Siempre juntos

Llegaste por primera vez a mi vida princesa y yo me enamore en un bar vacío. Mi corazón latía rápido por ti porque tú eres hermosa, la forma en que me mirabas era como una gran tormenta y yo me sentía una casa de naipes y con solo una de tus miradas podías derrumbarme. Siempre mantenías tus hermosos ojos en mí, tú me persuadías con esos ojos azules. Prometiste que nada ni nadie nos separaría princesa, pero no lo cumpliste, te fuiste sin pensar que mi vida dependía de ti…

5Me gustan
6Comentarios
936Vistas
AA

18. Otra vez juntos

-¿qué te pasa Sandra?- era Niall entrando, traía algunos folders, se acercó a mí y me ayudo a levantarme -no le vuelvas a poner un dedo encima-

-¡ella empezó todo Niall! Me rego el café encima- grito

-¡no me importa lo que haya hecho!, solo te estoy diciendo que no la vuelvas a tocar!-

-Niall, yo...-

-¡¡no me impórtalo que digas Sandra!!- dijo enojado

-estoy harta Sandra, quiero que te vayas de mi empresa, ahora- dije

-no creo que eso sea necesario Elizabeth- ahora dijo Niall -no lo volverá a hacer-

-no te estoy pidiendo opinión Niall y si quieres acompañarla, puedes hacerlo-

-Elizabeth por favor, dale solo una última oportunidad- dijo Niall

-yo sé que quieres quedar bien con ella para seguir teniendo sexo gratis, pero para las zorras como ella eso no es necesario-

-no tienes por qué ofenderla-

-no tengo ninguna necesidad de soportarla, ahora te pido que te vayas Sandra, puedes pasar a recoger tu liquidación y a ti Niall te doy la opción de escoger, quieres seguirla o te quieres quedar, pueden irse- Sandra no dijo nada solo me miro feo antes de salir, Niall se quedó parado ahí.

-adiós- dije

-tenemos que hablar-

-hace mucho que tú y yo no tenemos nada de qué hablar-

-por favor-

-¿de qué quieres hablar? ¿Me vas contar como te convenció Sandra de meterte a su cama?-

-Elizabeth eso... yo... te lo puedo explicar-

-no me importan tus explicaciones-

-yo te amo Elizabeth-

-¿enserio?- me reí -¿entonces si yo me voy a meter con cualquier chico es porque te amo?-

-¡estaba muy enojado contigo y luego apareció ella y lo único que pensé en ese momento fueron tus palabras diciendo que no me quieres! ¿Sabes cuánto me duele saber que no me quieres?-

-pues esa es la verdad, olvídame y busca a otra chica-

-he conocido a muchas chicas Elizabeth, pero nunca había sentido lo que siento hacía ti... por ti soy capaz de dar mi vida o dar la vuelta al mundo si tú me lo pides, porque te amo hasta con las ultimas de mis terminaciones nerviosas y no sé por qué, si lo único que has hecho es rechazarme y jugar con mis sentimientos-

-dijiste que me olvidarías ¿por qué me estas diciendo esto ahora?-

-¡¡por qué te amo!! ¡¡¿Acaso no puedes entenderlo?!! Y sé que no debí haberme metido con Sandra esa noche-

-¿esa noche?-

-ella dijo que te has acostado con ella todos estos días-

-¡eso no es cierto! Si al siguiente día de haberlo hecho me arrepentí, sentí que te había traicionado yo sé que no debí hacerlo-

-¡¡Claro que no debiste hacerlo, porque tú me amas!!-

-¡¡PERO ESTO TAMBIÉN ES TU CULPA!! ¡¡¿PORQUE NO LO ACEPTAS?!!- no dije nada -¡¡¿por solo esta vez podrías aceptar que también tienes la culpa?!! ¡¡ACEPTALO!!- dijo muy enojado, pero yo no quería contestar, camino hasta mí, me tomo de los hombros y me sacudió.

-¡¡te mentí!!- por fin salieron las palabras de mi boca

-¿qué?- pregunto confundido

-yo también te amo- dije en un susurro, las lágrimas comenzaron a rodar por mis mejillas -pero tengo miedo-

-¿Miedo de que?-

-de enamorarme-

-¿pero por qué?-

-no quiero enamorarme y que después me dejes, volver a sufrir, ya no quiero eso-

-yo jamás me alejaría de ti y tampoco quiero hacerte sufrir-

-Scott me dijo lo mismo y me abandono-

-¡pero no soy Scott!, además él no te abandono él...- se interrumpió -¡como sea! ¡Tienes que superarlo!-

-yo te dije todo eso porque quería que te alejaras de mí, he hecho lo mismo con todos los chicos que han intentado acercarse a mí y ha funcionado pero tu...-

-yo te amo de verdad, por eso sigo aquí, esperando que sientas algo por mí- me interrumpió

-Niall perdóname-

-tu eres la única que debe perdonarme, pero si  me das una oportunidad prometo hacerte muy feliz y jamás alejarme de ti, prometo protegerte con mi vida si es necesario, pero dame una oportunidad, te lo ruego Elizabeth- tomo mi cara con sus dos manos y apoyo su frente con la mía -por favor princesa- susurro

No sabía qué hacer, en verdad yo no me sentía preparada para volver a iniciar una relación.

