Siempre juntos

Llegaste por primera vez a mi vida princesa y yo me enamore en un bar vacío. Mi corazón latía rápido por ti porque tú eres hermosa, la forma en que me mirabas era como una gran tormenta y yo me sentía una casa de naipes y con solo una de tus miradas podías derrumbarme. Siempre mantenías tus hermosos ojos en mí, tú me persuadías con esos ojos azules. Prometiste que nada ni nadie nos separaría princesa, pero no lo cumpliste, te fuiste sin pensar que mi vida dependía de ti…

5Me gustan
6Comentarios
942Vistas
AA

10. ¡Por fin!

-lo siento Elizabeth, no puedo hacer nada-

-solo dame dos semanas y estaré lista ¿sí?-

-¿por qué dos semanas?-

-necesito arreglar algo-

-está bien, solo dos semanas, no más-

-te lo prometo- bese su mejilla y salí.

La hora de trabajo término, como ya era costumbre Niall me estaba esperando en la salida.

-Necesito hablar contigo- le dije

-¿de qué?-

-es algo acerca de mí que debes saber-

-claro-

Caminamos a un parque que estaba cerca, Niall saco dos cafés de una máquina, me entrego uno.

-dime-

-pero antes prométeme que te enteres de lo que te enteres de ahora en adelante me vas a seguir queriendo-

-¿a qué te refieres?-

-promételo-

-no puedo prometer cuando tú no sientes nada por mí-

-por favor-

-está bien, lo prometo-

-gracias- bebí un poco de café -bueno pues probablemente te aburra con lo que te voy a decir pero creo que es importante que lo sepas... cuando yo era niña mis papás me presentaron a un niño, un año mayor que yo, su nombre era Scott, al principio lo odiaba pero conforme fue pasando el tiempo eso cambio, hasta decíamos que éramos novios, pasaron más y más los años y seguimos siendo "novios" y cuando cumplimos quince años prometimos nunca separarnos, ya sé que suena tonto, porque éramos niños pero lo logramos, cuando yo cumplí 17 años el me pidió matrimonio, tal vez muy pronto, pero yo acepte y me sentí muy feliz, se lo dijimos a nuestros padres y se pusieron muy felices, todo fue genial, hasta que el cumplió 19 años, sus amigos le organizaron una fiesta, ese día el bebió mucho yo le dije que no condujera en ese estado pero no me hizo caso, nosotros tuvimos un accidente y yo me salve de milagro pero él no, fue terrible, yo lo amaba con todo mi corazón, desde ese día he estado culpándome mi hermano dice que yo no tuve la culpa pero si yo hubiera insistido mas no hubiera ocurrido y durante este tiempo no me he enamorado de nadie, pero llegaste tú y lo cambiaste todo, no te voy a decir que estoy enamorada de ti pero siento algo extraño por ti, me gustas Niall es por eso que quiero que cancelemos la apuesta, creo que te has convertido en alguien importante para mí y una apuesta es solo un juego y ahora tú ya no eres un juego para mí-

-¡no, claro que no cancelaremos nada!-

-yo dije que iba a besarte cuando quisiera -

-sí, pero quien sabe cuándo será eso-

-Niall yo...-

-¡NO! No voy a cancelar nada- me interrumpió

-Pero es que...-

-¡ya te dije que no!-

-¿no me vas a dejar hablar?-

-no-

-bien- deje el vaso de café a mi lado y tome su rostro con mis dos manos, me acerque rápidamente y lo bese, al principio parecía sorprendido, pero después siguió mi beso, no pensé que esto sucedería, pero lo hice. Me separe de él por la falta de oxígeno.

-tu... podrías... habérmelo dicho- dijo él

-intento decírtelo dese hace dos minutos pero tú no me dejabas hablar-

-¿esto quiere decir que sientes algo por mí? ¿No es por demostrarle nada a nadie?- dijo mirando alrededor, supuse que en busca de Sandra

-te lo dije, me gustas Niall-

-entonces podemos intentarlo ¿verdad? ¿Tu... quieres ser mi... novia?-

Reí -claro que si-

-¡no sabes lo feliz que me haces Elizabeth! Pensé que este momento jamás llegaría, te quiero-

-y yo a ti... o eso creo-

-¡hey!-

-es broma, tú en verdad me gustas- se levantó e hizo que yo también me levantara, rodeo mi cintura y me volvió a besar.

-te quiero princesa-

-¿princesa?- reí

-de ahora en adelante serás mi princesa-

-eres muy cursi Niall, pero me encanta- lo  bese nuevamente – nos separamos y saque la cámara digital que siempre traía en mi bolso

-¿Eso para qué? Pregunto

-ah… para asesinarte… creo que los asesinos en serie usan cámaras digitales  en todos sus crímenes- dije con ironía, era obvio para que era la cámara

-¡oye!- se quejo

-es obvio Niall, nos tomaremos una foto-

-¿Para qué?-

-Me gusta tomar fotos e todos los momentos importantes en mi vida-

-Me alegra saber que es un momento importante en tú vida-

-lo es… ahora…- prendí la cámara –ven… párate a mi lado- apunte la cámara hacía nosotros –pero sonríe amargado- se dibujó una sonrisa en su rostro -¡genial!- tome la foto, justo en ese momento iba pasando una señora con su esposo y su perrito –señora nos puede tomar una foto- dije

-claro que sí- contesto amablemente, tomo la cámara. Me acomode a lado de Niall y lo abrace con mis dos brazos, él paso su brazo por detrás de mí cintura

-¿Listos?- asentí, se escuchó el disparo –ya está- me entrego la cámara

-gracias señora- dije, luego se fueron –vayamos a imprimirlas-

-hay un lugar a dos cuadras-

Llegamos a la tienda, conectamos la  cámara y revelamos las fotos, unas para él y unas para mí

-Creo que es hora de que me vaya-

 -¿te llevo a tu casa?-

-¡no! Puedo ir sola-

-¿por qué?-

-porque… ¡tengo que arreglar algunos asuntos!... si eso…  y por si mañana no me ves en el trabajo es porque no voy a ir-

-¿Está todo bien?-

-perfecto, nos vemos después- le di un beso en la mejilla después subí a un taxi. Llegue a casa, Louis estaba sentado en el salón.

-creí que llegarías más tarde-

-tenemos asuntos que arreglar ¿Verdad?-

Suspire –no quiero hacerlo Louis, ahora Niall y yo somos novios y si se entera de esto se va a arruinar todo-

-es tu responsabilidad-

-ok- dije sin ganas.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...