Voces que renacen

¿Qué hay después de la muerte? Algunas personas creen que al morir entran en un sueño profundo hasta el día que Dios regrese por ellos, otros apostarían que después de morir reencarnan en un animal y también están los necios que aseguran que no hay nada después de la muerte. Pero… ¿Qué pasaría si existiera algo más allá? Si en cuanto tu corazón deja de palpitar y tus pulmones de respirar, tu alma se transforma a una conciencia, a la conciencia de alguien más. Al morir tu alma se separa de tu cuerpo y se dirige a buscar otro, otro que ya se encuentra ocupado, así que ahora toma el papel secundario, ahora te toca ser espectador de otra vida. Te conviertes en “conciencia” de alguien más; Si, esa voz que te decía cuando algo hacías mal, esa voz que te decía frente al espejo lo ridículo que te veías, esa voz que te decía que todo iba a estar bien. No estabas volviéndote loco, escuchabas esa voz porque era alguien viviendo como espectador en tu vida.

1Me gustan
2Comentarios
168Vistas
AA

8. La Fiesta

La fiesta

“Entonces… si no quieres bailar, ¿qué haces aquí? – dijo la joven pelirroja

“Ya te dije que esa música no es mi favorita, vine para estar contigo y porque me invitaste”- dijo Nicolás tratando de sonar dulce.

Gabriela torció los ojos. “¿y tu amigo gay?

Nicolás la miro furioso “no lo llames así”

“Pero si tú también lo llamas así, Nael el gay” tal vez la chica no quería sonar así, pero Nicolás sintió como si cada palabra que pronunciaba le causara asco.

“Pero, no lo digas así, así tan respectivo. Como si tú fueras…” Nicolás no termino la oración. Suspiro, se dio media vuelta y se perdió entre la gente, dejando a la joven de ojos verdes sola.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Aun no entiendo como los convencieron”

“No nos agradezcas cariño”- dijo Margot mientras jugaba con su largo cabello rubio.

“si, además no fue tan difícil, tus padres son tan lindo” Alice miro a Jessamine y luego  siguió manejando su Jeep. Eso ponía de nervios a Jessamine, su amiga realmente no le ponía mucha atención a manejar, con esta ya eran  4 veces que la chica había volteado hacia atrás para verla, revisado su teléfono 2 y las veces que se miró al espejo para comprobar su muy cargado maquillaje, esas dejó de contarlas después de 12.

Le habían mentido, la fiesta no era tan cerca de su casa como le habían dicho a sus padres. Eran la primera vez que Jessamine les mentía a sus padres para ir a una fiesta y bueno era la primera vez que iba a una, una donde el alcohol, sexo y hierva, fueran el invitado principal y por lo que le había contado Margot sin supervisión de algún Adulto responsable.

“Yesss… ¡Fiesta!” Jessamine parpadeo confusa, desde que subió al jeep nadie había hablado dentro de su cabeza.

“Por fin, el nerd dice algo coherente”—<<las dos voces de acuerdo, esto tal vez no se vuelva a repetir>> pensó la chica caucásica y luego sonrió.

“¿Qué tienes?” pregunto Alice”Sonríes como estúpida”

Jessamine se sorprendió, pues Alice había sonado muy seca, si ningún rastro de cariño o broma. Hasta Margot le golpeo el brazo haciendo que el auto se moviera curiosamente, después la muchacha miro de nuevo a Jessamine y sonrió, pero hasta ella pudo sentir lo falsa que se vio.

Jessamine no dijo nada, solo se giró y miro por la ventanilla. El cielo ya estaba oscureciéndose y sentía frio en su cuerpo, miro lo que llevaba puesto. Una blusa azul con unas flores, unos jean al cuerpo y unos botines cafés. Definitivamente ninguna chica iría vestida así a una fiesta pero a Jessamine no le importaba.

Después de un rato Margot anuncio “LLEGAMOS”

 

Salieron muy rápido del jeep, tanto que le consto mucho trabajo a Jessamine alcanzarlas. Más tardaron en llegar que en lo que ya se habían perdido sus amigas, solo alcanzo a ver los risos de Alice meneándose de lado a lado mientras ella movía sus caderas al unisonó y la música las envolvía.

Miro hacia todos los lados, no las iba a seguir, lo más seguro era que Alice se molestó aunque no entendía el porqué. De igual forma ahora está sola en una fiesta con muchas personas desconocidas y música que no era de su agrado.

