My Secret Love

Un amor secreto perfecto...¿Sera igual de maravilloso al revelarse?

22Me gustan
69Comentarios
2230Vistas
AA

5. Capitulo Cuatro

Capitulo Cuatro

 

 

 

Siento algo de calor en mi rostro específicamente, despacio levanto mis parpados. Parece que algo de luz se filtra por las persianas, bostezo; estiro mis brazos hacia el techo, doy la media vuelta en la cama. Estoy sola, esperaba ver a Liam junto a  mí.

 

Hago las cobijas a un lado, me pongo de pie; el suelo debajo de mis pies se siente fresco, pero es una rica sensación puesto que hace bastante calor. Camino hacia el tocador en la habitación, busco en mi bolso una liga elástica para sujetar mi cabellera. Me confió de mi instinto para hacer una coleta alta con mi pelo, bostezo; no sé si dormí demasiado ó si me hizo falta dormir.

 

Salgo de la habitación, el living de la suite parece estar vacio; aunque en la mesa del comedor hay una amplia variedad de coloridos alimentos; camino directamente ahí.

 

Sobre la mesa resalta un rectángulo blanco, lo tomo es una hoja doblada por mitad.

 

“Buenos días dormilona, no quise despertarte; Salí a una entrevista con los chicos, nos vemos mas tarde para salir. Ordene algunas cosas diferentes para que desayunes, no sabía que te podría gustar.

Te quiero mucho hermosa, gracias por la maravillosa noche en tu compañía; no sabes cuánto te extrañaba”

 

Una sonrisa se forma en automático en mis labios, al igual que el calor sube a mis mejillas ante su mensaje; la verdad es que yo también extrañaba las noches a su lado.

 

Dejo la nota sobre la mesa, veo las opciones; huevos revueltos, tocino, jugo de naranja, leche, coctel de frutas y hot-cakes; tomo asiento.

 

Termino mi desayuno, me siento a reventar aunque no comí todo por supuesto. Pienso en que podría hacer mientras tanto, la verdad es que no se me ocurre mucho.

 

Camino de regreso a la habitación, me despojo de la camisa de Liam y me pongo la misma ropa que traía ayer. Camino al baño, lavo mis dientes; me veo en el espejo, soy tan normal como siempre.  Me aseguro de que en mi bolso traigo todo lo que necesito, mi cartera, mi llave de la habitación y mi móvil; aunque no tiene tanta batería.

 

Salgo de la habitación, camino por el pasillo hasta el elevador. Comparto unos cuantos segundos de mi vida con algunos desconocidos que me acompañan en mi viaje en la caja metálica. Las puertas se abren en el lobby, me dirijo a una de las recepcionistas.

 

La señorita me saluda amablemente en un idioma desconocido al mío, así que espero me entienda.

 

-No hablo español…-digo lo más despacio posible

-Oh no se preocupe señorita, estoy para servirle –Dice en un ingles algo pobre pero entendible- ¿En qué le puedo ayudar? -agrega

-¿Me podría indicar dónde queda alguna tienda de ropa que este cerca? –contesto sonriente

-A unas dos cuadras hay una plaza bastante grande llamada “la Isla”, ahí encontrara diferentes tiendas de gustos y marcas variadas –contesta amablemente- Peor si quiere algo sencillo, aquí en el hotel contamos con una pequeña selección de prendas que podrían ser de su agrado –comenta

-La segunda opción suena mejor ¿En qué piso se encuentra? –pregunto

-En el elevador presione la opción A1, en el área de alberca; o puede tomar las escaleras y bajar un piso –contesta

-Bueno, muchísimas gracias –respondo

-Un placer ayudarle señorita –contesta- Que tenga buen día –concluye

-Igualmente –respondo

 

Decido tomar las escaleras, mientras camino uso mi mano como abanico; sé que es una playa, pero de cualquier manera aquí hace bastante calor.

 

Por el momento solo quiero comprar cualquier traje de baño para darme un chapuzón en la piscina cuando el sol este oculto  y un short para estar fresca; tal vez y cuando llegue Liam podemos ir a visitar esa plaza que menciono la señorita para pasear un poco y comprarme unas dos prendas primaverales que vayan de acuerdo con este clima.

