Siempre juntos

Llegaste por primera vez a mi vida princesa y yo me enamore en un bar vacío. Mi corazón latía rápido por ti porque tú eres hermosa, la forma en que me mirabas era como una gran tormenta y yo me sentía una casa de naipes y con solo una de tus miradas podías derrumbarme. Siempre mantenías tus hermosos ojos en mí, tú me persuadías con esos ojos azules. Prometiste que nada ni nadie nos separaría princesa, pero no lo cumpliste, te fuiste sin pensar que mi vida dependía de ti…

5Me gustan
6Comentarios
958Vistas
AA

23. Es el momento

A la mañana siguiente me desperté un poco tarde, tenía mucha hambre, pero no bajaría a desayunar, eso es algo que no haría una Elizabeth a la que le prohibió ver a su novio y que encima le pego su padre. Tome un vaso de agua, luego llego July diciéndome que mi papá quería que bajara, obvio no lo hice. Subió unas dos veces luego Lou, pero le explique todo me costó trabajo convencerlo pero al final acepto, por ultimo subió papá.

-cuento tres y te quiero ver desayunando con nosotros-

-vete no quiero verte-

-ya estas demasiando grandecita como para hacer berrinches tontos-

-siempre los he hecho y tú no llegaras a decirme lo que debo hacer, así que vete de mí habitación-

-baja por favor Elizabeth-

-¡que te vayas! ¡NO VOY A BAJAR!-

Cerró la puerta muy enojado.

Yo en verdad tenía hambre, pero debía resistir.

Y así fue por los siguientes días, pasaba cada hora a revisar que estuviera en mi habitación, y tal como dije al tercer día dejo de hacerlo tan a menudo, pero definitivamente el mejor horario para escapar era en la noche, alrededor de las dos o tres de la mañana, al principio si revisaba que estuviera ahí, pero después ya no.

Le avise a Niall, lo único que quería era salir de aquí, me sentía terrible debido a la falta de alimento, comía unas cuantas frutas y Jane llegaba a arruinarlo todo así que terminaba por dejar todo.

Por fin llego el día en que decidimos que lo haría, Lou por supuesto me ayudaría. Espere hasta que mi padre se durmiera, paso un par de veces por mi habitación antes de entrar a la suya, eran ya las dos treinta de la mañana y yo no podía dormir, dieron las tres y Niall me envió un mensaje.

 

*estoy a dos cuadras de tu casa princesa, no quiero acercarme demasiado para no arruinar todo*

 

*Esperare un par de minutos más y después estaré ahí*

 

Lou entro a mi habitación con las luces apagadas

-¿Estas lista chaparra?- susurro me levante de la cama

-Si- tome el pequeño bolso donde Lou puso la suficiente cantidad de dinero en efectivo para poder vivir cómodamente uno meses, mi padre había congelado todas nuestras cuentas

-bien, en cuanto salgas correrás por detrás de la casa, le pedí a Víctor que dejara la puerta abierta, él nos ayudara, ya sabes que nos quiere mucho- siguió susurrando

-ok, gracias Lou- nos abrazamos -regresa a tu habitación, te llamare en cuanto estemos seguros-

-cuídate mucho- nos separamos, salí de la habitación, camine hacia la cocina, saldría por la puerta del servicio, tal y como me indico Lou, corrí hasta llegar a la puerta trasera de la casa, Víctor estaba ahí, era el único guardia.

-suerte señorita- me sonrió

-gracias Víctor y perdón por las veces que te trate mal-

-eso está olvidado, ahora váyase antes de que nos descubran y cuídese mucho-

-adiós-

Después de estar encerrada varios días me sentí libre, camine lo más rápido que pude mientras le mandaba un mensaje a Niall.

 

*¿Dónde estás?*

*Sigue derecho, dos cuadras*

Suspire y seguí caminado rápido, hasta encontrármelo recargado en un árbol.

