Summer Love

El plan de verano que parece una pesima idea...termina siendo la mejor de su vida

22Me gustan
4Comentarios
7361Vistas
AA

23. Capitulo 17

Capitulo 17 {Hot}

 

[Narra Zayn]

 

Sentí una suave mano moverse sobre mi pecho, abrí despacio los ojos. Vi su mano recargada en mi pecho, con su cabeza en mi hombro; nuestras piernas enredadas bajo las sabanas. Sonreí al verla, tan tranquila dormida; su pecho moviéndose rítmicamente por su respiración, su cabellera despeinada. Estaba ahí, a mi lado de nuevo. Semanas sufriendo por su ausencia, tan fácil que fue venir a buscarla; lo hubiera hecho desde el minuto en que se fue de mi lado.

 

Me doy cuenta de lo mucho que me encanta la idea de que así de perfecta seria mi vida si ella estuviera a mi lado al despertar, que lo primero que vea al abrir mis ojos sea su rostro; despertarme por alguna caricia suya. Tal vez ya no tiene mucho sentido si lo digo porque es bastante obvio a estas alturas de la historia, pero creo que estoy enamorado; no la voy a dejar ir de mi lado.

 

Sonrió ante el pensamiento de tenerla para siempre conmigo, me inclino para darle un suave y dulce beso en la punta de su nariz; frunce un poco el ceño y después abre poco a poco un ojo. Me sonríe…

 

-Realmente estoy muy cansada –dice bostezando y cerrando los ojos de nuevo

-¿No dormiste bien? –digo dándole otro suave beso en su frente

-Oh si perfecto, descanse muy bien cuando me dejaste –abre los ojos lanzándome una mirada acusadora

-Teníamos que recuperar el tiempo perdido –sonreí

-Pero no en una noche –bostezo- Me dejaste exhausta –acurruco su cabeza en mi hombro

-Aun nos faltan muchas noches mas así –dije apretándola más fuerte a mi cuerpo-

-Eres insaciable –rio mirándome acusadoramente

-Me vuelves loco –dije mirándola a los ojos

-Entonces tendré que llevarte a un manicomio supongo –rio

-Tengo una mejor idea que eso –conteste

-Oh en serio… ¿Cuál? –dijo levantando una ceja

-Acolchonamos las paredes de tu habitación, me amarras con esposas a tu cama y aquí seré feliz; te encierras conmigo aquí –dije sonriendo

-Definitivamente has perdido la sensatez –rio

-Por ti, tu eres mi locura y mi cordura –dije dándole un beso en la frente

 

La apreté fuerte a mi cuerpo, rodee en la cama de tal forma que yo quede sobre ella. Me incline posando un beso tierno en sus labios, después uno en su barbilla y finalmente en al punta de su nariz.

 

-Tienes un serio problema con besar mi nariz –rio

-Tengo un serio problema con besar todo tu cuerpo ¿Me das permiso? –dije mordiendo mi labio inferior

-¿Ahora me pides permiso? –dijo levantando una ceja

-Tienes razón…no debería de hacerlo, era mía –sonreí

 

Me apodere de sus labios, era un beso dulce. Me encanta sentir sus labios contra los míos, es perfecto besarla.

 

-Deberíamos de levantarnos –dije rompiendo el beso

-¿Ya te vas? –dijo casi espantada

-Nos, ya NOS vamos –sonreí

-¿Nos? ¿A dónde? –pregunto confundida

-A la cocina –dije plantándole otro beso en los labios

-¿Qué hay en mi cocina? –dijo con una sonrisa

-Comida, vamos a cocinar algo –dije levantando las cejas

 

La bese de nuevo,  me levante de la cama. Busque mis bóxers por algún lado del suelo en su habitación, cuando al fin aparecieron me los puse. La vi levantarse de la cama y ponerse mi camisa, sonreí al verla. Estire mi mano, la tomo con una sonrisa. Salimos de su habitación a la cocina, ella rebuscaba en su alacena y yo en el refri. Aunque no estaba muy seguro de lo que estaba buscando

 

[ Narra _________

]

 

Termine de picar pequeños trozos de fruta, supuestamente Zayn iba a preparar nos huevos con tocino pero digamos que no quería que incendiara mi cocina; lo deje a cargo del jugo de naranja mientras yo termine de hacer lo que el empezó.

