DollHouse

DollHouse Sinopsis Mi pequeña hermana Lottie de ocho años aún está en la etapa en la que juega con muñecas, la niña es muy estricta y solo juega con las famosas, huecas y plásticas barbies. Un día nuestra madre llego del trabajo con una gran casa de muñecas rosada y cuatro muñecas muy poco usuales para Lottie, al principio la niña rechazo a las muñecas pero poco a poco les tomo cariño. Lottie tiene la rara e imposible idea de que sus muñecas hablan y tienen vida, jamás le creí hasta que me enamore de Melanie, una muñeca…

9Me gustan
15Comentarios
499Vistas
AA

3. Capitulo 3

DollHouse 

Capítulo 3

Unos murmullos despertaron mi ser del profundo sueño en el que me encontraba, los murmullos provenían de mi madre y mi hermana, cada palabra que pronunciaban era tan solo un susurro y no eran claras. Mis manos casi por instinto se dirigieron a mis ojos y tallaron con cuidado estos, segundos después pude escuchar los pasos de alguien el cual su destino era mi habitación

-vamos Louis, es hora de levantarse iremos a un día de campo con mamá- Fruncí ligeramente el ceño, una vez que me despertaba no podía volver a dormirme así que me pare y fui directo a darme una ducha rápida, en cuanto salí de esta me sentía más fresco y vivo, rápidamente me vestí con la primera cosa que vi y salí de mi habitación ya listo para el “Día de campo”

***

El césped se sentía en mis piernas aunque tuviera pantalones largos, Lottie jugaba con una cometa azul celeste mientras corría con su vestido floreado color salmón, lo cual la hacía ver más pequeña de lo que era.

-Chicos vamos a comer- hablo mi madre trayendo consigo una canasta supongo con comida, los tres nos sentamos en el suelo con una manta debajo de nuestros cuerpos y comenzamos a devorar nuestro sándwich de pavo

-Con la novedad de que habrá una nueva venta de garaje- hablo una vez más mi madre, su expresión era calmada, como si estuviera sacando tema de conversación.

-¿ah sí? ¿De los Johnson otra vez?- hable para después darle una gran mordida a mi emparedado

-No, De los Tomlinson- respondió mi madre encogiéndose de hombros, Lottie y yo abrimos los ojos como platos, sabía que la economía en mi casa no era muy buena y supuse que era buena idea

-Me niego a dar alguna de mis muñecas—la voz de mi hermana rompió el hielo de la conversación

-Lottie tan solo unas cuantas muñecas que ya no utilices y unos pocos peluches- Lottie asintió derrotada y continúo comiendo

-Yo podría dar algunos videojuegos y alguna ropa que no me queda-

-Genial Lou, y si puedes avisarle a tus amigos y saber si pueden cooperar con algo te lo agradecería mucho-

-Por supuesto- sonreí y en cuanto termine mi sándwich le hable a Liam

*Llamada*

-Hola Lou-

-Que tal Liam?

-Bien, ¿a qué se debe tu repentina llamada?-

-Pues este fin de semana habrá una venta de garaje en mi casa y quería preguntarte si podrías “donar” alguna cosa y también avisarle a los chicos – le explique el caso a Liam y pude sentir que el asentía del otro lado del móvil

-Claro, te llamo más al rato-

-Genial, hasta pronto-

*Fin de llamada*

Mi pequeña familia y yo continuamos felices con el día de campo y aproximadamente treinta minutos después Liam me llamo diciendo que podría dar alguna ropa al igual que su madre, Zayn y sus hermanas juguetes, ropa y algunos zapatos, en fin, todos darán algo para la venta de garaje que será mañana sábado.

Regresamos a nuestro hogar aproximadamente a las 7:00p.m y Lottie rápidamente fue a dormir, me imagino que ha de estar muy cansada, mi madre fue a seleccionar las cosas para mañana y haría lo mismo con las cosas de Lottie y yo hice justamente lo mismo. 

