El hijo del inframundo

La cabra Amaltea crió a Zeus. De niño, mientras jugaba con uno de sus rayos, Zeus rompió -sin querer- uno de los cuernos de la cabra. Para compensar a Amaltea, al cuerno roto le confirió poder para que, a quien lo poseyera, se le concediese todo lo que deseara. El cuerno de la cabra cayó en manos de los humanos y Zeus no puede permitir que ellos tengan ese poder. Zeus necesita ayuda para recuperar el cuerno en la tierra y sus descendientes mas cercanos a los humanos son los semidioses. Así que le pide a los dioses que recluten a todos sus hijos semidioses para buscar el cuerno. Hades el padre de Vince, un semidiós, se siente inseguro de ayudarlo, pero Zeus le promete que se lo compensará con lo que el desee, por eso le pide a su hijo, Vince, que coopere. A Vince no le agrada la idea pero a pesar de eso decide entrar en ese mundo que corre por sus venas. Descubrirá poderes, cosas que antes era incapaz de hacer, peleara, se enamorará, será traicionado y estará mucho mas cerca del inframundo, de una forma en la que nunca había estado antes.

2Me gustan
1Comentarios
125Vistas

2. capítulo 2

-Despierta Vince-. Le grito su madre desde afuera de su habitación mientras tocaba la puerta -Voy a salir con Acacia y Blake... Liz sale a las doce y media del colegio, tienes que pasar por ella.

Vince se levanto de golpe, salió de la habitación y persiguió a su madre -¿Que? ¿Por que tengo que buscarla? El colegio esta cerca, además tengo cosas que hacer-.

Su madre se giro rápidamente -¿Que cosas?-. Coloco su mano en la cadera y alzo la ceja.

-Nada-. Frunció el ceño -Olvídalo-.

Lo ignoró y corrió hasta el cuarto de Acacia y salió con ella en brazos -Nos vemos luego-. Se acerco a el y lo beso en la frente, siguió caminando y luego se escucho la puerta principal cerrarse.

Vince suspiró y miró su celular para comprobar la hora, marcaba las doce y veinticinco -¿Solo cinco minutos?-. Gruño frustrado, decidió tomar su celular otra vez y enviarle un mensaje.

"Enserio es necesario que pase por ti?

No

Entonces?

No vengas, iré yo

Le dirás a Susan?

Nooo

Cual es el truco?

Ninguno Vince, iré yo!"

Aunque no quería ir a buscarla le pareció extraño que no hubiera ningún truco por parte de ella, generalmente lo hubiera amenazado con cualquier cosa estúpida. Salió de la casa y antes de dirigirse al colegio de Liz, paso por el garaje, tomó una patineta y se apresuro para llegar al colegio.

Estaba justo en frente de la entrada, unos dos minutos antes de la campana. La campana sonó y las personas salieron todas al mismo tiempo, chocando unas entre si, alzo la mirada y la divisó, pero no estaba sola, estaba caminando junto a un chico que la rodeaba con su brazo, el chico traía una camiseta blanca, una chaqueta que llegaba un poco mas abajo de su trasero, su rostro, no pudo observarlo, pero pudo ver que de la capucha que traía la chaqueta se le escapaban largos mechones rubios.

Corrió hasta ella, estaba justo detrás y de pronto el rubio se detuvo haciendo que ella también se detuviera.

-¿Que pasa?-. Pregunto ella.

-Shh-. Le dijo el haciendo que se callara.

El chico bajo el brazo con el cual la rodeaba y hizo unos movimientos con su mano, como si sostuviera una cuerda, de pronto haló su cuerda invisible y Vince se movio a la fuerza hasta quedar justo en frente de el. Era el mismo rubio que se había llevado a Liz en la reunión de Hades.

-Hola Vincy-. Le dijo sonriente.

-¡¿Que hace el aquí?!-. Dijo mirando a Liz mientras forcejeaba sus manos, intentando escapar de la cuerda invisible.

-No lo se, solo... Apareció-. Dijo Liz con una calma desesperante.

-Calma Vincy, nuestro padre me pidió que te ayudara y bueno, no me quejo-. Dijo, aun sin dejar de sonreír y se encogió de hombros -Además te hice un favor y vine por tu linda hermana-.

-¡¿Te mando para que coquetearas con Liz?! ¡Ya basta! ¡Quitame esto!-. Le dijo y mostró sus muñecas.

El rubio miro hacia Liz y ella se sonrojo -Solo si ella lo permite-.

-¡Sueltame ya!-.