-¡princesa!-me abrazo

-vámonos Niall, corremos el riesgo de que nos descubran-

-ok, hay un motel a las afueras de la ciudad, supongo que será seguro -

-bien, vamos-

Bajamos unas calles más y tomamos un taxi, Niall le indico la dirección, cuando llegamos le pago al chofer y bajamos. La verdad daba miedo el lugar parecía muy antiguo y no había nadie alrededor, nunca en mi vida había estado en un lugar así, me imagine una de esas escenas de las películas de asesinos donde justo en la habitación donde piden los protagonistas hay un asesino.

-una habitación doble-

-¿a nombre de quién?- pregunto el hombre que estaba en la recepción

-Gustav Walke- el hombre busco en su lista -claro, estas son sus llaves, es la habitación que se encuentra al final del pasillo.

-gracias- dijo Niall, tomo las llaves. Caminamos hasta llegar a la habitación, había un par de camas individuales, con una mesita de centro y un sofá, por lo menos parecía estar limpio.

-perdón por traerte aquí, yo sé que no estas acostumbrada a este tipo de lugares-

-está todo bien, no te preocupes- dije tratando de sonar convencida, pero no me gustaban los lugares así

-saldremos de la ciudad y buscaremos un lugar mejor-

-mi padre hará hasta lo imposible por buscarnos, Lou tratara de darnos un poco de tiempo pero no logrará mucho-

-saldremos lo más rápido que podamos pero tengo que estar seguro que esto es lo que quieres, yo no poder darte todo a lo que tu estas acostumbrada-

-Estoy completamente segura Niall, lo único que me importa  es que estés tu conmigo-

-eso tenlo por seguro- me dedico una sonrisa y rodeo mi cintura para después besarme.

 

En lo que quedaba de la noche no pude dormir, tenía miedo de que mi padre nos descubriera o que yo no resistiera y terminara dejando a Niall, los primeros rayos de sol comenzaron a salir, me levante, camine al baño y me di un baño rápido, me volví a poner la misma ropa, no había traído nada conmigo, esperaba que esto terminara pronto.

Recibí un mensaje de Lou.

 

*Papá esta como loco, aún no se le ocurre hacer que te detengan en el aeropuerto pero deben irse antes de que lo haga*

 

*Gracias Lou*

 

-Niall despierta, tenemos que irnos- me senté a su lado, se quejó un poco y luego abrió los ojos dedicándome una sonrisa.

-¿Princesa?-

-Tenemos que irnos, mi padre ya se dio cuenta de que no estoy-

-Me ducho rápido y nos vamos-

Asentí, se levantó de la cama y en menos de cinco minutos ya estaba fuera, tome mi bolso y salimos.

De camino al aeropuerto recibí un mensaje de Harry.

 

*Eliz cuando llegues al aeropuerto pide los boletos que reserve para ti, están a nombre de Emily Tisdale *

 

-¿quién es?- pregunto Niall

-es Harry, dice que ha reservado dos boletos para nosotros-

 

*Gracias Harry, ¿para donde son?*

*Italia, no puedo ayudarte más, tu padre llamo muy enojado a mis padres hoy y les dijo que me mantuvieran fuera de contacto contigo, ya sabes ellos lo apoyan mucho, no poder hablar con Liam o Nina, pero en cuanto nos volvamos a ver te matare por no avisarme que huirías, podría haber hecho algo más*

 

*No pude avisarte, perdóname*

 

*Te perdono y... Elizabeth cuídate por favor, sabes que te quiero demasiado y no quiero que te pase nada*

 

*Yo también te quiero, gracias*

 

Apague el teléfono por que llegamos al aeropuerto, pedí los boletos que Harry había dicho, me los dieron inmediatamente, faltaban solo veinte minutos para el vuelo, nos dirigimos a la sala de espera, esperamos hasta que anunciaron el vuelo, pasamos por el área de seguridad, revisaron nuestros pasaportes, tenía miedo pero afortunadamente no pasó nada, subimos tranquilamente al avión, por suerte nadie se sentó a nuestro lado.

