DollHouse

DollHouse Sinopsis Mi pequeña hermana Lottie de ocho años aún está en la etapa en la que juega con muñecas, la niña es muy estricta y solo juega con las famosas, huecas y plásticas barbies. Un día nuestra madre llego del trabajo con una gran casa de muñecas rosada y cuatro muñecas muy poco usuales para Lottie, al principio la niña rechazo a las muñecas pero poco a poco les tomo cariño. Lottie tiene la rara e imposible idea de que sus muñecas hablan y tienen vida, jamás le creí hasta que me enamore de Melanie, una muñeca…

9Me gustan
15Comentarios
496Vistas
AA

2. Capitulo 2

DollHouse 

Capítulo 2

-¡Louis! ¡Otra vez viniste por mí!- Lottie me tomo por sorpresa y apague rápido el cigarrillo que estaba en mi boca

-Mama te ha dicho muchas veces que esas cosas te hacen mal- su voz estaba entrecortada y supuse que era porque corrió una generosa distancia desde su escuela hasta el auto, sin mencionar su enorme mochila rosada de Barbie, voltee ligeramente a verla y unas cuantas lagrimas recorrían sus ojos, mi expresión se tornó preocupada y con un aire furioso porque alguien causo que mi hermanita llorara

-¿Qué sucede Lottie?- dije para después agacharme a su pequeña estatura

-Es Jessie, me golpeo otra vez - su cabecita dirigió su mirada al suelo y las palabras que dijo fueron tan solo un susurro

-¿Qué te hizo esta vez?- creí que nuestra madre ya había hablado con la directora respecto a esto

-Fue en los baños, me dijo que era una "niñita chismosa" por decirle a mi mamá que me molestaba, luego me tomo del cuello y apretó muy fuerte- las lágrimas no paraban de brotar de los ojitos azules de mi hermanita y cada lagrima hacia que me sintiera horrible

-También dijo que era mi culpa que la hallan golpeado en su casa- después de decir estas palabras la niña me abrazo, era un abrazo largo, de los mejores, son el tipo de abrazos con el que das a entender que no importa lo que pase, siempre vas a proteger a esa persona y al parecer ese abrazo hizo que Lottie se calmara

-¿Yo le hice algo malo a ella? ¿Por qué me odia?-

-Sabes... ella te tiene envidia, mucha envidia porque eres una niña hermosa y alegre, ella te quiere ver triste y no le vamos a dar ese privilegio - subió al auto aun algo triste

-Oye, cambia esa cara pequeña, ¿Quieres ir por un helado?- la pequeña asintió formando una sonrisa en su rostro pero aun con los ojos llorosos. La niña pidió un helado mediano de vainilla con chispitas de chocolate mientras yo uno pequeño de fresa, la diversión no duro lo bastante, al menos no para Lottie pero ambos teníamos deberes que hacer.

-Lottie, tenemos que irnos- la niña me miro con ojos suplicantes a lo que yo respondí negando con mi cabeza y ella asintió derrotada.

El camino a casa fue silencioso, a Lottie se le notaba cansada pero en cuanto llegamos a casa volvió a ser la hermosa niña feliz que siempre es, la niña se encontraba haciendo tarea de creo matemáticas mientras yo pedía una pizza para comer, mi madre me había mandado un texto diciendo que llegaría tarde y era de esperarse, mantener a dos niños sola no es nada fácil por lo que a veces dura dos jornadas en el trabajo.

-¡Termine!- Lottie alzo sus manos en símbolo de victoria y rápidamente fue corriendo a su cuarto de juegos

-¡Estaré jugando Louis! ¡Me avisas cuando llegue la comida, tengo mucha hambre! - la pequeña grito mientras subía las escaleras y yo tan solo negué con la cabeza. No pasaron más de 20 minutos cuando unos golpes en la puerta principal de la casa resonaban en mis oídos, tome el dinero de la pizza y fui por esta.

