Siempre juntos

Llegaste por primera vez a mi vida princesa y yo me enamore en un bar vacío. Mi corazón latía rápido por ti porque tú eres hermosa, la forma en que me mirabas era como una gran tormenta y yo me sentía una casa de naipes y con solo una de tus miradas podías derrumbarme. Siempre mantenías tus hermosos ojos en mí, tú me persuadías con esos ojos azules. Prometiste que nada ni nadie nos separaría princesa, pero no lo cumpliste, te fuiste sin pensar que mi vida dependía de ti…

5Me gustan
6Comentarios
928Vistas
AA

6. Ella es una molestía

1/3

 

Estaba de camino al edificio, mis manos estaban sudando y sentía una molestia en el estómago, cuando llegue camine hacía la recepción, me atendió una chica muy amable y me dijo que pasara al cuarto piso donde se encontraba el director, o sea el famoso Louis Tomlinson, quien me entrevistaría.

-hola, vengo a ver al señor Louis Tomlinson- le dije a la chica que estaba ahí, supuse que era su secretaría.

-claro, en un momento le aviso, por favor toma asiento- me señalo el sofá que estaba frente a su escritorio, durante el tiempo que estuve esperando, no dejaba de mirarme y eso me ponía muy incómodo, cuando volteaba a verla solo me mostraba una sonrisa coqueta. Era muy linda, tenía el cabello rubio hasta los hombros, sus ojos eran grandes de color marrón y su voz era muy... como decirlo... ¿sexi? ¡si eso creo! Me pareció el tipo de chica que le gustaría a Zayn, para mí era perfecta Elizabeth.

-puedes pasar- dijo por fin

-gracias- me levante del sofá y camine hacía la puerta que me indico.

-Mi nombre es Sandra- dijo -Espero que te den el trabajo y que podamos salir algún día- dijo antes de que entrara.

-eso espero- le dedique una sonrisa y entre.

-buenos días- salude temeroso, ahí se encontraba un chico que podría jurar no era mayor que yo, ¿se suponía que él era el famoso Louis Tomlinson? Me imagine a alguien más mayor, no a alguien tan joven.

-buenos días, pasa por favor y toma asiento- me senté en la silla que estaba frente a su escritorio -¿cuál es tu nombre?- me miro.

-Niall, señor, Niall Horan-

-así que tú eres el famoso Niall Horan, tienes suerte-

-¿a qué se refiere?- pregunte extrañado, ¿suerte? ¿A qué se refirió con eso?

-ah... no me hagas caso a veces ni yo sé lo que digo, he estado revisando tu currículo y me he dado cuenta que no tienes ningún tipo de experiencia a diferencia de otras personas, pero también he visto que eres muy joven y me gusta dar oportunidad a las personas jóvenes, por esa razón y otras cuestiones que espero pronto te aclaren, te daré el empleo, así que no me defraudes Niall-

-claro que no señor, muchas gracias- dije feliz -¿cuándo comienzo?-

-mañana, a las siete en punto será tu hora de entrada-

-en verdad muchas gracias, no se va arrepentir-

-nos vemos mañana entonces- dijo amablemente con una sonrisa

-solo quiero preguntarle algo-

-claro, dime-

-¿qué quiso decir con eso de "otras cuestiones que pronto me aclararan"?-

-no me corresponde a mi decírtelo Niall, pero no te preocupes no es nada malo, algo sin importancia-

-mmm... ok, gracias-

-hasta mañana-

-¿te dieron el puesto?- pregunto Sandra, cuando salí.

-¡sí!- dije muy feliz

-Que bien, entonces... ¿quedamos de salir?-

-claro, en cuanto me acomode aquí saldremos-

-ok, adiós-

Sonreí y camine a la salida.

 

##########Elizabeth##########

 

Por lo que sabía hoy le harían la entrevista a Niall, subí al piso donde se encontraba la oficina del director para ver si podía averiguar algo.

