Peligrosa Obsesion

La curiosidad mato al gato...recuerdenlo. Espero les guste, novela completamente original

26Me gustan
25Comentarios
2842Vistas
AA

5. Capitulo Tres

Capitulo Tres

 

Juego con el lápiz que sostengo en mi mano derecha, camino de un lado al otro frente al ventanal de mi oficina; Londres está nublado el día de hoy, por lo tanto el clima está bastante fresco. Suspiro, me siento algo inquieto; la verdad es que creo que estoy perdiendo la razón.

 

Tomo asiento en la silla del escritorio, apenas y llevo una semana aquí y ya estoy haciendo locuras; eh de contarles que verdaderamente me eh descontrolado. Desde aquel día de la inauguración en el Kensington, todo ah estado muy mal sin duda alguna y les diré porque.

 

Ustedes recordaran que esa misma noche fui al hospital con la esperanza de ver a Kelly cuando saliera de su trabajo y así fue, el problema fue que al verla no supe que hacer y decidí escapar de ahí literalmente. Bueno, tienen que saber que la noche siguiente; hice lo mismo.

 

Salí de la oficina, llegue al estacionamiento del hospital en punto de las ocho y media de la noche; espere pacientemente a verla salir del hospital. En punto de las nueve cuarenta la vi caminar hacia la misma moto deportiva que el día anterior, han de saber que cambio su bata de doctora por una chamarra de cuero y un casco color rojo igual que la moto.

 

Se ve increíblemente bien manejando esa cosa, bastante sexy eh de comentar. La contemple unos segundos antes de que avanzara, cuando la perdí de vista; espere un momento para salir del estacionamiento y me dirigí a casa. Toda la noche tuve la idea de que sería la última vez que lo haría. Para mi mala suerte desperté con el recuerdo de lo que paso con ella hace algunos años, es algo que al parecer ah regresado a mi mente y no con una buena intención.

 

Bueno, eh de decirles que durante toda la semana; eh tenido la misma rutina cada día. Llego a trabajar, salgo de la oficina alrededor de las seis; me quedo en el parque de siempre unos minutos hasta saludar a la pequeña Emelí que veo de vez en vez pero siempre me hace sonreír.

 

Después del parque tomo camino al Kensington, ahí espero hasta ver salir a Kelly. Cada día espero tener el coraje de bajarme del auto y hablar con ella, pero al verla me da miedo pensar siquiera en que me podría decir. Aunque también eh pensado que tal vez lo más probable es que se dé la media vuelta al verme y me ignoraría.

 

Veo el reloj en mi muñeca, son las siete en punto; voy llegando al parque, tarde un poco más de lo normal ya que había algo de tráfico.

 

-Zayn…-escucho una voz increíblemente familiar

-Hola Emelí –respondo, doy la media vuelta a mi derecha- No te había visto -agrego

-Es que nana no me dejo salir porque me pusieron una nota mala en el colegio –contesta, deja caer su pelota azul al suelo para rebotarla

-¿Por qué fue la nota? –pregunto, guardo mis manos en los bolsillos de mi abrigo y camino hacia ella

-Porque le jale el pelo a un niño y lo tire al suelo –contesta naturalmente- Pero sigo sin entender el alboroto –dice levantando sus hombros

-¿Por qué hiciste eso? –digo riendo

-El dijo que mi dibujo era estúpido –contesta- Tuve que darle su merecido, “estúpido” es una mala palabra –sonríe triunfante

-Tienes toda la razón, así que no la repitas –comento

-¿Te gusta mi pelota azul? –dice cambiando de tema

-Sí, claro –contesto

-Mi color favorito es el morado –comenta- ¿Cuál es el tuyo? –pregunta

-El mío es el verde –contesto

-En mi cuarto de pelotas hay miles que son verdes –dice sonriente- También hay moradas, amarillas y de otros colores que aun no conozco bien –agrega- Pero creo que hay de todos los colores –dice asintiendo con al cabeza

-¿Cuarto de pelotas? –digo levantando una ceja

-Si –contesta- En la casa hay muchas puertas, en una de ellas hay muchas pelotas; todas son mías, mamá me compra una diferente todos los días –agrega- Incluso puedes entrar al cuarto y es genial, sientes que flotas entre todas ellas –comenta

-Wow, suena divertido –comento

-Mamá es divertida, por eso la quiero tanto –responde ella, agacha la mirada hacia su pelota

-¡Emelí! –se escucha una voz desconocida, detrás de la niña veo a una chica bastante joven que se acerca

-Ya voy…-responde la pequeña- Nos vemos Zayn –dice sonriente

-Adiós, cuídate y pórtate bien –comento

-Si –dice sonriente

 

Da la media vuelta, corre en dirección de la chica que le grito; sus rizos rebotan curiosamente en el aire. Esa pequeña es todo un caso realmente, es bastante agradable platicar con ella a pesar de su edad.