-¡LOTTIE! ¡YA ESTA LA COMIDA!- Grite lo más fuerte que pude, mi voz se empezaba a sonar cansada. Los pasos de Lottie se escuchaban bajar por las escaleras de una manera aburrida, como si estuviera triste, e igualmente que yo, "cansada". La niña apareció en la sala con la mirada al suelo y me preocupe, solo hace eso cuando llora y que llorara es lo que menos quiero

-Lottie... ¿Qué pasa?- Susurre para luego ir a abrazarla

-Es Melanie...- rodee los ojos sin que ella me viera

-¿Qué sucede con ella?-

-Perrie y Sophia le hicieron lo mismo que Jessica a mi- sorbió sus mocos y continuo hablando

-Lottie, deja de inventar cuentos, eso no puede ser verdad, es solo plástico- mencione separándome de ella

-Louis, por una vez en tu vida créeme- las lágrimas comenzaban a salir salvajemente de sus ojos mientras yo me sentía la peor persona del mundo

-Oye, tranquila, vamos a comer y más tarde jugaremos de acuerdo?- Trate de cambiar de tema y evitar que mi hermanita llorara, ella asintió y rápidamente se alejó de mí. La cena fue silenciosa lo cual es raro de nuestra parte. Mamá llego del trabajo a las 7:30, a esa hora Lottie ya estaba bañada y cambiada lista para dormir

-Pero Louis, tu prometiste que jugarías conmigo- rezongo la pequeña antes de entrar a su cama y taparse con su colchón rosado mientras hacía puchero.

-Tranquila, hablare con mamá- ella esbozo una sonrisa y asintió. Baje corriendo las escaleras y fui directamente a la cocina encontrándome con mi madre sentada en una silla y sus dos codos posados en la mesa pasando sus manos por sus castaños cabellos

-¿Qué sucede?- le pregunté acercándome a ella

-Nada Louis- rápidamente se sentó debidamente en la silla y una sonrisa estaba dibujada en su rostro, yo dude por un momento pero recordé a que venia

-Mamá, Lottie quiere jugar un poco, ¿nos dejas tan solo treinta minutos?- la expresión de mi madre era completamente de asombro y era de esperarse, odio jugar a las muñecas.

-De acuerdo, solo porque nunca juegas con ella- Sonreí levemente y subí al cuarto de la niña encontrando a esta profundamente dormida...

-Te quiero Lottie, jugaremos mañana- dicho esto plante un beso en la frente

***

-Mamá ¿puede venir Eleanor hoy?- pregunte mientras bajaba las escaleras

-No Lou, Lottie y yo saldremos hoy- dijo para luego salir de la cocina y sentarse un rato a ver televisión, hoy era sábado por lo que hoy no fue a trabajar

-¿y eso que tiene?- me encogí de hombros y ella me miro diciendo con sus ojo "Es obvio"

-Mamá, no haremos nada indebido- le dije mientras me sentaba a su lado en el sofá

-Dije que no Louis- mi madre recargo su nuca en el sillón y se froto la frente con su mano derecha, en símbolo de cansancio

-¿A dónde irán?- pregunte abrazándola y cambiando totalmente de tema

-Hoy es la fiesta de cumpleaños de Angie , Lottie tiene muchísimas ganas de ir y quiero ver a mi hija feliz- Angie era la única amiga de Lottie, es mayor que ella, tiene 10 años y por lo que me ha contado está completamente enamorada de mí, el simple hecho me da risa, la pequeña Angie era muy obvia.

-De acuerdo, estaré en mi cuarto- me aleje de ella y subí las escaleras, mire de reojo el cuarto de juegos de mi hermanita, ella no estaba ahí, seguramente está cambiándose para la fiesta, pude observar a Melanie dentro de la casa de muñecas, hermosa y tradicional como siempre,¿! pero que estás pensando Louis!? Su expresión nunca cambiara, es solo plástico, seguí observándola, disfrutaba hacerlo y eso comenzaba a asustarme

-¡Louis!- el grito de mi hermana me tomo por sorpresa haciéndome tomar un ligero color carmesí en mis mejillas.

