Andrómeda.

Andrómeda creció a lado de su tía, creyéndose una simple humana, y alejada del mundo exterior debido a que sus padres murieron por ser lo que eran. Pero al estar por cumplir los 16, sucesos inexplicables ocurrirán; algo cerca pero muy lejos de la magia surgirá en ella. Por otro lado, Andrómeda también tiene sentimientos, pero el no haber tratado con personas antes, la hizo una chica inocente, y cometerá el error de enamorarse de James, quien la destrozará tanto hasta el punto de perder interés en el amor. Pero quien manda en esta historia es el destino, y después del lío con James, 3 chicos confundirán a nuestra Andrómeda, al punto de que ni ella misma logrará entenderse. Los tres serán esenciales en la vida de Andrómeda trayendo consigo tanto problemas como buenos momentos. Pero ella deberá elegir solo a uno; y para ello, él deberá cautivarla lo suficiente. ¿Será Sebastián? Tal vez Alex. O Quizá Jason.

2Me gustan
0Comentarios
86Vistas

1. El comienzo de todo.

Inicio: 15 de Enero del 2014.

Registrada en Safe Creative el 25 de Marzo del 2014.

Todos los derechos reservados.

 

Capítulo 1 – El comienzo de todo.

 

►— ­Así que... Subestimaste demasiado a Jason eh... —dijo una voz a mis espaldas que extrañamente me resultaba conocida.

Sentí el fuego correr por mis venas, tomé la daga de un chico que estaba a mi lado, y antes de que la extraña chica pelirroja se diera cuenta, le enterré la brillante cuchilla, justo en el corazón…◄

Pero solo un sueño y nada más, sigo sin comprender, hace poco que tengo sueños de ese tipo. Cosas como que mi tía moría o un extraño enamoramiento sucedían dentro de mi cabeza. Considerándolo, más que sueños, son terribles pesadillas.

—Andy, llegamos.

Bajé del coche y me encontré rodeada de una hermosa flora verde.

—Deberíamos, adentrarnos más —sugirió Will, uno de mis mejores amigos desde los 14 años.

Al llegar al centro de aquel bosque, con las chicas, nos encargamos de alzar las tiendas mientras los chicos recogían ramas para la fogata.

Solo éramos, Melissa, su cabello era largo y castaño, a pesar de que físicamente era pequeña, tenía un gran corazón. Luego está Rachel, castaña, ojos miel, alta con un cuerpo de ensueño y una belleza encantadora, sin embargo, si hablamos de actitud, ella es la más cruel y traicionera.
Entre los chicos están William y James. William, castaño, alto, guapo, ojos miel, más dulce que el azúcar y más tierno que un cachorrito. Luego está James, que es todo lo contrario a Will, James es moreno, alto, pelinegro, ojos café oscuro y al igual que Rachel, tiene una actitud de perros.
 

—Chicos, ¿qué hora es? —pregunté mirando el cielo oscuro.

—Son las 9:47 ­—respondió Melissa.

—Hagamos una fogata y contemos historias —sugerí con una sonrisa.

—Sí —dijeron Will y Melissa al unísono.

— ¿Ustedes qué dicen? —me giré a James y Rachel. Ambos se encogieron de hombros.

—Yo estoy algo cansada, creo que mejor me voy a dormir, nos vemos mañana- Dijo Rachel mientras se levantaba e iba directo a una de las tiendas.

—Yo tengo algo que contar, ¿puedo? —dijo Will emocionado.

Solté una risita y asentí mirando a James.

— ¿Qué clase de historia es? —preguntó el pelinegro fingiendo interés.

—Una de ángeles —el castaño hizo caso omiso al falso interés de James.

—Cuéntanos pues... —pedí entusiasmada.

 

 

—Bueno… Andy —miré a Will—. Ocurrió en tiempos de Jared, cuando ya habían pasado siete generaciones desde Adán y Eva. Cuenta Enoch que 200 ángeles guardianes, atraídos por la concupiscencia y por la carne que veían en los cuerpos hermosos de las humanas, abandonaron sus obligaciones para aparearse con ellas. De esa cópula imposible y antinatural entre el espíritu y la materia nacieron unas criaturas, que según leyendas antiguas aún viven entre nosotros, pero ocultos.

— ¿Por qué ocultos? —inquirí.

—Porque se dividieron, unos son llamados “los hijos de la luz”, mientras que otros son “los oscuros”. Se dice que vendrá un gran día, en el que una elegida derrotará al líder oscuro en una gran guerra.

— ¿Y esa “elegida” tiene mucho poder? —preguntó James.

Will asintió: —Según dicen, más poder del que nadie se imagina.

— ¿Y también tiene alas y vuela? —habló James irónico —. Ya me aburrieron estas cosas estúpidas, no aparecerá un ángel de la nada y dirá “Hola, soy un ángel y he venido a salvar al mundo”.

—Pues yo creo en eso —dijo Will tirando de su cabello hacia atrás.

—Me uno —alcé la mano a favor de Will.

James rodó los ojos, dio media vuelta y se metió a una de las tiendas.

—Imbécil —susurré para mí.

— ¿Oíste eso? —preguntó Will.

— ¿Qué?

El chico negó con la cabeza: —Nada, mejor vamos a dormir.

Asentí.

 

►Estaba acostada en el mismo bosque, por un momento creí estar sola, pero no, ahí estaba un chico aproximadamente de mi edad, alto, pálido & su cabello era cobrizo. Él me miraba fijamente, como si estudiara cada fracción de mí.

— ¿Quién eres? —pregunté tratando de ocultar mi miedo.

—No te incumbe saber quién soy —me respondió con una voz que erizaba los pelos de la piel.

— ¿Estoy soñando verdad? ¿Esto en realidad no está pasando? — pregunté queriendo que fuera cierto.

—Por supuesto que estas soñando pero… ¿Por qué no estaría pasando? – Enarcó una ceja.

—Esto… ¿Eres real? —pregunté ahora confundida.

— ¿Sabes que soy?

— ¿Una persona? –—respondí obvia.

El chico misterioso rompió a carcajadas frías: —Creí que el pequeño William me había facilitado todo al contarte la historia, pero veo que eres muy estúpida —dicho esto último sonrió maliciosamente y abrí los ojos de golpe.◄

 Mi pecho subía y bajaba jadeante.

Otra pesadilla.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...