El Contrato

Si un chico de ensueño te propone fingir una relacion... ¿Aceptarias? Es una historia diferente, la historia es bastante interesante y con mucho drama. Personalmente es una de mis historias favoritas, espero les guste; novela completamente original,

56Me gustan
87Comentarios
27744Vistas
AA

39. Cp - 36

Capitulo Treinta y Seis

 

 

-Ahorita vengo…-dice Louis poniéndose de pie- ¿Necesitas algo? –pregunta atento

-No, gracias –contesto educadamente

 

Se pone su chamarra de mezclilla, sale de la habitación dejándome sola; suspiro. Me siento algo cansada y fastidiada de estar encerrada dentro estas cuatro paredes, lo bueno es que mañana me iré a casa y podre ser libre; aunque no tan literalmente, aun tengo que guardar reposo hasta mi próxima cita prenatal.

 

Eh de contarles que estoy bien, afortunadamente ya no hay señas de contracciones; parece que mi cuerpo entendió que los bebes deben de seguir creciendo un poco mas antes de nacer.

 

Y efectivamente, en el ultrasonido de ayer vi a los gemelos un poco mas grandes; pude distinguir los deditos de sus manos y pies, aunque su sexo sigue siendo una incógnita.

 

Me duele un poco mi cadera de tanto estar acostada, así que hago algo de esfuerzo con los brazos para levantarme; me pongo de pie, el suelo se siente algo frio pero de alguna forma me agrada. Tomo el perchero del suero, lo arrastro para caminar hacia la ventana, el día se ve precioso y el estacionamiento sigue lleno de fotógrafos y fans; agradezco el apoyo de las directioners por estar aquí todos los días todo el día sosteniendo sus carteles, pero los vendidos fotógrafos son una molestia en verdad.

 

Insisten en molestar a todos los que vienen a visitarme, la pobre Jay ha tenido que salir rodeada de miembros de seguridad para que pueda caminar a su auto los días que ah venido. También vino Stuart a verme, al igual que Jasón; los amigos de Louis no se han presentado aquí aunque ya están de regreso en Londres, pero parece que no vienen por su seguridad debido a tanta gente que hay en la entrada.

 

Zayn dijo que vendría en cuanto encontrara una manera de entrar y pasar desapercibido, ojala y lo logre. Aunque de cualquier forma ah estado al pendiente de mi, todos los días nos escribimos; eh de admitirles que sus textos siempre me sacan una sonrisa.

 

Se han de preguntar como están las cosas entre Louis y yo, bueno…todo sigue igual. A pesar de que estamos solos la mayoría del tiempo, no hablamos; lo que literalmente hago es ignorarlo como si no estuviera aquí. El sale un par de veces de la habitación, por su desayuno, comida y cena; podría pedirle al de seguridad que esta fuera de la puerta que le traiga lo que él quiera pero prefiere ir él.

 

Supongo que para alejarse de mí, aunque aprovecha para pasar caminando en el lobby del hospital y así todas las fans se alocan  y gritan hasta cansarse cuando lo ven. Como ahora mismo, los gritos de las fans hacen que vibren los vidrios de mi habitación a pesar de que estoy en un piso alto.

 

Me alejo de la ventana, camino de un lado a otro en la habitación; afortunadamente no se ah sabido en que habitación estoy y puedo pasearme en el cuarto con las persianas abiertas sin sabiendo que nadie me estará viendo. Miro por la ventana, una mariposa se ah posado en el cristal; sonrió.

 

Detrás de mi escucho la puerta abrirse,  Louis ah regresado.

 

-Disculpa la tardanza…-reconozco la voz

 

Parece que los gemelos también lo reconocen, se mueven en respuesta a esa corta frase que acabo de escuchar; doy la media vuelta, veo a Zayn sonriente escondiendo las manos detrás de su espalda.

 

-Hola –digo con una enorme y genuina risa

-No sabes las ganas que tenia de verte –responde, camina hacia mí escondiendo sus manos aun

-Y yo de verte a ti –contesto, doy un par de pasos arrastrando mi suero

-Parece que esos pequeños han crecido bastante desde la última vez que te vi –detiene su paso quedando a centímetros de mi- Te traje esto…-agrega, estira sus manos hacia mi; sostiene un lindo ramo de rosas blancas

-Oh...gracias –mi sorpresa en evidente- No era necesario –agrego, tomo las flores

-Quería darte un pequeño detalle –sonríe

-¿Puedo darte un abrazo? –digo de repente sin pensarlo

-Si…-tartamudea- Claro –sonríe

 

Dejo el ramo de flores sobre el sofá junto a mí, me acerco más a él; sonrió. Zayn me envuelve en sus brazos, rodeando mi torso con sus músculos. Le respondo el abrazo que yo sugerí, recargo mi cabeza en su hombro; suspiro, cierro mis ojos.