-wow, nunca había subido a primera clase- dijo Niall -es genial-

-supongo que será la última vez que lo hagamos, en caso de que tengamos que seguir trasladándonos-

-esperemos que no sea así princesa- me abrazo -me alegro que estés conmigo Elizabeth, me alegra el haberte conocido-

-yo también estoy feliz de estar contigo, tú me devolviste la felicidad y no me importa nada de lo que diga mi padre no pienso separarme de ti nunca más a menos de que tú me lo pidas-

-y eso jamás va a suceder- me beso.

Jamás pensé que yo terminaría huyendo con un chico o por lo menos no después de la muerte de Scott, creí que jamás me volvería a enamorar pero después de conocer a Niall todo eso cambio, ahora estoy completamente enamorada, capaz de ir al fin del mundo si es necesario solo para estar con él.

El piloto anuncio que aterrizaríamos, Niall seguía durmiendo, se veía tan lindo que no quise despertarlo, le puse primero el cinturón a él y luego me puse el mío.

Cuando llegamos a tierra firme tuve que despertarlo para bajar, llegamos aproximadamente a las tres de la tarde.

-¿Ahora a dónde vamos?- le pregunte

-¿tienes hambre?-

-la verdad con todo esto ni siquiera me he acordado de eso, pero vamos-

Caminamos hacía un restaurant de comida rápida, ordenamos un par de hamburguesas y refrescos.

-¿qué pasa con tu padre y eso de no dejar que estés conmigo?-

-No eres tu Niall, él dice que no debo estar con alguien que no está a mi nivel, lo cual creo que es una tontería porque él esta con la sirvienta-

-¿según él quien es el chico ideal para ti? ¿Hay alguien en especial?-

-por supuesto que lo hay-

-¿y es?-

-Era Scott, pero después de que el murió mi padre puso los ojos en Harry y por supuesto los padres de él están completamente de acuerdo, imagínate si Harry y yo nos casáramos, sería maravilloso para ellos, las fortunas de ambos se unirían y seria genial-

-¿solo lo hacen por interés? ¿Solo piensan en ellos?-

-sí, creo que ni siquiera tienen hijos porque los quieren, solo lo hacen por sus propios intereses, ya ves a mi padre, si nos quisiera, a mí y a Lou, no prefería a la sirvienta-

-Tú y Harry se llevan muy bien entre ustedes... no... Paso nada-

-no digas tonterías- reí -Harry y yo somos como hermanos, eso jamás sucedería, ni siquiera me imagino besándolo-

-si regresas creo que sabrás que es besarlo-

-no voy a regresar Niall, nunca, al único que voy a besar de ahora en adelante es a ti-

-eso me parece genial-

Terminamos de comer y salimos de ahí, buscamos un hotel le pedí a la recepcionista un habitación a diferencia de Niall en el motel yo no la pedí doble ¡¿quién rayos hacía eso?! O sea tenemos veintitrés años, somos novios y lo mejor ¡estamos solos! ¿cómo podríamos dormir separados? Definitivamente eso no era buena idea.

-Princesa ese guardia nos ve un poco raro ¿no crees?- miro hacía uno de los guardias que estaba en la sala de espera y tenía razón no dejaba de vernos, luego dijo algo en su radio y camino hacia nosotros.

-¿podrían mostrarme sus identificaciones por favor?- cuando dijo eso me puse muy nerviosa pero tenía que actuar normal

-¿Al guardia de un hotel? No lo creo-

-El señor Tomlinson está buscando a su hija que hoy huyo junto con su novio y dio exactamente las características que ustedes presentan-

-ni siquiera sé quién es el señor Tomlinson- dijo Niall

-chica castaña, ojos azules, de más o menos 1.68 de altura, chico rubio, ojos azules de por lo menos uno setenta y juntos, definitivamente son ustedes-

