.

 

Ella empezó a viajar más pequeña que James, tal vez por eso es que se acostumbra a andar de un lado al otro sin que el movimiento ó el ruido le interrumpan sus siestas.

 

En un par de semanas cumple su tercer año, diablos; el tiempo vuela. Tiene siete años de diferencia de edad con James, pero estoy segura de que se llevaran bien.

 

-¿Ya hiciste toda tu tarea cielo? –le pregunto a James una vez en el elevador

-Si ma, no te preocupes –contesta el sonriente

-¿Cuándo te hará los exámenes? –pregunto, bajamos del elevador

-Mañana por la tarde, para que pueda enviarlos al colegio pasado mañana temprano –contesta

-Oye ma, iré a visitar al tío Louis; quedamos en que haríamos reta en la consola –comenta- Si gano, me comprara un nuevo videojuego –sonríe

-¿Seguro que no quieres estudiar un poco? –comento

-Seguro ma, aparte si no voy ahora; más tarde se van al concierto y no podremos jugar hasta que lleguemos a Italia mañana y estará cansado por el viaje y...-lo interrumpo antes de que se quede sin aliento

-Entiendo, anda; ve a jugar –comento

-Gracias ma –sonríe

 

Le sonrió, el toma un camino diferente para llegar a la habitación de Louis que está en el mismo piso; yo camino hacia nuestra suite.

 

En cuanto a la educación de James, llegamos a un acuerdo finalmente. Asiste al colegio como un niño normal por un par de meses, pero por otro par de meses acompañamos a su padre en la gira; mientras viajamos, un profesor privado le da las clase que debería de estar tomando en el colegio.

 

Si es temporada de exámenes y el está de viaje, el director le envía al profesor John por correo las pruebas bimestrales que debe de contestar James.

 

La cosa ah funcionado bien, James tiene amigos en el colegio; pero también viaja con su padre, Liam está feliz de contento y yo...bueno, a mi me da gusto que todo realmente funcione tan bien entre nosotros, como familia.

 

-Hola –dice Rose sonriente saliendo de su habitación, me detengo en seco

-¿Cuando llegaste? –le digo sonriente

-Hace unas horas, fui a tu suite y no abrió nadie –comenta

-Sí, todos se fueron a una entrevista; pero ya han de haber llegado –contesto

-Si ya llegaron, pero mande a Harry al restaurante a apartar una mesa; muero de hambre –responde

-Oh pues, no te detengo; ve a comer –sonrió

-¿Me prestar a Alice? –dice sonriente, la miro confundida- Anda...hace semanas que no veo a mi sobrina, me la llevo al restaurante; cuando terminemos de comer te la regreso –sonríe

-Mejor cuando termines de comer, vienes a la suite a estar con ella –respondo

-Aquí está el cochecito, la pañalera y la bolsa de tu compra Amelia –dice Paul detrás mío, volteo a verlo y sonrió

-Gracias Paul –contesto

-Por nada, iré a ver qué planes hay; con permiso –responde el enorme hombre con una tierna sonrisa

-¿Di que si? –insiste Rose

-Está dormida –contesto como excusa

-La llevo en el cochecito, ándale....-hace puchero

-Llévate la pañalera, seguro le dará hambre al despertar –comento, suspiro

 

Veo a mi hermana entrar al elevador con mi pequeña, siento horrible separarme de ella; pero sé que Rose la cuidara bien.  A lo mejor puedo aprovechar que no tendré hijos por un momento para dormir un momento, sí; suena correcto.

 

Entro a la suite, dejo la bolsa del abrigo de Alice en la mesa de la entrada; veo un sobre color lila, tiene mi nombre escrito en letra cursiva. Tomo el sobre, lo abro; dentro haya una nota simple “Te veo en la habitación”

 

Curioso.

 

Camino por la suite hacia la habitación con el sobre en la mano, jalo la manija de la puerta hacia abajo.

 

El suelo está lleno de pétalos de rosas rojas, al igual que sobre el edredón de la cama hay pétalos de rosas blancas. A un costado de la cama esta Liam de pie, sonríe ampliamente; con su torso al desnudo, sus bóxers Calvin que tanto me encantan y una rosa roja en la mano.

 

-Hola cariño –dice sonriente mientas camina hacia mi

-¿Olvide alguna fecha importante? –es lo único que se me ocurre decir

-Por supuesto que no –detiene su paso quedando a escasos centímetros de mi- Solo quería hacerte sentir especial, por el único motivo de que te amo –agrega, inclina su rostro y recarga su frente en la mia; rodea mi cintura con sus brazos- Aprovechemos que estamos solos -sonríe

-¿Tu eres el culpable de que James quisiera ir al centro comercial y de que Rose me quitara a Alice? –comento acusadoramente

-Me declaro culpable –contesta- Necesitaba tiempo para arreglar todo esto al regresar de la entrevista, necesitaba que no estuviera Alice para que te concentraras en mi; solamente en mi –sonríe

-Sabes que siempre me concentro en ti –tomo su rostro en mi manos- Te lo eh demostrado tantas veces –agrego- Las noches pasadas por ejemplo –sonrió, siento el calor en mis mejillas

-Vamos a olvidarnos de todo por un momento, de todos –contesta- Pensar que solo somos tu y yo, recordar la primera vez que estuvimos juntos –agrega

-Te amo Liam –respondo

-Yo a ti Amelia, no sabes cuánto –responde

 

Inclina un poco mas su rostro, pongo mis pies en punta para estar a una altura adecuada.

 

Sus labios atrapan los míos, ambos se mueven al mismo ritmo; lo siento como si fuera la primera vez que lo bese.

 

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...