Mi despertador sonó a las 8:30a.m, rápidamente me dirigí a la cocina, tenía muchísima hambre y no podría “trabajar” con el estómago vacío, me asome ligeramente por la ventana y pude ver a mi mamá acomodando mesas y algunas cajas con objetos dentro de ellas en  nuestro jardín, procure terminar rápido mi cereal para ir a ayudarla pero en cuento termine ella ya había terminado, le di un beso en la frente y sin decir nada mas subí a mi habitación para cambiarme, en cuanto estuve listo salí a el jardín a acomodar todas las cajas con objetos míos. Los chicos llegaron una hora después y ayudaron con todo este lio, me sorprendió que Lottie aun durmiera, no tenía el sueño tan profundo que digamos pero supongo que está cansada, las personas comenzaban a acercarse, mi madre salió de la casa con algunos juguetes de Lottie y no me tome el tiempo para ver que era cada cosa, mamá la conocía bien y sabía que cosas dar, pero esta vez cometió un error.

El llanto de Lottie se escuchaba por todo el vecindario, mi madre había ido por unas cosas para que todo se viera más llamativo y yo rápidamente subí al cuarto de mi hermanita y esta estaba tirada en su cama boca abajo llorando desconsoladamente

-¿Qué sucede Lottie?- dije mientras daba algunos pasos acercándome a ella, esta volteo a verme y paro de sollozar por unos segundos, no dijo nada y después volvió a llorar

-Dime que paso, tal vez pueda ayudarte-

-¡Melanie y su familia!- grito llorando y luego volvió a llorar

-No los encuentro por ninguna parte- agrego aun llorando

-tranquila Lottie, mamá entro a tu cuarto ayer, tal vez ella las vio tiradas y las acomodo en alguna parte- respondí abrazándola

-¡NO LOUIS! Ya busque por todas partes y no encuentro a mis muñecas- la niña seguía llorando y yo me sentía cada vez peor

-Tranquila, seguro ella sabe dónde están- trate de calmarla pero todo era en vano, ella seguía llorando y a mí me partía el corazón. La imagen era así, ella llorando y yo abrazándola frotando mi mano en su hombro, así fue por 15 minutos hasta que llego mi madre

-¿Qué es lo que pasa Lottie?- mi madre mostraba preocupación en su rostro

-No encuentro a Melanie y su familia por ningún lugar- mi madre me miro confusa preguntando con su mirada “¿Quién es Melanie?”

-Las muñecas que le regalaste junto con la casa- respondí en casi un susurro y el rostro de mi madre se tornó pálido

-¿Qué es lo que pasa?- pregunto Lottie mirándola asustada por lo que pueda decir

-Bueno, antes de irme por las cosas para decorar, una señora llego con su hija de 4 años, observo un rato las cosas de Lottie y me pregunto cuanto por las cuatro muñecas de las que están hablando, no parecía tener mucho dinero y se las deje en 30$ dólares las cuatro- cuando mi madre termino de explicar todo Lottie comenzó a llorar y sollozar de nuevo, yo no mostraba ningún sentimiento, sabía que esa muñeca tenía algo especial, sentía que la iba a extrañar, la iba a extrañar bastante, lo cual es raro porque solo es una muñeca, pero tenía miedo de que “esto” acabara tan rápido, pero tenía aun mas miedo de que existiera un “esto” porque tan solo es PLASTICO, no tiene vida ni sentimientos, pero aun así iba a extrañar verla, era de mis pasatiempos favoritos, ella era tan especial, también iba a extrañar ver jugar a Lottie con ella, iba a extrañar sus extrañamente hermosas facciones en su rostro. Pero existe una pregunta a la que le tengo bastante miedo, “¿Por qué me importa tanto?” Siempre, desde que la vi por primera vez me lo pregunte. Me había vuelto tan loco por ella que hasta la había visto cantar alguna vez, la locura me está carcomiendo por dentro, dejando tan solo el sentido de amor en mí, en este momento solo pensaba en ella, y la verdad es que no quería, no quería pensar más en ella, tal vez esta era la forma más adecuada para dejarla, para dejar de pensar en ella, para dejar de… ¿quererla? 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...