Jessamine camino hasta la barra donde había muchos vasitos de alguna bebida rara, y donde la música ya no se escuchaba. Aunque aún así estaba llena de personas, había mujeres tiradas en el suelo <<alguien debería de comprobar si aún respiraban>>--pensó la joven-- gente bailando en todos lados, unos muchachos tenían una especie de artesanía de barro que sacaba humo por la boquilla y que estos la aspiraban, todos sin excepción tenían los ojos rojos.

De la nada alguien estaba tocando su hombro, o bueno más que tocando lo estaba acariciando. Al girarse se encontró con unos ojos cafés enormes y completamente rojos.

“Hola” sonrió la chica

“Hola” al principio jess no sabía si se trataba de una chica o un chico, parecía una chica pero no vestía como una e incluso su cabello parecía de un chico.

“¿Con quién vienes?”  Pregunto en tono curioso

“Oh por Dios! Saben que nos colamos a la fiesta, corre jess… corre”—Aiden empezó a alterarse.

“Cállate estúpido, hay mucha gente aquí nadie sabe que jess no estaba invitada”—chillo Gretty

“Pero..”

“Pero nada, además estoy segura que la mayoría de los que están aquí no tienen ni idea de quien vive en esta casa”- replico Gretty

 

Antes de que las voces comenzaran a hablar tanto que no se les entendiera, Jessamine se llevó las manos a los oídos.

“No empiecen”

“¿Que?” la chica seguía mirando a Jessamine ahora algo preocupada.

“oh no!, le decía a… no importa” sonrió

“Qué bonita sonrisa, ahora lo único que quiero es comerte la boca” la chica de ojos rojos se mordió el labio inferior y comenzó a tocar el rostro de Jessamine con las manos para acercar sus labios a los de ella. Jessamine abrió muchos los ojos y busco con la mirada alguna salvación. No quería besar a una desconocida, no quería besar a una mujer. Aunque respetaba a las mujeres que gustaban de otras mujeres pero ella no era de ese club y no quería intentarlo.

En el fondo vio a alguien que llevaba unos vaqueros, una playera roja y un cabello levantado, oscuro, esponjado y largo. Ese alguien se le hacía muy familiar,  ¿de dónde lo conocía? Era su única salvación.

“Tonta, es el novio de tu hermana apresúrate que esta mujer está apunto de…” jess se sorprendió era la primer a vez que Gretty decía algo útil para ayudarla.

“¿Cómo se llama?” pensó jess, estaba a punto de gritar o de arrojar a la chica lejos de ella, pero la segunda opción podría poner en peligro su vida, la chica era el doble de grande que ella así que posiblemente también sea lo doble de fuerte.

“NICOLAS” grito como si el nombre saliera por si solo de sus labios.

Él volteo a verla con sus confundidos y brillantes ojos grises. Jessamine corrió hacia él, absteniéndose de mirar la reacción de la muchacha.

“Hola”-Jessamine noto que Nicolás estaba confundido, ¿acaso su hermana nunca le hablo de ella?

“Hola…” dejo la palabra flotando en el aire por unos segundos y después continuo “discúlpame por ser descortés pero, ¿nos conocemos?”

“No, creo que no, pero conoces a mi hermana Ana”

“¿Mi Ana?” Nicolás se veía muy sorprendido.

“amm… sí, creo”

“No sabía que Ana tuviera una hermana, ella nunca…”

“Nunca habla de mi” Jessamine termino la oración.

Nicolás asintió apenado.

“No creas que soy tan fácil de convencer, quiero besarte” Jessamine volteo a su lado de dónde provenía la voz, estaba la chica de pie, muy cerca de ella.

“Oh perdón, agradezco tu interés pero amm… vengo con mi novio” jess tomo la mano de Nicolás.

“Él no es tu novio” afirmo la chica.

Jessamine estaba sudando frio, los ojos rojos de la chica  la incomodaban y sobretodo no quería que su primer beso fuera con una mujer.

“Claro que si” esta vez se acurruco bajo el brazo del chico y lo abrazo por la cintura, el chico le siguió el juego y la apretó hacia él-

“Te lo aseguro”- trato de ayudar Nicolás.

