My Secret Love

Un amor secreto perfecto...¿Sera igual de maravilloso al revelarse?

22Me gustan
69Comentarios
2260Vistas
AA

3. Capitulo Dos

Capitulo Dos

 

 

Entonces veo las oficinas de la editorial prenderse en llamas, empiezo a correr y a gritar como loca; pero nadie me escucha estoy sola y del otro lado del mundo.

 

Me despierto con la respiración algo agitada, veo que estoy en el jet; diablos…fue una pesadilla, estoy alucinando. No porque no vaya a trabajar por un tiempo la oficina se va a incendiar.

 

-Ya…tranquila Amelia –digo para mí misma

 

Tomo la botella de agua que esta frente a mí, miro a mi alrededor y no veo a Liam por ningún lado. La azafata me sonríe, le sonrió de vuelta.

 

Esta es la primera vez que subo a un jet privado, la verdad pensaba que sería más pequeño pero al verlo eh quedado anonadada; parece ser más grande que mi habitación.

 

La verdad es que antes de darle un “Si” a Liam, le di muchas escusas; la principal era que no podía ausentarme tanto tiempo de mi trabajo. Pero el me insistió demasiado y me dio muchos motivos por los cuales aceptar, el principal; por pasar mas tiempo juntos y disfrutar de nuestro aniversario número once. Aparte de todo, me sentía como una terrible persona si le decía que no; el había viajado 24 horas solo para verme y pedirme que lo acompañara; me aprecio algo muy romántico.

 

Les seré sincera, por una parte si me preocupa mucho mi trabajo; pero por otra parte, me dio más que felicidad saber que Liam estaba tomando la decisión de que fuéramos vistos y de que al fin podre saber como es su estilo de vida. No mentiré, también me siento algo nerviosa porque conoceré a sus mejores amigos y compañeros de trabajo de los que tanto me habla; espero causarles una buena impresión.

 

Después de que acepte acompañar a mi romántico novio, empaque de todo un poco; realmente  mis prendas más básicas para poder sobrevivir este mes que estar fuera de Londres.

 

Me quite mi horrible pijama, me puse unos skinny jeans de mezclilla clara, una blusa blanca y un suéter largo de color azul; complete mi look con unas flats del color del suéter.

 

Me siento algo nerviosa, conoceré lugares que nunca había visto y me siento ansiosa por lo me espera. Me muevo un poco en mi asiento tratando de estirar mi espina dorsal, no sé cuanto tiempo llevamos exactamente por los aires pero estoy segura de que es demasiado.

 

Cuando recién llegamos al jet, Liam y yo platicamos sin cesar de lo que habían sido nuestras vidas en este tiempo sin vernos. Aprovechamos para darnos algunas caricias, besos y disfrutar de una película en el jet; cuyo título desconozco. Después, en algún momento del vuelo me quede dormida junto a él y ahora desperté sola.

 

-Buenos días bella durmiente –dice Liam tomando asiento a mi lado, besa suavemente  mis labios- ¿Cómo te sientes? –agrega

-Algo descansada, me duele un poco la espalda de estar tanto tiempo sentada –comento

-Ya solo faltan un par de minutos para aterrizar –contesta con una sonrisa

-Excelente –sonrió

-¿Qué hora es? –pregunto con un bostezo

-Son las doce de la mañana de México –contesta con una sonrisa

-¿Y de Londres? –pregunto

-Las ocho de la noche –sonríe

-¿Cuánto llevamos volando? –pregunto

-Casi diez horas –contesta tranquilo

-Caramba…esto es una locura, yo tengo sueño porque para mí es de noche; bueno…a pesar de que dormí casi todo el vuelo –comento

-Te acostumbraras, al principio cuesta algo de trabajo adaptarse a los horarios pero después de un rato le tomas el hilo –sonríe

 

Sonrió, inclina su rostro para besar mis labios. La azafata nos indica que estamos por aterrizar y debemos de abrochar nuestros cinturones de seguridad, ambos hacemos caso a sus instrucciones. Mariposas en mi estomago se hacen presentes con la turbulencia del jet al aterrizar.

