Peligrosa Obsesion

La curiosidad mato al gato...recuerdenlo. Espero les guste, novela completamente original

26Me gustan
25Comentarios
2984Vistas
AA

4. Capitulo Dos

Capitulo Dos

 

Tomo un sorbo a mi taza de porcelana, el café está caliente aun pero su temperatura se siente excelente en mi garganta; el día está bastante fresco. Miro el reloj de mi muñeca, marca las ocho y media, ya tengo dos horas en la oficina; desde que llegue estoy trabajando.

 

Empecé mi día a las cuatro de la mañana, realmente no dormí muy bien; mi colchón de adolescente no es muy cómodo, estoy pensando en ir a una mueblería para comprar uno de excelente calidad como el que deje en Italia.

 

Llegue a la oficina a las seis de la mañana, gracias a que el personal llegue hasta las siete; tuve que buscar por mi cuenta unos documentos que necesitaba, buscar en una tonelada de folders me causo un tremendo estrés.

 

-Señor Malik…-dice Sharon entrando a la oficina

-Dígame…-respondo con la mirada fija en los papeles que tengo en mi mano

-Debería de ir tomando camino al hospital –responde

-Creo que todavía estoy a tiempo, falta más de una hora para eso –contesto, tomo un lápiz para hacer una anotación en la hoja que leo

-Kensington esta algo retirado de la empresa, también regularmente a estas horas hay algo de trafico por la gente que sale a trabajar ó los que llevan a sus hijos al colegio –contesta- Me parece conveniente que salga para allá con tiempo suficiente de sobra, por si acaso surge algo -agrega

-Gracias por la sugerencia, terminare de poner mis puntos de vista sobre estos informes y salgo para el hospital –contesto

-¿Algo que necesite señor? –pregunta amablemente

-Estoy bien, gracias –contesto

-Con permiso –dice ella

-Propio –respondo

 

Sigo en lo mío, necesito que este tipo de información este más detallado; hay cosas que no están en los informes y quiero saber. Hago mis anotaciones en cada informe, los números de la empresa se ven bien; pero no dice detalladamente que es lo que ah pasado para que hayan subido tanto los valores en el último mes.

 

Tomo un sorbo a mi taza de café, veo el reloj de mi muñeca; marca las nueve y media.

 

-Carajo…-digo en voz alta

 

Dejo los papeles sobre mi escritorio, me pongo de pie; tomo mi saco que cuelga del perchero. Me aseguro de tener lo que necesito en mis bolsillos, salgo de la oficina.

 

-Cuando regrese quiero lo que deje en mi escritorio así como esta –le digo a la asistente

-Si señor –responde ella- Se le hizo tarde –comenta

-Ya me di cuenta Sharon –digo caminando hacia el elevador

-Me llamo Carol –la escucho decir

 

No respondo, en este momento no me preocupa mucho si me equivoque con su nombre; lo importante es que seguramente llegare tarde al hospital y eso me hará quedar mal. Subo a la camioneta, salgo del estacionamiento; tomo la vía rápida.

 

Que en vez de “rápida” parece todo lo contrario, voy a vuelta de rueda; me siento desesperado. Tomo la salida a Kensington, la vía está un poco mas despejada; acelero lo mas prudentemente que puedo. El reloj del tablero marca las nueve cincuenta y cinco, el GPS dice que el hospital esta a quince minutos; no hay forma de que llegue a tiempo.

 

Bajo de la camioneta, camino a paso veloz; entro al hospital. Todo parece muy normal, gente enferma por todos lados; no parece que una inauguración haya sido retrasada, camino hacia la recepción de enfermería.

 

-Buenas tardes –dice una amable señora un poco mayor

-Buenas tardes –contesto algo agitado- Disculpe, usted podría decirme ¿Dónde es la inauguración de la nueva área de pediatría? –pregunto algo perdido

-Me temo que se ah equivocado de edificio, esta es el edificio de hospitalización  –responde- Sale de aquí, a su derecha está la torre de pediatría; el área que inauguración se encuentra en el cuarto piso –agrega

-Muchas gracias –respondo

-Por nada –dice sonriente la señora

 

Salgo de ahí, sigo las exactas instrucciones de la enfermera. Salgo del elevador, frente a mi hay varias personas en bata blanca; pero el único listón rojo que hay esta en el suelo, parece que no me esperaron para inaugurar la zona.