-¿Qué estabas haciendo?- la niña puso sus manos en sus caderas, actuando como si me estuviera regañando y yo solté una risita nerviosa.

-tan sólo estaba buscándote- le dije para luego caminar hacia mi habilitación

-aja, claro- respondió Lottie sarcásticamente, sus ojos me persiguieron por el pasillo hacia mi respectiva recámara

-Oye...- pare en seco y voltee a verla, ella también me miro y con una ceja levemente alzada

-¿Qué rayos traes puesto?- tratando de contener la risa la señale, traía puesto un vestido rojo enorme supongo de nuestra madre, otra vez se había arruinado la cara con tanto maquillaje, sombra color verde fosforescente y labios rojos pasión ¿que rayos le pasaba a mi hermanita? Sus cabellos rubios estaban despeinados y traía unos tacones negros igualmente de mi madre

-¿Qué tiene de malo? ¡Estoy a la moda!-

-Claro a la moda del circo- reí yo mismo por mi propia broma infantil y Lottie me fulmino con la mirada para después sacarme la lengua

-cállate, me amas- dicho esto la niña bajo las escaleras dirigiéndose a la cocina o a dónde se encontrará.Una hora más tarde mamá había arreglado el desastre que era Lottie y diez minutos después estaban a punto de irse

-Te quiero Lou, regresamos más tardar las ocho-

-¡Si! Podré dormir unos minutos más tarde-

-cállate enana, no aguantarás- Lottie me saco la lengua y yo igualmente a ella haciendo una mueca que provoco su risa

-Bueno Lottie, vámonos- se despidieron una vez más de mi y luego ambas subieron a el pequeño auto negro de mi madre. Estaba aburrido, no tenía nada que hacer así que decidí subir a mi habitación, "arreglar" un poco ya que los chicos estaban con sus perspectivas parejas y Harry y Niall buscando alguna presa, tarde aproximadamente hora y media arreglando el desastre que era mi habitación, encontrando cosas que no recordaba que tenía, como una pizza debajo del Xbox, calcetines mojados de cerveza o Coca-Cola (espero que sea una de esas dos y no orín de algún borracho en mis fiestas) hace ya bastante tiempo que no arreglaba mi habitación y la verdad quedo bastante bien, decidí pasar el rato en mi computador haciendo cualquier cosa, hablar con amigos, ver vídeos, entre otras cosas, una hermosa y melodiosa voz cantando me distrajo de mis "productivas" actividades

"Sweet, boy, Candy hearts and chocolate dreams I, met, my prince upon a popcorn bowl" rápidamente dirigí mi atención a la ventana de YouTube, tal vez era uno de esos enfadosos anuncios pero no, ya había cerrado la ventana de YouTube porque estaba cansado de ver vídeos.

-¿Lottie? ¿Dónde estás? Por favor no me dejes sola con Perrie y Sophia- Dios mío me estoy volviendo loco, ahora escucho voces

-¿Lottie? ¿Dónde estás? Vamos a jugar- me pare para dirigirme al baño, tomaría una ducha porque creo que estar sólo me está afectando, al dirigirme al baño tuve que pasar por el cuarto de juegos de Lottie y juro que pude ver a Melanie sentada en la cama de su respectiva habitación en la casa de muñecas mientras se pasaba el cepillo por su ondulado cabello mientras cantaba la canción que hace unos minutos había escuchado, volví mi cuerpo hacia el cuarto de juegos y Melanie estaba completamente inmóvil en su habitación, todo estaba estrictamente acomodado y nada se movía, mi cara estaba pálida, había visto a Melanie moverse, Es una idea bastante loca, mejor dejo de pensar en eso, entré al baño y tome una larga y relajante ducha mientras pensaba en lo que acababa de suceder.

(Multimedia: Perrie en muñeca) 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...