 

En la tienda parece haber de todo lo necesario para unas vacaciones, hay juguetes inflables para la piscina; salvavidas, cubetas de plástico para jugar en la arena. Variedad de trajes de baño, falditas, shorts eh incluso blusas. Rebusco entre los trajes de baño, los que cubren todo el torso so bastante infantiles; literalmente, tienen estampados de Barbie y ese tipo de cosas.

 

Encuentro uno de dos piezas que sea decente, tomo uno negro; es bastante sencillo pero lindo, es mediano y espero me quede. Escojo un short de mezclilla bastante normal, sencillo y también bastante corto por aquello de no estar acalorada. Me encuentro con unas lindas sandalias moradas; son de piso y tal vez algo ordinarias; pero servirán mientras tanto.

 

Camino hacia la caja registradora, la señora me habla en ingles; excelente, le entrego mi tarjeta de crédito para que haga el cargo de mi total de compras. Me entrega mi tarjeta, una bolsa plástica con mis compras; le agradezco y salgo de la tienda.

 

Tomo el elevador de regreso a mi suite, entro al cuarto y directo al baño; necesito una ducha para quitarme este calor que en verdad me está matando.

 

Me tomo el tiempo necesario bajo el chorro de agua casi helada, salgo del baño; tomo el traje de baño de la bolsa plástica. Le quito las etiquetas y me lo pongo, me miro en el espejo de cuerpo completo de la habitación; no me veo de lo mejor, parece que mi trabajo me está absorbiendo. Hace años, literalmente; que no me veía en traje de baño, no recuerdo mis últimas vacaciones.

 

De hecho estoy demasiado pálida, pero ni modo; esta es la piel que me toco. Aunque lo que si podría hacer es algo de ejercicio, soy delgada; pero no demasiado, creo que…soy normal.

 

Me pongo el short, las sandalias; sacudo mi cabellera con la toalla de baño, solo para quitar el exceso de agua. Amarro mi lacio cabello en un chongo mal hecho, busco una blusa en mi maleta; una de tirantes color negro, al dejo sobre la cama para ponérmela mas tarde.

 

Busco mi móvil en mi bolso, lo conecto a la corriente de luz para que recargue un poco la batería. Mientras tanto, me siento algo sedienta; voy de camino a la cocina de la suite, me percato que la puerta de la habitación se abre.

 

Detengo mi paso, una sonrisa se forma automáticamente en mi rostro al ver a Liam entrar por esa puerta.

 

-¡Cariño! –digo efusivamente corriendo hacia el

 

El extiende sus brazos al verme, sonríe ampliamente. Al estar a escasos pasos de él, doy un brinco; rodeo su cuello con mis brazos, atrapo su cadera con mis piernas mientras el me sostiene de las posaderas. Sin decir nada mas, me apodero de sus labios, el responde al beso tan perfecto como lo sabe hacer.

 

Después de todos estos meses, me sigue sorprendiendo que cada beso se siente igual que el primero; siempre esas mariposas en el estomago, los escalofríos que recorren mi piel; los nervios que se apoderan de mi. Son tantas cosas las que me hace sentir, que solo confirman y hacen crecer lo que siento por él.

 

Nos separamos para retomar el aliento, el sonríe ampliamente. Utilizo una de mis manos para no soltar su cuello, mientras que con la otra le quito sus gafas; me encanta perderme en su mirada.

 

-Así te vez mejor –digo sonriente, le planto un corto beso en los labios

-La verdad es que me veo mejor siempre y cuando estés tu a mi lado –sonríe- Eres como mi accesorio perfecto –besa suavemente mis labios

-Tomare eso como un cumplido –sonrió

-De saber que me recibirás así, me iré todas las mañanas –comenta

-Realmente esperaba verte a mi lado esta mañana cuando me desperté –contesto, suelto el agarre con mis piernas; me pongo de pie en el suelo y desenredo mis brazos de su cuello

-Ayer se me olvido decirte que hoy saldría, me habría gustado que me acompañaras pero estabas tan dormida que no quise molestarte cielo –contesta- ¿Desayunaste? –agrega

-Sí, estuvo delicioso –respondo- Me hubieras despertado, yo gustosa me habría levantado para acompañarte; se supone que el principal motivo de este viaje es que estemos juntos –agrego

-¿Estas lista para ir a la piscina cariño? –dice mirandome de pies a cabeza cambiando radicalmente de tema

-Oh no, compre esto aquí en el hotel para estar más fresca; me siento como un pollo rostizado –comento