 

-Disculpa si esto es un poco extraño…-comento- Pero me dieron ganas de abrazarte, de alguna manera me das seguridad –agrego

-No tienes porque disculparte –contesta- Varias veces te eh dicho que puedes confiar en mí, que lo que necesites yo estaré para apoyarte; me alegra que lo tengas en cuenta y que te de seguridad –agrega

 

Rompemos el abrazo, le sonrió; me sonríe de vuelta.

 

-Ya te salude a ti, ahora tengo que saludar a esos traviesos ó traviesas que tanta lata te dan –dice dulcemente mirando mi vientre- Hola peques…-agrega, posa ambas manos sobre mi crecido vientre- Wow…sentí sus pies…-su cara de sorpresa es única

-En estos días es más fácil distinguir lo que mueven –contesto

-Creo les caigo bien –responde

-Yo diría que sí –comento- Las veces que hablamos por teléfono se movían, tal vez reconocían tu voz a través de mi –agrego

-¿En verdad? –pregunta sonriente

-Cuando hablaste hace un momento, se movieron al escuchar tu voz -sonrió

-Parece que entonces me llevare bien con ellos –comenta

-Ahora que estas aquí…entiendo los gritos de hace un rato –digo cambiando de tema

-Oh si…allá abajo es un caos –contesta- ¿no deberías de ponerte sandalias ó algo? –comenta de repente- Vas a resfriarte por estar descalza, el suelo ah de estar frio –agrega

-Solo me puse de pie un momento para descansar de estar acostada –respondo- Vamos a sentarnos –agrego, doy un par de pasos hacia la cama- ¿Cómo fue que lograste caminar entre las fans para entrar al hospital? –le pregunto, me siento a orillas del colchón

-Simplemente camine sin levantar la vista, al principio pase desapercibido; pero eventualmente una de ellas de reconoció –toma asiento junto a mi- ¿Por qué esa sonrisa? –pregunta curioso

-Es por ti –respondo- Tenerte aquí es bastante lindo, esta mañana que hablamos no dijiste que vendrías –agrego

-Es que planeaba verte hasta mañana que te dieran de alta, pensaba en irte a visitar a tu casa –contesta- Pero después de que hablamos recibí un texto de mi hermana, me invito a su casa a comer mañana y no pude decirle que no –agrega- Así que me olvide de las dificultades en la entrada y decidí venir espontáneamente, pase por la florería y aquí estoy –sonríe

 

Continuamos platicando, de todo un poco. A pesar de que diariamente hemos hablado por textos, parece que tenemos mucho de que platicar. Rio con él, es bastante amena su compañía. Acaricia mi vientre de vez en vez provocando que los gemelos se muevan, hace comentarios bastante dulces; es un chico maravilloso sin duda alguna.

 

Entre risas, puedo escuchar el ruido de la puerta; giro un poco la cabeza, es Louis que viene en compañía de Simon Cowell…el lindo autor de la idea del “contrato”. Louis parece algo confundido, enojado por la presencia de Zayn; Simon es todo un hipócrita fingiendo una sonrisa.

 

-Buenas tardes Kendra –dice Simon, suena increíblemente falso

-Buenas tardes –contesto seria, Zayn se pone de pie

-Pensé que habíamos quedado en que era mejor no visitar a Kendra debido a la cantidad de fans y reporteros en la entrada…-comenta Simon

-Sí, bueno…aquí estoy de cualquier forma; quería ver a Kendra –responde Zayn tranquilamente

-Pues ya la viste- dice Louis frunciendo el ceño- Tienes que irte… - cruza sus brazos frente a su pecho- Vamos a hablar de negocios y preferiría que no estuvieras presente -agrega algo grosero- Deberías de aprovechar que los guardaespaldas de Simon están afuera y te pueden acompañar a tu auto –comenta bastante serio

-Puedes quedarte si quieres –contesto- De cualquier forma sabes que todo entre Louis y yo es falso –volteo a ver a Louis, parece muy molesto

-No, está bien –responde Zayn- Los dejo hablar, de cualquier forma ya estuvimos un rato juntos y esos minutos valieron la pena –agrega mirandome tiernamente

 

Zayn me sonríe; se agacha para acariciar mi vientre una última vez. Me abraza efusivamente, le respondo el abrazo.

 

-Cuídate, te quiero –susurra en mi oído

-Y yo a ti…-respondo

 

Rompemos el abrazo, me mira a los ojos y sonríe; le sonrió de vuelta. Se despide de Simon con un “Hasta luego”, pero no dice una sola palabra a Louis; me pongo de pie, lo veo salir de la habitación, cierra la puerta.