-te amo Niall- dije finalmente, para después unir mis labios con los de él, rodeo mi cintura y me acerco más a él.

-¿me das una oportunidad más?- dijo sobre mis labios

-yo...-

-por favor, te lo ruego-

Suspire -si-

-¡gracias! ¡Te amo! ¡No sabes lo feliz que me hace escuchar eso! prométeme que a partir de ahora, nada ni nadie nos podrá separar-

-te lo prometo-

Me volvió a besar y después nos separamos.

-entonces... ¿quieres ir a cenar conmigo hoy?- pregunto

-¿te parece si lo dejamos para mañana?-

-¿por qué?-

-hoy vendrán nuevamente los auditores y terminare muerta del cansancio, mañana terminara todo esto, por favor-

-como tú digas-

-nos vemos después-

Salió de la oficina, me senté en el sofá, en mi cara se dibujó una sonrisa tonta, unos minutos después llegaron los auditores, siguieron revisando que todo estuviera en orden, o al menos se suponía que eso hacían a veces me daba la impresión que se dedicaban a buscar defectos y arruinar las empresas pero aquí perdían su tiempo, no encontrarían nada fuera de lugar.

 

Por fin termino el día y con eso las auditorias, salí de la oficina directo al estacionamiento, se suponía que debía esperar a Niall pero lo busque por todas partes y no lo encontré por último me rendí y decidí irme a casa. Cuando llegue, me bañe, me puse la pijama y baje a cenar después de terminar prendí el televisor, había un maratón de The walking death mi serie favorita, me quede muy entretenida viéndola que ni siquiera me di cuenta que ya era muy tarde, vi el reloj y eran las 2:40 a.m. mañana era sábado y mi día de descanso y no importaba, apague el televisor y subí a mi habitación,

 

A la mañana siguiente July me despertó muy temprano.

-¿Qué pasa?- dije aún con voz adormilada

-Te buscan-

-sea quien sea no quiero ver a nadie, es muy temprano- jale las sabanas y me tape hasta la cara

-es Niall-

-¿Niall?- me destape

-dice que está muy preocupado por que ayer ya no pudo hablar contigo ¿todo está arreglado entre ustedes?-

-sí, hablamos y somos novios de nuevo, pero es muy temprano y sábado, ¿puedes decirle que pase?- dije sentándome

-sabes que si Louis se entera que dejo pasar a un chico a tu habitación me va a matar ¿verdad?-

-eso no pensaste la primera vez que lo dejaste pasar-

-pero era un asunto diferente-

-es lo mismo, ahora dile que pase, lo guardaremos en secreto-

Suspiro -está bien- salió de mi habitación y dos minutos después Niall ya estaba ahí.

-¡Niall! ¡Pasa!-

-hola Elizabeth- dijo serio

-mmm... ¿qué paso con lo de princesa?-

-estoy molesto-

-ven siéntate- di unos golpecitos a la cama a mi lado, se sentó -¿ahora qué pasa?-

-estuve muy preocupado por ti, pudiste haberme dicho por lo menos adiós, te estuve buscando como por dos horas-

-yo te busque y no te encontré-

-pues no sé qué paso, además te llame a tu celular unas cien veces y no me contestaste-

-¿enserio?- me levante de la cama y busque mi celular en mi bolso y en todas partes pero no lo encontré. -creo que lo olvide en la oficina-

-¿sabes cuánto me preocupe cuando no te encontré? Quería venir ayer en la noche pero Zayn me dijo que esperara hasta hoy, no pude dormir pensando en ti-

-por eso tienes esas ojeritas- me pare frente a él y rose sus ojeras con mis pulgares, se dibujó una sonrisa en su rostro -pero aun así te ves muy lindo- me tomo de las manos entrelazando nuestros dedos hasta quedar recostados en la cama, quede arriba de él.

-si mi hermano se entera que un chico esta en mi cama me va a matar-

-pero no estamos haciendo nada, pero de todos modos será mejor que nos levantemos, alguien podría entrar-

-no hay nadie más que July y ella sabe que estas aquí, además quiero estar así contigo- lo volví a besar pero justo en ese momento abrieron la puerta.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...