∿ Beasts at home ∿ Harry.

Él era un peligro, ella una chica de un pasado misterioso. “Quién diría que todo hubiese empezado con una caída en la lluvia...” -SheyllaParker. Esta novela está en Español.🍪 #onedirection

10Me gustan
9Comentarios
320Vistas
AA

5. Capítulo 4.

Capítulo 4. “Círculo vicioso”

Había demasiado frío y era un día muy nublado, llovía y paraba, un círculo vicioso pequeño, hoy es el segundo día desde que entré a la escuela, hasta ahora todo está normal, gente que se reprocha así misma y los típicos grupitos se han conformado un poco.

Pestañee varias veces mirando al pizarrón al ver que me llamaba la maestra de literatura.

—Parker, explícales lo que acabo de decir. -Posó su mano en el escritorio y esperó mi respuesta.

Tragué saliva sonoramente y miré desquiciada a la profesora, traté de recordar las últimas palabras que mencionó y hacer que concuerden. Lo tengo.

—Usted nos explicaba como es que varios amantes de la lectura no lo ven como un juego si no como una forma de deshacerse de sus problemas y fantasías no realizadas, una buena forma es enfocando nuestra mente en ella.

Me miró con desprecio al ver que no me había dejado en ridículo.

—Bien Parker, mucho mejor que tu hermano. -comenzó a escribir en el pizarrón sobre los libros y volví a mis pensamientos inéditos.

Jugaba con mi lapicera negra cuando alguien me tocó el hombro llamándome con susurros.

—¿Sí? -giré mi cabeza para encontrarme con la miraba verdosa de Harry o ricitos de chocolate- ¿Qué? -dije un poco seca-

—¿Me prestas lápiz? -Frunció sus labios- ¿por favor?

—Oh dios, es el segundo día de escuela, deberías tener tus cosas ricitos. -Cizañé sacando mi lápiz-

—Lo sé pero le presté el mío a Kendall -Sonrió- tu sabes. -me guiñó su ojo-

—Deberás regresarme el lápiz ¿de acuerdo? -levanté mi ceja y él asintió-

Le di el lápiz y el agudo sonido buscando nuestra atención se escuchó, por fin la última clase.

Física, sonreí al ver al irlandés y lo abracé, miré por alguna razón de soslayo a Harry quien miraba a Niall y a mi.

—¡Formen sus equipos de Voleibol chicas! ¡Los hombres vallan a la cancha de futboll -Sonreí fascinada, amaba el voleibol, recuerdo haber estado en clases particulares de ese deporte 4 años continuos.

—Te dejo teñida -Sacudí el pelo de Niall quien fingía ser ofendido y corrí a donde las "chicas".

—Kendall y Kaely -señaló la entrenadora- serán las capitanas, ustedes eligen a sus equipos.

—Lila para acá.

—Nubia ven amiga.

—Martina aquí.

Y así consecutivamente, solo quedábamos 8 y yo en la escuela primaria recuerdo siempre o ser la última o estar en la banca pero tenía que jugar.

—Sheylla -me sorprendí y me adentré al equipo de Kaely-

Terminaron de elegir y comenzamos a jugar, al principio estuvo todo perfecto, se asomaba justo a ser el juego divertido y donde reír constante y sin parar era normal cuando comenzamos a ganarles por 5 puntos, Kendall y la rubia con la que había peleado y creo que se llama Sarah, estaban clavando demasiado y nos miraban con cierto enojo y sonrisas falsas, luego pasaron a decir que hacíamos trampa, seguido comentaban indirectas y al final fueron insultos tanto que el juego era uno donde tienes que ganar o mueres.

La pelota venía hacia mi y en un abrir y cerrar de ojos en un intento mío de clavar la pelota y hacer un punto la pelota dio duro contra la cara de Kendall, Auch, ella soló se la frotó y o decía “Perdón” sin parar.

Ella lanzó la pelota con furia hacía mi cara y logró por lo menos un poco de hinchazón en mi ojo y pómulo. Le volví a pegar en la panza y el timbre sonó, mi suerte seguía en poca parte viva pero seguía ahí.

Tardé para llegar a casa por que había ido por pomada y hielo a la enfermería de la escuela además hacía frío y estaba a punto de volver a llover, me adentré a casa y vi a mi abuela sonriente en la cocina platicando con alguien. Supongo que la joven que la ayudaría, dejé mi mochila, mi abrigo y me dirigí hasta ella.

—Shey, ya llegó.

—Hola, tu debes ser la nueva...

—¿Sheylla? -Dijo.

—Sí, ¿Tú eres? -extendí mi mano en forma de saludo y le sonreí carismática a aquella rubia.-

—Gemma, un gusto Shey, aunque no sabía que Rosa -señaló a mi abuela- era de los Parker.

Supongo que una abuela linda y sonriente no podría ser imaginada en la familia de los Parker, una familia medio grotesca y tanto fuerte como mala, hablando de mi y Derek.

—Nadie lo imaginaría, ¿Cómo sabías mi nombre?

—Todos conocen a Derek y por medio te conocen a ti. Además Harry no deja de hablarme de ti. -rió por lo bajo- dice que te odia por tratarlo tan mal. Pero ya era hora.

—¿Harry es tu...?

—Hermano -completó mi frase-

—Pero si tu te ves buena gente y él tan ...

—Lo sé, nadie lo imaginaría -sonrió-

—conózcanse un poco iré a preparar mis medicinas. -musitó mi abuela antes de desaparecer de la cocina.-

Gemma me daba buena esencia, una chica divertida, aun siendo hermana del busca chicas de noche y santo de día.

|Esto era como un pequeño círculo vicioso donde uno quiere que suceda algo y el otro no pero hay una tercera parte que siempre los terminará juntando.|

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...