 

Me sentía a gusto, estar así de esta forma con él. Tenía algunos sentimientos encontrados, entre ellos miedo. Miedo de que tal vez ya tengo a Zayn Malik demasiado atascado en mi corazón, no creo poder sacarlo de mi algún día. Mucho menos después de lo de ayer, que haya aparecido así como así en mi puerta; me dejo atarantada. Con lo que me dijo también, aunque…cuando le dije que estaba enamorada el solo dijo que haríamos el verano durara 365 días. Nunca contesto si él sentía algo…aunque es bastante obvio tal vez, por algo está aquí. Pero aun así, tenemos que hablar bien y dejar las cosas en claro; empezando por esa rubia de Brasil.

 

Deje los platos de fruta en la mesa junto con el resto del desayuno; Zayn iba terminando de exprimir el jugo de naranja. Dejo la jarra sobre la mesa, tomo asiento mientras yo tomaba unos vasos de la alacena. Camine de regreso a la mesa, le serví un poco de jugo en su vaso y otro poco para mí en el mío.

 

-Ven aquí –dijo Zayn señalando sus piernas

-Ok…-dije levantando una ceja

-Siéntate en mi regazo  –dijo con una sonrisa

-Se supone que vamos a comer –dije sentándome en sus piernas

-No es problema, jalamos el mantel con tu plato para acá y así comes tranquilamente en mis piernas –dijo rodeando mi cintura con su brazo

 

Reí, no lo pude evitar. Así desayunamos, yo comía mientras estaba sentada en su regazo; el rodeo mi cintura con su brazo izquierdo y con el derecho comía. Bastante tranquilo, bastante perfecto.

 

-Podría comer así todos los días –dijo dándome un beso en el hombro- Estoy disfrutando mucho de la comida

-La disfrutarías aun mas si fuera una rubia exageradamente bronceada  -dije tomando un trozo de sandia en mi tenedor

-¿Por qué dices eso? –pregunto confundido

-Pues porque vi que estabas muy feliz con una rubia operada y oxigenada frente a ti –dije frunciendo el ceño

-¿Cuándo? –dijo con una mueca

-En Brasil –conteste como si no tuviera importancia, pero era obvio que la tenia

-¿En Brasil? Si siempre estuve contigo –dijo rodeando mi cintura con su otro brazo también- Y cuando te fuiste nunca Salí de mi habitación mas que para las presentaciones

-Precisamente fue el día que me fui, regrese de hablar por teléfono y tu muy contentote viendo cómo te bailaba la operadota esa; ni siquiera protestabas –dije sin evitar sonar enojada

-¿El día que te fuiste sin despedirte? –dijo levantando una ceja

-También te beso –dije haciendo el intento por levantarme

-Espera ¿Qué? –dijo confundido

-Yo vi como se inclino para plantarte el beso –dije secamente

-¿Y también viste como me hice para atrás para que no lo hiciera? –dijo levantando una ceja

-Yo la vi Zayn –continúe

-Entonces también viste que después me levante del banco para mantener distancia –comento

-No me iba a quedar a admirar el show –conteste

-¿Por qué no te acercaste en ese momento para que se fuera la rubia operadota? – dijo en un tono chistoso

-No quería interrumpirte –dije sonando indignada

-Preferiste huir a Nueva York y sin despedirte –comento

-Sentí horrible cuando vi eso, o más bien… lo que creí haber visto, me di cuenta de lo que realmente sentía –conteste

-El mesero me ayudo a quitármela de encima, no se portugués y ella no me entendió cuando le dije “Tengo novia” –comento con una sonrisa

-No sabía eso –dije agachando un poco la mirada

-¿Así que por lo que creíste haber visto fue que te fuiste? –dijo apretándome más a el