“Estas bromeando, no es tu novio y te voy a besar” la chica se volvió a acercar. Pero esta vez  jess reacciono rápido, volteo a ver a Nicolás que tenía un gesto de no estar comprendiendo nada y lo beso, sus labios estaban muy suaves, ella tuvo que pararse de puntitas para alcanzar su rostro, se sentía tan torpe, no sabía cómo mover los labios o ni siquiera si el beso tenía que durar un tiempo determinado ¿tenía que probar sus saliva? <<Qué asco>>- pensó Jessamine. Ella no entendía porque todos se emocionaban por su primer beso, era solo dos labios que se juntaban de forma extraña, nada místico.  Aunque tenía que reconocer que el chico tenía mucha experiencia, sus labios se sentían suaves y tersos, se movían con mucha delicadeza. Abrió los ojos, ¿en qué momento los había cerrado? Se sorprendió al darse cuenta de que Nicolás también los tenia cerrados, ella se alejó del rostro del chico. La mujer ya no estaba.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando la chica se apartó de él abrió los ojos. Ella ni siquiera lo estaba viendo, estaba buscando a alguien entre la multitud, y la otra chica ya no estaba, tal vez la hermana de Ana buscaba a la chica.

Era tan bonita, sus labios gruesos, su cuerpo delgado y sus ojos muy parecidos a los de su hermana color miel, pero su cabello era totalmente diferente, ella tenía el cabello oscuro, ondulado y le caía apenas rozando los hombros, mientras que a su hermana le llegaba hasta las caderas, sus sexys caderas. <<Ana es sexi pero ella es hermosa>>- pensó Nicolás. Aunque era obvio que tenía un serio problema con la moda.

Ella lo descubrió mirándola.

“¿Que?” respingo esta.

“¿Me podrías explicar lo que acaba de ocurrir?” él levanto un extremo de su boca en forma de sonrisa.

“No viste, me acosaron y tú fuiste mi salvador”

“Perfecto, eso le podrías decir a tu padre para que no piense que soy una aprovechado y no me odie”

“Por supuesto, pero no mencionemos lo del beso, creo que no ayudaría mucho y menos a Ana” la hermana de Ana tenía una hermosa sonrisa noto Nico.

“Claro y dime hermana de Ana ¿Qué haces aquí? En este tipo de fiestas”

“Jessamine”-sonrió de nuevo.

“¿Disculpa?”

“No me llamo Hermana de Ana, mi nombre es Jessamine”

“Jessamine, ¿y si mejor te llamo… Jessie?” a él le gustaba más como se escuchaba su nombre así.

“Jessie está bien” sonrió.

En ese momento aunque sonara lo más ridículo Nicolás solo quería hacerla sonreír. <<Ella tenía la más hermosa sonrisa>>- pensó Nicolás

“Jessie, entonces... ¿Por qué estas aquí?”

“Regalo de 18 años  de parte de mis “ya no tan amigas” ella suspiro.

“Que consideradas de su parte, y ¿Por qué ya no tan amigas? ¿en dónde están?”

“Si, creo que esa es la razón del porque ya no son mis tan amigas, no sé dónde están”- Nicolás la observo mientras pasaba su manos por su corto cabello. “Me han dejado”

“Entonces, ¿Qué harás?” el muchacho estaba preocupado.

“¿si te preguntas como regresare a casa? Bueno pues caminando” se encogió de hombros como si fuera lo más natural de mundo, una mujer caminando sola a media noche.

 “Claro que no, es muy peligroso que una dama camine sola por las calles a esta hora de la madrugada”

“Bueno pues no esperare sentada aquí hasta que amanezca” Nicolás se sorprendió, la chica usaba el sarcasmo en momentos muy oportunos.

“Pues yo estaba a punto de retirarme, tal vez… me refiero a que la acompañare hasta su casa, claro si usted me lo permite”

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“¿usted?, que lindo novio se consiguió tu hermana”- Gretty estaba encantada.

Aiden respingo.

“Está mintiendo, hace rato llamo a Jess por su nombre. No es nada caballeroso, es un mentiroso, conozco a los de su tipo”

“Envidioso”-Gretty estaba casi gritando ocasionando que Jessamine se llevara las manos a los oídos con un gesto de dolor, estuvo a punto de gritar que se detuvieran; pues si no los detenía a tiempo una gran pelea de voces comenzaría. Entonces su mirada se cruzó con unos enormes ojos grises que la miraban preocupados recordándose que Nicolás estaba ahí.

Aiden continúo sin culpa alguna.

“No soy envidioso, lo sé porque yo fui como él. Cuando estaba vivo…”

“ay no, ya va empezar, Jessamine dile que se calle”

Estaba vez Jessamine se giró lejos de la mirada de Nicolás y susurro.

