∿ Beasts at home ∿ Harry.

Él era un peligro, ella una chica de un pasado misterioso. “Quién diría que todo hubiese empezado con una caída en la lluvia...” -SheyllaParker. Esta novela está en Español.

11Me gustan
15Comentarios
839Vistas
AA

4. Capítulo 3.

Capítulo 3. “Primer día”

Miré absorta el reloj blanco de enfrente a mi cama, 7:00am. Mis clases comienzan a las 8:00am. Ya habían pasado 2 días insólitos desde que llegué, mis cosas estaban en su orden y ya no había nada más, solo que disfrutar de este año.

Busqué unos shorts al ver que sería un día caluroso, una blusa de mangas largas blanca con negro y unos converse blancos, mis rizos castaños estaban cepillados y me coloqué bien mis lentes de contacto, sí, la teñida rubia con la que pelee hace 2 días tenía toda la razón al mencionar que yo era una completa nerd, una don nadie, pero yo misma me aseguraría de jamás ser así. De ser la antigua Sheylla.

Como Derek cursaba el último año y yo el tercero me aseguró que podría irme con él. Nada como llegar en una motocicleta mientras todos miran a los Parker cruzar el pasillo. Sonreí al verme al espejo e imaginarme como pude haber cambiado tanto en dos años. Sin duda me encantaba todo el cambio gracias a una amiga de los Angeles. Se aseguró de quitarme esos brackets y los lentes gigantes que cubría casi media de mi cara, además la vestimenta ahora era conforme mi nuevo estilo.

—Sheylla -saludó mi abuela- buenos días señorita ¿lista? -dejó el desayuno frente a mi-

—Gracias abuela, más que lista y me alegra que tus dolores de cabeza hayan cesado.

—De nada cariño, gracias a ti por haber investigado en toda esa cosa del internet para ayudarme con esos terribles dolores. -Agradeció ella-

—Oh abuela, tu disfruta. -le di un sorbo al mi jugo de naranja.-

—Sheylla, asegúrate de regresar temprano, quiero que conozcas a la nueva ayudante personal -soltó una pequeña risa- solo se encargará de poder hacerte compañía y si necesitas cosas ella podrá ayudarte, ya que yo no puedo hacer grandes cosas a esta edad, lo sabes, le hubiera dicho a tu hermano pero él apenas puede cuidarse solo.

—Oh, no abuela, yo podría haberte ayudado. -intervine-

—No te preocupes es alguien de confianza.

—Bueno.

Terminé mi desayuno resignada y me conduje al departamento de Derek.

—Súbete, vamos tarde -corrió Derek subiendo a su motocicleta, acomodó su cabello castaño y se colocó el casco-

Desbloquee mi celular buscando la hora. "7:58am".

Solo dos minutos para el timbre de entrada. Mierda. Subimos a la motocicleta, cruzamos con toda rapidez las calles y en cuestión de 10 minutos llegamos a la escuela.

—¿Desde cuando te interesa llegar temprano? Recuerdo que antes ni siquiera venias. -pregunté curiosa bajando de su motocicleta-

—Desde que cambiaron a mis maestras por chicas más jóvenes y desde que necesité llegar hoy temprano para que este año no me echen por todo el primer mes. -musitó el chico a mi lado-

Nos dirigimos a la oficina para que nos entregaran nuestros propios horarios, él tomó el lado derecho del pasillo mientras yo el izquierdo.

Suspiré con alivio al ver que no llegaría tarde porque mi primera clase de hoy, Lunes, comenzaba a las 8:40am.

—Bien -le di un vistazo a mi hoja de horarios- ¿Lengua extranjera?. Italiano, francés, latín ¿para qué mierda quiero esto? Ni siquiera pienso salir de Holmes Chapel. -dije frustrada mientras caminaba abriendo paso entre los chicos que había ahí buscando mi salón, 3D, 3B, 3A. ¡Bingo!. Estaba a punto de entrar cuando un chico me llama, uno conocido.

—¡Sheylla! -sonrió el rubio irlandés, Niall-.

—¡Rubia! -lo abracé-. ¿En el receso puedo preguntarte algo?

—Claro pero oye que cariñosa, la otra noche ni siquiera querías que tocara tu mano. -mencionó iluso-

Reí.

