My Little Angel ☆ H.S

El, un chico guapo que cree que puede obtener a cualquier chica con solo una mirada , es un egocéntrico como el solo y siempre esta dispuesto a conseguir lo que quiere. Es famoso junto a sus 4 mejores amigos que siempre están junto a el e las buenas en las malas.

Pero ¿que pasa cuando un día lo manda su tía a Buenos Aires para buscar a una chica y devolverse unto con ella a landres? ¿que sin el saber quien es acepta? ¿ y que mucho menos saber que esa chica es su idola? ¿ y mucho menos sin saber de que es capas esa chica o en realidad que esconde detrás de esos lentes de sol? ¿o tal vez los posibles problemas que le causara esta misteriosa chica? ¿estará dispuesto a descubrir junto con sus amigos los secretos que esa angelical carita oculta? ¿o al menos cual es la función que esta chica esta destinada a cumplir en su vida?
acompañarlos y descubre junto a ellos quien es esta misteriosa chica, que ala vez es famosa, pero a la vez muy culta,.

5Me gustan
0Comentarios
204Vistas
AA

3. Capitulo 2

2 horas después…

 

Dos, dos malditas horas siendo regañada por mi padres por ser expulsada del instituto… ellos hablaban y hablaban mientras estaba acostada en mi cuarto jugando con una amolda con forma de pelota de fútbol y ellos seguían hablando pero yo no le hacía ni el más mínimo caso hasta que dijeron algo a me dejo anonadada.

 

*Conversación telefónica en ingles *

 

-          PADRES: TE VAS PARA EL INTERNADO!!! – dijeron mi mama y papa a la vez mientras yo habría los ojos como platos. Miles de veces me habían amenazado con que si no cambiaba mi comportamiento me enviarían a un puto internado pero yo nunca les creí capases de hacerlo. 

 

-          Stella: QUE QUE?!!- dije sin poder creerlo – ustedes no pueden hacerme eso no pueden encerrarme en un maldito y asqueroso internando!!!- dije a un gran punto de desesperación.

 

-          Papa: sí que podemos así que ve haciendo tus maletas que este mismo fin de semana te vas para Londres entendido, Graciela- dijo mi padre muy decidido mientras yo maldecía  por lo bajo.

 

Y aquí vamos de nuevo con GRACIELA ¿que no se saben otro puto nombre? Maldito el momento en que me pusieron ese puto nombre de mierda.

 

-          Stella: Grr, LOS ODIO, LOS ODIO A LOS DOS –dije con toda la rabia y dolor de mi alma en realidad no los odiaba después de todo son mis padres, pero si los odio por mandarme a ese puto internado.

 

-          Mama: no seas así hijita, lo hacemos por tu bien – dijo mi madre, por el tono que uso pude suponer que estaba llorando se me partió el corazón, pero tampoco me pienso arrepentir por lo que le dije y mucho menos disculparme nunca lo he hecho y no pienso hacerlo ahora aunque no puedo negar que un poquito de pena, si me da.

 

-          Stella: uf,  ¿qué día en específico me tengo que ir para el puto internado?- dije tajante mientras viraba los ojos. Mientras se me venía una gran idea a la mente

 

-          Papa: este sábado, un chico te va a ir a buscar a la casa y se ira contigo en el avión directo a Londres, aparte de eso también te llevara para el internado para asegurarse de que no te escapes- dijo y el plan que tenía en mente se fue a la mismísima mierda, mi papa sí que me conocía muy bien.

 

[Claro imbécil es tu padre ¿no?]Dijo mi parte maligna [note metas perra] le respondí. Loco ¿no? Hablo conmigo misma y aparte de eso también me insulto yo misma es que, soy TAN normal. Irónico.

 

-          Stella: aja, como sea pero, respóndeme la pregunta que más me importa en esto ¿qué va a pasar con mi carrera como cantante? Porque si piensas que lo voy a dejar está loco papa – dije intrigada, porque cantar es lo que soy y de alguna manera me hace sentirme  más conectada con mi verdadera madre.

 

-          Mama: por eso no tienes que preocuparte – dijo suspirando

 

-          Papa: tendrás estrictamente prohibido salir del internado y la única forma de que salgas es con roxy y vita para los ensayos, grabaciones y conciertos. Paran más nada así que te recomiendo que salgas con roxy y compres muchos suéteres y abrigo, también tienes prohibido usar tus poderes por un mes, como me llegue a enterar los usarte para escapar de una clases, del internado o algo por el estilo te voy a castigar hasta que cumplas los 40 años Graciela –dijo seriamente, se podía notar por su tono que estaba aún furioso.

[Pero para lo que me importa jajá]- pensé. Seguro que deben de pensar que soy una maldita perra pero no me importa ni en lo más mínimo, porque así soy yo y al que no le guste pues que ni me mire.

 

-          Stella: vale, ¿es todo? Adiós- dije bufando y cortante a la vez colgaba sin esperar respuesta alguna de ellos.

 

*Fin de la conversación*

 

[…]

 

Ya pasaron tres días desde que me expulsaron de Las Colinas así se llamaba el instituto. Hoy es sábado y acabo de meter la última cosas que me faltaban para irme a Londres. El día de ayer me despedí de las dos chicas que se  convirtieron en dos muy buenas desde  que me mude aqui, mis padre me habían llamado durante esos tres días pero no les conteste todavía no los perdono por mandarme a ese puto internado.

 

 Hoy estaba vestida; con una camisa manda corta color gris que dice ``CAUTION´´  en rosado junto con unos shorts negro con unas botas de tobillo igualmente negras, un sombrero entre negro y marrón más una chaqueta negra que me llegaba hasta las rodillas, mis anillos de plata y uno como de estrella de oro y el collar de palta en forma de corazón que nunca me quito, más unos lentes Ray-Ban negros y mi pelo alisado como siempre.

 

Abrí la puerta de mi habitación y Salí pero sin antes dedicarle una última mirada a  mi cuarto, agarre mis maletas y las empecé a rodar hasta las escaleras, cuando las baje me dispuse a caminar hasta el living para esperar al condenado chico que me va a ¨escoltar¨ hasta Londres. Caminaba sumida en mis pensamientos hasta que unas risas me sacan de mi burbuja y miro al frente con el ceño fruncido para encontrarme con mi hermano, Carol, norita (mi nana), roxy hablando junto un sonriente Nico jugando y riendo en el regazo de un chico ruloso, no le vi de frente ya que estaba de espalda pero parecía muy atractivo [pero y este ¿quién puta madre es?]- pensé, le reste importancia y me dispuse a decir.

 

-          Stella: ya estoy lista para ir al infierno, digo internado- dije seca con una cínica sonrisita.

 

En eso todos se voltearon al notando mi presencia con mi presencia y en eso pude ver le la cara al chico....

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...