 

-¿Cómo te sientes Kendra? –dice Simon con una sonrisa falsa

-Bien, gracias –respondo tajantemente

-¿Qué tal tus hijos? –pregunta serio

-Increíble –digo seria, veo a Louis tomar asiento en el sofá

-Bueno, dejando la amabilidad a un lado; es hora de hablar de negocios –dice Simon serio

-Escucho…-contesto

-El motivo de mi visita es para darte los detalles de lo que sigue en tu trabajo –responde- La verdad es que es algo muy sencillo, ya empecé a filtrar rumores en la prensa de un compromiso entre tú y Louis –agrega- Ya le entregue a él tu anillo de compromiso que usaras, es de un increíble gusto y bastante llamativo; digno de tu categoría y para que se crea el amor entre ustedes dos –dice mirando a Louis, quien fija la mirada en el televisor- Tienes que usar el anillo mañana, para que al salir del hospital todos lo vean; se armara algo de alboroto y más tarde se enviara un comunicado a la prensa confirmando que efectivamente Louis te pidió matrimonio mientras estabas hospitalizada; que los planes de la boda empezaran una vez que nazcan sus hijos y listo –levanta sus hombros

-No quiero sonar grosera…-respondo- Pero creo que no te has dado cuenta que llevo una semana encerrada entre cuatro paredes mientras que sueros y sueros entran por mi vena, me siento algo estresada y lo último que quiero es un alboroto mañana que salga del hospital –agrego- En pocas palabras, no quiero una sola alma esperando en la entrada mañana que me den de alta –comento seria

-Entiendo que te has de sentir algo nerviosa y cansada, pero tú debes de entender que lamentablemente no estás en muy buena posición en este contrato y solo te toca seguir ordenes –dice Simon- No vine hasta acá a pedir tu opinión al respecto, solo vine a explicarte que es lo que vas a hacer mañana; usar un lindo anillo en tu dedo y será todo –comenta muy tranquilo

 

Estoy por responderle pero se escuchan unos golpes en la puerta, Louis grita un “adelante”; entra la enfermera de siempre con una enorme sonrisa, cierra la puerta y camina hacia mí.

 

-Hola Kendra –me dice educadamente- Vengo a revisar tus signos vitales antes de que comas para entregarle el reporte a la doctora –agrega, respondo asintiendo con la cabeza- Recuéstate por favor –comenta, le hago caso

-Bueno, ya vi que estas muy bien así que yo paso a retirarme –dice Simon, no le contesto- Que sigas bien, espero verte pronto y sé que seguirás mis consejos –agrega refiriéndose al compromiso, enfoco la mirada en lo que está haciendo la enfermera- Acompáñame a la salida Louis –dice muy autoritario

 

Louis no responde, lo veo; se levanta del sofá y obedece a Simon sin protesta alguna, salen de la habitación dejándome a solas con la enfermera. Ella sigue en lo suyo, pone un estetoscopio prenatal sobre mi vientre para escuchar a los gemelos.

 

-Bueno Kendra, estas en un excelente estado –comenta, se incorpora- Tu presión sanguínea esta estable, tu ritmo cardiaco esta algo alterado pero pueden ser nervios así que tienes que relajarte; los gemelos suenas increíbles así que podrás irte a casa mañana como estaba planeado –sonríe

-Excelente –digo con una sonrisa

-Pero con restricciones y cuidados que deberás de seguir al pie de la letra para evitar que regresen tus contracciones antes de tiempo –comenta

-Prometo que hare lo necesario para no tener más complicaciones, no quiero visitar el hospital de nuevo tan pronto –respondo, me sonríe

-Yo paso a retirarme, en un momento ya traerán tu comida –comenta

-Gracias –respondo

-Por nada –contesta

 

Sale de la habitación, resoplo; maldito Simon. Solo vino a arruinar mi día, si no hubiera venido; seguramente seguiría platicando con Zayn disfrutando de su compañía. Creo que es la única visita agradable del día de hoy, porque Louis y Simon solo me estresaron; estrés que fue bastante evidente en el palpitar de mi corazón.

 

Se abre la puerta, entre una señorita cargando una charola metálica con mi comida; me sonríe y amablemente se ofrece a acercarme la mesa  movible, le agradezco.  Antes de que se vaya, le pido que ponga el ramo de flores en la mesita que esta junto a mi; quiero tener el presente de Zayn cerca de mí.

 

De nuevo me quedo sola en la habitación, termino mi comida unos minutos después; muevo la mesa a un lado. Estiro mi brazo para tomar mi móvil que quedo bajo al ramo de rosas blancas, entro a la bandeja de mensajes; abro mi conversación con Zayn y escribo…

 

Contacto: Zayn

Mensaje: Quiero agradecerte tu linda visita y una vez más por las flores, cada que vea esas rosas blancas te recordare. También quiero disculparme por el horrible comportamiento de Louis, lo hubieses ignorado; de cualquier forma su opinión no importa. Te quiero, espero verte pronto de nuevo; besos

 

Envió el mensaje, dejo el móvil junto a las rosas. Se abre la puerta de la habitación, entra Louis; fija su mirada en mi, parece molesto. Era de esperarse, seguramente tardo en regresar porque Simon lo estaba aconsejando.