 

Levanto la cortina de la ventanilla junto a mí, puedo ver lo asoleado del día; parece que me tendré que deshacer de mi suéter. Parece que hemos aterrizado en alguna otra parte del aeropuerto, todo se ve muy vacio y no hay aviones cerca; solo una camioneta negra y lo que parecen ser elementos de seguridad. Desabrocho mi cinturón, suspiro; aquí empieza la aventura supongo.

 

-No sabes lo feliz que soy porque hayas aceptado acompañarme –dice sonriente, desabrocha su cinturón de seguridad

-Y yo de haber aceptado –contesto

-Espero no te arrepientas –comenta

-¿Por qué habría de hacerlo? –contesto risueña

 

El se limita a sonreír, nos ponemos de pie. Cuelgo mi bolso negro en mi hombro, camino detrás de él. Abren la puerta del jet,  Liam sale primero y yo persigo sus pasos. Diablos, un calor tremendamente sofocante golpea mi rostro; de inmediato comienzo a sudar.

 

Con cuidado camino bajando las escaleras, Liam saluda efusivamente a un hombre fornido y calvo; me acerco a el, tímidamente sonrió.

 

-Amelia, te presento a Paul –me dice refiriéndose al hombre que saludo- El es guardaespaldas de nosotros, en especial nos cuidara mientras estés conmigo en el viaje –sonríe

-Oh, mucho gusto Paul –comento, estiro mi mano hacia él para saludarlo

-El gusto es mío Amelia –sonríe, aprieta suavemente mi mano en forma de saludo

-Paul, te presento a la chica que me tiene locamente enamorado desde hace un rato –sonríe al decirlo

-Me da gusto conocerte –contesta Paul- Liam no hizo otra cosa más que hablar de ti el día que lo lleve al aeropuerto, me tomo por sorpresa pero me alegra verlo feliz –respondo con una sonrisa- Bueno, suban a la camioneta mientras me encargo de que bajen su equipaje –comenta

 

Subimos a la camioneta negra, es bastante amplia. Lo primero que hago es quitarme el suéter, lo hago pelota y lo guardo en mi bolso. Busco entre mis cosas una liga para el cabello, la encuentro; tomo mi cabello para poder amarrarlo en una coleta alta y evitar sentir tanto calor.

 

-¿Estas acalorada? –pregunta Liam sonriendo

-Bastante…-contesto, imito con mi mano a un abanico tratando de refrescar mi rostro

-Se me olvido decirte que vendríamos a la playa –sonríe

-Tendré que ir de compras, no traje cosas muy frescas –comento

-No te preocupes pro eso, mas tarde lo resolvemos –contesta, se inclina hacia mi para besar mi frente

 

Minutos después, sube Paul a la camioneta. El vehículo se pone en movimiento, salimos del lugar para encontrarnos con una carretera que parece desolada. A nuestro alrededor solo hay palmeras, nada de civilización al parecer. Escucho a Liam hablar con Paul sobre un concierto, tal vez el de hoy; no lo sé.

 

Mientras el está interesado en su plática, yo me enfoco al paisaje. Ahora puedo ver algo de mar, con forme avanzamos se empieza a ver algo de civilización.  Lindos hoteles están en el panorama, de repente mucha gente invade el espacio. La camioneta disminuye considerablemente la velocidad.

 

De repente un terrible estruendo se escucha contra mi cristal, brinco en mi lugar exaltándome. Una  chica golpea con fuerza el cristal de la ventanilla de la camioneta mientras grita cosas incomprensibles y llora. A ella se le suman otras más, tantas que son incontables y me hacen pensar que con su fuerza romperán el cristal.

