El anfitrión

Interpreta...son las palabras que el investigador Gate se grita así mismo mientras contempla una serie de asesinatos que han ocurrido en San Francisco, tiene que encontrar al asesino rápido antes de sea demasiado tarde...

0Me gustan
0Comentarios
167Vistas

1. Prólogo

Esta movella esta dedicada a Prisilla que hace trueques conmigo...

 

 

 

 

Solo el más inteligente sabe cuando actuar contra la razón, pero yo no soy una de esas personas. Jamás sentí nada por nadie, a excepción de una sola persona, aquella que me mato. 

Este es el frio momento en el que empieza para unos y termina para mi. Aun recuerdo a aquel hombre, que yo había conocido en tiempos pasados, pero ahora su cara se había transformado en ira y desesperación. Sus ojos me miraban con indiferencia, como si nunca me hubiera conocido, al ver ese par de ojos pude vislumbrar mi destino, mi primer y mi ultimo pensamiento fue que todo se terminaba, incluyendo mi vida, para mi mala suerte no hubo error.

Fue ese el único momento en el que me di cuenta lo sola que estaba, las palabras que traían el viento, también se las llevaba. Pude ver un flash de recuerdos, entre ellos los de mi cabello meciéndose contra el viento, mi vida desperdiciada en la basura de la sociedad. En esos breves instantes me arrepentí de todo lo que había hecho en mi vida, sobre todo de haber conocido a aquel maravilloso y cautivador hombre que ahora se paraba frente a mi, amenazante, con un cuchillo de mi propia cocina. Recordé inútilmente, como le había abierto la puerta amistosamente, dándole un abraso y un beso, invitándolo a tomar una copa de vino, llevándolo a la cocina, queriéndolo tanto, con desesperación y admiración. Y tan solo entonces, entendí que ya no tenia ningún punto seguir recordando, ya todo era inútil.

Sentí como el cuchillo penetraba en mi vientre, algo pegajoso y caliente saliendo de la ranura, pero no sentí ningún dolor, solo paz. Caí sin la gracia que había mantenido toda mi vida como artista. Espero que cualquiera que me encuentre no se sorprenda por la sangre o incluso por la forma grotesca en la que caí, aunque no creo que permanezca de la misma forma.

Mientras mi vida se drena lentamente de mi puedo disfrutar de mis últimos respiros, de los pocos parpadeos y de la espeluznante vista, que no podre tener grabada en mi memoria.

Aun puedo ver algunas cosas atreves de mi sueño, y aunque no tenga ningún sentimiento hacia ello, puedo ver como el asesino me acomoda a su gusto macabro, la luz de realización que sale de sus ojos, de felicidad  al ver como mi cuerpo se transforma en su obra de arte, en su diseño…

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...