- esas características que dio las puede presentar cualquiera ¿usted tiene alguna foto de ellos?- negó con la cabeza –cuando la tenga puede acusarnos. Mientras no, así que le pido que no deje de molestar si no quiere que me queje por este mal servicio y terminen despidiéndolo-

-Pero es que…-

-No somos nosotros, con permiso- tome la mano de Niall y camine hacía la salida, obviamente no nos quedaríamos ahí

 -Eres genial - dijo Niall

-lo sé ahora vámonos antes de que nos descubran- asintió y salimos de ahí intentando actuar lo más normal que pudimos aparentar, era obvio que ni él ni yo lo estábamos.

Cuando creímos que estábamos lo suficientemente lejos paramos, era un pequeño parque.

-¿cómo se supone que ha llegado hasta aquí?- pregunto Niall

-¡no lo sé!-

-¿qué vamos a hacer?-

-buscar otro hotel, tal vez ese- señale un pequeño hotel que se encontraba al otro lado de la calle -parece que ahí no hay guardias-

-vamos- caminamos hacía el, entramos, una señora muy amable nos atendió.

-hola buenas tardes-

-hola, una habitación doble por favor- dijo Niall, bien, mi plan arruinado.

-Claro, me pueden dar su nombre por favor-

-Gustav Walke y Emily Tisdale - dijo Niall, nos anotó en una pequeña libreta

-Aquí tienen sus llaves, en el tercer piso a la derecha, 83-

-Gracias- agradecí.

Llegamos a la habitación, era pequeña pero muy acogedora, me tire en una de las camas, estaba muy cansada, llegamos a Italia a las tres de la tarde, en lo que comimos y nos trasladamos se hizo más tarde, eran aproximadamente las ocho.

-Por lo menos aquí no saben nada-

-ojala que no llegue hasta aquí- dije -me voy a bañar, me siento muy sucia usando la misma ropa por tanto tiempo-

-iremos a comprar algo de ropa mañana-

-por favor- dije entrando al baño, abrí la ducha, el agua estaba tibia y se sentía maravilloso, me quede un par de minutos ahí, pero mis dedos comenzaban a arrugarse así que salí, me puse una de las batas de baño.

-Mi turno- dijo Niall.

Esto era terrible, no había traído nada conmigo, quería sentir lo suave de mi pijama, mi acolchonada cama y la rica cena de Nora, la cocinera. Un día y ya extrañaba todo eso.

Me recosté en la cama, pensando en si esto era lo correcto o si en verdad yo lograría acostumbrarme a esta vida.

-¿en qué piensas?- dijo Niall, sacándome de mis pensamientos

-nada importante- le dedique una sonrisa -¿alguien te ha dicho que te ves demasiado sexi así?- dije mirándolo

-de hecho no- se sonrojo

-no te sonrojes, solo digo la verdad, además eres mi novio-

-no había estado con mis otras novias en una habitación de un hotel, solos y diciéndome que me veo sexi-

-probablemente no has estado en un hotel, pero si en tu apartamento a solas ¿verdad?-

-no hablemos de eso-

-No me gusta la idea de saber que alguien más ha estado contigo y yo no- me levante de la cama y camine hacia él

-¿eso qué quiere decir?- pregunto rodeando mi cintura y acercándome más a él.

-justo lo que te estas imaginando Niall- me dedico una sonrisa y después me beso, pase mis dos manos por detrás de su cuello, sin dejar de besarme caminamos hacia la cama en la que me había acostado unos minutos antes, me recostó sobre ella quedando arriba de mí, desenrolle el nudo de la bata de baño que traía puesta, pero el dejo de besarme.

-¿estas segura de hacer esto princesa?-

-no somos niños Niall, estoy segura- mi voz sonó entrecortada, lo volví a besar, pero esta vez con más intensidad, el no dijo nada solo siguió mi beso, me quito la bata de baño dejándonos a ambos sin nada, sentir sus manos recorriendo mi cuerpo era maravilloso.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...