 

-¿Debería de bajar el vidrio? –pregunto mirando a Liam

-Ni se te ocurra –contesta negando con la cabeza

-Es lo peor que podrías hacer –comenta Paul

-¿Qué les pasa a esas personas afuera? –pregunto, me muevo de tal forma que quedo junto a Liam

-Estaban esperando a que llegara –contesta Liam, mueve su mano en forma de saludo y sonríe

-Oh…-es lo único que sale de mis labios

 

Empiezan a destellar luces a través de los cristales, me veo obligada a pestañear sin parar puesto que las luces son algo molestas  para mi vista.  Me siento desubicada, por un momento me pierdo de la realidad; siento algo de ansiedad ante el momento. Volteo a mi alrededor, lo único que se ve pro las ventanas es gente y más gente; claustrofobia me invade al pensar que no podremos salir de aquí.

 

-Es hora del show…-las palabras de Paul me hacen regresar a la realidad

 

Veo la puerta de Liam abierta, afuera solo hay flashes, gente  y muchos gritos ensordecedores. Liam me toma de la mano, baja de la camioneta tirando de mi para que imite su acción. Frente a nosotros caminan varios hombres vestidos de azul que abren paso entre la gente, Liam jala de mi mano para que avance.

 

Camino mirando estúpidamente alrededor, todo esto es muy abrumador. Veo a chicas llorando, otras emocionadas que brincan y otras cuentas que parecen querer pasar la línea de seguridad. Volteo hacia taras, Paul camina detrás mío con una cara bastante seria.

 

A escasos metros de nosotros hay una puerta negra, caminamos hacia ella. Los hombres frente a nosotros se quedan junto a la puerta, Liam y yo entramos y detrás de nosotros Paul; cierra la puerta. Estamos en lo que parece ser un pasillo interminable y vacio.

 

¿Qué rayos fue todo eso? Siento que caminaba por las nubes, realmente allá afuera es una locura.

 

-¿estás bien? –pregunta Liam tomando mi rostro en sus manos

-Aja, si –respondo asintiendo con la cabeza

-Te vez pálida cariño -comenta

-Ah de ser por el susto –contesto- No termino de asimilar todo eso –agrego, el sonríe

-Liam, tienes que ir a ensayar por allá –dice señalando a su derecha- Y tu cariño –me señala- Vienes conmigo –agrega, miro a mi novio esperando que diga algo

-Tranquila, el cuidara de ti y te prometo que no volverás a pasar por una locura como la de allá afuera –sonríe- Bueno, hasta que salgamos de aquí -agrega

-Okey –contesto

 

Inclina su rostro, nos besamos por unos segundos. Rompemos el beso, el camina en la dirección que le indicación y yo sigo los pasos de Paul. Unos cuantos pasos después, se detiene frente a una puerta con la palabra “Vestidor” colgando; toma la manija y hace un ademan con su mano libre para indicarme que entre.

 

-Puedes esperar a Liam aquí –me dice amablemente- ¿O quisieras ir a verlo ensayar para no estar sola? -agrega

-Aquí estaré bien –respondo entrando al cuarto-Descansare del vuelo, prefiero ver el show más tarde –agrego

-¿Sera la primera vez que lo veas cantar? –pregunta curioso

-Así es –contesto con una sonrisa

-Estoy seguro que te encantara el concierto, estos chicos dan lo mejor de si en los escenarios –comenta- Tengo que ir a arreglar algunas cosas de seguridad para los pases backstage –agrega- ¿Necesitas algo? –pregunta

-No, estoy bien –respondo amablemente

-¿Segura? –insiste

-Segurísima –contesto

-Bueno, nos vemos más tarde; Liam vendrá terminando el ensayo –comenta- De cualquier forma si quieres salir de aquí, puedes hacerlo; solo no te pierdas –agrega risueño

-Okey –sonrió

-Nos vemos Amelia, fue un gusto conocerte –concluye

-Digo lo mismo –respondo con una sonrisa

 

Veo a Paul salir, cierra la puerta; me quedo sola en estas cuatro paredes. Observo a mi alrededor, hay mucha ropa de diferentes estilos; un sofá amplio de cuero negro y por supuesto, una enorme pantalla de plasma. Cinco sillas metálicas alto altas frente a espejos con muchos focos alrededor, esto parece un vestidor de Broadway; de esos que vez en películas, me sorprenda que las cosas sean así en la vida real.