 

Camino de regreso a la camioneta, conduzco por las calles que ya se me de memoria; en cuestión de minutos ya estoy tomando mi lugar en el estacionamiento del hospital Kensington. Hay pocos autos el día de hoy,  todo se ve muy tranquilo.

 

Ansiosamente juego con mis propios dedos, jalando uno por uno con la mano contraria; la verdad es que la idea de hablar con Kelly se hace más concreta, tal vez y sea lo que hace falta para dejar de perder el tiempo mirándola de lejos.

 

Me siento algo nervioso, miro con atención la puerta principal del hospital; espero verla salir. El sonido de mi móvil me hace sobresaltarme un poco, lo saco de mi bolsillo; es mi papá.

 

{Llamada}

 

 

-Alo…-respondo, suspiro

-Hola hijo –dice el muy tranquilo- ¿Acaso estabas dormido? –pregunta- Si era así disculpa, soy pésimo con el cálculo de las diferencias de horario –agrega

-No estaba dormido, aun es temprano –contesto

-¿Por qué tan serio? –pregunta

-Estoy leyendo algunos informes…-miento

-No es necesario que trabajes todo el tiempo hijo, deberías de distraerte un poco –comenta

-Regrese a Londres a trabajar, no a distraerme –contesto

-Bueno, pero puedes salir a algún bar ó hacer algo que te guste siempre y cuando no descuides tu trabajo –dice tranquilo- Antes tenias muchos amigos allá, siempre estabas de fiesta; puedes contactarlos de nuevo –agrega

-Eso era antes, ehh cambiado papá –comento

-Me entristece confirmar que te hayas vuelto tan raro hijo, eres totalmente seco y frio –dice serio- Aun eres muy joven, puedes divertirte y hacer todo lo que quieras siendo responsable –agrega- De haber sabido que el mandarte a Italia tendría estos resultados, jamás te habría mandado –comenta

-¿Me hubieras preferido como era en la preparatoria? –digo irónicamente

-La verdad es que a pesar de tu rebeldía eras un muy buen hijo y eventualmente te habrías ido por el buen camino –contesta

-Yo no pienso igual –comento, levanto la mirada; veo a Kelly subirse a su moto- Pero en fin, tengo que dejarte; voy saliendo de la oficina y se cortara la llamada en el elevador –miento

-Vale, solo llamaba para ver si estabas bien con todo en el trabajo –comenta- Hablamos mañana, te manda saludar tu madre y tu hermana –agrega

-Hasta mañana, saludos –concluyo

 

{Fin Llamada}

 

 

Guardo mi móvil, echo a andar la camioneta; Kelly va saliendo del estacionamiento. Perfecto, hoy que planeaba hablarle se me escapo. Pero supongo que puedo seguirla, tal vez y sabiendo donde vive algún día puedo pasar frente a su casa y poner de pretexto que casualmente conducía por ahí.

 

Maneja bastante rápido, es algo difícil seguirle el paso a su moto deportiva sin que sospeche que la estoy siguiendo; pero afortunadamente no la pierdo de vista. Prende su direccional, entra al estacionamiento de un lugar de comida rápida.

 

Se estaciona, baja de la moto y se quita el casco; camina tranquilamente a la puerta del restaurante, entra al lugar. Apago el motor de la camioneta, no sé qué sería más loco; si esperar a que salga y seguirla a donde vaya ó bajarme y “casualmente” encontrarla aquí y hablar con ella.

 

Me parece que analizando bien la situación…sería bastante loco seguirla cuando salga del restaurante, eso ya sería otro nivel de espionaje; de hacerlo tendría que considerar visitar a un psicólogo ó psiquiatra.  Peor eh decidido que hoy es el día para actuar, así que sin pretexto alguno tengo que hablar con ella; tal vez y su rechazo directo es lo que me hace falta para olvidarme de esta estupidez que eh estado haciendo.

 

Entro al restaurante, la busco con la mirada; gracias a que hay poca gente, me es fácil encontrarla. Esta frente al mostrador  saboreando un helado, parece que espera una orden. Respiro hondo, camino hacia el mostrador.

