Todo Tuyo


3Me gustan
1Comentarios
334Vistas
AA

7. Capítulo 7

-¿Por qué me cuentas esto?- preguntó Blanca.

-No sé, confío en ti. Pero no se lo digas a nadie.

-No te preocupes.

Pasó el tiempo muy deprisa hablando, y a las tres de la mañana el bar cerró.

-Te acompaño a casa- dijo Zayn. Por el camino hablaron muy poco, la noche era oscura y silenciosa. Escucharon el sonido de sus propios pasos hasta que llegaron a la puerta del edificio. -Te veo mañana- dijo Zayn. -Gracias por escucharme.

Le dio a la chica un beso en la mejilla y se alejó.

Blanca se sonrió y abrió la puerta de casa. Esperó a entrar en el ascensor para pegar un par de gritos ahogados y entró en casa silenciosamente, y luego en su cuarto.

**************

El día amaneció sorprendentemente cálido, uno de esos días de final de verano que son incluso más agradables que los del principio de estación. Ana, Marta y Blanca salieron de casa con una mochila con bañadores y toallas hacia la casa de los tres miembros de la banda.

Se montaron en el coche de Ana color caca y se pusieron de camino.

Llamaron al timbre de la casa y salió Niall, con una extraña combinación de moda que consistía en nada más que el bañador y un delantal de cocina. -Buenos días- dijo alegremente. -Espero que alguna de las tres sepa encender una barbacoa.

En el jardín había una piscina de tamaño casi olímpico y una zona de comida con una barbacoa moderna absolutamente apagada. Harry y Zayn la examinaban de cerca, buscando un botón o una palanca para encenderla mágicamente. Ana puso los ojos en blanco y suspiró. -¿No habéis cocinado nunca?- dijo Ana. -eh... ¿No?- Contestó Niall. Ana se se acercó a la barbacoa y comenzó a encenderla ella sola.

-Bueno, si no funciona tenemos comida congelada. Llevamos alimentándonos de eso todo el verano.- siguió Niall.

-Nosotras hemos traído helado, por si acaso. Ana no se fía un pelo de vosotros.- dijo Blanca

-¡Y hace bien!- gritó Zayn desde detrás. Niall se rió.

Al cabo de un rato Niall pareció decidir que Ana no le iba a dejar ayudar, así que se quitó el delantal, se lo puso a Ana y se tiró al agua, donde se le unieron rápidamente los otros chicos.

-¿Venís? - preguntó Zayn a Marya y Blanca. Las chicas se metieron en la piscina y estuvieron jugando con una pelota de volley hasta que Ana les llamó desde la mesa. -A COMEER- dijo. Los cinco salieron del agua, se secaron y se sentaron a la mesa. -Bueno, niños- dijo Ana. -Para comer hoy tenemos pollo con pollo y pollo, ya que ALGUIEN- dijo, mirando a Harry- se ha olvidado de descongelar la carne.

Harry la miró con cara inocente.

El pollo se acabó enseguida y fue el turno del helado. Marta se levantó a buscarlos, pero volvió a la mesa con las manos vacías. -¿Donde los has metido?- le preguntó a Niall. -Espera, voy contigo- contestó el chico. Niall guió a Marta por la casa hasta el sótano, donde había un congelador enorme. Marta fue a abrir el congelador, pero Niall la paró. -Espera- dijo. -Sobre lo de ayer... Lo siento. Quería gustarte, pero me precipité. Debería haber esperado o algo. O preguntado. No se. Es que siempre hago lo mismo, voy demasiado rápido. Lo siento.

Marta se quedó mirando.

-Di algo- dijo Niall.

-Pedírmelo- dijo Marta, sin poderlo creer.

-Sí, como por ejemplo, Marta Perez, ¿Puedo besarte?

-Si- dijo Marta

-¿Que?

-Que si.

Niall parecía poco seguro al principio pero se acercó a Marta, que tenía la espalda apoyada en la nevera, y la besó.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...