 

Dejo mi bolso sobre el sofá, respiro hondo; saco el aire. Aquí no se siente tanto calor como allá afuera, tal vez será que hay aire acondicionado que refresca el ambiente.

 

Me poso frente a uno de los espejos, creo que estoy bastante pálida; me hubiera maquillado un poco al bajar del avión, pero él hubiera no existe así que me quedare con mi tono natural. Camino alrededor del cuarto, es bastante amplio; encuentro un control remoto, seguro es del televisor.

 

Presiono el botón rojo y se enciende la pantalla, comienzo a cambiar canales; en todos hablan español, no entiendo nada. De cualquier forma lo dejo encendido para no estar a solas con el silencio, dejo el control en donde lo tome.

 

Comienzo a revisar la ropa que está en el lugar, una como un letrero que dice “Zayn”. Bastante roquero el estilo, a mi parecer. El otro perchero con ropa dice “Louis”, muy fresco todo. Louis demás dicen “Niall”, Harry” y “Liam”, lo que me lleva a pensar que los otros nombres son de los compañeros de mi novio.

 

El ruido de la puerta me saca de mis pensamientos, en chico más alto que yo y de cabellera castaña y risada entra. Me mira fijamente algo anonadado, cierra la puerta detrás de el; sonríe.

 

-¿Quién eres? –dice mirandome con cierta sorpresa

-¿Quién eres tú? –contesto

-¿Vas a fingir que no me conoces? –una sonrisa se forma en su rostro

-No estoy fingiendo…-respondo

-Fuiste muy hábil al burlar toda la seguridad de allá afuera…-comenta, cruza los brazos frente a su pecho- ¿Cómo lograste entrar? –agrega curioso

-Vine con mi novio –respondo tranquilamente

-¿Y ese quién es? ¿Te ayudo a burlar seguridad? –comenta

-Se llama Liam –contesto

-OH si cariño, eso quisieras- ríe escandalosamente- Haremos un trato –agrega- Seré amable y no le diré a seguridad que estas aquí, si quieres nos tomaremos una foto; te firmare una servilleta y te vas por donde viniste –agrega- Es más, si gustas…-camina hacia mi- Puedo darte mi numero de habitación y dar autorización para que me visites más tarde, eres una directioner muy linda –sonríe, detiene su paso a escasa distancia de mi

-Creo que estas negociando con la persona equivocada…-doy un paso hacia atrás

-¿Por qué lo dices? –pregunta- ¿Acaso estas interesada mas en Liam que en mi? –agrega burlón

-Eres bastante molesto ¿Porque o te vas por donde viniste? –contesto, subo un poco el tono en mi voz

-¿Y porque no mejor le hablo a seguridad para que te saquen por donde entraste? –contesta- Tal vez y hasta pases unas horas en la cárcel por burlar la seguridad –agrega

-Y no burle ninguna seguridad –respondo

 

Acerca su rostro peligrosamente al mío, doy un paso más hacia atrás, mi cadera choca con el límite de una de las sillas. El ruido de la puerta llama la atención del chico, voltea a la puerta y yo doy un paso a mi derecha para no estar frente a él.

 

-Amelia –dice Liam entrando al vestidor

-Cielo –respondo aliviada, camino hacia el

-¿Se conocen? –dice el chico rizado

-¿Qué haces aquí Harry? –pregunta Liam mientras rodea mi cintura con sus brazos

-Vine a cargar mi móvil antes de ir al ensayo –responde el castaño, nos mira confundido

-¿Ya se conocieron? –me pregunta

-No realmente –respondo

-Déjenme presentarlos entonces –dice sonriente- Cariño, te presento a Harry; es uno de mis mejores amigos, parte de la banda también –comenta

-Mucho gusto –respondo mirando al chico quien sigue confundido

-Harry, te presento al amor de mi vida; Amelia –comenta mirandome- Mi novia –sonríe