-No totalmente –dije torciendo la boca- Si fue algo de trabajo, pero tal vez podría haberme quedado un día más en Brasil –conteste

-También pudiste haberte despido…-dijo mirándome a los ojos

-No la verdad no pude,  sentí horrible cuando vi eso...bueno, cuando vi lo que creí haber visto –dije haciendo una mueca- Sentía que si me despedía de ti iba a llorar, iba a caer totalmente bajo…no lo sé –dije levantando los hombros

-Sin duda alguna, te fuiste porque eres una tontita –dice negando con la cabeza- No te cambiaria, ni te cambiare por nadie ___________; eres la chica mas especial que eh conocido, desde el día que te conocí no pude sacarte de mi cabeza –sonríe- Me dejaste traumado, después de mucho tiempo tú fuiste la primera chica que me rechazo y se resistió a mi; creo que no me había pasado desde que tenía 16 años –ríe- ¿Sabes lo horrible que fue para mí cuando te saliste del estudio y me dejaste ahí frustrado después de que te bese? –pregunta divertido

-Creo que demasiado –sonrió

-Exactamente; por eso cuando te volví a ver en Las Vegas me fije en mente que tenias que ser mía, a como dé lugar –aprieta mi cadera

-¿Si no me hubieras vuelto a ver después de lo del estudio? –pregunte curiosa

-Te hubieras quedado en mi cabeza como la que se me escapo, pero tal vez el dulce destino te quería a mi lado –dice dulcemente- Eres mía __________, se que fui tu primero –dice refiriéndose a mi virginidad, abro los ojos con sorpresa- Y quiero ser el último, el único –dice dulcemente

 

Suelta mi cadera, toma mi rostro en sus manos y me besa. Su lengua abriéndose paso en mi boca entre mis labios; suelto un gemido. Suelta mi rostro, sin romper el beso sus manos viajaban de nuevo a mi cintura, abrazándome, apretándome más a él. De alguna forma dirijo mis manos a su cabeza, enredando mis dedos en su cabello; en su perfecta y sedosa cabellera. Mientras su lengua y mi lengua se retuercen y giran juntas, literalmente devorándonos el uno al otro. Deleitándome con lo dulce de su boca, la perfección de su beso mientras dentro de mi hay miles de emociones encontradas; ya no hay vuelta atrás, el lo dijo…soy suya.

 

Nos separamos, ambos jadeando; respirar empieza a ser difícil, la temperatura es bastante alta. Me mira a los ojos, pone sus manos en mi trasero y de un solo movimiento se levanta y me carga, con mis piernas rodeo su cadera. No puedo evitar gemir, no estoy usando ropa interior; la camisa de Zayn que uso se levanta dejando al descubierto mi feminidad que roza con su abdomen, un sencillo roce que termina por provocarme.

 

Camina torpemente hasta el sofá, me deja ahí rompiendo nuestro beso. Se pone de pie frente a mí, toma la camisa que traigo puesta por los bordes inferiores y la jala hacia arriba,; levanto mis manos, saca la camisa por mi cabeza dejándola caer a un lado. Tome sus bóxers del borde, los tira hacia abajo dejando su erección expuesta. Mi respiración se agita aun más.

 

Se coloca sobre sus rodillas entre mis piernas, acomoda mis piernas de tal forma que abrazo su cadera con ellas. Se inclina para darme un beso fugaz siento como su miembro esa dentro de mí, suelto un gemido en su boca. Comienza a moverse, despacio en un principio; lento, disfrutando cada segundo.

 

Se inclina sobre mí, dejando sus codos a cada lado mío. Posando algo de su peso en mí, no demasiado. Sin dejar de mover sus caderas me besa, yo recorro su espalda con mis manos. Subiendo hasta llegar a su cabello, enredando mis dedos en su cabellera.

 

Empieza  a moverse rápido, casi furiosamente dentro de mí. Su respiración se ve más agitada, hunde su cabeza en mi hombro, escucho la dificultad con la que respira en mi oído. Mi cuerpo responde, mi feminidad fundiéndose a su alrededor. Me encuentro con él, empuje a empuje es un contrapunto perfecto.