El rubio haló la cuerda hacia si mismo y Vince pudo sentir sus manos libres otra vez.

El rubio suspiro cansado -Creo que no nos hemos presentado bien, soy Athan y te ayudare con tus poderes, te llevare a donde necesites...-. Athan se acerco a el lentamente -Y también hay reglas-.

Vince sonrió maliciosamente -Si tu puedes imponer reglas entonces yo también-.

Athan bufó -Claro que si hermano-. Y luego sonrió. -Regla uno, harás todo lo que te diga, regla dos, mientras te este entrenando no hablaras y no habrán preguntas si no hasta el final y regla tres, si Liz esta de acuerdo con que coquetee con ella tu no te entrometerás ¿entendido?-.

Vince miró furioso a Athan -Entendido rubio-. Y luego miró a Liz -Después no vengas llorando y diciendo que no te lo advertí-. Liz solo puso sus ojos en blanco y cruzo sus brazos sobre su pecho.

-Bien creo que es hora de irnos-.

-¿Irnos a donde?-. Pregunto Vince.

-¿Que te dije de las preguntas?-. Dijo Athan caminando a paso rápido.

Vince puso sus ojos en blanco -No estamos entrenando-. Athan lo ignoró, y Vince camino rápido para alcanzarlo al igual que Liz quien ya estaba al lado de Athan.

-Athan-. Dijo Liz mirándolo mientras caminaban.

-Dime cariño-. Le dijo y la abrazo por los hombros.

-¿A donde vamos?-.

-A ningún lado especial, solo vamos a tu casa-.

De pronto Vince alzo la mirada -¿Como a ella si le respondes?-. Le grito.

-Shh shh, cállate Vincy, ya hablamos sobre esto-. Vince gruño y se mantuvo callado todo el camino hasta que llegaron a su casa.

Estaban justo en la entrada y Athan se giro hasta quedar en frente de Liz y tomo su mentón -Cariño, se que te enfadaras, pero eso del entrenamiento es solo entre Vincy y yo, así que... debes quedarte-.

Liz hizo una expresión de sorpresa pero no dijo nada solo gruño y siguió su camino, dando pasos pesados directo a la casa.

-Bien, ya se calmara-. Dijo el rubio sonriendo -Siempre se calman-.

-Y ¿ahora que?-. Pregunto Vince ignorando su comentario anterior.

Athan se giro y lo miro -Hay un isla llamada Delos en Grecia, ese será el lugar en donde Zeus los reclute a todos, tal vez en un día o dos. El punto es que ahí es donde te entrenaré-. Le explicó.

-¿Como iremos?-.

-¿Aun preguntas eso?-.

El rubio movio su cabeza a los lados en desaprobación y chasqueo sus dedos haciendo que aparecieran en Delos, era una pequeña isla, pero hermosa con pequeñas ruinas que estaban por todos lados y que mostraban su historia.

-Guau-. Dijo Vince mientras miraba a su alrededor.

-Es grandiosa ¿no?-.

-Bastante-.

Athan camino adelante y Vince lo siguió, llegaron hasta una enorme roca y se detuvieron.

-Muy bien, paso uno, la fuerza-. Dijo Athan sonriente -Te mostrare-. El se agacho y metió sus manos debajo de la roca, la movio un poco y luego la levanto sin dificultad alguna y luego la lanzo al suelo haciendo que este temblara.

-Si, gracias por la demostración ahora ¿puedes hacer algo que yo sí pueda hacer?-.

-Ay tranquilo Vincy con un poco de practica, fe y confianza en ti, puedes lograr lo que quieras-. Le dijo Athan y golpeo su hombro amistosamente.

-¿Quien te crees? ¿Peter pan?-.

El rubio sonrió mostrando sus dientes -Vamos intenta levantar la roca-.

Vince se movió pesadamente y se colocó en frente de la roca, suspiró, se agacho e intento meter sus manos como lo había hecho Athan, pero era imposible la roca era extremadamente pesada y cuando intentaba meter sus manos debajo de ella lo único que conseguía era que un montón de tierra se incrustara dentro de sus uñas.

El rubio bostezó -Mejor detente, me da un poco de lastima verte-. Le ordenó. Vince se levanto, miro hacia arriba enfadado y se cruzo de brazos. -Entiende algo Vince, eres un semidiós tienes una fuerza sobrehumana, solo tienes que sacarla-. Le dijo Athan mientras estiraba sus brazos con fuerza desde su pecho.

Vince bufó -Y como rayos "la saco"-. Dijo e hizo comillas con sus manos.

