Mezclando Sentimientos.

"-¡Te extrañaba, maldición! –Grité- ¿Porqué tienes que hacer todo tan complicado?, ¡Sabes que yo te quiero a ti, mierda!

-Ah, ¿Y bailaste con él porque me extrañabas?

-Si, ¿qué es lo que no entiendes?"

10Me gustan
0Comentarios
633Vistas
AA

5. Capítulo 4. “Eres horroroso, ¡por el amor de Dios!”

No entiendo qué fue lo que se cruzó por mi cabeza cuando acepté el beso.
No podía. Él es un completo desconocido para mi, y definitivamente, definitivamente no es mi tipo; así de mujeriego y engreído.
Corrí fuera de la casa, con la intención de irme pero fue allí cuando Ashley me tomó del brazo e impidió mi salida.

-¿Qué haces? -Dijo sorprendida- ¿Porqué corres?

Maldición.

-Yo... em, no me siento muy bien... será mejor que me vaya, ya sabes... -Dije tartamudeando entrecortadamente-.

-¿Y crees que debería creerte por el falso tono y tartamudeo de tu voz, Anne?

-Es, es verdad... -Parpadeé un par de veces mis ojos-.

-¿Qué te sucede? ¿Pasó algo allí dentro?

-Eh... ¡No! -Grité al ver que Justin salía por la puerta y venía esquivando a todas las personas para llegar hasta aquí- Ash, enserio debo irme, ya.

-¿Porqué gritas? -Miró hacia atrás al ver que yo estaba observando. Él se acercaba cada vez más rápido--

-Nada. -Giré su cabeza hacia mi- Me voy, adiós. -Besé su mejilla y comencé a correr lo más rápido que los tacones me permitía-

Si mis calcunos no fallaban, no me alcanzaría. Pero, ya sé que no soy buena con los estúpidos cálculos.
Iba corriendo hasta que Taylor se topó conmigo.

Oh por dios, ¿Porqué justo ahora todos tienen que toparse conmigo?

-¡________! -Gritó al verme correr-

-¡Ahora no! -Grité igualmente y seguí corriendo-

-Ví que refunuñó y dió un pisotón en el suelo-

Ya se le pasará. Ahora solo debo escapar.

* * *

Llegué a casa. Cerré la puerta detrás de mi, dí un suspiro y cerré los ojos.

-________idiota, idiota, idiota. -Me susurré a mi misma una vez que abrí los ojos y comencé a caminar en circulos alrededor de toda la sala principal-
Me tiré en el sofá y sonó mi celular. Lo tomé de la mesita ratona de en frente.

-¿Si? -Dije relajada mientras apoyaba mi cabeza en el apoyabrazo del sofá-

Escuché mucho ruido de fondo. Seguro alguna de las chicas.

-________ ¿porqué te fuiste? -Una voz masculina se oyó del otro lado de la línea-

Mierda, era él.

-Me mordí el interior de la mejilla, pensando una respuesta que sonara creíble o que cambiara el tema- ¿Cómo mierda conseguiste mi número?

-Yo pregunté primero.

-¡No me interesa quién carajo preguntó primero! ¡Qué cómo conseguiste mi número, idiota!

-Alguien me lo dió. Ahora responde.

-¿Quién te lo dió? -Suspiré-.

-Tu amiga.

-¡¿Cuál?! 

-La rubia...

Taylor, pues yo la mato.

-Adiós.

-No, espera... 

Corté la línea. Volvió a llamar.

-¡¿Qué rayos quieresssssssss?! -Grité-
-¿Porqué te fuiste corriendo? ¿Acaso no te gustó el beso? ¿O no te gustó el hecho de que no dejaste que mi lengua ingresara en tu boca?

¡Que asco, que asco, que ascooooooooooo!

-Eres horroroso, ¡por el amor de Dios!

Oí su risa desde el otro lado y volví a cortar la línea.
Volvió a llamar. Ni sueñe que le voy a contestar de nuevo. Apagué el teléfono y me fui a acostar. Me quedé dormida luego de dar unas mil vueltas.

* * * *

Me había dormido súper tarde, no sé exactamente a qué hora, pero era tarde. Me desperté gracias al estruendoso sonido de mi celular que no paraba de sonar, lo tomé y con voz ronca contesté.

-¿Hola?
-_________, ¿qué cuentas?

Era Ashley.

-Que me has despertado. -Dije simple- 

-Bueno querida bella durmiente, son las 2 de la tarde; ya creí que habías despertado.

Miré el reloj sorprendida y vi que ella tenía razón. Eran las 2 de la tarde. Para nuestra suerte hoy no teníamos clases porque era el día de no sé que y no me interesa. 

-¿Te sientes mejor de lo de anoche?

-Si, estoy bien, gracias...

-No hay de qué.

Finalicé la llamada con Ash y rápido le marqué a Taylor.

-¿Si? -Oí del otro lado de la línea-

-Taylor yo te mataré.

-¿________? ¿Ahora qué hice?

-¿Porqué le diste mi número a Justin?

-Ah... eso, no lo sé.. sonaba... desesperado así que se lo dí. ¿Porqué?, ¿Qué pasó?

-Nada, igual te mataré.

No pensaba contarle a nadie que había besado a Justin. Jamás en la vida. Ashley y Taylor si llegan enterarse me molestarían por el resto de la vida, y bueno, Brook es más parecida a mi en ese caso.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...