 

De repente golpea dentro de mí un poco más fuerte, se queda quieto encontrando su liberación. Le sigo yo, mi abdomen comienza a contraerse y mis terminaciones nerviosas son inestables, calambres en mi abdomen se hacen presentes y grito ante mi orgasmo. Siento mi sex*o contraerse alrededor del miembro de Zayn, el gime al sentir la humedad de mi orgasmo, las paredes de mi sexo aun palpitando ante el orgasmo.

 

Estira sus piernas quedando recostado sobre mí, sin sacar su miembro. El subir y bajar de nuestros pechos inestables, tratando de relajar nuestra respiración.

 

(…)

 

Salimos de la ducha, Zayn me explico que no trae equipaje. Simplemente viajo con su mochila, en la cual solo traía su chamarra, una gorra y sus documentos para viajar. Al parecer sus maletas las mandara Harry a su casa, por lo tanto no tiene que ponerse.

 

Iremos de compras, digo…necesita ropa; aunque tuvimos una discusión bastante chistosa sobre eso. Salí de la habitación rumbo al cuarto de lavado, antes de entrar a la ducha puse a lavar la ropa de Zayn. Tendría que usar lo mismo con lo que llego para ir de compras, me agache para abrir la puerta de la lavadora y me dolió un poco la espalda.

 

Tal vez lo del sillón no fue muy cómodo, tal vez tampoco fue inteligente seguir jugando en la regadera. Regrese a l habitación, le entregue a Zayn su ropa lavada y seca. Me dio un corto beso, camine a mi closet y escogí lo que usaría

 

Salimos de mi departamento, bajamos al estacionamiento. Después de una pequeña “discusión” por quien manejaría, termine yo en el asiento del copiloto. Manejo hasta Saks Fith Avenue, yo le indique el camino. Hubiera sido mejor que yo manejara pero bueno…es imposible ganarle una pelea a este muchacho.

 

Entramos a la tienda, comenzamos a recorrer los pasillos. Zayn me tomo de la mano, entrelazando sus dedos con los míos. Me sentía extraña, bueno… feliz y tranquila porque  lo tenía a mi lado, después de estar sufriendo unas semanas por no saber que iba a pasar, ahora lo tengo conmigo y creo que si somos una pareja formal. Lo extraño es que sentía muchas miradas sobre nosotros, Zayn parecía no notarlo o tal vez no le daba importancia.

 

Para escoger ropa es igual o peor que yo, demasiado selectivo. No sé cuánto tiempo planee quedarse aquí, pero con todo lo que compro tal vez una buena temporada. Le ayude con la mitad de sus bolsas, parecía que habíamos comprado para los dos. Cuando termino sus compras y salíamos de la tienda detuvo el paso, me jalo y me di cuenta que estábamos en la sección de “Victoria Secret”; me soltó la mano.

 

-¿Zayn? –dije caminando detrás de el

-Yo te debo algo –contesto

-¿Qué? –dije levantando una ceja

-Algo parecido a esto –dijo levantando el brazo, en su mano un gancho con un diminuto hilo dental negro de encaje

-Zayn, no vamos a comprar eso –dije volteando alrededor, sentía las miradas sobre nosotros de las personas cerca

-No VAMOS, yo VOY a comprártela –dijo sonriendo pícaramente- ¿Talla chica esta bien? –dijo mirándome de reojo

-Zayn…-sentía mis mejillas arder de pena, pero el parecía tranquilo; normal

-Chica entonces –sonrió

 

Camino a la caja y pago, yo me quede de pie donde me dejo apenada. Sentía que todos ahí me juzgaban o algo parecido por lo que había comprado Zayn, no lo sé…

 

-Listo preciosa, vámonos –se inclino y me beso- Rodeo mi cintura con sus brazos apretándome a él- Y cuando lleguemos a casa modelaras lo que compre para ti –me beso de nuevo esta vez mordiendo un poco mi labio inferior

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...