-Si, lo estoy pensando, tal vez... Debas hmm aumentar tu musculatura. Párate enfrente de la roca-. Le ordenó.

Vince camino y se puso justo al frente de la roca y estiro sus brazos a los lados -¿Y ahora?-.

-Quédate quieto-. Dijo el rubio y achico sus ojos mientras colocaba sus manos en la cadera y lo miraba fijamente. De repente alzó su mano y señalo a Vince y luego a la roca, y comenzó a hacer dibujos invisibles en el aire.

-Uh-. Soltó Vince cuando sintió su cuerpo aprisionado -la maldita cuerda ¡no! ¡No otra vez!-. Le grito.

-Cálmate Vincy, será rápido-.

Después de unos minutos Vince respiro cansado y trato de moverse pero no podía -¿Que hiciste?-.

-Te ate a la roca-. Dijo el rubio orgulloso -Camina-.

Vince intento moverse, puso un pie adelante, luego otro y se detuvo -¡Imposible! Esta mierda pesa como el demonio-. Le grito entre jadeos a Athan.

-Tu eres parte de el Vincy, sigue caminando-.

Vince camino lentamente hasta llegar al punto que le había ordenado Athan. El haló la cuerda y Vince se desplomó en el suelo, jadeaba, tosía y estaba empapado en sudor.

-Muy bien Vincy, estoy sorprendido. Te dejare descansar unos cinco minutos luego volverás a levantar la roca y si no puedes lo intentaras de nuevo hasta que lo logres-. Dicho eso, Athan se sentó en el suelo en forma de indio y con sus brazos cruzados. Pasaron los cinco minutos y Athan se levanto, camino hasta donde se encontraba Vince y lo ayudo a levantarse tomándolo por la camiseta.

-¿Ya estas mejor?-. Le pregunto a Vince.

Vince solo asintió -Entonces, intentalo de nuevo-.

Athan se alejo un poco dandole espacio, el se agacho y logro meter sus manos, soltó un grito ahogado, la levanto un poco y la dejo caer, se levantó, tomó una bocanada de aire y volvió a agacharse haciendo lo mismo, la levanto otra vez, esta vez un poco mas alto. Repitió el proceso unas dos o tres veces mas hasta que logró levantarla por completo y el peso de la roca se convirtió en el estúpido peso de un bolso pequeño.

Vince cayó al suelo y respiro suavemente cerrando sus ojos -¿Ya podemos irnos?-. Le pregunto a Athan.

-Claro que si Vincy, estoy orgulloso-. Dijo sonriente -Pero antes... Antes debemos entrar-. Dijo saltando como un niño pequeño.

Vince abrió sus ojos lentamente y se giró para mirar a Athan -¿Entrar a donde?-. Dijo lentamente.

-¡Al agua Vince! ¡Vamos! Ya va a oscurecer-.

Vince se levanto lentamente y lo siguió hasta la orilla los dos se quedaron con el torso descubierto y entraron al agua -Oh dios, quisiera que tu hermana estuviera aquí-. Dijo Athan mientras se colocaba boca arriba.

-No arruines el momento pedazo de imbécil-. Respondió Vince mientras imitaba la posición de Athan.

Athan soltó una risita perezosa y los dos se quedaron ahí, relajandose hasta que el sol desapareciera.

Cuando ya había oscurecido, los dos salieron, se colocaron de nuevo sus camisetas y Athan chasqueo sus dedos para hacer que aparecieran nuevamente enfrente de la casa de Vince.

-Bueno Vincy, supongo que vengo por ti mañana-. Dijo mientras caminaba de espaldas alejándose de la casa.

-¿Quieres pasar? Seguro Liz estaría contenta-. Le grito Vince.

Athan se detuvo y ladeo su cabeza, corrió y llego al lado de Vince -Si tu insistes, no me quejo-.

Vince giro sus ojos, camino hasta la puerta y la tocó con fuerza haciendo que el grito de su madre se escuchara.

Abrieron la puerta -¿Hijo? ¿Donde estabas?-.

-Uh con... Con Athan, un amigo-. Le dijo acercando a Athan.

El mostró una gran sonrisa -Hola ¿como está? Vince nunca me dijo que usted era tan hermosa-.

Susan soltó una risita nerviosa -¿Vince? Nunca habías traído a chicos tan encantadores-.

Vince la ignoro y arrastro a su hermano hasta su cuarto -Deja de coquetear con Susan-.