 

-Buenos días…-digo algo apenado- ¿Esta es la nueva área de pediatría? –agrego

-Buenos días, así es –responde un señor algo mayor- ¿Es usted algún reportero? –pregunta

-No…-contesto- Mi nombre es Zayn Malik, vengo en representación de mi padre –agrego

-Ohh, lo estábamos esperando –contesta-  Pero como se dará cuenta, tuvimos que proseguir sin usted –agrega- Una disculpa –concluye educadamente

-Yo soy quien debe disculparse –respondo- Mi día empezó algo ocupado y perdí la noción del tiempo con unos asuntos de la empresa –agrego

-Bueno, deje presentarme; Geof Eyre, director del hospital –dice el señor estirando su mano hacia mi

-Un placer –digo estirando mi mano, nos damos un masculino apretón de manos

-Lo mismo digo, es un gusto conocer al primogénito Malik –comenta- Su padre hablaba mucho de usted, en particular la última vez que vino; menciono que pronto visitaría Londres para hacerse cargo de los negocios familiares –agrega- Así que le pido que me acompañe por favor, para que pueda ver en que se ah invertido el dinero que nos proporciono s padre –dice sonriente

-Claro –respondo

-Hace unos meses empezó este plan de un área mas extensa para los niños, aparte del espacio también queríamos que fuera algo completamente equipado –dice mientras caminamos- En este piso se cuenta con todas las unidades especiales para cualquier enfermedad ó cuadro especial que necesite un niño, incluyendo Terapia intensiva y Cancerología –comenta- Previamente el hospital ya contaba con estas unidades, pero no específicamente enfocadas en los niños –agrega

 

Con forma avanzamos entramos a algunos cuartos, se da el tiempo para explicarme la función de cada uno de los aparatos en las habitaciones. Todo parece muy modernos y de alta cálida, incluso elegante. Entramos y salimos de cada área en el piso, la verdad es que me da cierto orgullo saber que gracias al dinero de la empresa se ah podido lograr algo así; muchos niños serán atendidos de la mejor forma posible.

 

-¿Qué le pareció señor Malik? –dice Geof deteniéndose

-Es bastante increíble –contesto- Honestamente me alegra que el dinero se use con fines tan increíbles –agrego

-Me da gusto –dice Geof sonriente- ¿Tiene alguna duda? –pregunta

-En cuanto a los aparatos, ninguna –respondo- Pero, por logia; supongo que los doctores y enfermeras que estén en este piso estarán especializados de la misma forma que los aparatos –agrego

-Mas que especializados, puede estar seguro que solo los mejores médicos y personal de enfermería trabajaran en esta área –dice sonriente

-Es bueno saberlo –contesto

-Incluso eh de comentarle que la directora de pediatría estará especialmente a cargo de esta área, también se encuentra en urgencias generales; pero es una de las mejores doctoras que tienen el Kensington –responde- De hecho deje presentársela, me parece haberla visto hace un rato –agrega

-Okey –contesto

 

Caminamos un poco en silencio, pasamos frente a las misma puertas de hace un rato.

 

-Mire ahí esta –dice Geof señalando a mi izquierda

 

Volteo, veo a una mujer en bata blanca; bastante alta, me enseña su espalda. Su cabello esta amarrado en un chongo mal hecho, junto a ella se encuentran unas enfermeras; parece que platican entretenidamente.

 

-Doctora Kelly…-dice Geof alzando la voz, la mujer se da la media vuelta

 

Esos ojos avellana captan mi atención al cien, no usa ni gota de maquillaje; pero es inconfundible, siento mi corazón acelerarse. Ella camina hacia nosotros, parece muy tranquila; guarda sus manos en los bolsillos de su bata blanca. No puede ser posible, ahora entiendo porque usaba la bata blanca aquella vez que la vi en el semáforo el otro día; es doctora y precisamente tenía que verla aquí, frente a frente.