—Sí, sí rubia, era para ver que tan buena persona eres, no quería que pensaras que era una -silencié- ¿cómo está tu Willy busacomida Horan?

El rió y se tornó algo rojizo.

—Bien, bien.

El sonido agudo que avisaba que era mi primera clase sonó.

—¿Qué te toca? -pregunté mientras esperaba que todos se metieran para evitar ser aplastada ante la multitud.

—Literatura -resopló- bueno te veo en el receso adiós.

Me dedicó una sonrisa antes de esfumarse en el pasillo.

Suspiré para organizar mis pensamientos, entusiasmo, miedo y todo eso en un solo lugar.

Miré un lugar solo en lo último de la fila, opté por sentarme ahí. Caminé mientras todos se miraban sonriendo, otros tenían metida la cara en su celular y otros platicaban.

Miré a mi izquierda un tanto más adelante estaba la chica a la que golpee en la fiesta, mis ojos salieron un poco de sus órbitas, y mi corazón latía más pero no habría por qué preocuparme, ya tenía mi nueva reputación marcada.

—¡Buenos días jóvenes! -saludó supongo la maestra, una mujer de unos 45-50 años, llevaba unos lentes y un molote pequeño. Se veía amistosa.- Bien, bien pocos de ustedes me conocen, pero no todos así que nos vamos a presentar.

Indicó al un chico moreno y es ahí cuando recordé que él era uno de los dos chicos con toques de maldad y diversión en la fiesta.

—Hola soy Zayn.

—Hola Zayn soy Kendall -dijo una chica muy linda de cabello castaño largo-

—Hola Kedall soy Louis. -dijo otro chico que también conocí junto a Zayn, Y así sucesivamente, al menos tengo la certeza de que no estaré sola el primer día en esta clase. Estoy feliz de haber asistido a la fiesta de mi hermano, en todo caso, si no lo hubiera hecho en este momento estuviera perdida, me relajé y pensaba en miles de cosas hasta que volví a la clase por que me di cuenta de que era mi turno.

—Hola Bryan, soy Sheylla -Sonreí-

—Hola Sheylla soy Harry -dijo con una media sonrisa quien menos esperaba, ¿cómo es que no me di cuenta?

Sacudí un poco la cabeza para ver si era un sueño, pero no, en lo inclusive, era totalmente más que real.

En el transcurso de la clase la maestra se la pasó hablando de las vacaciones y todo eso que a mi no me interesaba, saqué mi libreta y un bolígrafo, comencé a dibujar en la esquina frontal de mi hoja en blanco tonterías hasta que algo me devolvió al momento.

Harry y yo no nos dirigimos ni una sola palabra, además él estaba concentrado con Kendall quien hablaba y enrollaba su pelo en un solo dedo.

La maestra dijo que nos conociéramos mientras acababa la clase y eso era perfecto, menos trabajo.

—Sheylla -dijo el moreno-

—Zayn -sonreí- ¿qué tal el dolor de cabeza al día siguiente?

—Ni me lo digas, por cierto ¿no te preguntas quien te llevó a la cama esa noche?

—Sí, ¿quién fue? -pregunté frunciendo el ceño-

—Harry -señaló al señor coqueto de ricitos de chocolate.-

—¿Él ? -dije extrañada- pero él debería odiarme, lo trato tan ma...

—Sólo un poco -escuché detrás de mi-

Me di la vuelta y nada más y nada menos que el del arbusto en la cabeza.

—¿y Louis? -ignoré al chico y volví a la platica-

—Está con Eleanor en la otra esquina. -frunció los labios-

Platicamos el resto de la clase, la siguiente para mi gusto ya no era con ricitos pero sí con Niall .

Estos chicos me agradan bastante, es extraño por que al rededor de 3 días me regalaron mucha confianza y son realmente geniales, hablo de Louis, Liam, Niall y obviamente Zayn, lamentablemente ellos le hablaban mucho a Harry.

Solo procuraría no hablarle a la gente así de idiota y todo en mi mundo estaría bien.

Durante las clases se tornaba raro cuando caminaba sola por los pasillos dándome cuenta que varios se me quedaban viendo y hablaban entre ellos, no sé si era sobre mi, si era malo o bueno, con importancia o no pero si es que lo era, no me importaba ya la opinión de nadie, mi nueva personalidad oscura salía a pleno sol, y no creo que alguien quiera verla florecer en fuego.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...