 

-Buenas noches –dice la amable vendedora- Bienvenido a Jack in the Box ¿Qué desea ordenar? –pregunta

-Ammm….hummm –digo mirando la pizarra de opciones- El paquete clásico por favor –digo sonando normal, mientras que siento la mirada de Kelly sobre mi

-¿Su soda sabor cola está bien? –pregunta la chica

-Sí, claro –contesto

-Serian cincuenta y siete por favor –comenta la cajera

- Claro…-comento, busco mi cartera en el bolsillo de mi abrigo; no está- Un momento por favor..-digo a la chica

 

Busco en los bolsillos de mi pantalón, no está; desabotono mi abrigo y busco en mi saco, Eureka.

 

-Su orden estaría completa señorita –escucho que dice a mi lado

-Gracias –contesta Kelly

 

La veo de reojo, se está marchando.

 

-Sabe…-digo a la cajera- Parece que olvide mi cartera en el auto, voy por el efectivo; no tardo –agrego

-Mientras tanto cancelare la orden –dice la cajera

-Sí, está bien –contesto

 

A un paso acelerado y decente salgo del restaurante, veo a Kelly acomodando la bolsa de plástico dentro del compartimento de su moto. Camino hacia ella, respiro hondo; voltea a verme al notar mi presencia. Levanta la ceja al verme, su expresión es confusa.

 

-Hola…-es lo único que logro pronunciar

-¿Hola? ¿En serio? –dice irónica

-¿A qué te refieres? –contesto

-Me refiero a que después de tu teatro de no traer cartera y salir detrás de mi, lo único que se te ocurre decir es ¿“Hola”? –me mira fijamente

-Bueno, en verdad deje mi cartera en la camioneta –contesto

-Oh…te detuviste a comprar una hamburguesa y dejaste la cartera en el auto –dice asintiendo con la cabeza- Que listo –agrega

-Linda moto –comento

-Gracias –dice confundida

-Y… ¿Cómo has estado? –digo cambiando de tema

-Bien gracias –contesta seria

-Me da gusto…-contesto- El otro día en el hospital ¿Por qué actuaste como si no me conocieras? –digo directamente

-¿Acaso te conozco realmente? –dice frunciendo el ceño

-En el colegio y la fiesta de ultimo año supongo que nos conocimos un poco…-respondo

-Sí, bueno…yo creo que es todo lo contrario –contesta- Realmente nunca te conocí bien Zayn –agrega- Lo único que se de ti es que al parece duermes en una cama yal otro día desapareces –su voz suena con cierto coraje

-Te deje una nota –respondo

-Y con eso se soluciono mi vida –contesta

-¿Tu vida? –digo levantando una ceja- No pensé que una noche de sexo pudiera afectar la vida de alguien, pensé que ya lo habrías superado –comento, niega con la cabeza; suspira

-Adiós Zayn –contesta, esta por ponerse su casco

-No espera –doy un paso hacia enfrente, la tomo del brazo para detenerla- No te vayas –agrego- Vamos a hablar –comento

-Esas palabras me suenas tan familiares –contesta- Te hice caso y al otro día termine llorando en casa de tu mejor amigo donde había sido la fiesta -agrega

-Oh vamos, no seas así –comento- Deja recompensarte de aquel día, podremos conocernos bien; en plan de amigos -agrego

-No creo que eso sea necesario –comenta

-Vamos a donde tú quieras –contesto- No va a ser una cita, solo seremos dos amigos de la prepa platicando –agrego

-No estoy segura de que sea una buena idea –suena dudosa

-Haremos lo que tu digas, solo di que si y nos ponemos de acuerdo –comento

-El Domingo, a las diez de la mañana –contesta

-Vale, suena bien –respondo- ¿A dónde quieres ir? –pregunto

-Te veo en el Kensington –contesta

-Okey, de ahí nos vamos –respondo- Dame tu numero y te doy el mío para cualquier cambio de planes –agrego, suelto su brazo

-No creo que sea necesario –responde- Si hay algún cambio de planes, te enteraras el Domingo si te dejo plantado –agrega

-Eso sería muy desconsiderado de tu parte –respondo

-¿Y tú fuiste considerado conmigo? –dije levantando una ceja, suspira y niega con la cabeza- Te tengas buena noche…-concluye

 

Se pone el casco, sube a su moto y la veo salir del estacionamiento a una velocidad considerable. Suspiro, pongo mi mano sobre mi frente; soy tan torpe…Parece que Kelly no ah olvidado lo de aquella vez, pero me sorprende que haya aceptado a verme después.

 

No sé a dónde iremos ese día, pero confió en que será una buena mañana; en plan de amigos por supuesto. Tratare de compensar lo que paso hace tiempo, así borrare la mala imagen que tiene ella de mi y puede que se me olvide mi rara obsesión que tengo por ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...