 

-Mañana nos estará esperando Paul y algunos otros elementos de seguridad en la entrada –comenta serio

-Como sea está bien –respondo indiferente

-¿Y esas rosas? –pregunta caminando hacia mi

-Me las regalaron –contesto sin dar detalles

-¿Quién? –pregunta

-Alguien…alguien que tuvo el detalle de traerme ese lindo ramo para levantarme el ánimo –respondo, el suspira

-Este es el anillo –estira su mano sosteniendo una caja color negro con letras doradas que forman la palabra “Cartier”- Espero y te quede, y te guste…-murmura- Yo lo escogí –comenta

-Puedes dejarlo junto a las rosas –contesto mirando fijamente la televisión

-¿No vas a mirarlo? –pregunta, suena confundido

-No tiene que gustarme, Simon dejo en claro que mi opinión no importa –digo levantando los hombros

-Bueno…pero lo veras todos los días en tu dedo, es importante que te sientas cómoda usándolo –contesta muy tranquilo- Si lo vez ahorita y no te gusta ó no te queda, puedo ir a cambiarlo –agrega

-Lo usare contra mi voluntad así que mi gusto es irrelevante –lo miro, su expresión cambia radicalmente a molesto

-Cierto –deja caer la caja en la mesa junto a las flores- En general tu eres irrelevante, no solo tu gusto –agrega con coraje

-Lo mismo digo de ti –contesto con una sonrisa irónica

-No quiero volver a encontrarte a solas con Zayn –dice de repente

-No me importa lo que tu quieras –contesto seria

-Eres mi novia, la madre de mis hijos y debes de obedecerme –sus mejillas enrojecen de coraje

-Estas en un grave error –respondo- Soy tu empleada, no tu novia; recuerda que todo entre nosotros es falso –agrego- Soy la madre de mis hijos, te recuerdo que decidiste que no te interesaba saber de ellos terminando el contrato –comento- Y por último, lamento decirte que la gente no siempre hace lo que uno quiere así que ignorare tus palabras y veré a Zayn cuantas veces quiera y cuando pueda –concluyo decidida

-Tienes que seguir mis órdenes mientras siga el contrato –responde serio

-En eso tienes un poco de razón –contesto- Pero terminando el contrato me olvidare de ti y tus estúpidas ordenes –agrego

-Y entonces pues hacer lo que quieras con tus hijos y tu enamoradito –sus ojos parecen cristalinos, se corta su voz

-Exactamente…-digo con cierto dolor en el pecho al ver su mirada llena de lagrimas

 

Separa sus labios, parece que dirá algo pero creo que se arrepiente; cierra sus ojos, da la media vuelta y sale de la habitación. Suspiro al quedarme sola, siento un horrible hueco en el pecho.

 

Frente a él pude haberme portado muy dura, pero en realidad me duele que se está acabando el tiempo y lo nuestro simplemente no tenga rescate. A Zayn lo quiero porque me ah demostrado su apoyo y es un gran chico, pero solo somos amigos.

 

Estiro mi brazo, tomo la pequeña caja negra; la abro. Un precioso diamante en forma de corazón destella, lo saco de la cajita; es bastante lindo. Me lo pongo, encaja perfectamente en mi dedo y no se ve nada mal; los gemelos se mueven. Acaricio mi vientre, escucho ruidos en la puerta.

 

Me quito el anillo, lo guardo en la caja y la dejo donde estaba. Se abre la puerta, me recuesto de lado dándole la espalda a la entrada. Cierro los ojos, percibo el aroma de la loción de Louis; escucho sus pasos cerca de mí, la sombra de su cuerpo cubre el sol de mi rostro.

 

Siento una cobija caer suavemente sobre mí, lo escucho caminar en la habitación. Suspiro, me siento bastante confundida; se que digo que no lo quiero más, pero mi mamá tiene razón cuando dice que me engaño a mí misma.

 

Ahora con esto del compromiso quisiera que fuera cierto, que Louis me hubiese dado el anillo en una linda cena ó de alguna forma romántica donde demostrara lo mucho que me quiere; pero eso es un sueño muy imposible. El ah comprado este lindo anillo y me lo entrego por ordenes de Simon, terminando el contrato es una joya que tendré que regresa porque no tiene ningún significado real.

 

Una lagrima se me escapa y resbala por mi mejilla, ya quiero que termine esto; así podre alejarme de Louis y tal vez con la distancia y sin volver a verlo podre dejar atrás estos estúpidos sentimientos que parecen aparecer cada vez que lo veo.

 

 

 

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...