-¿Son pareja? –contesta el chico con cierta confusión

-Cumplimos once meses el lunes –respondo del todo tranquila y orgullosa

-Esto tiene que ser una broma…-contesta Harry- ¿Por qué no nos hablaste nunca de ella? –agrega

-No quería que nuestra relación fallara como con Sofía y Danielle, por eso decidí mantenernos en secreto; hasta hoy –contesta Liam

-¿Cómo lograste mantenerla en secreto tanto tiempo? –pregunta Harry mirandome

-Ya ves, tengo mis trucos –responde Liam

 

Harry esta pro decir algo mas pero lo interrumpe Paul quien entra al vestidor, les avisa que es hora de ir al  SoundCheck para después tomarse las fotos con las fans en BackStage. Harry sale del vestidor sin decir nada más.

 

-¿Cómo te sientes amor? –dice Liam besando mi frente

-Bien, algo cansada pero bien –sonrió

-Tengo que irme cielo, yo solo venia a preguntarte si querías algo de comer –comenta

-No, para nada; estoy bien –contesto

-Bueno, Paul vendrá a buscarte en un rato para que tomes tu lugar en el publico; espero te guste el concierto, esta noche cantare para ti –sonríe

 

Me limito a sonreír, inclina su rostro para besar mis labios; nos separamos unos segundos después. Sale del vestidor y me quedo sola de nuevo. Paso un par de horas en el sofá viendo la tv y es un reto, no entiendo un una sola palabra de lo que se dice.

 

Poco después entra Paul, me avisa que es hora de que vaya a tomar mi lugar en el publico; me recomienda que deje mi bolso en el sofá, parece que el público suele ponerse algo salvaje allá afuera y podría perderlo si me lo llevo.  Me da un gafete color rojo para colgarlo en mi cuello, en el están impresas las palabras “1D All Access”.

 

Caminamos por los interminables pasillos, salimos por una puerta color negra; me asombro ante la vista. Esto es un estadio, es enorme. El escenario esta justo frente a mi nariz, Paul me indica que asiento debo de tomar; tengo un muy buen lugar, desde aquí no me perderé  nada.

 

-En un par de minutos abrirán las  puertas, pero es mejor que estas aquí desde ahorita para que más tarde no causemos alboroto –comenta Paul- Bueno, a mí ya me conocen y se desatan las fans al verme, pero a ti no; así que cuando te vean al sentarse junto a ti todo estar bajo control –agrega

-Okey…-respondo

-Cuando veas los fuegos artificiales tienes que regresar rapidamente a backstage por el camino dónde venimos acá –comenta- Pero no te quites este pase de tu cuello en ningún momento, será tu entrada de regreso con Liam ¿Estamos? –agrega

-Estamos –respondo asintiendo con la cabeza

-No se te olvide, en el primer fuego artificial corres de regreso por que los chicos tienen que usar esa distracción para salir sin problemas –comenta

-Con el primero, correré -contesto

-Nos vemos más tarde Amelia, disfruta el concierto –dice sonriente

 

Sonrió, lo veo alejarse. Saco mi móvil del bolsillo de mi pantalón, tomo un par de fotos del estadio y del escenario; esto es impresionante, no me imagino cómo se verá dentro de unos minutos cuando este repleto. Trago saliva ante el pensamiento, espero no morir aplastada entre tanta gente que habrá.

 

Aprovecho la cámara de mi móvil para tomarme una foto donde el escenario salga detrás de mí, será bueno recordar este primer concierto al que asisto. Aunque sé que Liam canta música Pop, jamás eh escuchado una canción suya; les seré honesta, nunca me llamo la atención escuchar alguna de sus canciones.

 

Minutos después empiezan a entrar chicas, los asientos a mi alrededor toman dueño. El sol comienza a ocultarse, mi piel empieza a arderme. Tomo asiento, las chicas a mi alrededor gritan y brincan en sus asientos y esto ni siquiera a empezado.

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...