-Las mortales de tu familia son bastante tentadoras-. Dijo Athan mostrando una sonrisa torcida.

-Que asco-. Espeto Vince.

-¿Y donde esta Liz?-. Athan miró a todos lados y frunció el ceño, de pronto entro Liz al cuarto de Vince con sus ojos fijos a la nada, Athan se acerco a ella y palmeo sus manos enfrente de Liz, haciendo que sacudiera la cabeza y recuperará el control sobre su cuerpo.

-Lizzie, hermosa-. Le dijo Athan. Y ella parpadeo lentamente.

Vince mostró una cara de sorpresa -¡Deja de jugar con la mente de mi hermana!-. Le grito furioso a Athan.

Athan alzo sus brazos -Esta bien, lo siento-. Se acerco a Liz -Lizzie, ¿ya estas bien?-.

Ella asintió y luego frunció el ceño -tu Athan, eres un idiota-. Y salió furiosa de la habitación.

Athan se encogió de hombros -Supongo que ella es diferente-. Salió de la habitación persiguiendo a Liz -Lizzie, cariño, perdóname-.

Después de un rato, después de que Liz regañara a Athan incontables veces y el dijera que lo perdonara incontables veces, terminaron de discutir y todos bajaron por el llamado de Susan que decía que la cena estaba lista.

-Uh, yo no como-. Le dijo en un susurro Athan a Vince.

-¿No? ¿Entonces que comes? ¿Almas?-.

El rubio río -Algo parecido-.

Todos se sentaron a comer y Athan controlaba a cada segundo la mente de Susan solo para hacerla creer que se comía la comida, y al mismo tiempo recibía gritos por parte de Vince.

Después de haber terminado, Athan se había encariñado con Acacia y estaba tirado en el suelo jugando con ella, mientras Liz los miraba con ternura y Vince se sentaba en el sillón de la sala a ver televisión.

-¡Hola a todos!-. Dijo Blake que entraba por la puerta principal.

Susan salió corriendo de la cocina y se acercó a el estampandole un beso en la cara. De forma extraña Athan rápidamente se levanto del suelo levantando al mismo tiempo a Acacia y se sentó al lado de Vince.

-¿Quien es ese tipo?-. Le susurro a Vince.

Vince se giro y enarco una ceja -¿Blake? Es el novio de mi madre-.

-Siento algo muy extraño, no se que es... Es muy muy poderoso. Debemos salir de aquí-. Le susurro de nuevo.

Vince se levanto del sillón al mismo tiempo que lo hizo Athan y salieron rápido de la casa. Cuando Vince se giró para encarar a Athan se dio cuenta que aun traía a Acacia cargada en un brazo y con su otra mano sostenía fuertemente a Liz.

-¿Por que las trajiste?-. Dijo Vince enarcando la ceja.

-Ese tipo es peligroso-. Dijo Athan casi temblando lo que le sorprendió a Vince.

-No entiendo, es Blake, es el hombre mas inofensivo que conozco-.

-El tiene algo, algo mas fuerte que tu y yo... Y puedo sentirlo-. Al decir eso, rápidamente bajo a Acacia de sus brazos y soltó a Liz, buscó entre sus bolsillos y saco dos rocas pequeñas y brillantes, a las dos les dibujo una cuerda invisible y se las coloco a Acacia y a Liz -Vendré mañana por ti-. Le dijo a Vince mientras lo señalaba. Luego se agacho hasta quedar a la altura de Acacia -Acacia, cariño, no te quites el collar, te protegerá. Prometelo-. Le dijo en un susurro y ella asintió, luego le dio un beso en la frente y se levanto. Se giro para mirar a Liz -Lo mismo que tú, no te quites el collar-. Le dijo fríamente a Liz y ella asintió un poco asustada, luego se le acerco y sin ella esperarselo le dio un rápido beso en los labios.

Liz solo abrió sus ojos como platos -T-tu acabas de...-.

-Si, Athan acaba de besarte ya deja de babear-. Le dijo Vince y luego se giro para mirar a Athan - Y no vuelvas a hacerlo-. Le dijo y lo señalo.

Athan sonrió mostrando sus dientes -Ya debo irme-.

-¡Espera! ¿A mi no me darás un collar?-. Le dijo Vince a Athan mientras lo miraba coquetamente.

Athan bufó y luego sonrió -¿Y también quieres un besito?-.

Vince giro sus ojos -Ya vete-. Dicho eso Athan chasqueo sus dedos y desapareció.

COMENTA si te gusto o solo queires decir algo xoxo <3

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...