Clases de acoso de Harry Styles.

Louis y Harry hacen un trato: Harry dará una clase acerca de cómo acosar a otras personas y Louis no le dirá a ____ que Harry la está acosando.

10Me gustan
3Comentarios
255Vistas
AA

1. ¿En qué coño me he metido?

Estimados señor y señora,

Su hijo ha sido aceptado en la clase de acoso de Harry Styes 101, esto será tomado como clase extracurricular durante este año. Por favor, devuélvanos esta carta firmada en la parte inferior haciéndonos saber que usted está de acuerdo en que su hijo tome ésta clase, si usted no está de acuerdo en que su hijo tome la clase, póngase en contacto con la escuela.

Atentamente:

Harry Styles.

 

Acababa de enviar esa carta a todos los padres de los niños que se habían escrito en la clase de acoso, aunque seguía sin creer haber estado de acuerdo en eso. Él NO ES ACOSADOR. Bueno, tal vez un poco, pero no siempre fue así. Conoció a una chica, ella cambió su vida y ahí fue cuando se convirtió en acosador.

Regla número uno: Nunca le digas a tus hermanos que eres un acosador.

¿Por qué?

Porque ellos te obligarán a convertirte en maestro de enseñanza extracurricular para niños que quieren aprender a acosar a otras personas y hay muchas razones por lo cual eso está mal, muy mal.

La verdad es que lo único que no le quería terminar de caber en la cabeza es ¿cómo rayos le dejaron enseñar eso en la escuela? Tal vez Louis es cada vez más persuasivo.

Se sentó en la silla detrás de su futuro escritorio mientras se ponía a pensar cómo fue que lo convencieron de hacer eso.

 

Flashback.

-¡Harry! -gritó Louis mientras entraba a saltos a la habitación del rizado.

-¿Qué? -soltó, cauteloso. Sabía que la emoción de Louis se debía a algo, y ése algo probablemente lo metería en varios problemas... o, como mínimo, haría que lo avergonzaran.

Sí, Louis era un gran hermano.

-Te tengo una propuesta -Louis sonrió de lado sentándose rápidamente en el escritorio frente a la innecesaria cama de Harry, mientras dejaba que se colase un extraño acento en su voz, con aire teatral.

-¿Qué es? -entrecerró sus ojos, haciendo a un lado su Iphone y sus auriculares. 

Pudo percibir el sonido de los grillos, el croar de las ranas, los árboles balanceándose y chocando sus ramas... y de Perrie y Eleanor gritando en el piso inferior a todo pulmón, mientras una estresada Danielle las regañaba, amenazándolas con quitarles sus más preciados tesoros.

-Con mi rizador ni de coña, Dani, ¡ni de coña! -ésa era Perrie.

-Te atreves a tocar mis tarjetas y te juro por Vallentino que quemaré tus zapatillas de baile, ¿oíste? -y ésa, Eleanor.

Ya que no se encontraban Tulissa y Simon, todo estaba hecho un caos. Habían salido a por su cuarta luna de miel, a insistencia de los chicos, y Danielle y Liam habían quedado a cargo... otra cosa era que los respetaran así.

Louis sacudió su cabeza y volvió de nuevo la atención a su ''hermano''.

-Bueno, tú sabes la forma en que empezaste a acosar a ____ y...

-No soy un acosador -se defendió. Bueno, es verdad que le gustaba ver a ___ dormir, pero...

-Claro que no -apoyó Louis, con la voz notablemente sarcástica. Prácticamente, todo su rostro gritaba ''sarcasmo''-. De todos modos, a nuestro trato: Si tú no comienzas una clase sobre cómo acosar a las personas el año que viene, yo le diré a ____ que la estás acosando.

-¿Por qué razón le dirías a ____ que un vampiro de casi 100 años la está acosando?

-Porque será divertido ver su reacción y la forma en que te mandará a comer mierda -contestó jovial.

Harry lo fulminó con la mirada, irritado.

-¿De dónde sacaste esa idea, Louis?

-No lo sé -ladeó la cabeza el chico, con expresión curiosa-. Me aburrí y empecé a pensar en lo que sucedería si le enseñaras al mundo tu grandioso don para acosar.

-Sí, claro. Porque todos los niños deben subir por la ventana de las habitaciones de las adolescentes a verlas dormir -diciéndolo en voz alta, realmente sonaba como un acosador. Demonios-. Está bien, tú ganas. Pero sólo lo haré si tú asistes a la clase.

-¡Hecho! -exclamó Louis, eufórico, mientras levantaba la mano para que las chocasen e hicieran eso oficial-. Deberíamos hacer un día de campo en la habitación de ____, ¿no crees?

-¿Toda la clase? -Harry parpadeó varias veces, incrédulo.

-Sí -Louis encogió los hombros-. ¿Por qué no?

-¿Y si se despierta?

-Ustedes me seguirían la corriente -resolvió el chico con una sonrisa maliciosa.

Harry mordió su labio inferior y soltó rápidamente:

-Vale, nos vemos en Septiembre.

-Apuesta eso, rulos -y salió disparado de la habitación, para que segundos después se oyera un vaso impactándose por la pared, mientras Danielle vociferaba las mil y un formas en que lo mataría.

Fin flashback.

 

Regresó a la mansión Lewis, y al momento en que llegó captó los gritos de sus hermanos:

-¡Louis, idiota, ése jarrón se lo regalé a Tulissa por haber pasado la inútil clase de cocina! -Eleanor estampó su mano contra la nuca de su pareja, con tanta fuerza que apostaba a que si él aún fuera humano, ya habría tenido un derrame cerebral.

-Hay que mantener la... esperen, ¿el jarrón favorito de Tulissa? -Zayn murmuró, nervioso-. A la mierda la paz, ¡hay que entrar en pánico!

-Zayn, ¡calma las estúpidas emociones, que me estoy poniendo paranoica! -ordenó Perrie, a lo que su pareja intentó enviar una ola de serenidad a sus amigos... que rápidamente claudicó.

-Ele, ve buscando en eBay su reemplazo -ordenó apresuradamente Danielle.

-Voy -contestó la aludida, contenta, mientras corría a velocidad vampírica en busca de la notebook.

-Tienes 94 años, ¿cómo es que eres tan estúpido? -Perrie espetó hacia Louis, que le sonreía con simpatía.

-Yo también te quiero.

-Agh...

-¡Lo encontré! -anunció la cantarina voz de la castaña, quien ahora fruncía el ceño a la pantalla-. Pero mira cuántas cosas más guays... a Simon no le importará que mejore un poco la decoración, ¿no? -y, sin esperar respuesta, clickeó varias opciones, empezando a comprar.

-¡ADICTA!

-¡Cállate, Louis!

Harry pasó a su lado, negando con la cabeza, y volvió a pensar en lo que pasaría en el primer día de clases. O sea, mañana.

Esto se iba a poner muy interesante. ¿Cómo iba a enseñar a unos niños a acosar? 

Otra cosa es si fueran vampiros y pudieran escalar paredes y saltar de árbol en árbol... Bien, acababa de aceptar que era un acosador. Si no lo hacía, Louis acabaría mandándolo en Acosadores Anónimos.

Mañana sería el primer día de clases: ¿Sería interesante o embarazoso?

-¡Recuerda no mirar mucho en el colegio a ___, Eddie, porque se ve en tus ojos!

-¡LOUIS!

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...