Algo que no le había dicho a Niall es que yo tenía dos meses trabajando en la misma empresa donde el trabajaría, creí que era mejor mantenerlo en secreto.

Llegue y me encontré con Harry, mi mejor amigo y el asistente del director Louis.

-Supiste algo de Niall- le pregunte, él ya sabía a qué me refería le había contado que quería trabajar aquí.

-Sandra me dijo que si le dieron el puesto-

-y seguro comenzara de zorra con él- dije molesta, desde hace dos meses que yo comencé a trabajar aquí he escuchado de la fama de Sandra, según dicen que se ha acostado con casi la mitad de la empresa y no digamos que son diez empleados, la verdad no estoy segura son cosas que solo he escuchado.

-¿acaso estas molesta?-

-No digas tonterías ¿por qué debería estar molesta?-

-oye si estas molesta es porque ese chico te interesa y eso es genial, desde que ocurrió lo de Scott tú no te has vuelto a enamorar y esto es genial-

-no estoy enamorada Harry- dije sería -Scott es y siempre será el amor de mi vida-

-estás loca, supéralo ya-

-no quiero hablar sobre eso, solo me alegro por Niall por que se ve que es un buen chico y que tiene muchas ganas de trabajar aquí, además de que necesita el empleo-

-está bien, nos vemos en la comida pero antes quiero decirte algo, si estas interesada en Niall te aconsejo que le digas la verdad porque si no tendrá problemas después ya sabes lo que dicen los empleados de ti y Louis-

Subió al elevador y yo camine hacía Sandra que en cuanto me vio me hizo caras de desagrado, ya sabía que me odiaba, le dio mucho coraje que me hayan ascendido de puesto en tan solo dos meses que llevo de trabajar y ella después de cinco años no ha pasado de secretaría y se ha encargado de inventar cosas sobre mí, como que me he metido a la cama del director Louis y por eso he ascendido tan rápido, pero eso es algo que no me importa.

-voy a pasar a ver al director- le dije fingiendo una sonrisa.

-tengo que anunciarte- dijo ella, tenía la vista al ordenador pero inmediatamente la alzo hacía mí -¡ah no! Tu no necesitas ser anunciada, ¿te llamo para tener sexo?- se dibujó una sonrisa burlona en su rostro, mientras yo controlaba mis ganas de golpearle todo su lindo rostro de zorra.

-sí, ¿te molesta que no te llame a ti? Porque si quieres puedes venir también, ¡ah no espera! A él no le gustan las zorras como tú- era obvio que no me había llamada para eso, pero cada vez podía controlarme menos y un día de estos en verdad ella se arrepentiría

-yo no soy la que se mete con el hijo del dueño para ascender de puesto, ¿que eso no te hace más zorra que yo?-

-Solo te diré que uno de estos días te arrepentirás de hablarme como me hablas-

-¿piensas que te anunciara como su novia o algo por el estilo?- soltó una carcajada

-¡algo mejor estúpida!- dije enojada, después entre enojada a su oficina.

-te manda estos papeles el ex-administrador, dijo que ya no tenía tiempo de venir a dártelos-

-¿estas enojada?-

-no, estoy bien, si no se te ofrece nada más voy a seguir con mi trabajo-

-¡hey Elizabeth! ¿qué pasa?-

-ya te dije que nada Louis-

-dime, ¿te puedo ayudar?-

-esa estúpida de tu secretaria me saca de mis casillas-

-¿Sigue diciendo cosas?-

-¡sí! Y un día de estos no me voy a controlar y la aventare por las escaleras-

-ya sabes cuál es tu opción si quieres que te deje de molestar-

-no voy a hacerlo Louis, todavía no-

-cuando estés lista-

-Por su puesto... ya me voy, nos vemos luego- Salí de la oficina.

El día se pasó muy rápido, en cuanto termine, regrese a casa, me sentía muy cansada, después de ducharme y ponerme la pijama, pedí la cena y un par de horas más tarde me quede dormida.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...