∿ Beasts at home ∿ Harry.

Él era un peligro, ella una chica de un pasado misterioso. “Quién diría que todo hubiese empezado con una caída en la lluvia...” -SheyllaParker. Esta novela está en Español.

11Me gustan
15Comentarios
840Vistas
AA

2. Capítulo 1.

∿ Bestias en casa ∿

Capítulo 1. "¡Gracias!, pero sarcásticamente”

Era una tarde lluviosa en la carretera, bajé la ventana y gotas ligeras rozaban mi cara, mi cuerpo y en su totalidad dejándome empapada felizmente, una sonrisa fugaz apareció en mi, miré a Derek al otro extremo quien ya se había fumado otra cajetilla de cigarros, este mantenía una cara de seguridad y relajamiento en si. Miré al conductor quien mantenía su rostro al frente y volví mi rostro al paisaje.

En unas horas ya habíamos llegado a Holmes Chapel.

Vamos Sheylla no lo estropees otro año. Saludé a mi abuela y la abracé fuertemente, ella era como mi madre, me cuidó desde los 5 y técnicamente aprendí bastante, incluso más que muchas de mi edad.

—¡Sheylla! -Gritaba ella de emoción- ¿y tu hermano? -susurró.

—Él está en su departamente, pero descuida, tal vez al rato venga a visitarte. -le guiñé el ojo.-

—Cariño, pasa a dejar tus cosas nuevas, lamentablemente hoy me duele la cabeza pero sabes que este es tu hogar. -Me dedicó una sonrisa llamativa y se fue directo a su habitación.-

—Está bien.

Descendí mi ropa en mi cuarto y bajé, miré el reloj favorito de la abuela, 6:45pm. Suspiré con desesperación y aburrimiento.

Finalmente saqué una chaqueta y salí de la casa, había un ambiente solo y desgraciado por las calles, no me asustaba que un violador, un asesino, nada que me preocupara más, no me incumbía en lo absoluto, bajé la vista, mis botas se mojaban ligera mente cuando sentí un dolor en mi trasero, caí al suelo, un chico de ojos claros había chocado contra mi, reí al visualizar la escena, el chico me miró, miró hacía atrás y se echó a correr.

—¡Gracias! -grité con un toque de sarcasmo por el hecho e a verme tirado y siquiera levantarme. Seguro estoy tan gorda que ni hizo el intento-

Me quedé tirada unos segundos, listo, estaba empapada y seguía con buena vibra.

—¿Te ayudo? -preguntó un chico con la mano extendida y disposición a ayudarme.-

La tomé y me logré poner de pie.

—Gracias. -Comencé a caminar sin decir nada más.-

—S-soy Harry. -Habló a mi lado. ¿Decidió que podía acompañarme el nobato?

—Un gusto -sonreí y caminé más rápido para evitarlo.-

—¿Tu eres? -Dijo curioso el chico de rulos mojados.

—La chica que estaba tirada en el suelo hace unos minutos. Si me disculpas necesito regresar a casa. -Le di unas palmadas para agradecer su intento de platicar conmigo. Dirán que soy muy antipatica, pero esta vez no tenía ámbitos de hablarle a todo mundo, el otro año, hice eso, logré hacerlo, pero también que mucha gente se aprovechará de mi y me sermoneara sobre todo esas chicas y chicos que me utilizaban, pero ya no, elegiría bien a personas que me merecen y sin duda me ayudarían, este año sería distinto.

—Te acompaño. -Su voz sonó ronca.

—Preferiría creer que no eres un asesino o violador que intenta caerme bien.

El chico rió.

—No lo soy, pero podría ser un violador digo si -sermoneó el joven.

Descubrí sus planes, el quería una noche de pasión como todos los chicos que buscan faciles. Reí y decidí ignorar su petición.

—Adiós. -Caminé aún más rapido.

—Espera -Me tomó de la muñeca- ¿tienes novio?

—No y sueltame. -me deshice de su agarre.

—¿Cómo te llamas? -seguía mi paso.

—Harry largo, no quiero nada ni busco nada de lo que tu quieres, no te daré mi nombre y jamás nos volveremos a ver. Adiós cabeza de nuez. -Corrí hasta llegar a casa y entré.

—La enana ha llegado. -Saludó Derek tomando una soda del la nevera.

—¿Ya saludaste a la abuela? -Conociendo a Derek no creo que valore lo suficiente como para recordar con cuantos chicas se ha metido.

—¡No! Vine a saludar a la iguana de la sala -sonó sarcastico.

Miré a la iguana y lo volví a mirar.

—Derek, hazme un favor, no estropees nada aquí.

—Como tu lo ordenes doncella. -Canturreó el chico.

—Hablo encerio.

—Yo algo así. -me abrazó-

Subí al cuarto y miré mi celular, 9:56pm. Bien, un día gitador. Me lancé a la cama y me tiré a los brazos de morfeo.

-----------------------------------------

Esta es novela de SarahWeisman (:

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...