 

-Geof… ¿Qué sucede? –dice ella refiriéndose al hombre canoso a mi lado, fija su mirada en él y parece que a mí no me conociera

-Quería presentarte al señor Malik –responde el- La empresa de su papá es quien aporto el capital para este proyecto –agrega

-Es el culpable porque la inauguración se retraso tanto…-dice ella, voltea a verme

-Algo así…-dice Geof risueño

-Tenia cosas importantes que hacer, no llegue tarde a propósito –las palabras salen de mi boca sin pensarlo

-Claro, lógicamente –dice ella seria

-Señor Malik, le presento a la doctora Kelly Jackman –dice Geof educadamente- Doctora Kelly, le presento a Zayn Malik –agrega

-Mucho gusto señor –responde ella mirandome a los ojos

-Me temo que ya nos conocíamos –contesto, fijo mi mirada con la suya

-¿Es eso cierto? –dice Geof sorprendido

-No…me temo que no –dice ella completamente seria- Creo que el señor Malik me está confundiendo –agrego

-Sí, bueno…yo estoy completamente seguro de que la conozco muy bien –respondo, levanto una ceja y una sonrisa involuntaria se marca en mi rostro

-Me parece que usted está equivocado, jamás lo había visto en mi vida –dice segura de sus palabras- Ahora si me disculpan, tengo que retirarme –agrega- Nos vemos mas tarde Geof –dice mirando al hombre junto a mi

-Hasta luego doctora –contesto yo

-Nos vemos –responde ella evitando mirarme

 

La veo caminar de regreso a donde estaba, se despide de las enfermeras y camina hacia el elevador que se encuentra al final del pasillo. Escucho a Geof hablar, pero no le prestó atención; sigo atento a Kelly. Entra al elevador, antes de que cierren las puertas de la caja metálica; puedo ver que tiene la mirada agachada.

 

-¿Siempre es tan malhumorada la doctora? –digo de repente

-¿Kelly? –dice Geof levantando una ceja- En lo absoluto, es una verdadera pera en dulce –responde

-A mi no me parece así –contesto

-Eh de decirle que me sorprendió su carácter hace un momento –comenta- Pero trato de entenderle, ayer era su día libre y tuvo que venir a  trabajar por una emergencia; permaneció aquí hasta que el paciente se estabilizo, eso paso a las ocho de la mañana de hoy –agrega

-¿Así que regresa mas tarde a trabajar hoy? –pregunto

-Así es –responde

-¿A qué hora entra? –digo curioso

-No tiene una hora de entrada, por lo regular siempre viene por alguna emergencia –contesta- Pero seguro sale a las once de la noche, claro que si se presenta una emergencia tiene que regresar -agrega

-Wow…que aguante –comento

-Por eso le digo que es una de las mejores del hospital –dice Geof

 

No pude evitar preguntarle algunos detalles de Kelly, la verdad es que no puedo creer que trabaje aquí; tampoco entiendo porque es que negó conocerme. Acaso ¿Tan mal recuerdo tiene de mi?

 

Suspiro, no puedo culparla después de que le prometí mil cosas igual que a muchas solo para acostarme con ella. A diferencia que las otras no significaron nada para mí y ella sí, gracias a que me sentí tan mal por lo que había hecho fue que decidí irme de Londres para cambiar.

 

Todo el día eh querido trabajar pero simplemente no puedo, esa visita al hospital no salió nada bien. Salgo de la oficina, tengo un terrible dolor de cabeza; me siento fatal. Manejo por la ciudad, termino estacionándome en frente al mismo parque de ayer; la verdad es que los pocos minutos que estuve aquí ayer, me hicieron sentir muy bien y olvidar mi estrés; espero que hoy el aire libre y el parque tengan el mimo efecto.

 

Camino por el camino de cemento, mi andar me lleva a la misma banca que ayer. Guardo mis manos en los bolsillos,  reclino la cabeza hacia atrás; cierro los ojos, suspiro. Me siento raro, no sé qué demonios me sucede; mi estancia en Londres no va como lo esperaba.