-Eres más como una pollita preciosa –dice sonriente, posa ambas manos sobre mi cintura

-La chica de recepción me hablo de una linda plaza que esta a unas cuadras de aquí –contesto- Estaba pensando en que tal vez podríamos ir caminando, a conocer el lugar; a ver que encontramos y de paso aprovecho para comprarme algo de ropa que me sirva para este viaje –propongo

-Oh rayos –dice de repente, suelta mi cintura; corre hacia el living

-¿Qué sucede? –comento confundida mirándolo

-Hay algo que tienes que ver –responde, toma asiento en el sofá

 

No comento, lo veo tomar el control remoto y emocionado cambia de canales en el televisor. Camino hacia el living, tomo asiento junto a el; dejo sus gafas oscuras en mis piernas.

 

-¿Qué vamos a ver? –comento

-Lo que fuimos a grabar esta mañana, te va a encantar –dice sonriente mirando al televisor

 

No contesto, me dedico a mirar la TV.  Al parecer es como un programa de…la verdad no entiendo ni una sola letra de lo que hablan las mujeres, pero parecen emocionadas. Miro a Liam, parece muy interesado en lo que vemos; pero estoy segura de que el tampoco entiende.

 

Una de las mujeres dice “One Direction”, se ponen de pie; entran los chicos en la escena. Todos sonríen y saludan a las chicas, toman asiento y entonces empiezo a entender de lo que hablan. Las mujeres les preguntan por su tour, ellos responde amigablemente y les dicen la emoción que sienten de viajar por todo el mundo.

 

-¿No extrañan su hogar? ¿A su familia, a su pareja? –pregunta una de las mujeres

-Si hay momentos en que nos ponemos melancólicos extrañando Londres –responde Zayn

-Pero estamos en constante contacto con nuestra familia –comenta Harry

-Y en cuanto a las parejas…estamos todos solteros –dice Niall risueño

-Bueno, ellos están solteros –dice Liam mirándolos- Yo afortunadamente estoy felizmente enamorado de una chica increíble –agrega sonriente

-Eso es una exclusiva –comenta una de las mujeres

-¿Tu respuesta está relacionada con las fotos del día de ayer que tienen vueltas locas a sus fans? –pregunta la otra mujer

-¿Cuáles fotos? –responde Louis

-Hay una fotos de Liam llegando al concierto de ayer con una chica, también hay fotos de la chica saliendo del estadio subiéndose a su camioneta y llegando al hotel –comenta la mujer- Creo que ahora mismo podemos ver las fotos en la pantalla…-agrega, y efectivamente; ahí estamos nosotros…besándonos

-Y la más icónica de todas,  es una donde se están besando en el lobby del hotel –responde la otra mujer- ¿Podrías hablarnos de ella? -agrega

-Solo quiero decir que soy muy feliz a su lado –contesta Liam con una sonrisa

 

Liam apaga el televisor, voltea a verme.

 

-¿Te gusto? –dice sonriente

-Si…-respondo para no hacerlo sentir mal, la verdad no entiendo que se supone que me gusto; finjo una sonrisa

-Parece que ya estas causando revuelo entre las fan amor –comenta

-¿Eso es bueno? –pregunto confundida

-Demasiado, por supuesto –responde Liam

-Oh…está bien –sonrió

-Bueno, vámonos –contesta poniéndose de pie

-¿Vamos a la plaza que te dije? –respondo sonriente poniéndome de pie

-Vamos al concierto de hoy, no tenemos tiempo de ir a donde quieres –comenta

-Oh, bueno –respondo tranquila, le entrego sus gafas- Iré por mi bolso y a ponerme una blusa –agrego

-Olvida el bolso, solo trae lo indispensable en tus bolsillos –comenta

-Okey, no tardo –contesto

 

Camino a la habitación, encuentro una blusa tipo polo color rosa; me la pongo sobre el traje de baño. Desconecto mi móvil del cargador y salgo de la habitación.

 

No entiendo bien porque, pero me siento algo rara; tal vez será que no esperaba que Liam hablara de mi en una entrevista. Oh mas bien, la verdad; esperaba que hoy pasáramos algo de tiempo juntos a solas y conociéramos el lugar. Pero parece que hoy no será posible, ojala y después del concierto podamos ir a cenar; seria lindo.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...