“Lo dos, ya fue suficiente”

Nicolás la tomo del brazo y la volteo hacia él.

“¿Jessie, entonces nos vamos?”

Él ni siquiera le pregunto ¿Estas bien? ¿Con quién hablas? ¿Qué tienes? Así como todos los demás; No hubo lastima en ningún momento, como si fuera normal hablar sola.

“Claro” ella sonrió.

Jessamine se dio cuenta que todo el mundo los miraban cuando salían juntos de la fiesta. Comenzaron a caminar bajo la luna llena.

 “y… ¿Por qué te vas tan temprano?”

Nicolás embozo una media sonrisa un poco pesarosa.                            

“Insultaron a mi mejor amigo frente a mí, él es como mi hermano nunca permitiría que hablaran así de él”

“Espero y le hayas dado su merecido” jess se encogió de hombros

“No, afortunada o lastimosamente era mujer, no suelo golpear a mujeres”

Los ojos de Jessamine se agrandaron

“Me alegra que así sea, pues estoy caminando contigo sola a media noche, no quisiera terminar en un callejón toda golpeada y sin recordar mi nombre siquiera, o el nombre de mi primer perrito”

Nicolás la miro con diversión

“Oh, eso sería terrible. No recordar el nombre de tu primer macota me refiero, él mío se llamaba kaly, era un gato muy gordo”

Jessamine fingió estar ofendida y le arrojo un golpe al brazo. Sintió como sus músculos se contraían, no es que fuera un monstruo de músculos. Nicolás era delgado pero tenía bien marcado su cuerpo.

“yo tuve un pececito y se llamaba Pececito”

Nicolás sonrió, “un pez no cuenta como mascota”

 “Yo lo amaba, claro que cuenta—jess torció los ojos—como sea murió a la primer semana- los dos se miraron provocando un silencio, pero no de esos incomodos. “¿Color favorito?” siguió jess .

El joven hizo un gesto, como si estuviera tratando de no reír a carcajadas.

“¿de qué hablas, jessie?”

“Tu color favorito, no es tan difícil”

“no podría escoger solo uno, todos los colores son complejos y me gustan todos”

Los dos se quedaron en silencio por otro rato, pero esta vez el joven clavo la mirada al frente del camino. Cuando sin ningún aviso un señor doblo por la esquina quedando justo enfrente de ellos. A pesar de la noche sus ojos se veían cristalinos y no dejaban de ver a Jessamine de pies a cabeza. La chica se tensó.

El chico se dio cuenta de la presencia del vagabundo “Ponte detrás mío” Ordeno.

Ella obedeció sin discutir. A unos cuantos metros de ellos el señor abrió su abrigo para sacar algo que llevaba consigo. Nicolás volteo rápidamente a ver a la chica que comenzaba a palidecer. El vagabundo tomo algo con sus delgados dedos y después se lo llevo a la boca, el chico se relajó. Cuando paso junto a ellos les sonrió mostrando sus espacios vacíos donde deberían ir dientes. Y dijo balbuceando.

“Hey amigos, ¿un traguito?”

Jessamine volteo a ver a Nicolás que le correspondía la sonrisa al Vagabundo y negaba al mismo tiempo.

“Provecho señor, pero esta noche no, muchas gracias”

El señor se detuvo frente a ellos. “Tu novia es hermosa chico”

Jess sintió el calor en sus mejillas, seguramente estaban rojas como tomate solo esperaba que la oscuridad de la noche las hiciera pasar desapercibidas.

Nicolás asintió “Lo sé señor, muy hermosa. Pero me temo que no es mi novia”

El señor los miro con confusión

Después dijo algo que Jessamine no logro entender, Nicolás sonrió y el mendigo comenzó a caminar hasta desaparecer en la oscuridad.

Después de un rato la chica estaba recuperando su color de piel, ¿Qué hubiera pasado si no hubiera encontrado a Nicolás en la fiesta?

Jessamine camino más rápido, quería llegar lo más pronto posible, más sustos como esos y no podría soportarlo. Pero el joven la detuvo del brazo y la atrajo a él en un enorme y tranquilizante abrazo.

“No fue nada Jessie, solo es un buen hombre con muchas voces negativas en su cabeza”

Al principio no sabía porque la abrazaba pero después se dio cuenta de que estaba temblando, seguro eso había preocupado a Nicolás. Ahora Jess se alegraba de que Nicolás fuera novio de su hermana, no le molestaría convivir más seguido con él.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...