Peligrosa Obsesion

La curiosidad mato al gato...recuerdenlo. Espero les guste, novela completamente original

26Me gustan
25Comentarios
2814Vistas
AA

18. Epilogo

Epilogo

 

Manejo lo más rápido posible,  silbo sin parar a los autos detenidos frente a mi; quisiera poder brincarlos.

Estaba trabajando cuando recibí una llamada de Kelly que iba de camino al hospital, parece que rompió la fuente y es hora para conocer al nuevo integrante de la familia.

 

Estos últimos seis meses han sido una locura, una perfecta locura.

 

Mi padre se molesto un poco conmigo cuando le dije que no había ido a Los Angeles y que no iría, el enojo se que quito cuando le dije que sería abuelo y que esta vez podría ser parte del proceso también.  El tomo mi lugar en Los Angeles, actualmente se encuentra allá; la empresa ah mejorado sus números y bueno, yo estoy a cargo de la empresa aquí.

 

Finalmente encontramos una linda casa cerca de la de mis padres, es bastante espaciosa pero no exageradamente. Lo importante de todo es que tiene el espacio suficiente para que Emelí y el bebe pueda jugar en el jardín ó dentro de la casa.

 

Las cosas han cambiado bastante, ahora Emelí no necesita una niñera; yo la llevo por las mañanas al colegio, después llevo a Kelly al trabajo. Mi hermana Waliyha va pro Emelí a la hora de la salida, mi hija se queda con su tia y su abuela hasta que llego yo por ella a eso de las cuatro. Kelly cambio su horario en el hospital, ahora solo trabaja hasta las cinco y podemos pasar tiempo en familia.

 

-Tranquilo papi…-me dice Emelí al ver mi desesperación, le respondo con una sonrisa

-Estoy tranquilo amor –le respondo con una sonrisa, me sonríe de vuelta y se concentra en la película de la pantalla

 

Pase por ella al colegio antes de venirme, ya le avise a mi madre y a mi hermana que Kelly esta en labor de parto; ya van de camino al hospital también, pero seguramente llegaran antes que yo con todo el tráfico que me encontré en la avenida principal.

 

Estaciono el auto cerca de la entrada, cajo; abro la puerta de Emelí y la tomo en brazos. Entramos al hospital, camino directo al elevador; Emelí presiona el botón “8” de maternidad.

 

-¿Vamos a conocer a mi hermanita papi? –dice mirandome a los ojos

-Así es cielito –respondo sonriente- Pero puede ser hermanito –agrego

-Tiene que ser hermanita –responde- Le prestare mi ropa y mis muñecas –agrega

-Ya veremos hija –contesto

 

Bajamos del elevador, camino por el pasillo; me encuentro a una de las colegas de Kelly.

 

-Hola Zayn –dice sonriente- Felicidades –agrega

-Gracias –sonrió- ¿Dónde están? –agrego

-En la habitación 108, ambos están bien; tu mamá y tu hermana están con ella –contesta

-Gracias doctora Montriak –respondo

-Por nada –sonríe- Adiós Emelí –agrega

-Adiós doctora –responde mi pequeña

 

Caminamos por el pasillo hasta encontrar la puerta que buscamos, veo a mi madre de pie junto a la cama; sostiene en sus brazos un pequeño bulto envuelto en cobijas blancas. Mi hermana está de pie junto a  ella mirando al bulto, mi bella novia (futura esposa) nota nuestra presencia y sonríe.

 

-Mami –dice Emelí sonriente, la pongo de pie en el suelo; corre hacia la cama

-Hola cielo –contesta Kelly con una sonrisa

-¿Estás bien? –le pregunta la pequeña a su madre

-Si hija –contesta Kelly

-¿Me subes a la cama tía Wali? –le dice a mi hermana, ella obedece a su sobrina

 

Me acerco a mi mamá, ella me mira sonriente; estiro mis brazos, con mucho cuidado acomoda al bebe en mis brazos. Mariposas revolotean en mi estomago, el bebe hace un par de gestos. Abre sus ojos con lentitud, son iguales a los miso; lo observo detalladamente. Su nariz es tan perfilada como la de Kelly, al igual que sus labios. Sus cejas aun no son pobladas, pero seguramente serán como las mías; tiene algunos cabellos, parece que tendrá la cabellera de su hermana.

 

-Hola bebe…-le digo acariciando su mejilla

-Dile hola a Nayz  -escucho decir a Kelly- Sera igual de guapo que su padre –agrega

-¿Es niño –pregunta Emelí

-Así es dulzura –le contesta mi mamá

-Oh...supongo que no podre prestarme mis muñecas –dice Emelí sonriente Pero tal vez mis pelotas si –agrega

-Sera una excelente hermana mayor –comenta mi hermana

-Quiero conocerlo –dice mi pequeña, camino hacia ella, tomo asiento en la orilla de la cama junto a Emelí

-Hola hermano –le dice Emelí, deposita un dulce beso en la frente del bebe- Te quiero –susurra

 

El momento me llena de ternura, siento que estoy completo; soy la persona más feliz del mundo. Tal vez anteriormente nunca me habría imaginado siendo padre, pero ahora que lo soy; no cambiaria a mi familia por nada del mundo.

 

Creo que ese dicho de que “La curiosidad mato al gato” se equivoca. Mi curiosidad por la vida de Kelly me llevo a averiguar que era padre, que me había perdido de tres años de la vida de mi maravillosa hija.

 

Es cierto que las obsesiones no siempre son buenas, pero en mi caso; diré que haberme obsesionado con mi vieja “conquista” de preparatoria es lo mejor que me ah pasado en la vida. El ir a espiarla todos los días me llevo a este momento, de no haberme obsesionado con su rechazo; tal vez las cosas serias completamente diferentes.

 

Ahora soy increíblemente feliz, gracias a que todo empezó con mi peligrosa obsesión.

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...