Dreamer (Harry Styles)

Lu se cambia de ciudad y conoce a Harry, ambos se hacen muy amigos pero uno de ellos tiene un sueño, un sueño que cambiará completamente su vida

4Me gustan
0Comentarios
143Vistas
AA

2. Capítulo 2

 

Al día siguiente fui a su casa, para que me mostrara su talento, su madre me abrió la puerta y me invitó a pasar. La verdad es que su madre me gustaba, era joven y se le veía en la cara que aún tenía ganas de disfrutar de la vida y pasárselo bien, es por eso que dejaba mucha libertad a Harry, pero eso daba igual pues él siempre se comportaba responsablemente.

 

Me senté en el sofá, y a los pocos minutos él apareció mostrando una sonrisa y las consecuencias de esta, sus hoyuelos.

 

¨¿Realmente quieres escucharme.¨  Me preguntó.

 

¨Pues claro Harry.¨ Respondí.  ¨Para algo he venido, seré crítica contigo.¨ Dije señalándole.

 

Me miró sonriente. ¨ Bueno, pero no seas muy dura.¨

 

Entonces empezó a cantar.

 

‘Nothing's fine I'm torn, I’m all out of faith. This is how I feel. I'm cold and I am shamed lying broken on the floor. Illusion never changed into something real…’
 

Era mi canción favorita, y él lo sabía, se lo mencioné un par de veces en una de nuestras conversaciones en el parque.

 

¨ OH.¨  Estaba impresionada.  ¨ Harry, eres increíble, tenías que habérmelo dicho antes. Tu voz es mágica, tienes un gran talento.¨

 

Inclinó su cabeza hacia el suelo.  ¨ Para o harás que me sonroje.¨

 

Yo siempre creí en que si tienes un sueño debes luchar por él.  ¨¿Sabes que te digo?¨

 

¨¿Qué?¨

 

¨Que como ya te dije ayer, delante de ti tienes a tu primera fan, la primera de muchas, darás conciertos y allí estaré yo, en cada uno que hagas, con una gran pancarta que ponga ‘Siempre creí en ti’.  Hice una pausa.  ¨Te lo prometo.¨ Harry sonrió mientras alzaba sus brazos para enrollarme con ellos delicadamente.

 

Quería ayudarle, realmente quería que cumpliese su sueño.

 

Durante los días siguientes Harry se fue animando y cada vez tenía una nueva canción que cantarme, algo nuevo que había aprendido, una nota a la que creía que no podía llegar, un agudo que no creía superar. Se le veía tan entregado y tan feliz haciendo lo que le gustaba que perdimos la noción del tiempo.

 

Poco a poco fui descubriendo que algo en él me llamaba la atención, cada vez que me cantaba algo me quedaba absorta en sus ojos, creo que fui descubriendo que aquel chico que en su día me invitó a sentarme con él el primer día de clase y que tanta felicidad había traído a mi vida, empezaba a gustarme, pero de una manera diferente, creo que me estaba enamorando de él.

 

Pasaron los días y seguimos con nuestras tonterías, fantasías y sueños. Harry empezó a trabajar en la panadería del pueblo, eso le quitó  tiempo para estar conmigo después de clase pero aun así seguíamos quedando y disfrutando del tiempo juntos.

Estaba locamente enamorada de él pero él me seguía viendo como a una amiga, la que le ayudaba a cumplir su sueño y estaba ahí para escucharle.

 

Cuando Harry iba a cumplir 16 años quería hacerle un gran regalo, rellené una solicitud para la siguiente edición de X Factor a nombre de ‘Harry Styles’, quería que su talento llegara a más gente y quería que gente que realmente sabe de música, profesionales como Simon Cowell, le juzgarán como debe ser.

No quería que supiera que había enviado la carta, así que le dije a su madre que por favor no se lo dijera hasta que yo decidiera contárselo en el día de su cumpleaños. Le dije que si se enteraba de algo le dijera que había sido ella la que envió la carta, por lo menos hasta darle yo en persona la sorpresa.

 

Pero ocurrió algo, algo que no esperaríamos y que iba a separar nuestras vidas.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...