 

Siento una vibración en mi bolsillo, resoplo; tomo mi móvil, me acomodo en la banca. Veo la pantalla, es un número desconocido; resoplo y contesto.

 

{Llamada}

 

-¿Diga? –respondo

-Hola Zayn ¿Cómo estás? –dice una voz masculina- Habla Harry –agrega, con razón su voz sonaba familiar

-Oh, bien gracias –contesto- ¿Y tú qué tal? –agrego

-Muy bien –responde- ¿Por qué no fuiste a la reunión de Liam ayer? –pregunta

-Tuve mucho trabajo -contesto

-Oh, entiendo –responde- La verdad es que esperábamos verte –agrega- De hecho, llamaba para decirte que el Viernes nos reuniremos en mi casa sin motivo aparente –comenta- No sé si pudieras ir –concluye

-La verdad es que no estaría mal –contesto sinceramente- ¿A qué hora? –agrego

-A eso de las seis más o menos –contesta

-Excelente, mándame tu dirección en un texto y ahí nos vemos –respondo

-Vale amigo, me dará gusto que estemos de nuevo los cinco en un mismo lugar; será épico –comenta

-A mi también me dará gusto, lamentablemente tengo que dejarte; tengo cosas que hacer –respondo

-Sí, no te preocupes –dice el tranquilo- ¿Nos vemos el Viernes entonces? –agrega

-Por supuesto –contesto

-Vale, nos vemos entonces –concluye

-Nos vemos, chao –respondo

 

{Fin llamada}

 

Guardo mi móvil en mi bolsillo, siento mi estomago rugir; son las siete de la noche y lo único que eh comido ah sido ese café de la mañana. Me levanto de mi asiento, camino hacia la camioneta.

 

-Zayn…-escucho una voz aguda gritar

 

Volteo hacia atrás, la melena de rizos me hace sonreír; esa pequeña es bastante curiosa, hoy lleva un tutu puesto.

 

-Hola…-respondo con una sonrisa

-¿Juegas pelota conmigo? –pregunta sonriente

-Tengo que irme –contesto- Pero tal vez la próxima vez –agrego

-¿Es un trato? –dice levantando una ceja

-Lo es –respondo

-Nos vemos entonces –su sonrisa muestra sus blancos y alineados dientes

-Adios –digo risueño

 

La veo correr hacia el otro lado del parque, sus rizos rebotan y rebotan con su andar; parece que tengo una nueva amiga en Londres, esta pequeña me provoco una enorme sonrisa de nuevo.

 

Subo a la camioneta, comienzo a manejar; la noche ah caído, parece que eh avanzado sin fijarme a donde iba. La maldita idea de Kelly en mi cabeza me ah traicionado, estoy entrando al estacionamiento del hospital. Pienso en bajar de la camioneta y entrar a buscarla, pero no…lo mejor será que nos encontremos “casualmente” para poder hablar bien y que ella no piense que de alguna forma me afecto su “No nos conocemos”.

 

-Pero que idiota…-me digo a mi mismo

 

No tengo por qué estar aquí, ella es una chica que deje en el pasado hace mucho y así es como debe de seguir. Pongo en marcha la camioneta, avanzo por el estacionamiento; me detengo frente a la entrada de emergencias. La veo salir, gracias a las luces del hospital es que a pesar de la noche se ve increíblemente bonita.

 

Pasa frente a la camioneta, camina con la mirada fija hacia enfrente; usa una chamarra de cuero color negro, sus pantalones de mezclilla totalmente pegados a sus piernas.  La veo detenerse junto a una moto deportiva color rojo, la observo detalladamente; tal vez debería de bajarme para hablarle.

 

Un carro detrás de mi comienza a silbar su claxon, tengo que avanzar. Lo mejor será irme, no debería de haber venido en primer lugar. Aunque podría esperar afuera del hospital, esperar a que salga y seguirla. Niego con la cabeza, ni siquiera se en que auto se va; ó si tal vez alguien le dará un aventón a su casa en esa moto roja.

 

Mejor me voy a casa, necesito descansar; no cabe duda que le estoy dando mucha importancia a algo que de verdad no interesa.

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...